sábado, 6 de enero de 2018

¿Im Your Destiny? - Cap 58


-Vaya, algo verdaderamente malo tuvo que haber pasado para que estés despierto a estas horas.

Drew ladeo la cabeza y miró sobre su hombro, en cuanto aquella declaración rompió el silencio de la cocina. Luego y tras notar que se trataba de su melliza, simplemente siguió sirviéndose jugo de naranja en un pequeño vaso de cristal.

Amaba a su hermana, pero tenia que aceptar que no estaba de humor para sus ya comunes bromas sarcásticas. Su noche no había sido nada fácil. La jaqueca infernal seguía ahí, justo igual que su jodida ansiedad. Tratar de olvidar el desenlace de la que se suponía seria una de las mejores noches de su vida era imposible. Lo había hecho, había dejado salir el mayor de sus penas y aun no era capaz de descubrir si aquello era bueno o malo.

El comportamiento de Destiny había sido impasible. Ella solo se había quedado ahí, quieta como una esfinge, sin mencionar absolutamente nada, y eso no hacia mas que poner sus nervios a un nivel intolerable. Cerrando los ojos con fuerza y alzando el vaso lleno de jugo hacia sus labios, recordó las palabras que la chica que amaba había mencionado al despedirse. Ella había musitado un sereno "Nada a cambiado, sigues siendo el dueño de mi corazón" antes de bajar de la camioneta, después simplemente se había inclinado hasta poder besar sus labios.

"Ella te ama, ella jamas te dejará", se repitió por millonésima vez dentro de su cabeza. Aquella era la realidad y tenia que comenzar a creer en ella.

-Estoy comenzando a asustarme ¿Esta todo bien?

Volviendo en si, abrió los ojos y sin decir alguna palabra le dio la cara a su hermana. Amanda llevaba ropa deportiva, lo cual explicaba el por que su piel tenia pequeñas gotas de sudor.

Se quedo en silencio un tiempo, simplemente observando aquel rostro tan parecido al suyo. La relación con su melliza seguía siendo un tanto difícil. Mandy seguía sin perdonarle el haberse marchado meses atrás, pero aun así ella estaba ahí, mirándolo con una expresión seria y sumamente alarmante.

Sonrió torcidamente tras aquel ultimo detalle. Tal vez aun tenia esperanza, tal vez su hermana aun lo amaba.

-Solo madrugue....-Siguió bebiendo de su vaso al contestar-...No se que hay de raro en eso.
-Son las siete de la mañana,  Drew...-Sin dejar su recelo, Mandy camino lentamente hacia la nevara y saco una botella de agua-...Por lo regular duermes hasta el medio día los fines de semana.
-Hoy hice una pequeña excepción, después de todo tengo algunas cosas que hacer.
-¿Sabes?, eres una mierda mintiendo. Te recuerdo que soy tu melliza, se cuando estas mal.
-¿Eso quiere decir que nuestro lazo de hermanos sigue con vida?
-Eso creo.
-Te eche de menos...-Aquello salio de la boca de Drew por voluntad propia-...Cuando me marche yo...
-Basta...-Amanda alejo la vista de su hermano y negó un par de veces conforme la daba un trago al bote de plástico que sostenía. No estaba dispuesta a caer en sus redes-....No me interesa escucharlo.
-Mandy por favor ....
-Te acababa de recuperar....-Maldijo por dentro sin alejar la vista del suelo-....Tenia poco tiempo de volver a tener conmigo a mi otra mitad y luego tu....Tu simplemente decidiste por todos y te fuiste.
-Necesitaba hacerlo,  gracias a eso estoy aquí de nuevo....-Arriesgándose, dio un par de pasos hacia ella-...No habría durado mucho Mandy, era una jodida bomba de tiempo....Necesitarme marcharme, solo así volvería limpio y con la frente en alto.
-Bueno, yo te necesitaba a ti y ¿Sabes?, no solo era yo. Mamá lloraba en su habitacion todas las noches mientras le decía a papá que jamas podria llegar a ser una buena madre,  y Dest, Destiny prácticamente se volvió loca...-Aclaró su garganta en cuanto sintió como el sentimentalismo amenazaba con hacer de las suyas. No iba a romperse-....Ella no hacia mas que mirar hacia un punto fijo en la habitacion, no comía, no hablaba. Tardo mas de un mes en poder sostenerme la mirada, luego y cuando lo hizo ella no trasmitía mas que odio y dolor....Ella me abandono, ella me hizo a un lado porque cada vez  que miraba mis ojos te recordaba....Fui testigo de como mi mejor amiga moría día tras día, de como nuestra relación con los Jonas se desvanecía como la niebla , ¿Y sabes que era lo peor? Lo pero era saber que si no hubiera sido por mi nada de eso habría pasado.
-Espera ¿Que?....-No pudo evitar tensarse de pies a cabeza ¿Ella se estaba culpando por todo lo sucedido?-....¿Crees que es tu culpa?
-No lo creo, se que lo es.
-¿De que estas hablando? Nada de lo que dices tiene sentido.
-Si yo hubiera obedecido la noche de mi ataque toda esta mierda jamas habría pasado....-Amanda negó para si misma llena de arrepentimiento-...De haberte escuchado seriamos una familia normal, yo soy la causante de todo esto.
-Estas demente, por supuesto que tu no.....
-¡Destruí tu vida!...-Ambos cruzaron sus miradas color esmeralda tras el grito. Ella simplemente contuvo una pequeña risa llena de ironía-...Mis caprichos te echaron a los lobos, ¡Mierda Drew! Destruí tu futuro y con ello destruí el de los demás ¡Todo esto es una puta cadena de eventos lamentables!
-Aun así, nada es tu culpa...-Al verla comenzar a derramar lagrimas, no hizo mas que acercarse hasta poder tomar su mano-.....¿Sabes? Dest me enseño algo sumamente valioso y eso es que no somos responsables de los actos de los demás. Tu no ocasionaste que ese jodido hijo de puta quisiera propasarse contigo, tu no me obligaste a golpearlo hasta casi asesinarlo, tu no hiciste que papá tomara la decisión de enviarme lejos. Cada quien tomó sus decisiones y vivió con sus consecuencias Mandy.
-Eso no..
-¡Es suficiente! Tu no arruinaste mi futiro ¿De acuerdo?. Eres mi única hermana, daría mi vida por ti, así que lo volvería hacer. Volvería a masacrar a ese asqueroso malnacido solo para vengarte y no, no seria tu culpa.
-Perdiste a Dest gracias a las consecuencias de mis actos y eso es algo que jamas me podre perdonar sin importar lo que digas....-Sin ceder a sus pensamientos, siguió torturándose a si misma-....Ella te amaba al grado de dar su vida por ti y tu la amabas al grado de alejarte para no dañarla.
-El único culpable en la perdida de Dest soy yo, Amanda....-Habló con toda la sinceridad del mundo y sin soltarla-...No supe como reaccionar, había tanto odio en mi que no podía amar a los demás, pero todo ha cambiado ahora. Soy alguien nuevo. Trabajo día a día en cada pequeño aspecto en mi solo...Solo para poder ser capaz de llegar a merecerla.

Mandy tenso sus facciones en cuanto asimilo aquella confesión, después simplemente se alejo de su mellizo y lo miró llena de estupefacción. ¿Aquello significaba que...?

-¿Aun piensas en ella?
-Dest es dueña de todo lo que soy....-Dejo ir su corazón. La declaración le brindaría un poco de paz a su hermana, y sin duda alguna él también-...Jamas podre dejar de amarla.
-Pero ¿Que hay de la chica con la que sales? ¿Cual era su nombre?...-Mandy trono los dedos al tratar de recordar el dato-....Carmi, oh no no ¡Clarie!
-Ella es hermosa y especial, pero simplemente no es Dest.
-¿Entonces solo sales con ella por diversión?
- De hecho no salgo con ella, al menos no mas....-Drew sonrió modestamente. La alegría contenida en el rostro de su melliza era sumamente contagiosa-... Debo de dejar de mentirme a mi mismo, solo deseo a Destiny en mi vida, así que voy a recuperarla.
-¿Esta es la razón por la cual estas preocupado?
-En parte, sin duda alguna es el motivo mas importante.
-¿Has hablado con ella?
-No, no convivimos demasiado desde mi regreso...-Aparentando dolor, se cruzo de brazos y contuvo una devil risa-....Ademas, ella esta....Tu sabes, saliendo con alguien.
-Eso es cierto, ella esta con Zett ahora y.....-La voz se fue de la garganta de Amanda al recordar un pequeño detalle-...¡Mierda! De haber sabido todo esto jamas le habría dado esos condones.

Aquella expresión alarmada habría hecho reír a Drew en otras ocasiones, pero en ese momento ocasiono todo lo contrario.

Cada musculo en su cuerpo se tenso y todo rastro de sonrisa se borro de sus labios. Ahí estaba la verdad, Amanda le había obsequiado aquellas mierdas a Dest, pero ¿Para que?.  Necesitaba respuestas y sin duda alguna su hermana las tenia. Era consciente de que no tenia motivos para desconfiar de Dest, pero aun así su jodido lado inseguro lo impulsaba a investigar.

-¿Tu le diste que?
-Lo siento....-Mandy alzo las manos completamente arrepentida y se alejo un par de pasos-...Ella estuvo ayer en mi habitacion y me dijo que tendría una cita con este chico. No es por desanimarte, pero se ve verdaderamente perdida en él, sus ojos se iluminan cuando dice su nombre y he notado como su piel se eriza con tan solo recordarlo. Así que si, le di unos condones y le dije que tuviera cuidado.
-¿Que fue lo que paso luego?
-Las mejillas de Dest se tiñeron de un rojo intenso, tal parece que aun no llega a esa base con el chico.
-Ya veo.
-En verdad lo lamento, puedo imaginarme que no es fácil saber que la persona que amas tiene la posibilidad de acostarse con alguien que no eres tu.
-¿Tu crees que ella lo haya hecho?....-Se aventuro a preguntar aquello al no saber como sentirse al respecto. El sexo era un arma de dos filos en toda esa situación-...Quiero decir, ¿Crees que ella deseé estar con él de esa forma?
-Para ser honesta, no creo que Dest haya tenido el valor de hacerlo..-Amanda contestó rodeando a su hermano, luego solo abrió la encimera y tomo una caja de galletas-....Pero sin duda alguna desea hacerlo, lo cual es completamente normal. Es joven, sin contar que su única experiencia sexual has sido tu. No te ofendas, pero ha pasado tiempo desde que ustedes, ya sabes....Es lógico que quiera experimentar un poco mas.
-¿Ella te dijo eso?....-El interés despertó en Drew al escuchar las imprudentes declaraciones de su melliza. ¿Dest no se había entregado a alguien mas?-...¿Yo he sido el único que....?
-Eso creo, no lo se....-Encogiéndose de hombros, se metió una galleta a la boca-....Lo único que puedo asegurarte es que Dest no va por ahí teniendo sexo con cualquiera, y eso es todo....No voy a hablar mas de mi mejor amiga contigo.
-¿Crees que pueda recuperarla?
-Tal vez, todo depende de ti.
-¿Tengo tu permiso para intentarlo?

Ambos volvieron a mirarse directamente a los ojos. Amanda medito la propuesta por un tiempo y al tomar sus desicion simplemente camino tranquilamente hasta estar frente a la torre de músculos de su hermano. Su siguiente movimiento fue rápido. Sin parpadear, tomó la prenda que cubría el pecho de su mellizo y la jalo hacia si con una fuerza que ni ella misma sabia que tenia. En cuanto estuvieron cara a cara simplemente paso saliva y contrajo cada musculo del rostro. Esperaba que su corazonada no fallara.

-Escucha con atencion cada una de las cosas que voy a decir...-Comenzó a mascullar, sin romper la conexión entre ambos-...Eres libre de hacer lo que quieras, pero si vuelves a dañarla de la mas mínima forma juro por nuestra madre que buscare la puta manera de hacerte llorar sangre por el resto de tus jodidos y asquerosos días. ¿Entiendes?
-Yo mismo me cortare las pelotas y te las entregare en la mano si llego a lastimarla, lo prometo.
-Bien, es un trato.

Mandy comenzó a separarse, pero entonces y de la nada, unos fuertes brazos la apresaron en un sofocante abrazo.

Él estrecho a su pequeña hermana contra su pecho, lo hizo aun cuando sintió una pequeña resistencia por su parte.  Estaba feliz y sobre todo orgulloso. Amanda era parte fundamental de lo que el mismo era, no por algo eran mellizos. Aquella chica era su otra mitad, era  el yin de su yang y por fin ambos se encontraban en paz.

-De acuerdo, suficiente...-Mandy se alejo bruscamente de la muestra de cariño impartida por su hermano, para luego solo acomodar su ropa de deporte. Lo amaba, pero odiaba los momentos cursis y melosos-...Ya que dejamos en claro todo esto, supongo que iré a tomar un baño. Mamá quiere que la acompañe a Nueva York en un viaje express, nos reuniremos con la tía Taylor.
-De acuerdo, salúdala de mi parte.
-Lo haré.

Drew observó como su hermana sonreía y tomaba una ultima galleta, antes de disponerse a salir de la habitacion. Fue entonces cuando una repentina inquietud renació en su interior. Amanda siempre había sido su confidente y consejera, ella siempre encontraba la forma de tranquilizarlo de alguna manera. Tal vez podía intentar abrirse un poco en cuestión de sus demonios, despues de todo ella había pasado por una situación similar.

-¿Mandy?

No pudo evitar que su voz sonara temblorosa y se odio completamente por ello. Amanda por su parte simplemente se detuvo justo por debajo del marco de la habitacion y lo observo atentamente.

-¿Si?
-¿Puedo preguntarte una ultima cosa? Es algo un poco intimo así que...
-Deje de ser virgen hace tiempo, Drew. Eso ya lo sabes.
-¡Dios, no!...-Negó para si mismo y trato de contener la pequeña punzada de rabia que lo invadió. Sabia de antemano que su hermana había dejado de ser una pequeña niña inocente, no necesitaba recordarlo-...No es eso, pero supongo que va de la mano.
-De acuerdo, dispara.
-Después del ataque en Canadá, tu....¿Desarrollaste algún trauma pos traumatico?
-No, no que yo recuerde....-Amanda froto sus cines suavemente al recapitular-...Me volví  mas cerrada e insegura, sin contar que tuve un poco de delirio de persecución los primeros meses, pero nada serio.
-Entiendo....-Se humedeció los labios al hablar. Necesitaba ser cuidadoso con sus palabras-...¿Que hay del ámbito sexual? ¿Tuviste algún problema?
-Ammm, supongo. Para ser honesta, tuvo que pasar mucho tiempo para que yo me sintiera atraída sexualmente por alguien. Perdí mi virginidad a los 17, el chico era un poco menor que yo, ya que no podía pensar en sexo con tipos mayores. Era extraño, podía besarlos y liarme con ellos, pero a la hora de ir a la cama me quedaba completamente helada. Derek apareció luego y todo fue mucho mas sencillo. Angelo, mi terapeuta, lo explica de mejor manera. Pero supongo que tenia razón, siempre decía que llegaría el momento en el que comenzaría a disfrutar del sexo, porque incluso con Derek era vano y rutinario, decía que todo dependería de la otra persona y de cuanto yo le amará. Estuvo en la cierto, Wrath llego y bueno, sexualmente soy la chica mas afortunada del mundo. Ahora solo dime, ¿Esta todo bien, Drew?
-Si, yo solo...-Cerrando los ojos por un momento, masajeo su barbilla. Si tan solo ella supiera la verdad, pensó-...Solo una cosa mas. ¿Él alguna vez mencionó algo sobre el pavor a tener sexo?
-Si, eso creo, aunque ese tema es mucho mas extenso. Normalmente lo padecen las personas que han sido abusadas sexualmente. El trastorno se presenta de muchas formas, en ocasiones el sujeto agredido siente suma repulsión y miedo al acto. En otra es capas de llevar acabo la acción, pero con cierta violencia gracias al trauma y sus recuerdos.
-¿Eso se cura?
-Bien, esto es sumamente raro....-Mandy no respondió, a cambio de eso lo fulmino con su verde mirada. Aquello no le gustaba para nada-...¿Que mierdas esta pasando?
-No es nada, lo juro....-"Jodido bastardo mentiroso", le grito su conciencia-....Solo estuve leyendo algunas cosas y me hicieron pensar en todo por lo que pasaste.
-Se acabo Drew, esta en el pasado. Ese maldito ser asqueroso esta en la cárcel y yo estoy aquí, sana y salva. Deja de pensar en eso, no te hagas mas daño.
-Tienes razón, lo siento.
-Oye, no te disculpes....-En un acto espontaneo, Amanda se paró de puntillas y beso la mejilla de su mellizo-...Eres el mejor hermano del mundo y te amo por todo lo que has hecho por mi.

Drew respondió al gesto de su hermana con una tierna sonrisa, despues simplemente la dejo ir.

Al encontrarse completamente solo en la cocina, no hizo mas que dejarse caer en uno de los banquillos del desayunador y comenzar a pensar, lidiar con aquel horrendo aspecto des su pasado se estaba tornando difícil. Entrelazando sus manos sobre el mármol de la mesa y cerrando los ojos por un momento, se cuestiono lo que seguía despues de todo eso. Estaba hecho, le había confesado a Dest la mayor de sus deshonras, pero aun así sentía que algo faltaba. Una molesta inquietud seguía latiendole en el pecho, algo seguía alterándolo por completo.

-Oh, hola cariño. No pensé encontrarte aquí tan temprano.

La voz de Selena tomo vida dentro de la habitacion de un momento a otro, lo cual lo obligo a salir de su trance. Sonrió dulcemente en cuanto se encontró con la imagen de su madre, ella estaba ahí, perfectamente vestida con unos pantalones de vestir negros y una camiseta de lino color vino. Amaba por completo verla en aquella faceta de formal.

-Hola madre....-Saludo conforme recargaba la barbilla en la palma de su mano-...Me gusta tu atuendo.
-Gracias, cielo.....-Selena comenzó a moverse por la cocina, no sin antes besar la frente de su hijo-...Mami le ayudara a la tía Taylor a patear algunos traseros, así que supongo que sera un día ocupado.
-¿Todo esta bien?
-No es nada fuera de lo ordinario, solo un puñado de personas ineptas y boconas que creen que tienen el derecho de interferir con un par de actos benéficos que tenemos en puerta.
-Tómenlo con calma.
-Ya escuchaste a tu hijo, Selena. Tómalo con calma.

Drew parpadeo en cuanto su padre hizo acto de presencia. Su atuendo era todo lo contrario al de su madre. Aquel hombre llevaba solo un pantalón de deporte y una camiseta sin mangas que dejaba expuestos cada uno de los tatuajes de sus brazos. Era increíble, pensó. Sus padres eran totalmente opuestos entre si y aun así se amaban de una forma sublime y hermosa.

-Sigo creyendo que lo mejor es que le canceles a Taylor y te quedes en casa....-Justin dio su opinión luego de remover el cabello de su muchacho-....Necesitas reposo, escuchaste al medico.
-¿Medico?....-Cada sentido en Drew se puso alerta. ¿De que mierda estaban hablando sus progenitores?-...¿Que medico? ¿Que esta pasando?
-No es nada, amor...-Selena habló con calma, ignorando por completo el impulso de golpear al hombre que amaba-...Tuve un pequeño mareo ayer, así que tu padre me llevo al hospital. Solo es cansancio y estrés.
-En ese caso papá tiene razón, deberías descansar.
-Le hice una promesa a Taylor y voy a cumplirla. Sera un viaje tranquilo y rápido, estaré aquí para la cena.
-Selena, por favor solo...
-He dicho que iré Justin, fin de la discusión.

Justin cerro la boca por completo en cuanto Selena rindió su declaración, lo cual dejo perplejo al adolescente de ojos verdes.

Bueno, al menos no era el único al cual dominaban con un par de simples palabra, pensó Drew lleno de ironía y gracia. Sin duda alguna, los Bieber´s se volvían plenamente mansos al estar enamorados.

-Bien, ahora me voy...-Selena anuncio aquello con la mitad de un trozo de pan en la boca-...Amanda y yo estaremos de regreso para la cena. Hay comida en el horno y el numero de emergencias esta pegado en la nevera.
-No le hables al chico como si fuera a quedarse solo en casa....-El reproche de Justin estaba lleno de indignación-....Te recuerdo que yo estaré aquí.
-Lo se querido, por eso mismo lo digo.

Selena beso a su esposo profundamente antes de que este mismo comenzara a renegar de nuevo, luego simplemente se despidió de su pequeño con un cálido abrazo, y salio de la cocina sin mirar atrás. Justin y Drew no hicieron otra cosa mas que mirarse entre si despues de eso.

-¡Jesús! Tu madre es la mujer mas terca en la faz de la tierra.

Drew pensó seriamente en corregir a su padre, despues de todo no había mujer mas testaruda en el mundo que Destiny. Aquella chiquilla era sumamente obstinada y rebelde cuando se lo proponía y eso vaya que le había dado dolores de cabeza. Sonrió torpemente tras aquel pensamiento y se dejo arrastrar por la ya común ola cálida de sentimientos que lo consumía cada vez que pensaba en la chica de sus sueños.

Echaba de menos a Dest, necesitaba ir a ella y asegurarse de que todo estuviera bien. Necesitaba tenerla entre sus brazos, necesitaba escucharla decir una vez mas que jamas lo dejaría.

-Papá.
-¿Hum?
-¿Como supiste que mamá era la mujer correcta para ti?

Justin dejo de hurgar entre los cajones de la encimera y encaró a su muchacho al asimilar aquella pregunta. Si era sincero consigo mismo tenia que aceptar que no lo sabia, las cosas simplemente habitan pasado. Se había enamorado de Selena prácticamente a primera vista. No tenia alguna respuesta, las cosas parecían haber estado destinadas a ser.

-No lo se campeón, yo solo lo sentí aquí....-Se froto el centro del pecho al hablar. Seguía recordando aquella sensación-...Conocí a tu madre siendo muy joven, tal vez eso tiene mucho que ver. Era un niño cuando la vi por primera vez, ella por otro lado tenia un par de pasos recorridos en la adolescencia.
-¿Como era ella de joven?
-Justo igual que ahora. Dulce, amable, compasiva. Era un ángel, físicamente se parecía a Amanda.
-¿Que fue lo primero que pensaste al verla?
-Recuerdo que estaba en casa viendo la televisión....-Justin negó con una sonrisa incrédula en el rostro-...Yo no era nadie en ese momento, solo era un mocoso que cantaba en las esquinas. Su imagen apareció en cuanto cambie el canal del televisor y simplemente me quede estático. Lo primero que pensé fue, "Ella va a ser la madre de mis hijos" y gracias a dios lo fue.
-Tuviste suerte.
-Yo le llamo destino....-Ambos se mantuvieron en silencio un tiempo. Justin solo suspiró como un adolescente enamorado despues de eso-....Tu madre era mi destino. Era ella o nadie mas, jamas vi mi futuro con otra mujer que no fuera Selena. No se si puedas entenderlo, es algo que simplemente se sabe.
-Te entiendo papá. Se de lo que hablas porque es lo mismo que yo estoy sintiendo.
-En ese caso, es tiempo de que afrontes la realidad. Lucha por lo que quieres hijo, pelea por ello hasta que te quedes sin aliento. Sabrás que valió la pena cuando veas a tu chica sonreír, sabrás que estas completo cuando veas la felicidad en el rostro de Dest.

Drew pudo haber negado aquello, pudo haber reído y aparentado que su padre estaba equivocado, pero a cambio de eso no hizo mas que asentir. No lo haría, no volvería a disfrazar sus sentimientos. Amaba a Destiny, y estaba listo para aceptarlo nuevamente ante el mundo. Aquel era el día, el día en el que todo cambiaría.

-¿Hace cuanto que lo sabes?
-¿El que? ¿Que sigues amando a Dest? ¿Que ambos se ven escondidas?....-Justin actuó de lo mas normal, pero aun así no dejo de sonreír con picardía-...No lo se, tal vez desde la noche que pretendiste hacernos creer que estabas enamorado de alguien mas.
-¿Tan obvio soy?
-No, honestamente eres un gran actor. Tanto tu como ella lo son, pero aun así, en ocasiones las cosas son solo ajenas para quien no quiere ver. La forma en la que ella te mira cuando cree que nadie esta observando y la manera en que casi matas a Nick por haberla abofeteado, dejaron las cosas muy en claro....Sin contar que puedo oler su perfume en ti cuando llegas a casa, tu madre y yo le obsequiamos esa loción el día de acción de gracias.
-¿Eso quiere decir que todos lo saben?....-Drew suspiró, sintiéndose un tanto derrotado. Su plan perfecto había sido tan solo un desperdicio de tiempo-....Mamá y Amanda...
-No, por sorprendente que parezca ellas no sospechan nada. Amanda sigue sintiéndose recelosa con la idea de ustedes dos juntos. Tu madre por otro lado sabe que sigues amándola, pero aun con ello da por hecho que te has rendido.
-¿Por que?....-Tanto padre e hijo compartieron una seria mierda-...¿Por que nunca dijiste nada? ¿Por que no estas tratando de alejarme de ella?
-Fácil, porque se lo que es vivir sin la mujer que amas....-Justin fue hacia su hijo y se dejo caer en el asiento que estaba a su costado, luego solo se encogió de hombros-...No soy nadie para decirte a quien amar, esa es solamente tu decisión. Aunque aun así tengo que aceptar que todo esto me pone un tanto ansioso. Eres mi hijo y te amo, pero ella al igual es parte de mi familia. Fui testigo de su sufrimiento, de su vació.
-No volveré a abandonarla papá....-Las palabras salieron de los labios de Drew en un firme juramento-....Jamas me permitiré dañarla de nuevo, ella es todo.
-Lo se campeón, créeme. Se que Destiny significa para ti lo que tu madre es para mi, creo en ustedes, por eso mismo estoy diciéndote esto. Es momento de que afrontes cada uno de los obstáculos de esta situación como lo que eres. Un hombre enamorado.
-Hablaré con Nicholas....-Observó las palmas de sus manos conforme procesaba su decisión. Habia llegado la hora-....En cuanto tome una ducha iré hasta él y le haré saber todo lo que siento. Tendrá que escucharme y si no lo hace, supongo que no me dejaría otra opción mas que tomar a Dest y salir de este jodido pueblo.
-Tienes mi bendición para ambas cosas...-Colocándole una mano en el cuello, Justin lo sacudió con cariño. Estaba sumamente orgulloso de su hijo-....Los Bieber´s peleamos por lo que nos pertenece, campeón.
-Ella es mía.
-En ese caso no hay mas que decir.

Y no, no lo había, pensó Drew. La desicion estaba tomada. Estaba listo para luchar por ella, por ambos.





******************************


"You warned me that you were gonna leave 
I never thought you would really 
I was blind but baby now I see 
Broke your heart but now I know"

Nick cerro los ojos y rasgo las cuerdas de su guitarra con mucha mas precisión, conforme volvía a entonar aquella vieja canción. Llevaba años sin siquiera murmurar algún verso de las sinfonías que había compuesto con sus hermanos durante su época de gloria, pero aquella mañana, por alguna extraña razón, las cosas habían cambiado.


"Can't Have You" había sido escrita por el mismo la primera vez que había roto el corazón de su esposa. Aumento el volumen de su voz tras el recuerdo, sin duda alguna no había sido mas que un jodido chiquillo imbécil. La imagen de una pequeña Miley destrozada y desecha seguia viviendo dentro de su cabeza. Aquel había sido el comienzo del sufrimiento de su mujer, y no había otro culpable mas él.

Destiny tenia razón, pensó sin parar de cantar. No era mas que un desagradable hijo de puta hipócrita y doble cara. Durante todo aquel tiempo no había hecho otra cosa mas que juzgar a Drew por ser una "bestia", pero él mismo había sido algo incluso peor que eso. Habia perdido a su hija por un jodido error.

-¿Necesitas alguien con quien hablar?

Deteniendo el movimiento de sus manos, alzo la vista y se concentro en la persona que estaba justo en la entrada del estudio. Miley acababa de despertar, podía saberlo gracias a su mirada somnolienta y su hermoso cabello revuelto. No merecía aquello, pensó al dejar la guitarra a un lado. No merecía ningún tipo de apoyo u/o compasión.

-Solo estoy pensando.
-Lo se, la pregunta es ¿En que piensas?
-Cosas sin importancia, supongo.
-Sabes que odio cuando me mientes. Solo dilo, cariño.

Miley observo silenciosamente como el padre de sus hijos se dejaba caer contra el sofá donde se encontraba y eso la obligo a actuar. Con sumo cuidado comenzó a andar, luego y tras llegar a su destino, simplemente se sentó junto al hombre que amaba y esperó a que el camino de aquella charla fuera trazado.

-Últimamente le he estado dando vueltas a la situación de Dest y Drew...-Nick hablo sin quitar la vista del techo-...Mi comportamiento con el chico fue inaceptable y lo siento.
-Se que lo lamentas, cariño. Incluso Selena y Justin lo saben.
-Eso no justifica mis actos. Arruine a nuestras familias, arruine el primer amor de mi hija.
-Nicholas ya lo hemos hablado, ellos dos no están juntos.
-¿Puedes asegurarlo?....-No pudo evitar reír suavemente al percibir el silencio por parte de su esposa. Todo era jodidamente obvio-....Destiny aun lo ama.
-Nuestra hija esta saliendo con alguien mas.
-¿Y que con eso? Nosotros también salimos con otras personas en el pasado y aun así seguíamos enamorados. ¿Y sabes? Eso mismo es lo que me hace sentir enfermo. No pienso orillar a mi hija a vivir una pesadilla como la que nosotros vivimos. ¡Simplemente no es justo!
-De acuerdo, respira...-Acercándose, alargo una mano y le acaricio la mejilla-....Destiny es sumamente lista, se que jamas se resignaría a ser infeliz. Ella encontraría la forma de salirse con la suya, siempre ha sido así.
-Tengo que hablar con ella. Tengo que hacerle saber que estoy dispuesto a aceptar cualquier decisión que tome, incluso si eso amenaza su seguridad.
-¿Eso quiere decir que aceptarías que saliera con Drew si ese fuera el caso?
-No tengo otra opción....-Suspirando completamente resignado, cerro sus manos en puños por un instante-...Ese jodido chiquillo es sumamente perseverante. La ama al grado de poder pasar sobre mi, si no lo ha hecho es porque respeta a nuestra hija, y eso dice mucho.
-Es un buen hombre, Nicholas....-En un intento de tranquilizarlo, se arrastro hasta sentarse en su regazo. Era momento de darle un respiro-.... Justo igual que tu, incluso puedo decir que me recuerda a ti. Tu al igual peleaste por mi, sin importar lo que mis padres pensaran. De eso se trata el amor, cariño.
-¿Que sucede si vuelve a romperle el corazón?
-Nosotros rompimos nuestros corazones un sin fin de veces y aun con eso estamos aquí. Estarán bien Nick, es parte de la vida.
-¡Dios! No se que mierdas haría sin ti.
-Créeme, yo tampoco lo se.

 Miley beso a su esposo despues de eso, para luego comenzar a moverse hasta quedar completamente a horcajadas sobre él. Nicholas no perdió el tiempo. Al sentir como la lengua de su mujer se enredaba con la suya, maniobro y se puso de pie en menos de un parpadeo. Para cuando ambos pudieron reaccionar, se encontraban completamente enredados entre si contra una de las paredes del estudio.

-No podemos hacer esto....-Aquello salio de la boca de Miley entre gemidos y jadeos. Él se había deshecho del nudo de su bata de dormir-...Tengo que bajar y preparar el desayuno.
-Quince minutos...-Susurró, conforme arrastraba los labios por el cuello de su esposa-...Solo dame quince minutos. He estado fantaseando con esto desde ayer, te veías jodidamente sexy con ese puto vestido.
-Nick, por favor. Tengo que....¡Ah, maldición!

Echó la cabeza hacia a tras y cerro los ojos con fuerza, en cuanto Nicholas comenzó a bajar entre sus cuerpos. Estaba perdida, sabia lo que él haría. Dejó salir otro jadeo en cuanto sintió como los labios del hombre que amaba jugaban sobre su ombligo. No había nada mas que decir, Nicholas tenia el control de cada jodida parte de su cuerpo.

-Quiero tus ojos sobre mi. Mírame Miley.

Y así lo hizo. Bajo la cabeza y se perdió en su mirada, justo cuando él hundía los labios entre sus piernas. Contener los sonidos que su boca trataba de dejar salir fue sumamente difícil, pero aun así lo hizo. Miley mordió su labio y solo se dedico a seguir los movimientos que Nick trazaba avidamente con su boca. El cielo, él la estaba llevando al cielo con aquel acto tan carnal.

El aire se fue de su garganta y sin consideración alguna le enredo las manos en el cabello, en cuanto el primero espasmo del orgasmo la impacto. Podía sentir los latidos del corazón en su garganta y el calor que subía por sus venas estaba a punto de asfixiarla. Si él no paraba iba a desplomarse justo ahí, si él no detenía aquella tortura caería en picada hacia la locura.

-Suficiente.

Su voz fue pastosa y entre cortada, pero eso no detuvo el impulso que la dominaba. Tomando fuerzas de lo mas profundo del cuerpo, lo obligó a erguirse y tomó sus labios en un violento beso sin perder el tiempo. Probar su propio sabor solo ocasiono que su resistencia se desvaneciera por completo. Lo necesitaba, necesitaba sentirlo, necesitaba hacerlo suyo.

Sin dejar de asaltar su boca, deslizo una de su manos atravez de ambos. Nicholas entendido el mensaje al instante, así que sin pensarlo se libero así mismo de la jodida tela molesta de sus pantalones de piyama. La tensión era insoportable, la racionalidad se había esfumado por completo, en ese momento solo importaba una cosa, y eso era sentirse plenamente el uno al otro.

Nick embistió contra su esposa sin poder contenerse mas tiempo, ocasionando así que ambos dejaran salir sonidos irreconocibles de sus bocas. El va y ven de caderas que trazo despues de eso fue preciso y desesperado. Miley lo volvía loco. Ella estaba ahí, contra la pared, tratando de seguir su ritmo conforme le clavaba las uñas en la espalda, y se miraba completamente hermosa. Aquella imagen no era nueva para su cabeza, pero aun así seguia afectándolo como en la primera vez.

-¿Me amas?...-No detuvo ninguno de sus movimientos al preguntar. Siguió haciéndole el amor tras cada palabra, incluso arrastro los labios por la curva del cuello que amaba-...Abre los ojos y respondeme.
-Eres mi vida, Nick....-Miley tuvo que concentrarse para responder. Él seguia moviéndose contra ella, seguia sofocándola al grado de querer gritar-....Te amo.
-¿Incluso con mis errores?
-Cariño, ellos son los que me han hecho amarte de esta manera. Así que si, te amere incluso con ellos, siempre.

El amor y el deseo en Nick llegaron a un punto sin retorno al escucharla decir aquello. Bendecido, sin duda alguna dios lo había bendecido con esa mujer.

Los quince minutos se convirtieron en una hora y ni siquiera fueron conscientes de ello. Ambos terminaron sobre la alfombra del estudio, completamente sudados y enredados entre si. Los primero rayos del sol entraban por las ventanas y el ruido del exterior comenzaba a hacerse presente. Un nuevo día había llegado y con el un nuevo comienzo se llevaría acabo.

-Tengo que llamar a Justin...-Nick hablo sin dejar de acariciar la espalda de su esposa-...Desde nuestro ultimo encuentro no ha puesto un pie en la disquera.
-Él entenderá, amor. Todo volverá a ser lo que era, solo tómalo con calma.
-Si, lo haré. De cualquier forma, creo que con quien debo empezar es con Dest. Me daré un baño y al terminar iré a su habitacion, espero que me de la oportunidad de disculparme.
-Tengo una idea mejor....-Ella se incorporo un poco y lo miró directamente a los ojos-...¿Por que no nos duchamos juntos y luego me ayudas a hacer el desayuno? Destiny sigue dormida, tuvo una noche dura.
-¿Noche dura?
-Llego a casa poco despues de la media noche, tus amigos se había ido y tu estabas arriba acostando a Ronnie. Su rostro estaba mucho mas pálido que de costumbre y se miraba algo aturdida, no hizo mas que darme un beso en la mejilla y subir a su habitacion.
-¿Crees que algo malo haya pasado en su cita?
-No lo se, pero considero que lo mejor es dejarla dormir un poco mas.
-Espero que todo este bien.
-Lo estará, ahora ¿Por que no haces algo mas por mi antes de tomar un baño?

Miley hablo con voz melosa, para luego arrastrarse a través de la alfombra en busca del objeto que había sido olvidado en una esquina. Al tener la vieja guitarra de Nick entre las manos, simplemente sonrió para si misma y volvió a su lugar. Aquel instrumento había sido testigo del amor que ambos habían compartido desde el comienzo, aquellas viejas cuerdas habían sido las creadoras de cada canción detrás de su historia.

-Canta para mi...-Le pidió entregándole la guitarra. Él no hizo mas que tomar el objeto y acomodarlo sobre su torso desnudo-...Vamos, como en los viejos tiempos.
-¿Que quieres escuchar?
-Sorprendeme.

"I can't get your smile out of my mind

I think about your eyes all the time
You're beautiful but you don't even try...."


La melodiosa voz de Nicholas cobro vida, llenando así la habitacion de una paz casi palpable. La sonrisa de Miley se ensancho mucho mas al escuchar, esa canción encabezaba y encabezaría siempre su lista de favoritos, porque quisiera aceptarlo o no, aquel "bicho del amor" viviría siempre entre ambos.




~~~~~~


"Nada ha cambiado, sigues siendo mio, sigo amándote sobre todas las cosas"


Drew leyó por terceava vez el ultimo mensaje que Destiny le había enviado durante la noche, para luego dejarse caer contra el asiento del auto. No podía acobardarse, no es ese momento. La decisión estaba tomada, era tiempo de enfrentarse a la realidad.


Tomando valor de lo mas profundo de su alma, guardo el pequeño aparato que sostenía con fuerza y abrió la puerta de la camioneta. Era un buen día, la primavera estaba a nada de arribar, lo cual significaba que el clima gélido desaparecía poco poco.  Ajustando su gorra de baseball, alzo la vista y se concentro en la fachada de la casa que llevaba tiempo frecuentando día tras día. Su destino, literalmente se encontraba ahí adentro.

Pasando saliva y adoptando una actitud de acero, recorrió el jardín de los Jonas como si fuera un campo lleno de minas, despues y al llegar a la puerta simplemente tocó. Uno de los gemelos apareció pocos segundos despues. Nicholas llevaba solo unos boxers y su mirada aun estaba adormecida, lo cual probablemente era normal ya que eran poco mas de las 10:00 de la mañana.

-Hola, hermano....-Saludo el adolescente, antes de bostezar y entrecerrar los ojos por los rayos del sol-...¿Trabajaras en la casa del árbol hoy? Es sábado.
-No, yo...-Negó y aclaro su garganta un tanto nervioso-...En realidad he venido a hablar con tu padre.
-¿Con papá? ¿Tenias una cita programada o algo así?
-No pero.....Esperaba que él no tuviera algún inconveniente.
-Entiendo...-Nicholas abrió la puerta un poco mas e hizo un leve movimiento de cabeza-...La ducha de su habitacion estaba encendida cuando camine por el pasillo, no tardara mucho en bajar. No se si desee recibirte, pero puedes esperar junto con nosotros en la cocina.

Drew acepto la invitación y entro a la casa junto al hermano de la chica que amaba. Caminaron en silencio a través del vestibulo, el cual estaba relativamente en silencio. Al llegar a la cocina el sonido comenzó a cobrar vida. El televisor del desayunador estaba encendido y trasmitía una molesta caricatura para bebes, caricatura que cabe destacar mantenía completamente hipnotizada a una somnolienta Ronnie. Wrath desayunaba justo a un costado de su hermana, al igual que su mellizo llevaba solo un pantalón de piyama y su cabello se encontraba visiblemente despeinado.

-Drew viene a hablar con papá....-Nicholas rodeo la barra del desayuno y tomo su tazón de cereal sin despegar al vista de su hermano-...¿Quien crees que de el primer golpe esta vez?
-¿Alguna vez maduraras, Nick?....-Gruñendo las palabras, Wrath observo hacia el ex de su hermana-...Hola, Drew.  Siento eso, es un poco irritante durante las mañanas.
-No me molesta....-Drew le resto importancia a aquella broma sonriendo un poco. La verdad era que le daba un poco de gracias-....Pero solo para aclarar, no planeo golpear a nadie esta vez. Mi reacción aquel dia fue incorrecta y lo siento.
-No deberías disculparte, papá ha sido un idiota las ultimas semanas. Ademas, yo habría hecho lo mismo si tu padre hubiera golpeado a Amanda, aunque seamos honestos, probablemente habría terminado en el piso tras hacerlo.
-Sin duda alguna tío Justin te habría matado..-Las palabras burlonas salieron de la boca de Nick atropelladamente, ya que seguia masticando restos de comida-....Las cosas serian diferentes si pasaras mas tiempo en el gimnasio y no en clases de música y bibliotecas, solo piénsalo...Tu guitarra no te sacara de problemas ni te hará lo suficientemente hombre para proteger a los que amas.

Wrath sintió una oleada de ira subiendo por su espalda, pero aun así no dijo absolutamente nada, despues de todo su hermano tenia razón. No era mas que un debilucho de mierda que jamas podria dar la cara por quienes amaba.

Drew por otro lado, entrecerró los puños y se trago un no muy agradable discurso. Respetaba con su vida a la familia de Dest, pero aun con ello tenia que aceptar que Nicholas podía llegar a ser sumamente despreciable. No todo se trataba de fuerza y valentía, él mismo había sido testigo de ello durante mucho tiempo. Habia mas que eso, de nada te servia ser invencible si carecías de amor y piedad, de nada servia tenerlo todo si estabas completamente solo.

-¡Mierda! Tengo que irme, mi entrenamiento empieza en una hora. Dile a mamá que volveré antes de la cena. Oh y Drew, no dejes que papá te intimide, un poco de mal humor paterno no es nada para un soldado como tu.

Nicholas dejo su plato en el lavamanos y palmeo la espalda de su "primo" antes de salir a toda prisa de la cocina. El ambiente fue tenso despues de eso, el silencio reino por segundos, lo único que se podía escuchar era una tonta canción infantil que provenía del televisor.

-Te admira ¿Lo sabias?

Wrath dejo salir su pensamiento sin ningún tipo de filtro, lo cual ocasiono que Drew se tensara como si un golpe hubiera caído sobre su cuerpo. ¿Admirar? ¿De que mierdas estaba hablando el novio de su hermana?

-¿Porque me admiraría?...-Mascullo sin bajar la guardia-...No tengo ninguna cualidad por la cual ser aclamado.
-Eres letal...-Wrath lo miró de reojo, para despues clavar los ojos en su vaso de leche-...Eres valiente y fuerte, eres decidido y astuto, justo igual que él.
-Lamento decírtelo, pero tu hermano no es mas que un imbécil engreído.
-Tal vez, pero por lo menos cuenta con la capacidad de proteger a los demás.
-¿Y a caso tu no cuentas con ella al igual?

Drew se dejo arrastras por sus recuerdos al decir aquello, de un momento a otro se vio a si mismo entrando por la puerta trasera de la casa de Robert Windsor. Wrath le había hecho frente a Ryan sin siquiera pensarlo, aquel chiquillo se había lanzado contra el agresor de su hermana con una determinación y valentía implacable, y eso era algo que jamas le había agradecido.

Cualquier humano capaz de dar la vida por su melliza era digno de toda su admiración y respeto, así que se lo dejaría en claro.

-Te vi....-Cerro sus ojos por un instante al hablar. Recapitular aquella noche no hacia mas que darle fuertes dolores de cabeza-...En casa de Robert. Te liaste a golpes con el mal nacido que intento abusar de Amanda.
-Si, lo hice....-Una amarga sonrisa se dibujo en los labios de Wrath-...Lo hice y no dure mas de diez segundos de pie.
-Aun así no te rendiste.
-¡¿Y que con eso?!...-Estalló completamente irritado-...¡No fui capaz de masacrarlo con mis propias manos! De no haber sido por ti, ese maldito jamas habría tenido su merecido.
-¿Y eso es lo que te molesta?
-¡Amanda merece estar con alguien que pueda cuidar de ella!
-Oye, escucha....-Bruscamente, fue hasta el novio de su hermana y lo obligo a mirarlo a la cara. No estaba dispuesto a permitir que se sintiera inferior por una estupidez-...Nadie es mejor que nadie ¿Entiendes? La verdadera fuerza esta en tu cabeza y sobre todo en tu corazón, así que deja de compadecerte a ti miso y compórtate como lo que eres, compórtate como él hombre que es capaz de dar la vida por mi hermana. Luchaste por ella, fuiste capaz de enfrentar a sus demonios y eso Wrath, demuestra mas que tener una torre de músculos. No necesitas alistarte en el ejercito para demostrarle a los demás que eres digno, para mi ya lo eres y puedo asegurarte que para Amanda también.

La lucha implacable que ambas miradas habían construido termino en cuanto Wrath cerro los ojos y asintió lentamente. Lo sabia, sabia que cada palabra dicha por Drew era cierta, pero aun así era difícil aceptarlo. Sus jodidas inseguridades atacaban cuando menos lo esperaba.

-Lo siento, yo solo...Tu hermana, Dest y mi madre son lo mas importante en mi vida, lo único que deseo es mantenerlas a salvo.
-Te entiendo, créeme lo hago....-Relajando sus hombros, Drew suspiro y se paso una mano por el cabello. Aquel chiquillo se parecía a él en muchos aspectos-...Pero ¿Sabes? Muchas veces el destino no esta en nuestras manos, así que tómalo con calma.
-De acuerdo.
-Eres un gran chico Wrath, así que no dejes que nadie te diga lo contrario. Me tranquiliza saber que Mandy esta con alguien como tu, y tengo que decir que estoy plenamente agradecido por todo lo que has hecho por ella.
-No tienes porque decir nada....-Wrath se encogió con orgullo y miró fijamente al chico que tenia aun par de metros-...La amo, mi único propósito es hacerla feliz. Así como el tuyo es hacer feliz a Dest.
-¿A si que tu también lo sabes?
-Se que la amas, pero eso no me hace olvidar todo el dolor que le causaste.
-Quiero intentarlo de nuevo, Wrath....-Habló con el corazón. No existía otra cosa en el mundo que quisiera mas que aquello-...Deseo demostrarle a todos que soy capaz de honrar a tu hermana. Ella mantiene mi corazón andando, ella es simplemente todo para mi.
-Bueno, tu al igual eres todo para ella así que supongo no hay marcha atrás.

Wrath trato de mantenerse serio, pero al final no hizo mas que cerrar el puño entre ambos y esperar a que el hermano de la chica que amaba sellara el trato. Drew lo hizo, dejando salir una gran cantidad de aire contenido, cerro su mano al igual y choco los nudillos con aquel chiquillo. Bien, las cosas no estaban marchando del todo mal, pensó.

-¿Drew?

La burbuja pacifica entre ambos se rompió, en cuanto una nueva voz cobro vida repentinamente en la habitacion. Miley apareció en el umbral de la puerta y no estaba sola, Nick se encontraba a su costado y la mantenía firmemente sostenida por la cintura.

Drew se tenso al instante, y fue cociente de como el padre de la chica que amaba lo hacia al igual. No podía culparlo. Habia demasiada sangre mala latiendo entre ambos aunque quisiera negarlo.

-¿Esta todo bien, cariño? Es sábado y la casa del árbol esta casi lista.
-Todo esta en orden, tía Miley. Estoy aquí para hablar con el tío Nick.

El primer impulso de Nicholas fue atravesar la habitacion y tomar a su ahijado por el cuello para luego asegurarle que no tenían absolutamente nada de que hablar, pero al final y tras contar internamente hasta diez, logró contenerse.Aquel chiquillo seguia demostrándole que tenia agallas.

-No es un buen momento, hijo...-Su tono fue duro e inexpresivo. Que se arrepintiera de sus actos no significaba que seria blando con él-...Ve a casa, hablaremos luego.
-Con todo respeto, pero no pienso moverme de este lugar hasta que me escuches.
-Sigues jugando con fuego, Drew.
-Estoy ardiendo entre las llamas desde hace ya tiempo, tío Nick. No tengo nada que perder.

Ninguno de los dos se acobardo, simplemente se quedaron ahí, mirándose fija y altiva mente el uno al otro.  Nick fue quien rompió el momento, ya que simplemente beso a su esposa en una de sus cines y se dio media vuelta. Si su ahijado quería pelea, eso tendría.

-Sígueme.

El camino atrevas de la casa fue silencioso y fúnebre, no pararon hasta que llegaron al estudio principal de la mansión.

Nick se deshizo de la chaqueta de su traje, en cuanto las puertas corredizas se cerraron, luego y sin inmutarse camino hacia su bar privado. Llevaba tiempo sin beber, pero en ese momento necesitaba un respiro. Un poco de Whisky calmaría sus nervios y con suerte despejaría su cabeza, la  serenidad era vital en momentos como ese.

-Bien, aquí estamos. Ahora dime ¿De que quieres hablar con tanta urgencia?
-Sabes porque estoy aquí, así que dejémonos de juegos y pongamos las cartas sobre la mesa.
-Tienes que ser mas especifico si quieres que comprenda.
-Sigo amando a tu hija y por lo tanto la quiero de vuelta, pero eso ya lo sabes ¿Cierto?

Drew fue cociente de la osadía e imprudencia en cada una de sus palabras, pero le importaba una mierda lo que aquel hombre pensara. Estaba harto de correr en círculos, estaba cansado de doblegarse antes los demas. El amor que sentía por Destiny era irrompible y se lo demostraría a como diera lugar, sin importar las consecuencias.

-Lo has sabido todo este tiempo.
-Soy su padre, la conozco mejor que nadie....-Nick lo encaró al hablar. Su expresión era gélida y sostenía el pequeño vaso lleno de alcohol como si su vida dependiera de ello-...Puedo ver a través de sus ojos.
-En ese caso, eres consciente de que lo que sentimos es real.
-También soy consciente de todo el dolor y daño que le causaste.
-Cometí errores....-Por inercia, los puños de Drew se cerraron a sus costados. Sabia que aquello no era justificación, pero no encontraba otra cosa que decir-...Se que dejarla estuvo mal, yo...
-¿Mal?....-La risa burlona y amarga de Nick estallo en toda la habitacion-..."Mal" es un termino demasiado pequeño para lo que hiciste.
-No era bueno, tío Nick....-Se sincero sin dejar de mirarlo-...Mi vida era vacía y toxica, estaba atrapado en un mundo lleno de oscuridad y odio, no podía arrastrar a Dest conmigo. Lo mejor era irme, lo mejor era...
-¡La dejaste muriéndose afuera de un puto hospital!

El vaso de cristal que Nick sostenía estallo en su mano al gritar, pero aun con ello avanzo hasta estar mucho mas cerca del hijo de sus mejores amigos.

Aquel chiquillo no tenia idea de la magnitud de sus actos. Él estaba ahí, hablando con soberbia y altivez cuando no había sido testigo de la agonía que Destiny había cargado sobre sus hombros durante todo ese tiempo. Su pequeña había estado a punto de morir y él solo podía decir que su decisión había sido "lo mejor".

-Encontré a mi hija convulcionandose en un jodido estacionamiento...-Escupió las palabras tan cerca de Drew que pudo sentir su respiración. Le importaba una mierda si terminaban en una pelea, le haría saber las consecuencias de sus actos a como diera lugar-....Ella no hacia mas que retorcerse y luchar por respirar, y ¿Sabes? Al final murió, ¡Mi hija estuvo muerta durante cinco putos minutos!...-Sin poder contenerse, tomo las solapas de la chaqueta del adolescente y lo atrajo hacia si con brusquedad desmedida-....Usaron el desfibrilador tres veces y aun así su cuerpo no reacciono. Vi con mis propio ojos como su piel se enfriaba, como la vida dejaba sus mejillas...
-Tio Nick, por favor...
-Fue entonces cuando el milagro paso y ella volvió en si, pero aun con ello nada volvió a ser lo que era...-Tanto los ojos verdes como los cafés se llenaron de lagrimas-...Mi pequeña estaba muerta en vida, no hacia mas que mirar hacia la puta puerta de su habitacion conforme balbuceaba tu nombre, lo hizo día tras día hasta que perdió la fe en verte regresar. Fui testigo de sus pesadillas, de su insomnio, de su perdida de peso, de su odio a los demás. ¡Vi con mis propios ojos como el ser que mas amaba se convertida en un alma vacía por tu culpa!.
-Juro por mi madre que si hubiera sabido que todo eso pasaría jamas me habría marchado...-Las palabras de Drew fueron débiles gracias el llanto y el dolor-....Yo nunca imagine que ella me amara de tal manera ¡No era mas que una bestia despreciable que no merecía el amor de nadie!
-¡Pues lo hizo! ¡Ella te amo como nunca antes lo había hecho y tu simplemente rompiste su corazón!
-¡También rompí el mio!...-El estudio se lleno de gritos. Drew estaba comenzando a perder el control, podía sentir los latidos de su corazón en todo el cuerpo y su cabeza punzaba a mil por hora-...¡¿Como crees que me sentí al dejarla?! ¡¿Como crees que me sentí al renunciar a lo único bueno que me había pasado en la vida?! Porque esa es la verdad quieras aceptarlo o no, tu hija es la única bendición que he tenido desde que tengo memoria....-Limpiándose el rostro con desesperación, tomo una inesperada decisión. Por Dest era capaz de todo-....Estuve alejado de mi familia desde los catorce años, estuve confinado a un lugar lleno de crueldad y oscuridad. Ellos abusaron de mi, Tio Nick. Lo hicieron de mil formas distintas, ellos...

Controlado por la vergüenza, el dolor y la rabia, se deshizo de su camiseta a tirones hasta quedar completamente expuesto de cintura para arriba. Compadecerse de su pasado jamas había sido su estilo, pero en ese momento era capaz de mutilar su propia dignidad.

-Ellos hicieron esto....-Temblando violentamente, dejo su carne lastimada al descubierto-....Ellos forjaron a una bestia. Me hicieron insensible y despiadado, ocasionaron que mi corazón se cubriera de espinas y que mis esperanzas se desvanecieran, justo como la nieve desaparece en primavera. Toque fondo, llegue al ultimo escalón del abismo y fue entonces cuando Dest apareció....-El llanto asfixiante volvió, pero no se avergonzó-...Ella ha sido la única persona que se ha tomado la molestia de ver mas haya de lo que mi caparazón dicta, ella es la única persona capaz de ponerme en mi lugar con tan solo un chasquido de sus dedos, ella es la única mujer que he amado y por lo tanto, no pienso perderla.

Lentamente y con la voluntad herida, Drew volvió a colocarse su ropa, luego simplemente junto lo que quedaba de su orgullo y alzo la cabeza con valentía.

Nick no parecía afectado por su palabras, seguia portando su expresión fría e indiferente, lo cual si era honesto, no le sorprendía. Aquel hombre jamas podria perdonarlo y comprendía sus razones, pero eso no significaba absolutamente nada. Dest le pertenecía y eso jamas cambiaría.

-Se que fui un imbécil, se que no confías en mi....-Ahí estaban sus ultimas palabras-....Se que no toleras mi presencia y que piensas que Destiny merece estar con alguien mejor que yo, pero ¿Sabes? Nada de eso cambiara la realidad. Amo a tu hija y ella me ama a mi, soy capaz de dar mi vida por ella y ella es capas de dar su vida por mi, soy su destino y ella es el mio. No voy a rendirme tío Nick, no voy a renunciar al mayor tesoro que poseo.
-¿Eso quiere decir que pasaras sobre mi decisión?
-Lo haré si no tengo mas opción....-Inflando el pecho y tensando cada musculo, juró fuerte y claro-...Pasaré por encima de quien sea necesario para hacerla feliz.
-Sabes que puedo enviarla lejos ¿No?...-Nicholas reto al adolescente cruelmente. Una parte del él simplemente no podía contenerse-....Sabes que soy capaz de hacer eso y mas por su seguridad.
-Mientras Destiny me ame, no existirá nada que me saque del camino. Así que has lo que tengas que hacer, sea lo que sea lo estere esperando.

Nick espero un puñetazo despues de eso, despues de todo su ahijado había contraatacado a su amenaza con un tono rabiate y peligroso, pero al final lo que obtuvo para su sorpresa, fue todo lo contrario. Drew le dio la espalda y sin decir alguna otra palabra comenzó a caminar hacia la salida con la frente en alto. Aquello lo noqueo por segundos, pero al fina fue capaz de reaccionar y sobre todo de ceder.

Ignorando el resentimiento que aun latía en su interior, paso una mano por su cabello y medito su ofrenda de paz. No había otro camino mas que la resignación. El futuro de Dest no estaba en su manos y tenia que aceptarlo. El karma había ganado una vez mas y no había vuelta atrás.

-Eres igual a tu padre...-Nick hablo sin dejar la frialdad de lado, quería creer que el afecto hacia su ahijado volvería con el tiempo-...Eres terco, posesivo, valiente, leal y sobre todo un jodido imbécil arrogante. Y es gracias a eso que tienes mi bendición para empezar de nuevo.




**********************************



"Estabas algo desaparecida últimamente, Selena. ¿Que te trae de nuevo a Nueva York?"

-Ser madre es difícil, chicos. Solo he venido por un par de negocios.

"¿Tiene algo que ver con el evento benéfico que Taylor dará esta noche? ¿Siguen siendo amigas?"

-No estoy autorizada para hablar mucho del tema. Por otro lado, ella sigue siendo una hermana para mi. 

"¿Que hay de Justin? ¿Se le sigue dando bien la vida de casado?"

-No pude haber elegido a un hombre mejor. Ahora si me disculpan, tenemos que entrar. Gracias. 



Amanda siguió de cerca a su madre, en cuanto esta termino de contestar las diversas preguntas que lanzaban los paparazzis a su alrededor. Se sentía completamente exhausta, lo cual era extraño ya que no llevaban mas de una hora en aquella ciudad. Sin duda alguna había descuidado su lado profesional, pensó. 

Se dejo guiar por la enorme cuadrilla de seguridad que trabaja para su padre, no sin antes sonreír una ultima vez hacia los fotógrafos. Ya dentro del recinto, solo dejo escapar un pesado suspiro y comenzó a deshacerse de su abrigo.  

Food Gallery era la primera parada en el día. El lugar era pequeño y acogedor para estar cerca del Madison Square Garden y eso le agrado mas de lo que debería. Desde pequeña había apreciado la modestia y sencillez, lo cual era un poco irónico ya que era hija de dos grandes astros de la música. Se dijo a si misma que indiscutiblemente aquello lo había heredado de su madre. 

La mujer que la había traído al mundo, poseía el alma mas simple y humilde que alguna vez había conocido, bastaba con mirarla en ese momento. Ella estaba ahí, sonriendo y siendo amable con todo el mundo sin importar el cansancio del viaje o las estúpidas preguntas de los medios. Su madre era simplemente un ángel y estaba orgullosa de ello. 

-¿Como es que lo haces?...-Pregunto aun sorprendida por la serenidad de su progenitora-...¿Como es posible que sepas manejar cada situación que se te presenta?
-¿Lo dices por los fotógrafos?....-Selena se encogió divertida, para luego jugar un poco con el cabello de su hija-....He hecho esto toda mi vida, amor. Ser reconocido tiene sus virtudes y sobre todo sus desventajas. Los paparazzis vienen en el segundo grupo, pero quiera aceptarlo o no, parte de lo que tengo se lo debo a ellos. Es el precio de la fama, ademas el secreto para ser una mejor persona es actuar con amabilidad. Duele mas un acto cordial que un golpe, hay que actuar con el cerebro y no con los puños. 
-¡Por dios, mama! Eres demasiado buena para este puto mundo.
-Estoy de acuerdo con eso. Tu madre es una en millón, le he sabido desde la primera vez que puse mis ojos en ella. 

Madre e hija se dieron media vuelta en cuanto aquella familiar voz llego hasta ellas. Taylor estaba ahí, con su ya típico aire dominante y poderoso. Amanda parpadeo sorprendida y sin mas lanzo una carcajada al presenciar como su madre, sin ningún reparo, se lanzaba contra su vieja amiga y la estrechaba entre sus brazos. 

La relación entre aquellas dos mujeres era simplemente fascinante, pensó sin dejar de sonreír. Existía un tipo de lazo entre ellas, algo mucho mas fuerte que una simple amistad, algo mucho mas sagrado y especial. No importaba cuantos años pasaran, Taylor siempre miraba a su madre llena de orgullo y adoración. Como si no pudiera vivir sin ella, como si fuera parte fundamental de su existencia. 

-¿Tienes idea de cuanto te he echado de menos?....-Los ojos azules de Taylor se aguadaron al instante-...¡Dios! Sigo sin entender por que mierdas  decidiste mudarte al otro lado del país.
-Texas es mi ciudad, Tay. Toda mi vida esta ahí, pero aun con ello sabes que una parte de mi corazón siempre esta contigo....-Ambas se separaron y sonrieron entre lagrimas-....Dime, ¿Como están Joseph y los chicos?
-Para mi fortuna, todos están perfectamente bien. Joe sigue en Inglaterra grabando una película, Matthew y Alison están sumamente concentrador en la universidad y Grace, Grace aun es pequeña, ella es mi única compañía por el momento. ¿Que hay de ti? ¿Tus muchachos y el bueno para nada de tu marido están bien?
-Justin sigue siendo Justin, y por cierto te mandó un abrazo...-Selena negó divertida al ver la expresión llena de asco en su amiga. Taylor y el amor de su vida seguían compartiendo un par de diferencias-....Mis chicos al igual lo están haciendo genial. Drew se quedo en casa y Amanda, bueno Amanda es mi acompañante el día de hoy.

Selena hizo un ademan hacia su hija adolescente, la cual se había mantenido en completo silencio durante toda la conversación. Amanda alzo una mano y abrió la boca dispuesta a decir un simple "hola", pero no pudo hacerlo, ya que inesperadamente se vio envuelta en un fuerte y sofocante abrazo.  Tal parecía, su tía no se había percatado del todo de su presencia, lo cual comprendía de cierta manera. La ultima vez que había estado frente aquella mujer había sido durante su cumpleaños numero dieciocho.

-¡Oh por dios! Mírate...-Chillando emocionada, Taylor tomo la mano de su sobrina y la hizo dar un par de vueltas-....Mi pequeña mamba negra se ha convertido en toda una mujer. 
-Hola, tía Taylor....-Mandy lucho por no ruborizarse, despues simplemente saboreo aquel antiguo apodo. La mejor amiga de su madre le había dado aquel mote desde pequeña por alguna razón. Era sumamente extraño, pero tenia que aceptar que amaba ese apelativo-...Tu también te ves hermosa.
-Es increíble, conforme pasa el tiempo te pareces cada vez mas a tu madre.
-Mandy es mucho mejor que yo, Tay...-Llena de ternura, Selena acaricio la mejilla de su hija-...Ella es todo lo que yo nunca pude ser.
-Se de lo que hablas, ver crecer a tus hijos es el mejor sentimiento del mundo.
-De acuerdo...-Aclarando su garganta, Amanda se paso una mano por su cabello. No era fan del sentimentalismo-....¿Por que no tomamos esta abochornada conversación y la llevamos a una de las mesas del restaurante? Las amo, pero estoy muriendo de hambre.
-Vaya Sel, incluso tiene tu apetito....-Inconscientemente todas empezaron a reír. Al final Taylor solo asintió y observo a su alrededor-...Pero tu ganas, comeremos algo. Solo una cosa, Grace esta en el baño, ¿Podrías ir ahí y traerla a la mesa? Esa niña fantasea cada dos segundos.
-Sin problema, tía Taylor. Las veré en un minuto, traten de no ponerse a llorar.

Amanda beso las mejillas de ambas mujeres antes de comenzar a recorrer el recinto. Al doblar en el corredor de los servicios, se permitió divagar un poco sobre la familia de su tía.

Por lo que su madre le había dicho alguna vez, Taylor había encontrado el amor en Joseph Alwyn despues de algunos cuantos intentos fallidos. Cuatro años despues de contraer matrimonio en Inglaterra, Matthew y Alison habían llegado al mundo. Sonrió para si misma al recordar a sus "primos", ellos al igual eran mellizos y encabezaban la lista de "Los hijos de celebridades mas reconocidos del mundo". Ambos eran prácticamente perfectos. Altos, rubios y sumamente cordiales, aunque también un tanto pretenciosos.

Grace a diferencia, era todo lo contrario. Ella había llegado al mundo nueve años despues del nacimiento de los mellizos y desde ese momento había adquirido un brillo propio y sumamente especial. Aquella chiquilla poseía un carácter soñador y puro, incluso en ese tiempo, con catorce años era alguien sumamente dulce e inocente.

Deteniéndose frente a la puerta del baño de mujeres, recordó la ultima vez que ambas habían entablado una conversación. Al igual había sido en su cumpleaños numero dieciocho ya que tanto Taylor como su madre se habían encargado de organizarle una fiesta sorpresa en Nashville y...

-Estamos de suerte chicas. Miren a quien tenemos aquí.

Cada uno de los sentido de Amanda se agudizo en cuanto su sistema percibió lo que parecía ser una conversación dentro de los servicios. Algo en aquella vos le era conocido, no era la primera vez que escuchaba aquel tono burlón y egocéntrico.

-¿Como esta la víbora de tu madre, Grace? ¿Sigue haciéndose rica a costa de los hombres?
-No se de lo que hablas, ahora por favor...
-¿No sabes de lo que hablo? ¿Enserio? Vamos, todo Nueva York sabe que tu madre es una zorra.

Impulsada por aquel comentario lleno de odio, Mandy abrió la puerta del baño y se mostró ante las diversas personas que se encontraban en el interior. Grace estaba acorralada en una esquina por cinco chicas, cinco arpías que miraron sobre sus hombros en cuanto percibieron su interrupción.  Fue consciente de la identidad de cada una de ellas al segundo de mirarlas a los ojos. Si, no vivía directamente en el mundo de la fama, pero aun con eso era capaz de reconocer rostros con suma facilidad.

Irguiéndose peligrosamente, dio un par de pasos dentro del baño, para luego cerrar la puerta tras de si con un leve empujon. Que irónica era la vida, pensó. Su madre no iba a hacer la única que patearía traseros ese día.

-Esta es una de las razones por las cuales odio esta ciudad...-Sin dejar su expresión amenazante, hundió las manos en los bolsillos de sus vaqueros-....Demasiadas ratas por doquier.
-Bieber....-La líder del grupo alzo las cejas con falsa serenidad y encaro a la chica morena-....Que sorpresa verte aquí. Me alegra saber que los loqueros al fin te soltaron.
-¿Es todo lo que tienes, Baldwin?
-Tengo mucho mas, eso te lo puedo segurar, pero en este momento tengo los ojos puestos en esta pequeña inútil.....-Todas las miradas volvieron a la chica rubia que seguia contra una de las paredes-...Nos estábamos divirtiendo ¿Cierto?
-Ven aquí Grace, vamos.

Amanda intrinco la quijada, conforme le hacia una sutil seña a la hija de Taylor. La pequeña obedeció al instante, en cuanto percibió la orden de la chica mayor se movió con rapidez hasta llegar a su costado. La habitacion se quedo en completo silencio despues de eso, todas se dedicaron simplemente a mirarse entre si.

-Si vuelves a acercarte a ella lo lamentaras....-Lanzó aquella advertencia sin ningún tipo de vergüenza. Los ojos azules de Grace estaban completamente atemorizados y eso era algo que jamas podria tolerar. El acoso no era un puto juego-....No dudare en hundirte.
-¿Me estas amenazando?
-Tómalo como quieras.
-¡Jesús, Amanda! ¿Donde quedo el "mátalos con amabilidad" que tu madre tanto profesa?
-Esta justo donde la tuya dejo su jodida dignidad.

La temperatura subió y con ello la chica rubia se lanzo contra la morena. El primer impulso de Mandy fue alejar a Grace y así lo hizo, luego solo esquivo el ataque de la arpía arrogante y contraataco son un simple empujón. El resto del grupo reacciono entonces, las chicas se interpusieron en la pelea al ver a su líder prácticamente en el suelo.

-¡Lo lamentaras!...-La chica con apellido "Baldwin" trato de reanimar la pelea, pero no pudo terminar su tarea ya que un par de brazos la detuvieron justo a tiempo-...¡Vas arrepentirte de esto!
-No vale la pena, Alexia.
-Lo mejor es que las saques de aquí West...-El concejo de Amanda fue directamente hacia la joven afroamericana que sostenía con fuerza a la chica aturdida-....Se acabo.
-¡Quitarme las manos de encima, North!....-Alexia se sacudió el agarre de su compañera hasta quedar completamente libre-...¡Vas a pagármelo, perra!
-Lo que digas, ahora fuera de mi maldita vista.

Para sorpresa de Amanda, Alexia obedeció. Ella salio del baño, no sin antes dedicarle una mirada envenenada y hostil, momentos despues su séquito de seguidoras desapareció al igual.

El aire golpeo fuertemente sus pulmones, en cuanto la puerta del servicio se cerro. ¿Que mierdas había sido eso? ¿En verdad había estado a nada de comenzar una pelea en un baño publico? Negó para si misma, para luego alzar su mano y comenzar a frotar ritmicamente sus cienes.  No era mas que una jodida imprudente, de haber seguido con aquella estupidez la reputación y el trabajo de su madre se habría arruinado por completo.

-Estas...¿Estas bien?

La recelosa y apagada voz de Grace la atrajo de nuevo a la realidad y sobre todo la obligo a reaccionar. Asintiendo y dibujando una amable sonrisa en su rostro, se dio media vuelta hasta por fin poder estar cara a cara con su prima. Era un tanto decepcionante reencontrarse gracias a circunstancias como aquella.

-No fue nada. Los grupos de chicas nunca han sido lo mio, es por eso que prefiero estar por mi cuenta ....-Sutilmente recorrió el espacio que las separaba y la analizó por un par de segundos-...¿Que hay de ti? ¿Te lastimaron?
-No...-La respuesta de Grace fue acompañada con un leve movimiento de cabeza-...Ellas solo dijeron algunas cosas.
-Oye, nada de eso es cierto....-Amanda se inclino lo suficiente como para mirar aquellos ojos tan iguales a los de su tía-...Tu madre es la mejor mujer del mundo. Lo sabes ¿Cierto?
-Si.
-No volverán a molestarte, no te preocupes.
-Lo harán, ellas lo hacen todo el tiempo.
-¿Que?
-North y Alexia van en mi colegio....-Grace se encogió sin apartar la vista de sus manos-...Han hecho este tipo de cosas desde hace ya meses.
-Son mayores que tu ¿Como es eso posible?
-Estamos en distintos salones, pero aun así encuentran la forma de verme durante almuerzo.
-¿Tu madre sabe esto? Grace...-Le alzó el rostro al no percibir ningún tipo de respuesta. Era sumamente indignante que seguirán extiendo esa clase de abusos despues de tantos años de educación moral-...¿Se lo has dicho a alguien?
-Todo empeorará si lo hago.
-No, no lo hará. Escucha, ellas no son mas que un par de asquerosos roedores. Tu y yo por otro lado somos serpientes. Las serpientes tragamos roedores, nada nos detiene ¿Entiendes?....-La pequeña asintió y tras ello Mandy solo pudo envolverla entre sus brazos-...Todo estará bien, yo me encargare.
-No se lo digas a mamá...-La implorasion por parte de Grace fue apenas audible-...No quiero que ella se decepcione de mi.
-No lo haré, tranquila. Ahora solo sal de aquí y ve hacia las mesas, te alcanzare en un momento.

Amanda se dejo caer contra una de las paredes al verse a si misma completamente sola en aquel lugar. Lo que había comenzado siendo un tranquilo viaje de negocios se había convertido en una serie de eventos no muy agradables. El mundo sin duda alguna era una mierda.

Humedeciéndose los labios, busco su teléfono en el bolsillo trasero de sus pantalones y emprendió su camino directo a la salida. Una pequeña sonrisa se plasmo en su rostro al leer un mensaje de texto proveniente de Wrath. "¿Cuantos culos ha pateado tu madre?", se leía en la pantalla. Contestó con un simple "Hasta ahora ninguno, yo por otro lado llevo un par. Te amo". 

Suspirando resignada y sin nada mas que hacer, se sumergió nuevamente en el ajetreado estilo de vida de Nueva York. Quería ser positiva y decirse a si misma que el día mejoraría, pero había algo en su interior, había una corazonada latiendo en su alama que le dictaba que no bajara la guardia.




-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hey there!

Primero que nada quiero desearles una muy feliz navidad y un muy feliz años nuevo (Lo se, estoy super atrasada, pero la intención es lo que cuenta) Espero que hayan pasado unas festividades inolvidables y que este nuevo comienzo este lleno de bendiciones para ustedes. <3

Bien, aquí hay un capitulo mas y con el tengo que decir que conforme escribo, la idea de esta novela se hace mucho mas grande. Cuando comencé con "Im Your Destiny" planee que la novela fuera de máximo 50 capítulos y bueno, ya me he pasado con 8. Estoy en un gran dilema, porque realmente no se si alargar esto o terminarlo de una vez por todas. Como notaran, nuevos personajes comienzan a tomar vida, lo cual es algo que me causa mucha gracia.  Mi imaginación en ocasiones es demasiado grande, por lo que desvarío un poco, la prueba de ello es que agregue los nombres de North y de la hija inexistente de esta chica que se apellida "Baldwin" jajajaj, no lo se, en ocasiones mi mente es ridículamente creativa. 

En fin, gracias por seguir aquí despues de un año mas. No se cuantas personas en si son las que siguen leyendo, ya que normalmente tengo 200 visitas y solo cinco comentarios máximo ¬¬, pero muchísimas gracias de cualquier forma. El siguiente capitulo ya se esta cocinando, así que espero subir pronto. 

Amanda se encontrara a alguien especial en el evento de beneficencia gracias a mi "Creatividad Desilusional" XD  ¿Alguna sospecha de quien sera?

Un Abrazo. 
Emms. 

miércoles, 13 de diciembre de 2017

¿Im Your Destiny? - Cap 57


-¿Una feria?

Dest dejo salir aquella interrogante llena de asombro en cuanto la camioneta se estaciono a la orilla de los maizales representativos de Highland Park. De todos los lugares posibles en su lista aquel había sido el ultimo en el que había pensado.

Aun asombrada y con la boca levemente entreabierta, se deshizo de su cinturón de seguridad y busco con la mirada al chico que había conducido durante todo el camino. Drew estaba ahí, sentado a su lado y seguía sonriendo contagiosamente. Él sin duda alguna estaba disfrutando de su estupefacción.

-¿Que hacemos aquí?....-La alegría en Drew despareció por un segundo gracias a su pregunta, por lo cual quiso pegarse un tiro. No deseaba arruinar el momento, pero tenia que aceptar que aquello en verdad la había sorprendido-...No me mal entiendas, muero por bajar del auto....Es solo que jamas considere que este fuera el destino de nuestra cita.
-Estuve pensando en algunos lugares desde que acordamos hacer esto pero todos ellos no me parecían lo suficientemente modestos...-Aclaro su garganta aun lleno de inseguridad-...Quería compartir un momento intimo y de cierta forma sencillo contigo.
-Es perfecto Drew, gracias.
-¿Hablas enserio?
-¿Por que mentiría?...-Ladeando el rostro y sonriendo torcidamente, busco su mano hasta poder entrelazar sus dedos con los suyos-....Cualquier lugar esta bien para mi mientras tu estés a mi lado.
-No lo se, es solo que ahora todo se ve demasiado simple en mi cabeza.
-Tonterías, es maravilloso...Ademas ¿Tienes idea de cuando fue la ultima vez que pise una feria?, ¡Dios! espero que sigan teniendo esas manzanas cubiertas de caramelo.
-Entonces....¿Acerté en el lugar?
-Definitivamente, pero tengo una pregunta......-Ambos pares de ojos se encontraron en medio de la oscuridad-...¿Por que decidiste conducir cinco kilómetros para esto? quiero decir....En casa también tenemos una feria.
-Lo se, pero en casa no puedo hacer esto libremente.

Drew fue preciso y tajante después de eso. Al terminar de hablar no hizo mas que acortar el espacio que los separaba y tomar los labios que tanto amaba. Dest por su parte reacciono al instante de sentir aquella caricia sobre la carne de su boca y sin poder evitarlo deslizo sus brazos entorno a él hasta apresarlo por el cuello.

Entendió todo entonces. Él había conducido atravez de todo un condado solo para tener aquello, solo para poder disfrutar plenamente del amor que sentían.

-Soy tan afortunada al tenerte...-Aseguro sin despegarse demasiado de aquel beso. Drew solo pudo gruñir entre sus labios como respuesta-....Dios, eres tan jodidamente encantador.
-No hago mas que demostrar cuanto te amo...-Respondo él entre jadeos-....Y aun así todo esto jamas sera suficiente, tu simplemente te mereces mas de lo que alguna vez te podre dar.
-Tu eres lo único que necesito y necesitare, así que por favor deja de hablar de ese modo...Tu amor es lo mas relevante en todo esto.
-Te amo...-Declaro solemnemente antes de inclinarse y besarla en la frente. Deseaba mas, mucho mas que un simple y pequeño beso pero no podía arriesgarse, no de nuevo-....Ahora, salgamos de aqui...Aun tengo que darte la mejor noche de tu vida.


Bajaron del auto pocos segundos después, no sin antes tomar un par de cosas de la parte trasera. Ya con los pies en la tierra simplemente entrelazaron sus manos y comenzaron a caminar atravez de la hierba.

La feria de Highland Park era conocida por ser la atracción mas representativa del condado. Cada año miles de personas visitaban las afueras de aquel estado para pasar una noche llena de comida, música, diversión y sobre todo tranquilidad.

Dest sonrió inconscientemente en cuanto se adentro nuevamente a aquel mundo. Llevaba por lo menos seis años sin pisar una feria y tenia que aceptar que le emocionaba reencontrarse con esa parte de su pasado. Había niños corriendo por todas partes, los colores abundaban al rededor y el aroma dulzón del algodón de azúcar inundaba su nariz como nunca antes.

Sin duda alguna se volvería loca de felicidad en aquel lugar.

-Necesito uno de esos ahora mismo...-Habló al comenzar a caminar hacia el chico que vendía aquel dulce tan preciado, pero no llego demasiado lejos y todo gracias a la fuerte mano que apresaba la suya-...Pero que...
-Cenaremos primero....-Drew hablo completamente serio. Su salud y seguridad eran primero-...Comeras los dulces que quieras luego.
-Hagamos algo, el dulce primero luego la cena.
-Ni pensarlo.
-Vamos....-Rogó aquello con la típica expresión que siempre hacia caer a los hombres de su vida-...Solo es algodón de azúcar, no va a matarme.
-Te amo pero no voy a ceder esta vez, cenaremos y es mi ultima palabra.

Él depositó un pequeño y casto beso en sus labios al verla hacer una mueca inconforme, luego y tras murmurarle una vez mas cuanto la amaba comenzó a arrastrarla hacia una de las enormes carpas de comida rápida.

Dentro de la enorme tienda habían por lo menos treinta mesas de campo, eso y un par de Food Trucks de comida chatarra. Drew sabia que probablemente no iba a encontrar comida saludable en aquel lugar, pero aquello era mejor que nada.

-Hola galán ¿Deseas algo en especial?

La pregunta fue generada por una chica rubia, la cual asomaba sus cabeza por uno de los espacios de pedido del camper mas cercano.

-Comida...-Respondió él cordialmente mirando directamente hacia la chica-...¿Algún concejo?
-Yo no hablaba de comida, pero supongo que puedo darte algunas opciones....-La chica sonrió abiertamente tras su intento de coqueteo, dejando así al descubierto un pequeño piercing en su labio inferior-...La especialidad de la casa son las chuletas de cerdo con salsa BBQ, eso y nuestro maíz asado con mantequilla y queso.
-¿Algún postre?
-Tenemos tarta de manzana....-La rubia se encogió de hombros y se inclino provocativamente hacia delante-...Y si hablamos de otro tipo de postre, mi turno termina en un par de horas....Todo depende de cuales sean tus intereses.

Drew se tenso inconsciente tras aquella desvergonzada proposición y por inercia apreso con mucha mas fuerza la mano que entrelazaba la suya. ¿Acaso aquella chica no veía que estaba acompañado por alguien?, era posible que....

-Sus intereses son los siguientes....-La voz de Dest cobro vida inesperadamente, lo cual capto la atencion de las dos personas restantes a su alrededor-....Dos ordenes de chuletas, una de papas y dos refrescos bajos en azúcar....Oh y una tarta de manzana, pero esa la conservas tu querida porque sera el único jodido postre que tendrás.

Destiny lanzo despectivamente unos cuantos dolares frente a la chica al terminar de hablar, luego y tras asesinarla prácticamente con la mirada comenzó a andar hacia la mesa mas alejada de aquella carpa.

Nunca había considerado ser el tipo de chica celosa, pero en ese momento lo era y no podía hacer nada para evitarlo. Esa jodida tipa rubia prácticamente se había lanzado sobre Drew ¿Como se suponía que tenia que reaccionar? Negando aun con la rabia en la garganta, soltó la mano que había sostenido durante todo aquel tiempo y se dejo caer en el primer espacio vació que encontró. Era increíble, la noche apenas había comenzado y ya estaba de mal humor.

-¿Estas bien?
-Si claro...-Mascullo sarcásticamente en cuanto Drew se sentó junto a ella y trato de hacer algún tipo de contacto-...De maravilla.
-Vamos, no dejes que algo tan insignificante como eso nos arruine la noche....-Replico él atraiéndola hacia si mismo con sus brazos-...Eres la única mujer en el mundo que puede tener mi amor y lo sabes.
-No se trata de mi dudando sobre si me quieres o no, se que lo haces. Se trata del descaro que emplean ese tipo de chicas, me dan asco.
-Sea lo que sea ya no importa, tu ganaste. Defendiste lo que es tuyo de una forma impresionante.
-Deja de burlarte de mi...-Se quejo apenada en cuando noto la sonrisa llena de satisfacción en el rostro que amaba-...No eres un objeto, no me perteneces y no defendí nada,yo solo....
-La modestia no te queda amor...-Aun manteniendo su sonrisa picara, se inclino un poco para así poder verla directamente a los ojos-...Puede que no sea un objeto pero vaya que te pertenezco y estoy bien con ello....De hecho tengo que confesar que amo tu faceta celosa e irracional, es demasiado sexy.
-Solo lo dices para hacerme sentir bien.
-Por supuesto que no, ya te lo he dicho con anterioridad. Me gusta tu posesividad, me hace sentir amado, me hace creer que valgo la pena.

Dest sintió como una fuerte oleada de ternura la golpeaba tras aquello, pero entonces noto algo que desvió sus sentimientos por un momento. La chica rubia los miraba atentamente desde lo lejos, tenia su rostro recargado en una de las palmas de sus manos y por su expresión podía jurar que estaba tratando de descubrir lo que ambos hablaban. Era el colmo, pensó al comenzar a sentir como la ira volvía a renacer dentro de sus entrañas. Le daría un show digno de observar a aquella patética y jodida chica.

Sin perder de vista a su nada discreta espía, enredo los brazos en el cuello del chico que amaba y jalo hasta poder tomar sus labios en un voraz y necesitado beso. No acostumbraba besarlo de aquella forma pero tenia que aceptar que se sentía bien. Amaba besarlo con deseo y posesión, amaba demostrarle al mundo que él era suyo y de nadie mas, porque esa era la verdad. Él solo le pertenecía a ella y así seria siempre.

Aun dominada por sus sed de proclamación, hizo que su lengua entrara en el juego. Drew gimió fuertemente como respuesta y eso solo le dio luz verde para seguir y seguir. Sin pensarlo comenzó a arrastrarse hasta estar completamente sentada sobre él, ya ahí simplemente enredo las manos en aquel espeso cabello negro y continuo asaltando la boca que la volvía loca con frenesí.

Sonrió entre el acto al sentí como el amor de su vida le clavaba las manos en la cintura y apretaba con fuerza. Tener aquel dominio sobre Drew era sumamente placentero.

-Hay niños aquí...-Él por fin junto la fuerza suficiente como para alejarse del beso por un momento. El corazón latía en su garganta salvajemente, todo su cuerpo estaba a mil por hora-...No puedes seguir haciendo esto, tienes que parar.
-Obligame....-Lo reto Dest arrastrando los labios por su cuello-...Anda, trata de detenerme.
-Has probado tu punto, ella ya no esta observándonos, ella...
-Esto dejo de ser sobre esa estúpida al segundo de tocar tus labios...-Habló tras succionar un poco sobre la yugular de aquel chico-...Estoy haciendo esto simplemente porque quiero y se que tu también lo haces, también lo deseas.
-Lo hago, tienes razón, pero no es el momento ni el lugar así que detente....-Detuvo sus movimientos abruptamente, logrando así tener toda su atencion. Dios era testigo de cuanto la amaba pero aun con ello no podía permitirse cruzar el limite-...Escucha amo todo esto pero...
-Si, si, lo entiendo....-Lo interrumpió visiblemente afecta, momentos después solo bajo de su regazo y se acomodo nuevamente en su lugar de la mesa. Sabia que él tenia razones por las cuales ser precabido pero aun así dolía-...Lo siento, no estaba pensando con claridad.
-No tienes que disculparte, esto....¡Mierda!, escucha yo....
-Esta bien, dejemoslo...-Sonrió torcidamente tragándose la aflicción. No iba a mostrarse débil-...Me excedí por completo, supongo que trate de jugar con las reglas de Amanda y perdí....Ella siempre hace este tipo de cosas con Wrath y bueno, creí que era la clase de cosas que las parejas hacían.
-Cariño por favor solo quiero que sepas que...
-Me amas, lo se....Ahora dejemoslo, no quiero hablar mas del tema.

Drew considero la idea de replicar y demostrarle que no había motivo alguno por el cual debía sentirse herida, por que estaba sumamente seguro de que así era como ella se sentía, pero no pudo hacerlo y todo gracias al chico que apareció repentinamente con sus ordenes de comida en las manos.

Comieron en completo silencio he ignoraron la muy notable incomodidad que crecía entre ambos tras cada segundo que pasaba. Al final él fue el primero en ceder, no podía soportar verla con aquella expresión fúnebre y desolada en el rostro. Tenia que encontrar la forma de hacerla sonreír de nuevo.

-Amanda menciono que planean hacerse un tatuaje juntas...-Lanzo aquello con cautela. Ella simplemente desvió la mirada de su comida y le presto suma atencion-...¿Es cierto?
-Si, lo es...-Respondió después de limpiar su boca-...Se volvió loca en cuanto descubrió el águila en mi costilla  así que le prometí que conseguiríamos algunos diseños por su cumpleaños.
 -Eso es lindo.
-Lo se, de cualquier forma es lo menos que puedo hacer. Mandy ha sido mi hermana desde mucho antes de que Ronnie viniera al mundo, he crecido con ella....Y seamos honestos ¿Que mas podria obsequiarle?, lo tiene todo.
-Lo material siempre queda en segundo plano, créeme amara cualquier cosa que venga de ti.
-¿Has pensado lo que deseas para tu cumpleaños?....-Dest se atrevió a preguntar aquello tras algunos segundos llenos de silencio. Aquel tema la ponía ansiosa, la fecha casi llegaba y no tenia ningún tipo de pista en cuestión-....Vamos ayúdame un poco.
-No necesito nada mas de lo que ya tengo....-Aseguró con simpleza-....Tengo a mi familia de nuevo, tengo salud y paz, te tengo a ti.
-Debes desear alguna otra cosa.
-Deseo que me ames siempre....-Ambos se observaron fijamente-....Deseo que nunca me dejes.
-Eso ya lo tienes.
-Prometelo.
-Lo prometo.

Conforme dejaba salir todo el aire contenido, Drew se deslizo sutilmente hacia ella y paso un brazo por sus hombros con sumo cuidado. Luego y tras sentir como Dest buscaba al igual su contacto simplemente se dejo ir.

Buscó el rostro que amaba con los dedos de su mano libre, al encontrarlo simplemente se inclino y la beso. Ella era el mayor obsequio que la vida le había dado y esperaba que aquello se lo dejara en claro.

-Siento no poder brindarte una relación normal...-Suspiró torturadamente al hablar-...Siento no poder ser la clase de chico que pueda presentarte a sus padres, siento no poder tomarte de la mano con libertad cuando se me venga en gana, siento no poder complacerte físicamente...Siento tanto el habernos arruinado.
-No estamos arruinados...-Dest hablo con aire resignado mientras acariciaba sus mejillas-....Simplemente no es nuestro momento.
-Voy a hablar con tu padre, voy a hacerlo le guste o no, me niego a seguir soportando esta jodida situación....Y si aun así él sigue sin aceptar lo nuestro nos iremos, pondré el mejor de los anillos en tu dedo y comenzaremos a vivir nuestra vida lejos de todo esto.
-Llámame demente, pero estoy deacuerdo contigo.
-Este es nuestro Destino cariño, tu y yo, juntos para siempre. Es tiempo de aceptarlo.
-Solo hay un pequeño detalle.
-¿Cual?
-Para poder casarme contigo necesito ser tu novia primero...-Un extraño temblor se instalo en el estomago de Dest al hablar. Había sentido lo mismo la noche de su accidente, justo cuando él le había pedido ser su novia por primera vez-...Necesito pertenecerte oficialmente y no lo hago.
-Tu has sido mía desde la primera ocasión en la que puse mis ojos en ti....-Drew sonrió entre la seriedad de su declaración. Al final ella tenia cierta razón-...Pero es verdad, no he hecho la pregunta.
-¿Y lo harás?
-¿Aceptarías si lo hiciera?
-No lo se ¿Por que no lo descubres?

Drew estuvo a nada de tomarle la palabra pero al final logró contenerse, ella se merecía mas que una simple declaración en medio de una carpa de comida rápida. Lo haría, aquella noche le propondría comenzar desde cero en todos los jodidos aspectos, pero seria especial....Encontraría la forma de hacerlo memorable.

-Tal vez lo haga...-Tras susurrarle aquello simplemente la beso una ultima vez y volvió a acomodarse frente a su plato-...Por ahora come, nos queda mucha noche por delante.
-¿Podre tener mi algodón de azúcar luego?
-Tendrás todo lo que desees en cuando salgamos de aquí.
-¿Todo?...-Los ojos de Dest brillaron al recalcar la pregunta, la adrenalina causada por el beso salvaje que habían compartido seguía corriendo por sus venas. Él simplemente asintió cuidadosamente como respuesta-....¿Lo prometes?
-Si amor, lo prometo.

Se sumergieron en una densa charla sobre cosas triviales conforme terminaban de cenar, al final y tras hacerlo simplemente se pusieron de pie y caminaron tomados de la mano hacia la salida principal de la carpa, pero fue entonces cuando Destiny hizo algo completamente inesperado.

Al estar a tan solo unos metros de la salida tomo valor y observo fijamente sobre su hombro. La chica rubia seguía ahí, solo había una pequeña diferencia y esa era que ella no los miraba como lo había hecho con anterioridad. Había ganado la guerra, se dijo en cuanto sintio como una sonrisa llena de satisfacción se formaba en su labios, pero aun con ello deseaba lanzar el golpe fina.

-¡Oye guapa!

Todas las miradas, incluida la de la chica rubia, se posaron en Dest en cuanto alzo la voz. En el pasado ser el centro de atencion la había aterrorizado pero en ese momento las cosas eran completamente diferentes.

-¡Espero que disfrutes de tu postre porque yo vaya que voy a disfrutar del mio!




*****************************


-Amor estas comenzando a preocuparme ¿Podrías relajarte?

¿Relajarse? ¡¿Como mierdas podria relajarse en una situación como aquella?! Se pregunto Justin internamente conforme tensaba la mandíbula y luchaba por no perder el poco auto-control que reinaba en él. Sangrando, ella estaba sangrando y aun así le pedía que se tranquilizara ¡¿Que demonios estaba pensando?!

Conteniendo los espasmos involuntarios que dominaban sus manos, tomo valor y observo directamente hacia la mujer que amaba. Selena estaba ahí, sentada junto a él en aquel corredor de hospital, pálida pero serena y no lo entendía. ¿Como podía ser tan fuerte? ¿Por que no estaba aterrada?

Miedo, sentía miedo en cada jodida parte del cuerpo y no podía evitarlo. La sangre solo significaba una cosa, su bebe estaba en peligro y eso obviamente amenazaba la salud de Selena al igual. No podía perderlos, se rehusaba a vivir sin alguno de ellos. Contendiendo un gemido lleno de frustracion, se llevo las manos al rostro y trato de controlar sus alteradas respiraciones.  El tiempo pasaba lento y cada segundo hacia la diferencia ¿Donde estaban todos? ¡¿Por que nadie hacia nada!?

-¡Suficiente! ¡Voy a entrar por esa jodida puerta y traeré a un doctor a rastras si es necesario!

Se puso de pie completamente dominado por la rabia e impotencia, pero no pudo hacer mucho y todo gracias al fuerte agarre que Selena le propino en una de sus muñecas. Aquel simple acto evaporo su impertinencia en menos de un parpadeo, lo cual no hizo mas que irritarlo mucho mas de lo que ya lo estebaba. Odiaba que ella utilizara ese jodido dominio en su contra.

-Toma asiento...-Pidió Selena sin perder la compostura-...No es momento para una de tus escenas. 
-¡¿Escenas?!...-Repitió alzando la voz considerablemente. ¿Acaso ella se estaba escuchado?-....¡¿Llamas "escena" a la preocupación que siento por el bienestar de mi hijo?!
-Si, lo hago porque estas desvariando....Solo es un poco de sangre, no siento dolor. Todo esta en orden. 
-¡No pretendas que esto es normal! ¡Se una madre de verdad y muestra por lo menos un poco de interés!
-¿Estas insinuando que no amo a mi hijo solo por que trato de ser la persona racional aquí?...-La incredulidad en sus palabras fue tan ácida que noto como él se quedaba pálido al momento, pero aun así siguió. Justin había cruzado una jodida linea-....¡Eres un imbécil!, si trato de mantener la calma es porque de lo contrario esto empeorara....Tengo miedo, claro que lo tengo pero ponerme histérica no ayudara en nada, ahora cierra la jodida boca y deja de hablar disparates....Te recuerdo que yo no fui la que se quiso deshacer de nuestro bebe en cuanto supimos la noticia.

La barbilla de Selena tembló al terminar de hablar, pero así fue lo suficientemente fuerte como para contener las lagrimas. Justin por su parte no hizo mas que tragarse un sin fin de malas palabras, eso y llamarse a si mismo hijo de puta una y otra vez.

Lo había arruinado, se había comportado como un jodido bastardo y al final Selena había pagado las consecuencias como siempre. Su intención no había sido ser tosco al hablar, pero no había podido contenerse. No solo le preocupaba el bienestar del bebe, también estaba el de ella. Perderla era la mayor de sus pesadillas, la simple idea lo aterrorizaba a muerte.

Aun con el temor en cada poro del cuerpo, busco a tientas la mano de su esposa pero lamentablemente no tuvo la respuesta que hubiera querido. Selena esquivo el gesto con una expresión impasible, para luego simplemente mirar hacia un punto distante en la habitacion. Aquello rompió su corazón por completo, el que ella lo dejara fuera siempre era igual del doloroso.

Pensó en algo que decir conforme cerraba los ojos completamente torturado, pero al final sus palabras se vieron interrumpidas por el hombre de edad avanzada que trataba el embarazo de Selena mes tras mes.

-Señores Bieber, ¿A que debo su vista? Nuestra próxima cita no es hasta dentro de dos semanas.
-Creo que hay algo malo con mi embarazo Davis...-Selena hablo y se puso de pie sin siquiera mirar al hombre sentado a su lado-...Estaba a punto de ir a dormir y decidí tomar una ducha, empece a sangrar a mitad del baño.
-Ya veo...-El hombre canoso observo brevemente a Selena, para luego posar las manos en su pequeño y abultado vientre-...¿Sientes algún dolor o incomodidad?
-No realmente, no siento ningún tipo de espasmo.
-¿La sangre es abundante?
-Solo fueron un par de gotas pero aun así no pude evitar preocuparme.
-Comprendo, sinceramente no creo que sea algo grave pero aun así quisiera echarle un vistazo a tu pequeño si no te importa....Entremos al consultorio, te haré unos cuantos chequeos y descubriremos lo que pasa ¿Que te parece?
-De acuerdo.
-¿Puedo acompañarlos?...-Justin se atrevió a hablar en cuanto noto como su mujer comenzaba a caminar sin mirar atrás. Sabia que ella estaba enfadada pero aun así ira con ella al fin del mundo si fuera necesario-...Por favor yo solo...
-Podrá hacerlo pero me gustaría tratar a su esposa a solas primero...-Davis sonrió comprensivamente al ver la expresión incrédula del hombre que estaba a unos cuantos metros de distancia-...El chequeo es rutinario, pero necesito que ella se desvista y sobre todo que este en completa calma.
-Es mi esposa amigo, su desnudes no es una novedad para mi.
-¡Oh dios mio Justin!...-Selena se llevo una mano al rostro al presenciar el gesto infantil por parte del hombre al que amaba, luego solo observo a su doctor de cabecera completamente avergonzada-...Lo siento Davis, él esta completamente fuera de si en este momento.
-No tiene por que disculparse, es normal este tipo de comportamiento después de todo estamos hablando de la salud de su pequeño....-El hombre volvió a posar su vista en la persona restante en el corredor-....Créame Señor Bieber, se que no tiene ningún problema con la desnudes de su esposa, pero aun así usted esta visiblemente afectado y eso puede repercutir al examinarla....Hagamos algo, espere aquí durante los primeros chequeos, lo mandare llamar en cuento haga el ultrasonido ¿Que dice?

Justin considero la idea de negarse por completo, después de todo tenia derecho a formar parte de cualquier cosa que tuviera que ver con su hijo, pero al final simplemente dio una par de pasos atrás y cedió. Por mas que odiara estar lejos de Selena tenia que aceptar que aquel hombre tenia razón, ambos se encontraban alterados y de cierta forma irritados, lo mejor seria poner un poco de tierra de por medio.

-Estaré esperando.

Fue todo lo que se atrevió a decir, luego solo se dejo caer en los mismos asientos del corredor y observo resignadamente como su esposa desaparecía tras la puerta del consultorio.

Mantener su cabeza ocupada fue difícil, pero al final logro hacerlo. Camino de arriba a abajo por todo el pasillo, navego en su teléfono, incluso bajo al vestíbulo por alguna cosa para comer. La situación tomo un giro inesperado en cuanto volvió a encaminarse a su ya común asiento con un café caliente en la mano.

 Había alguien sentado junto a su silla, un adolescente. Alzando una ceja un tanto confundido, observo un par de veces a su alrededor en busca de los posibles padres, pero todo fue en vano, el corredor estaba desierto.  Arrastrando sus pies a través del blanco piso del hospital, escaneo un poco mas la imagen que tenia a pocos metros de distancia.

El chico podria tener la edad de Drew o incluso un poco menos, sus facciones eran jóvenes y a simple vista se veía sumamente atemorizado. Tenia el cabello rubio y  piel pálida, piel que en ese momento se encontraba algo manchada de lo que parecía ser aceite de auto. Sin duda alguna era un tipo humilde ¿Que podria estar haciendo ahí esa noche?

-Una noche dura ¿No?

Justin alzo la voz sin pensarlo, lo cual ocasiono que la persona restante en el corredor diera un brinco en su lugar un tanto asustado. Fue entonces cuando lo noto, aquel chiquillo tenia los ojos enrojecidos por el llano y sus manos temblaban por lapsos. La imagen removió sus entrañas, aquella escena lo hacia viajar al pasado, le hacia recordar los tiempos en los cuales su muchacho se había visto al igual tan desolado.

-¿Estas bien hijo?....-Pregunto caminando hacia él y sentándose a su lado-...¿Tus padres están aquí? ¿Tuviste algún accidente?
-No, yo...-El adolescente negó y limpio sus lagrimas con vergüenza-...Estoy aquí por mi novia, ella...

La voz del chico desapareció y sin mas apunto al consultorio que estaba junto al de Selena, eso fue suficiente para Justin armara sus propias conclusiones. Adolescente asustado mas consultorio de ginecólogia daba a un embarazo imprevisto ¿Como no lo había pensado?

-¿Ella esta bien?...-No pudo evitar seguir con el interrogatorio. El chico en verdad se miraba afectado-...Escucha se que parce que soy diademado curioso pero....Soy Justin por cierto, Justin Bieber.
-¿Eres quien?

Justin rió por lo bajo al notar como el adolescente lo miraba como si hubiera dicho un disparate, así que decidió dejárselo un poco mas en claro. Manteniendo la sonrisa se deshizo de la gorra que cubría su cabello, para luego alejar la chaqueta que portaba y dejar al descubierto sus brazos tatuados. El chiquillo rubio solo pudo boquear sorprendido tras la revelación.

-¡Oh mi dios!, yo....-Tartamudeando limpio su mano manchada de grasa en sus pantalones desgastados y estrecho el saludo que Justin le brindaba-....Usted es...¡Jesús nadie va a creer esto!
-Puedo darte una foto luego, por ahora dime cual es tu nombre.
-Si claro, soy Allen Clark.
-Bien Allen, dime ¿Cual es el problema aquí?
-No es nada...-La poca tranquilidad del chico se vio apocada al volver a la realidad-....No voy a aburrirlo con mis problemas.
-¿Aburrirme?, campeón tenemos que apoyarnos entre nosotros....Créeme se lo que se siente pasar por todo este proceso de embarazos, bebes y pañales.
-¿Lo sabe?
-Claro ¿Por que mas estaría en el área de ginecologia a las diez de la noche un viernes?....Mi esposa esta en uno de los consultorios y...
-¡¿Selena Gomez esta aquí?!
-Shhh Shhh...-Justin manoteo dramáticamente en cuanto el chico alzo la voz. Lo ultimo que necesitaba eran fotógrafos esperando fuera del hospital-...Si, mi mujer esta aquí, pero es un secreto ¿Crees poder mantenerlo?
-Por su puesto, lo siento yo...-Allen trago en seco y asintió un par de veces. Aquello era irreal-...Es solo que estoy sorprendido, quiero decir....Usted es rico, pensé que los famosos pagaban hospitales especiales y esas cosas.
-Gordon Davis a tratado a Selena desde la adolescencia y él se especializa en este lugar, créeme por mi trataría a mi esposa en los mejores hospitales de Suiza pero ella se niega y bueno...No puedo hacer nada encontra de eso.
-Entonces ¿Tendrá otro bebe?
-Si y estoy jodidamente aterrado.
-¿Por que? Usted es genial, usted lo tiene todo....-Los ojos azules de Allen se cruzaron tímidamente con los de Justin-...Sus hijos son afortunados de tener un padre como usted, alguien que pueda darles todo lo que se merecen.
-No todo en esta vida gira al rededor del dinero, hijo...-Encogiéndose de hombros hablo con el corazón-...De nada sirve tener un padre millonario si no tiene la capacidad de amar, el amor que sientas por tu pequeño vale mas que el oro.
-Tal vez, pero el amor no salva vidas. Con amor no puedo salvar a mi esposa o a mi bebe.

La agonía que demostró Allen al hablar fue tan dolorosa que Justin sintió como su corazón se partía en dos. La situación era clara como el agua, aquel chiquillo estaba pasando por una situación difícil y devastadora justo igual que él. Ambos buscaban con desesperación el bien estar de los seres que amaban.

-¿Cual es tu historia Allen?
-En resumen...-Suspirando paso una mano por su cabello y contuvo el sentimiento acumulado-...Conocí a Rachel en la preparatoria, nos enamoramos al instante, fue sumamente increíble. Siete meses después descubrimos que estaba embarazada y fue ahí cuando todos los problemas comenzaron....-Juego con sus dedos nerviosamente sin poder evitarlo-...Mi familia y la suya nos dieron la espalda, tuvimos que dejar la escuela, las cosas no han sido para nada fáciles....Aun así estamos juntos y no planeo que eso cambie, ella y mi hijo son todo lo que tengo ahora. Trabajo doce horas al día en un taller mecánico, eso ayuda a pagar las facturas y las rentas del pequeño departamento donde vivimos, todo estaba relativamente bien hasta hoy....Recibí una llamada de mi casera, ella encontró a Rachel desmayada en uno de los corredores....Me volví loco, pensé que la perdería, yo....
-Bien, respira un poco...-Justin palmeo la espalda del adolescente al verlo entrar en pánico. Comprendía a la perfección la situación-...¿Ella y el bebe están bien?
-Su embarazo se complico, tiene algo llamado "oligohidramnios"...-Aclaro su garganta conforme negaba-...Significa que el liquido que cubre a mi pequeño no es suficiente, por lo cual puede afectar a su crecimiento....El tratamiento es sumamente costoso y no puedo evitar sentirme un completo inútil, si mi hijo muere sera mi culpa ¡¿Que clase de padre no puede salvar a su hijo?
-No va a pasarles nada, te lo prometo.
-Eso es algo que no esta en sus manos, eso...
-¿Allen Clark?

Una enfermera apareció de la nada, interrumpiendo así las palabras del adolescente. Allen se puso de pie como si de un resorte se tratara y se acerco a la chica vestida de blanco sumamente pálido. Justin fue tras el chico sin pensarlo, fuero lo que fuera iba a estar ahí para ayudarlo.

-Soy yo ¿Como se encuentra mi esposa?
-Ella esta estable, sus malestares se han ido, la daremos de alta en media hora....-La enfermera escribió un sin fin de cosas en lo que parecía ser una receta, luego solo la arranco y se la entrego al chico rubio-....Aquí están las especificaciones de su cuidado y sobre todo sus medicamento, es muy importante seguir todo al pie de la letra....Ahora, puede entrar a la habitacion y ver a su esposa un momento, luego y tras terminar lo espero en recepción para unas cuantas firmas y el pago de la cuenta.
-De..De acuerdo.

Justin fue cociente de como Allen fruncía los labios lleno de preocupación al ver las diversas observaciones anotadas en aquella hoja blanca. Aquello era una mierda, pero se encargaría de resolverlo a como diera lugar.

-Fue un gusto conocerlo señor Bieber....-Allen hablo, sacando a si de sus pensamientos al hombre que tenia a su lado-....Tengo que irme.
-Hijo escucha, yo...
-No hay nada que decir, no se preocupe....Espero que su bebe y su esposa tengan todo en orden, nos vemos.

El adolescente desapareció tras una de las puertas de los consultorios en menos de un parpadeo, dejando a si a Justin con la palabra en la boca. Daba igual, no daría marcha a tras, tenia un plan y lo llevaría acabo a como diera lugar.

-¿Disculpe?...-Dejo ir sus palabras al notar como la enfermera se daba vuelta dispuesta a irse. La chica miró sobre su hombro al instante-...¿Podría decirme el monto de la factura del chico?
-Ammm eso es un poco confidencial señor Bieber.
-Lo se, es solo que....-Rasco su nuca un par de veces. Probablemente parecía un acosador de mierda-...Vera, es joven y esta pasando por muchos problemas. Solo quiero ayudar un poco, quiero brindarle estabilidad, permitame hacerlo.

La chica hizo una mueca pensativa por un largo tiempo pero al final solo asintió y observo brevemente las hojas que portaba en su archivero. Tras algunos minutos llenos de cuentas y cálculos, aclaro su garganta y volvió a hablar.

-La deuda por esta noche son dos mil dolares.
-Hecho, carguelo a mi estado bancario....-Sin pensarlo saco su tarjeta de crédito del bolsillo y se la tendió-...Y una cosa mas, me gustaría que reuniera todos los medicamento que  la esposa del chico necesita y se los entregara, todo corre bajo mi cuenta de ahora en adelante.
-¿Como se supone que le explicare todo esto?
-Solo dígale que es un obsequio por amar con toda el alma a su pequeño.
-Pero señor Bieber esto....
-¿Interrumpo algo?

La voz de Selena cobro vida en el corredor, interrumpiendo por completo los reproches de la joven enfermera.

Justin reacciono al instante de escuchar la voz de su mujer. Ella estaba ahí, portando solo aquellos pantalones de deporte y una de sus camisetas interiores. Una sonrisa se instalo en su rostro al asimilar tal imagen, pero para su desgracia el gesto no le duro mucho y todo gracias al notar una pequeña cosa peculiar.

Los rasgos de Selena estaban contraídos y no hacia mas que asesinar con la mirada a la chica de blanco que seguía a su costado, fue entonces cuando lo entendió. Su corazón comenzó a palpitar con fuerza y sin poder contenerse sintió una oleada de terror subiendo por sus piernas. Aquello no seria para nada nuevo.

 Los celos de Selena eran doblemente  mortales cuando se encontraba embarazada.

-Hola amor, yo...
-Davis quiere comenzar con el ultrasonido....-Selena mascullo las palabras manteniendo su mirada en la enfermera-...Puedes entrar si lo deseas o puedes quedarte aquí y seguir haciendo lo que hacías.
-Yo no estaba...
-¿Puedo retirarme ya Señor Bieber?....-La chica lanzo la pregunta visiblemente incomoda por la situación-...Tengo unos cuantos pacientes que revisar, sin contar su petision.
-Claro....-Justin asintió seriamente-...Lo dejo en tus manos, verdaderamente me gustaría hacerme cargo.
-Como diga.

La enfermera despareció doblando por el corredor segundos después, dejando así un aura sumamente incomodo entre las personas restantes. Selena fue la primera en hablar y no lo hizo muy felizmente.

-Vaya, no pierdes el tiempo.
-Selena por favor, sabes que no es lo que piensas.
-Si claro, ya he escuchado eso antes.
-Cariño basta...-Fue hasta ella y por primera vez en la noche la toco. Hubo un poco de resistencia, pero al final pudo tomar su mano-...No hacia nada mas que arreglar unos cuantos pendientes con la factura del hospital, ahora deja esa cara y dime si todo esta bien.
-No estamos en peligro....-Selena dejo ir la noticia sin bajar su guardia. Él solo suspiro tranquilamente al escucharla-....Fue solo un pequeño desgarre, aun así Davis quiere darle un vistazo al pequeño.....Ya te lo dije, puedes entrar o puedes ir tras aquella falda corta, haz lo que desees.
-De acuerdo, entonces lo haré.

Justin obedeció, hizo lo que deseaba y eso fue besar a su esposa. Cuidadosamente acorralo a Selena contra la puerta del consultorio para luego sostenerle el rostro con su mano libre y asaltar sus labios suave y tiernamente. Ella trato de alejarlo a los segundos de sentir sus labios, pero al final y tras algunos minutos de resistencia cedió por completo al beso.

Aquello lo hizo sonreír entre el acto y sobre todo soltar el peso inexistente que había llevado sobre su espalda durante toda la noche. Pelear con Selena siempre era una jodida y dolorosa tortura.

-¿Estas mejor?
-¿Insinúas que con un beso puedes solucionar las cosas?...-Selena se separo de su esposo al escucharlo. Él sonreía y se miraba engreidamente satisfecho. Vaya bastardo, pensó dejando la molestia a un lado-...Eres un imbécil.
-Probablemente, pero soy el imbécil al que amas.
-¡Jesús! no se que estaba pensando al casarme contigo, eres un niño.
-Pensabas en tenerme solo para ti...-Justin movió sus cejas con aire arrogante. Amaba picarla de esa manera-...No tolerabas verme con otras chicas ¿Recuerdas? y por lo que veo sigues sin hacerlo.
-No me provoques Bieber....-Le advirtió seriamente antes de alejarse de él-....La ultima vez que lo hiciste casi termino casada con alguien mas, así que cuida tus palabras.
-¿Estas amenasandome?
-No, solo te estoy advirtiendo.
-Amo esto ¿Sabes?....-Se atrevió a reír por lo bajo-...Tu siendo celosa y posesiva.
-Solo cierra la boca y entremos de una vez, Davis debe de estar esperándonos.

Ambos estuvieron dentro del consultorio pocos minutos después. Selena se movió a través de la habitacion como si fuera su segundo hogar y sin mas se deshizo de su camiseta. Justin por otro lado se quedo quieto en medio de aquel lugar,  solo observando como su esposa se recostaba en una de las camillas.

Aquella imagen no fue bien recibida en su cabeza, lo cual ocasiono que se estremeciera violentamente. Ver a su mujer en una cama de hospital era simplemente intolerable.

-¿Como es que lo haces?...-Pregunto conforme arrastraba sus pies hacia ella-...¿Como es que puedes soportar todo esto?
-Es solo un ultrasonido.
-No entiendes, hablo de todo en general....Esto, las paredes blancas, el olor a anticeptico, pruebas de sangre....¡Dios! Yo simplemente no puedo, cada vez que te veo envuelta en todo esto muero de miedo.
-He vivido en un hospital la mitad de mi vida Justin, supongo que la costumbre ayuda un poco....-Selena hizo una mueca distante antes de llevarse las manos al vientre y comenzar a acariciar-...La primera vez que estuve internada fue la noche del aborto involuntario ¿Recuerdas?
-Perdimos un hijo Selena ¿Como podria olvidarlo?...-Dejándose caer junto a ella en un pequeño banco, tomo su mano. Había tenido la edad de Allen cuando aquello había sucedido. Una razón mas para ayudarlo, pensó-....En ocasiones quisiera regresar el tiempo y...
-Eramos unos niños Justin, teníamos poco mas de dieciséis años. No estaba en nuestras manos....-Ambos se miraron por un largo tiempo-...Luego el lupus apareció y con ello mis órganos comenzaron a fallar y el cáncer tomo vida....Los hospitales son mi habitad y estoy bien con ello, al final no importa cuantas veces termine aquí porque jamas me dejare vencer.
-Eres la mujer mas fuerte de este planeta, eres implemente perfecta.
-Solo soy yo, eso es todo.
-Siento lo que dije....-Justin hablo de corazón y beso los nudillos de la mano de sus esposa con arrepentimiento-....No hay mejor madre en este mundo que tu.
-No tienes que decir nada, estabas asustado, lo comprendo.
-Estaba mas que eso, tu lo eres todo, sin ti esto simplemente no tiene sentido.
-No vas a perderme Justin....-Hablo con calidad y algo de brusquedad. Odiaba que él pensara en eso-...Vamos a salir de esta, tendremos a nuestro bebe y seremos una familia.
-¿Que sucede si....?
-Se que sabrías como controlar la situación si llegara a irme....-De un instante a otro tanto los ojos negros como los color miel estaban derramando lagrimas-....Eres un gran padre Justin, los chicos y tu estarían bien.
-¡No!, sin ti no soy nada.
-Tendré que irme en algún momento, tu también lo harás.
-Lo se, pero no sera pronto ¡Me niego a considerar que sea pronto!
-No tienes siquiera por que pensar en ello amor....-Selena limpio cada lagrima del rostro de su esposo tiernamente. Hablaba enserio al asegurar que jamas se dejaría vencer-...Ya te lo dije, saldré de esta y seremos a una familia. Cambiaremos pañales juntos, soportaremos las peleas de los mellizos, estaremos en primera fila cuando Amanda y Wrath se casen, y nunca se sabe....Tal vez incluso presenciemos  un "felices para siempre" entre Drew y Dest.
-¿Lo prometes?
-Si cariño, lo prometo.

Davis hizo acto de presencia en el consultorio justo cuando las personas restantes en la habitacion se disponían a besarse. Selena se separo rápidamente de su esposo al ser consciente de la interrupción, Justin por otra parte simplemente se froto el rostro y adopto su típica imagen dura y amenazante.

-Veo que la tensión a desaparecido entre ustedes...-El hombre canoso bromeo conforme se colocaba un par de guantes de látex y encendía el equipo del ultrasonido-...Eso es bueno, el bebe podrá verse un poco mejor gracias a ello.
-¿Habla enserio?
-Por supuesto señor Bieber, el pequeño siente absolutamente todo por lo que pasa su madre. Amor, tristeza, alegría , incluso placer.
-Eso quiere decir que él o ella siente cuando nosotros, ya sabe...
-Absolutamente, de echo un reciente estudio asegura que los orgasmos ayudan al sistema motriz del feto.
-Vaya, en ese caso nuestro hijo tendrá la agilidad de un ninja.
-¡Justin por  el amor de dios!...-Selena se llevo las manos al rostro completamente apenada. Los hombres simplemente se echaron a reír de manera contagiosa-...¿Podemos dejar los juegos y terminar con esto? Estoy cansada y quiero irme a casa.
-Esta bien, comencemos.

Se vieron envueltos en la típica rutina de un ultrasonido después de eso. Davis coloco a Selena verticalmente, esparció un poco de gel en su vientre y sin mas empezó aquel estudio. Justin escucho cada una de las palabras que medio decía sin soltar la mano de su esposa. Todo en el embarazo iba bien, su hijo era sin suda alguna un bebito fuerte y resistente.


-Todo parece en orden señores Bieber....-Davis hablo sin alejar la vista del monitor de la computadora-...El feto tiene la medida exacta y sus latidos son constantes y sonoros, esta sumamente sano.
-En ese caso ¿A que se debió el sangrado?....-Selena lanzo la pregunta apretando con fuerza la mano que apresaba la suya-....¿Algo esta mal conmigo?
-Como te lo dije antes, solo fue un pequeño desgarre ocasionado por el esteres. Todo en ti esta bien Selena, tus exámenes de sangre lo abalan. Tus niveles de lupus siguen siendo los mismos de hace dos años y no hay algún rastro de cáncer....Tu embarazo terminara perfectamente y sin complicaciones, siempre y cuando tomes las cosas con calma ¿De acuerdo?
-Alejare cualquier posible raíz de estrés, Davis....-Justin sonrió abiertamente hacia el hombre canoso-...¿Necesitara algún medicamento?
-No, solo reposo y las mismas vitaminas que a tomado hasta ahora. Oh y casi lo olvido, nada de relaciones sexuales por al menos una semana, solo para prevenir algún otro sangrado.
-Cuente con ello, mantendré las manos en mi mismo....-Conteniendo una sonora risa observo hacia su esposa-... ¿Entiendes amor? Como tu canción.
-Oh dios, esto es increíble....-Negando apenada, Selena se incorporo en la camilla y estrecho la mano de su doctor-....Gracias Davis.
-No tienes que agradecerlo, me alegra saber que todo esta bien con tu salud. Tu bebe sera una pequeñita sumamente hermosa y afortunada
-Espere ¿Que?
-¿Que quiere decir con "pequeñita"?...-Justin literalmente se puso de pie y embistio hacia Davis con las pupilas dilatadas-...¿Habla enserio? ¿Sera una niña?
-Todo parece indicar que si. Sus dimensiones y la rapidez de su crecimiento son comunes con el genero femenino, así que felicidades Justin...Seras padre de una hermosa niña.

Davis palmeo la espalda del futuro padre con fuerza antes de atravesar la habitacion y salir por la puerta del consultorio. Justin simplemente se quedo ahí, pálido y estático, completamente perdido en la bola de sensaciones que rodaba atravez de su sistema.  Niña, sus bebe seria una niña y eso solo significaba una cosa. Esta hermosa y maravillosamente jodido.

-¿Cariño?
-Tendremos una niña...-Las palabras apenas y salían de su boca. ¿Estaba soñando-...Una niña.
-Si, supongo que lo haremos....-Selena bajo de la camilla con sumo cuidado y sin pensarlo busco la mirada del amor de su vida. Él literalmente estaba en shock-....¿Estas bien con ello?
-Estoy horrorosamente encantado....-Al tener a su esposa frente a él simplemente boqueo y trato de no desmayarse ahí mismo-....Ella se sera igual a ti, tendrá tus ojos y tu cabello, ella...
-Aun no sabemos eso...-Lo interrumpió serenamente. Era sumamente tierno verlo de aquella forma-...Después de todo los mellizos sacaron la mayor parte de mis gentes. Amanda es prácticamente mi clon así que no me molestaría que....
-¡Oh mi dios!...-Justin se froto el rostro en completa desesperación al recordar a su primogénita. ¿Como se suponía que iba a ser padre de dos chicas?-....Ellas van a comerme vivo, ellas...¡Jesús! Amanda enloquecerá y yo....¡Apenas y soporto que Wrath este en la casa! ¿Como voy a tolerar a mas chicos!....Amor estoy perdido, estoy...

Selena no lo dejo terminar, al ver aquella ola llena de inseguridades simplemente lo apreso con fuerza entre sus brazos y lo mesio por largos e interminables minutos. Vaya que estaban jodidos, pensó con una sonrisa sin soltar al hombre que amaba. Pero al final aquello no cambiaba nada, tendrían una pequeña bebita y eso solo llenaría sus días de mucha mas alegría.

-Ahora mucho menos que nunca pienso permitir que me dejes...-Justin elevo sus manos hasta tomar las mejillas de su esposa y juntar su frente con la suya-...No puedes abandonarme, no con dos chicas que cuidar.
-No lo haré amor, lideraremos con ambas juntos. Seremos una familia....-Lo lleno de besos tras prometerle aquello, luego solo se dejo caer contra su pecho-....Te amo Justin.
-Yo podria decirte lo mismo, pero lo que siento por ti en este momento va mucho mas haya de eso.
-Quiero ir a casa.
-Entonces hagamoslo, vayamos a casa.

Selena se vistió mientras Justin se hacia cargo de las firmas y facturas de la consulta, quince minutos después ambos caminaban con las manos entrelazadas hacia el estacionamiento. Fue entonces cuando una voz comenzó a tomar vida a lo lejos.

Justin observo sobre su hombro al instante y se encontró con el adolescente que había conocido aquella noche. Allen corría hacia él con una expresión irritada en el rostro, lo cual era sumamente comprensible. A nadie le gustaba que interfirieran en su batallas.

-No se que diablos significa esto, pero no estoy dispuesto a aceptarlo...-Allen mascullo las palabras al llegar a su objetivo, luego solo le tendió la factura pagada a Justin-...No necesito tu caridad.
-Jamas dije que fuera eso, yo solo...
-Puedo hacerme cargo de mi familia, soy lo suficientemente hombre como para salvar la vida de mi hijo.
-Campeón solo toma el dinero, sera un respiro por el momento. Esto no tiene nada que ver con lastima, solo quiero que tu pequeño y tu esposa se encuentren bien.
-¿Esta todo bien?...-Selena intercedió al notar como el chiquillo que se encontraba frente a su esposo respiraba con dificultad. Aquello parecía ser serio-...¿Hay algo que tenga que saber?
-Cariño, el es Allen Clark...-Explico Justin pasando un brazo por los hombros de su esposa-...Lo conocí en el corredor del consultorio, su novia esta embarazada y tuvo una pequeña crisis.
-Dios ¿Ella esta bien?
-Si señora...-La vergüenza cubrió las palabras de Allen. Estaba frente a dos ídolos americanos y lucia como la mierda-...Todo esta en orden, yo solo quería devolverle esto a Justin.... El pagó la factura del hospital y no puedo permitirlo. Tengo el dinero, no hace falta.
-Hijo puedo jurar que esa es tu paga del todo el mes....-Justin fue cuidadoso al hablar. Lo ultimo que deseaba era ofenderlo-...Conserva ese dinero y deja que me haga cargo, esto no es nada.
-No puedo permitirlo señor, en verdad lo siento.
-Dime algo Allen ¿Amas a tu novia?...-La voz de Selena volvió a aparecer. El chico no hizo mas que asentir como respuesta-...En ese caso por que no nos dejas ayudar un poco.
-Es demasiado señora.
-No, no lo es cuando se trata de las personas que amas...-Por un momento se permitió divagar un poco-...Escucha, Justin y yo sabemos lo que es enfrentar esta clase de cosas siendo joven. Me embarace por primera vez teniendo dieciocho años y estábamos completamente aterrados, lo teníamos todo pero aun así esa situación era completamente nueva....Lamentablemente tuvimos ciertas dificultadas y termine siendo victima de un aborto involuntario.
-Lo siento mucho, no lo sabia, yo...
-No tienes nada que lamentar, la mayor parte de las personas desconocen esto. Si lo saco a flote ahora es solo para que entiendas el por que Justin quiere ayudar....Nadie merece perder a un hijo, así que toma el dinero, no por nosotros o por ti, si no por ese bebe que viene en camino.
-Voy a pagárselo....-Allen sorbió sonoramente por la nariz. La lagrimas lo habían atacado de un segundo a otro-...Juro por el amor que le tengo a Rachel que voy a devolverle cada centavo.
-Se que lo harás y ¿Sabes por que?....-Justin saco una pequeña tarjeta de su bolsillo y se la tendió al chico con una sonrisa torcida-...Porque quiero que trabajes para mi.
-¡¿Que?!...-Leyó el pedazo de papel al exclamar, había una dirección escrita en el-...¿Esta bromeando?
-En lo absoluto, dijiste que trabajas en un taller mecánico ¿No?
-Si pero...
-Nada de peros, tengo quince autos en casa hijo. Normalmente soy yo quien les da mantenimiento pero en este momento tengo que estar plenamente concentrado en mi esposa y en su embarazo. ¡Tendré una niña! ¡¿Puedes creerlo?!
-Señor Bieber yo jamas he tratado con autos de lujo.
-Aprenderás....-Restandole importancia, Justin abrazo mucho mas a su mujer-...La dirección de mi casa esta en la tarjeta, pasa mañana y nos pondremos deacuerdo con los horarios y la paga, estaba pensando en cuatro mil dolares a la semana pero ya lo hablaremos.
-¡Jesucristo! tengo que estar soñando...-Allen se paso una mano por el cabello y parpadeo aun sin poder creerlo-...Esto..¡Dios! Gracias.
-No hay nada que agradecer. Ahora ve por tu mujer y llévala a casa, a sido una noche larga...Yo haré lo mismo.
-No voy a fallarle señor Bieber, lo prometo.

Justin observo como aquel chiquillo salia corriendo hacia el hospital con una sonrisa en el rostro y no pudo evitar sentirse sumamente orgulloso. Llevaba tiempo sin sentir que sus acciones valían la pena, pero las cosas habían cambiado y todo gracias a Allen.

-¿Sabes? Nunca he estado equivocada, eres un ángel.

Miró directamente a los ojos de su esposa en cuanto la escucho murmurar aquellas palabras. Selena solía repetirle aquello con regularidad, pero jamas lo había creído, no hasta ese momento.





******************************



-¿Que quieres hacer ahora?

Drew desvió su atencion de la multitud de personas que los rodeaban y se concentro por completo en la pequeña y adorable chica a su lado. Si era honesto consigo mismo tenia que aceptar que solo deseaba hacer una cosa y eso era estar ahí, a su lado, por el resto de sus días.

Decidió guardarse aquel meloso pensamiento conforme contenía una tímida sonrisa, luego simplemente la acerco mas hacia su pecho y suspiró. Llevaban casi dos horas recorriendo aquella feria. Se habían montado en cada juego y sobre todo habían comido como nunca antes. Por su parte se podria decir que estaba a punto de tirar la toalla, pero Dest a simple vista seguía teniendo demasiada energía, la prueba de ello era la forma en la cual mordía su segunda manzana cubierta de caramelo.

Sin poder evitarlo, lanzo una suave risa nerviosa. Esperaba que todo aquel dulce no amenazara de alguna forma su salud. Terminar en el hospital aquella noche seria completamente catastrófico.

-¿Que sucede? ¿Quieres un poco?

Su risa nerviosa se torno mucho mas elevada al escuchar aquella proposición. Ella estaba ahí, mirándolo un tanto intrigada, sosteniendo su manzana de caramelo cerca de él. Negó sin pensarlo, aun cautivado por su imagen tan adorable y dulce. No deseaba un poco de dulce, lo que deseaba era un poco de ella, así que lo tomaría.

Sin poder contenerse, tomó la manzana que ella sostenía entre ambos y la alejo del camino, luego solo aferró una de sus mejillas y se inclino hasta poder adueñarse febrilmente de aquella boca. Ella sabia a manzana, dulce de leche y a gloria. Destiny era simplemente lo único que necesitaba y necesitaría toda la vida.

-Waooo...-Dest parpadeo sorprendida y apenada tras el beso-...¿Y eso a que se debe?
-¿Tiene que haber un motivo?
-No lo se, quiero decir, regularmente eres sumamente cuidadoso con tus muestras de afecto, el beso fue un tanto espontaneo. No es que me queje claro.
-¿Estas insinuando que no demuestro lo suficiente mis sentimientos hacia ti?
-No, yo solo digo que estructuras cada caricia, cada beso....-Ambos cruzaron sus miradas. Dest se encogió de hombros y sin mas lo libero de los restos de su pinta labios-....Es como si midieras un peligro inexistente y en ocasiones no lo entiendo.
-Te amo...-Menciono aquello solo por si ella lo había olvidado-...Se que estoy siendo demasiado precavido, pero es solo porque deseo hacerte sentir a salvo. Quiero demostrarte que tengo suficiente auto control como para amarte plenamente.
-No necesitas probarme nada, Drew. Se que todo es diferente ahora, pero ¿Sabes? En ocasiones un poco de intensidad no esta mal. Solo dejémonos llevar, sabremos cuando parar.

Drew relajó cada musculo de su cuerpo en cuanto la escucho mencionar aquello. Ella estaba en lo cierto, tenia que comenzar a relajarse, tenia que soltarse por completo, pero para su desgracia solo había una forma de hacerlo.

La simple idea lo obligó a pasar saliva con pesades. Era tiempo de sincerarse por completo pero ¿Que pasaba si ella no lograba comprenderlo? Era consciente del amor que Destiny sentía por él, pero al igual era concierte de lo repugnante y grotesca que había sido su antigua vida. No podía arriesgarse a perderla, pero así mismo se negaba a seguir conteniendo sus sentimientos. Tendría que tomar una decisión, solo había dos caminos.

-De acuerdo....-Escupió prácticamente las palabras. Su elección estaba hecha.-....Nos dejaremos llevar.
-¿Que?
-Lo que escuchaste. No pienso contenerme mas.
-Drew esto....
-Basta, nada de lo que digas cambiara mi decisión....-Frunció los labios tomando valor. Necesitaría toda su voluntad para poder confesar su mayor pesadilla-...Estoy harto de esconder el hambre que siento por ti, estoy cansado de no poder tocarte y besarte como realmente deseo....Quiero que seamos una pareja común, quiero disfrutar de la chica que amo como todos los demás hombres enamorados, quiero comenzar a amarte como es debido, así que lo haré....Voy a dejarme ir, voy a enfrentar la mayor de mis pesadillas. Por ti, por nosotros.

Destiny escucho cada palabra sin quitarle la mirada de encima, aquella seguridad la había privado de todo aliento. Él no mentía, él en verdad estaba dispuesto a abrirse por completo.

Sus ojos picaron, lo cual significaba que estaba a nada de llorar. No existían palabras para describir el amor que Drew sentía hacia ella y eso la perturbaba. En ocasiones como aquella simplemente sentía que no lo merecía.

-Hey basta, no llores.
-Estoy bien, yo solo....-Limpió sus lagrimas sutilmente en cuanto estas comenzaron a resbalarle por las mejillas, luego alzo sus manos ya apreso el cuello del hombre al que amaba con suma delicadeza-...¡Dios! ¿Por que siempre haces esto?
-¿Hacer que?
-¡Esto! Ponerme sentimental frente a personas desconocidas.
-No es mi intención, lo juro....-Drew hizo un ademan inocente antes de apresarla por la cintura y estrecharla contra si mismo-...Lo único que deseo al ser honesto es poder dejarte en claro que por ti haría lo que fuera.
-Soy consciente, se que si fuera por ti me darías el mundo entero.
-Y lo haré, de eso no hay la menor duda....-Inclinándose junto la frente con la suya y cerro los ojos por un breve momento-...Voy a darte todo Dest, todo lo que me sea posible, pero comenzare por mi....Voy a entregarme, te daré mis demonios, mis virtudes, mi corazón y mi alma.

Las lagrimas en Dest se intensificaron el doble, pero eso no ningún impedimento para volver a besarlo. Lo hizo, tomo sus labios suave pero exigentemente. Él le pertenecía así que comenzaría a tomar lo que por derecho era suyo.

-Llévame lejos...-Pidió aquello conforme trazaba una ligero camino de cortos besos por aquella mejilla cubierta de vello-...Salgamos de aquí.
-¿Estas tratando de seducirme?
-Depende ¿Esta funcionando?
-Me tienes comiendo de tu mano, cariño....-Aseguró sin dejar de sonreír como un idiota. Aquella chiquilla lo tenia tomado por las pelotas-.....Y si, saldremos de aquí, después de todo necesito hablarte de un par de cosas, pero ¿sabes? Aun tengo algo que hacer.
-¿Y eso es?

La tomó de la mano y comenzó a andar sin decir nada mas. Dest comprendió todo pocos segundos después.

Sonrió divertida y sin poder evitarlo rodó los ojos llena de ironía. Su orgulloso y terco hombre se había detenido frente a un muy común juego de feria. Las reglas eran simples, si tirabas tres blancos con una escopeta de juguete te llevabas a casa el animal de felpa que eligieras. Sin duda alguna estaba irrevocablemente enamorada de un niño.

-¿Enserio harás esto?....-Supo que la decisión estaba tomada en cuanto él se deshizo de su chaqueta y se la tendió-...Amor no es necesario, solo es un juguete.
-Ese jodido bastardo consiguió uno para ti...-Drew mascullo las palabras fríamente conforme esperaba su turno en la fila. Por estúpido que pareciera, necesitaba hacer aquello para sentirse bien consigo mismo-....Puedo ganarte uno mejor.
-No lo dudo, pero aun así no tienes que hacerlo.
-Escucha, estoy locamente enamorado de ti, lo cual me hace ser un jodido marica sentimental en este momento ¿De acuerdo?....-Expuso su punto luchando por no perder los estribos. ¿Por que ella era tan terca-...Así que si quiero perder mi dignidad ganándote un muñeco de felpa, lo haré.
-¡Esta bien! Hazlo, anda.

Drew sonrió orgulloso al ganar aquella discusión, luego solo observo atentamente cada pequeño aspecto del juego. Los blancos eran demasiado pequeños, lo cual hacia prácticamente imposible derrumbarlos, pero sin duda tenia algo a su favor y eso era, su basta experiencia militar. Ganar aquel muñeco de felpa sería lo mas fácil que posiblemente haría en la vida.

-Tres dolares por turno amigo...-Un hombre calvo y larguirucho habló de un segundo a otro-...Tendrás cuatro tiros.
-Solo necesitaré uno...-Sin siquiera mirar al hombre, Drew saco el dinero de su bolsillo y lo dejo en el mostrador. Momentos después tomó la escopeta de juguete que estaba frente a él y miró de re-ojo a la chica que estaba a su lado-...¿Lista para verme utilizar un arma por primera vez?

Destiny abrió la boca dispuesta a contestar, pero sus palabras se quedaron atascadas en el fondo de su  garganta. Él disparó el arma aquel juguete sin siquiera visualizar el blanco. La posta no dio primeramente en el objetivo, a cambio de eso reboto en al menos tres puntos antes de derrumbar por completo los tres blancos señalizados en las reglas.

La multitud que rodeaba el juego jadeó sonoramente tras la imagen, y sin mas los imito de igual manera. Aquello era simplemente irreal, Drew había ganado el jodido juego sin ningún tipo de complicación.

-Pero que...¿Como mierdas hiciste eso?
-Es fácil....-Drew por fin se concentro en él tipo que estaba a unos cuantos centímetros de distancia-...Se trata de puntería y coraje, si lo dudas siempre fallarás.
-Demonios, hijo. Eres el primer chico que logra hacerlo con solo tres dolares.
-¿Que puedo decir? Esta noche he tenido demasiada suerte, y sinceramente planeo que siga así...-Volviendo a dibujar una sonrisa en su rostro, miró a Dest. Ella literalmente tenia la boca abierta y miraba hacia el juego sin poder comprender-...Esta hecho amor, ahora elije el animal de felpa que desees.
-Yo, bueno...
-¿Que tal si te llevas algo mejor que un animal de felpa?.....-Tras decir aquello y llamar la atencion de ambos, el hombre de la feria tomó una pequeña canasta que se encontraba a su pies y la alzo sin problema alguno. Una pequeña cabeza llena de pelo surgió poco después-....Nuestra mascota tuvo cachorros, hemos estado obsequiándolos desde que llegamos con la feria....Él es el ultimo, es el mas tímido y pequeño de la camada ¿Que dicen?

Los ojos azules de Dest brillaron con adoración en cuanto se posaron sobre aquel cachorro Yorkshire Terrier. Era un perro diminuto, con pelaje negro y destellos color caramelo. Sintió como el corazón se derretía en su pecho en cuanto noto como el pequeño animal volvía a esconderse temerosamente dentro de la canasta. Aquel hombre tenia razón, era un cachorro demasiado tímido.

Inconscientemente desvió la vista hacia Drew y lo que encontró la sorprendió parcialmente. El amor de su vida observaba al cachorro como si se tratara de un bebe humano. Los ojos de Drew trasmitían dulzura y anhelo. Él deseaba conservar a la pequeña bola de pelo y si era sincera consigo misma tenia que aceptar que le parecía una estupenda idea. Tener animales resultaba terapéutico en muchas ocasiones.

-¿Te gusta?
-Me recuerda a Esther....-Drew habló tras salir de su pequeño trance, luego solo se encogió de hombros como si aquello no importara-...Era un perro que solía tener mi padre, tengo algunos recuerdos con él....Murió tres meses después de mi partida a la academia.
-Lo siento, yo....-Sin pensarlo fue hasta él y deposito un pequeño beso en su brazo-...No lo sabia, no logro recordarlo.
-Esta bien, cariño. No solíamos convivir mucho de niños, tu vida era Amanda y ella no tenia mucho contacto con Esther. Si mas no recuerdo es alérgica a todo tipo de animal domestico.
-Sus alergias han mejorado ¿Por que no lo conservas?
-Primero que nada porque gane algo para ti....-Sonriendole tranquilamente, la beso tiernamente en la frente-...Y segundo, no creo que este capacitado para tener animales a mi cuidado.
-Drew....
-Es demasiado pequeño, Dest. Y yo soy grande, brusco y...
-Eres el ser mas dulce en este mundo.
-Lo siento amor, la respuesta es no. Ahora escoge uno de los animales de felpa y salgamos de aquí.

Destiny obedeció. Aun con una punzada decepcionante en el pecho, eligió un enorme León de la mesa de premios, para después solo agitar su mano como despedida hacia el pequeño cachorro y comenzar a caminar entre la multitud de gente que abarrotaba el lugar.

El fuerte y fornido brazo de Drew la arropo pocos segundos después y eso solo ocasiono que un suspiro pesado saliera de sus labios. Esperaba no haberlo molestado.

-Deja esa cara...-Pidió él conforme la besaba repetidas veces en la mejilla-...Solo es un cachorro.
-Querías conservarlo, lo vi en tus ojos.
-Una parte de mi deseaba adoptarlo amor, pero lo mejor para él es que encuentre una familia que en verdad pueda darle todo lo que necesita.
-¿Hasta cuando harás eso?
-¿Hacer que?
-¿Hasta cuando dejaras de decidir por otros? ¿Hasta cuando escucharas realmente a tu corazón?.....-Nadie dijo nada mas. La vida volvió a ambos en cuanto llegaron al estacionamiento de la feria, Dest simplemente negó y lanzó una pequeña risa-...¿Sabes?, lo siento. No debí decir eso, no es de mi incumbencia.....No quiero arruinar la noche.
-No lo has hecho...-Drew se apresuro a decir aquello. No estaba enfadado, la palabra que definía en ese instante era "Pensativo"-...Es solo que...
-En verdad, no tenemos que hacer esto. Olvidemoslo, solo vayamos a casa y recordemos esto como la mejor cita de nuestras vidas.

Drew luchó por no ceder, pero al final lo hizo. Ella tenia razón, hablar de cosas profundas en aquel momento podía ser peligroso. Lo mejor era dejarlo para otra ocasión.

En completo silencio colocaron al enorme León en la parte trasera de la camioneta, poco tiempo después ambos iban de regreso a la realidad. El viaje fue tranquilo en su mayor parte, pero todo cambio en cuanto un sonido repetitivo comenzó a tomar vida dentro de la cabina del auto.

Dest parpadeo sorprendida tras el sonido y a si mismo comenzó a buscar con cierta irritación su teléfono. Lo encontró dentro de su bolso, así que sin inmutarse saco el pequeño aparato y se lo llevo al oído. Drew por su parte opto por seguir conduciendo en silencio, pero fue en ese preciso momento cuando algo llamo su atencion.

Una pequeña cosa metálica y brillante descansaba en el suelo de su asiento. Cuidadosamente y sin quitar la vista de la carretera inclino su cuerpo hasta poder llegar al objeto, después de todo podria ser una cosa importante ya que había caído del bolso de Dest. Su sorpresa fue grande y perturbadora en cuanto alzo la pequeña cosa para verla mejor. Era un condón, ella portaba condones en su bolso.

La camioneta zigzagueo gracias al repentino shock y eso lo obligo a parar. Maldijo sonoramente y sin mas se detuvo a orillas de la carretera interestatal. Por estúpido que fuera, miles de preguntas rondaban dentro de su cabeza. ¿Por que Destiny tenia en su poder aquella cosa? ¿Había planeado usarlo aquella noche? ¿Lo utilizaba con alguien mas?

"No comiences con tus celos ahora", se dijo a si mismo en un susurro. Tenia que haber una explicación cuerente, tenia que....

-Tengo que colgar Cameron, hablamos por la mañana.

Escucharla mencionar aquello solo aumento mucho mas su inseguridad. "Tal vez ella se busco a alguien que no sea un marica de mierda como tu", las voces estaban volviendo a renacer dentro de su cabeza, "Tal vez por fin se canso de tus jodidos demonios mentales".

-Drew mírame, cielo mírame.

Lo hizo, la miró y eso basto para catapultarlo a la realidad. Destiny tenia una expresión aterrada en el rostro, había lanzado su teléfono lejos y mantenía las manos alzada justo como lo hacia cada vez que deseaba calmarlo. Fue ahí cuando noto su propio estado, su cuerpo estaba tenso y su mano estaba fuertemente cerrada entorno al pequeño paquete metálico. Había estado a anda de salirse de control.

-¿Que sucede? ¿Que...?
-Se te callo esto....-Respirando pausadamente, le tendió el objeto. Ella no hizo mas que abrir los ojos con sorpresa al reconocerlo-..... Me distraje al recogerlo.
-Hmm, si sobre esto, yo...
-No tienes que decir nada, solo tómalo....Se hace tarde y tengo que llevarte a casa.
-No voy  a tomar nada y no vamos a salir de aquí hasta que hablemos de esto.
-¡Solo tómalo!
-¡No!

Drew volvió a maldecir y sin pensarlo lanzó con asco el pequeño paquetito metálico, luego simplemente se dispuso a seguir en su camino, pero al final no pudo hacerlo y todo gracias a Dest, la cual al notar sus intenciones se inclino rápidamente y retiro las llaves del contacto.

-Dámelas....-Ordeno conteniendo la rabia que corría atravez de sus venas. No podía encarar a sus demonios, no en ese momento-...¡Por una jodida vez obedece cuando se te dice!
-¡No voy a ceder! ¡No pienso seguir corriendo en círculos!.....-La determinación de Dest fue palpable en cada palabra. No mas, no podía tolerarlo mas-....¡Vas a decirme lo que pasa y lo harás ahora!
-Solo dame las malditas llaves....-La rabia en la voz de Drew se transformo en inseguridad e implorasion. La ultima vez que ella había tentado a la bestia las cosas habían terminado mal-...Por favor Dest, solo dame las....No quiero...Yo...

No pudo terminar de hablar y todo gracias a una ola amarga que subió por su garganta. Bajó de la camioneta conteniendo la mayor parte de las arcadas, pero al final la sensación nauseabunda gano en su interior y lo obligo a vomitar.

Calló de rodillas justo al filo de la carretera conforme luchaba contra la ansiedad que lo atacaba sin piedad. Su respiración se aceleraba segundo tras segundo y sus ojos picaban, lo cual no era una buena señal. Ahí estaba aquel ataque de pánico una vez mas, ahí estaba su mayor pesadilla nuevamente.

Tosió violentamente en cuanto miles de recuerdos amargos comenzaron a renacer. Viajó a la noche en la cual el infierno había comenzado. Volvió a sentir aquellas manos asquerosas sobre su piel, volvió a oler el jodido perfume nauseabundo de las mujeres que habían abusado de él.

-¿Amor?

La voz de Dest surgió entre el abismo, pero eso solo empeoro las cosas. No podía permitir que ella lo viera de aquella forma, no podía mostrarse débil frente a la chica que amaba.
O
Trato de alejarse, trato de ponerse de pie y correr, pero al final termino derrumbándose en el piso nuevamente. Justo ahí las lagrimas comenzaron a surcarle el rostro, estaba jodido. Ella iba a marcharse, Destiny por fin descubriría que no valía la pena seguir a su lado.

-Todo esta bien, cariño. Estoy justo aquí y jamas te dejare caer.

Un suave tacto calló sobre su espalda, lo cual ocasiono que su piel se erizara. Por un momento su subconsciente trato de vincular aquella caricia con sus horrendos recuerdos de mierda, pero fue suficientemente fuerte como para bloquear tal cosa. Aquellas pequeñas manos eran las de Dest, había amor en cada caricia. Estaba a salvo, ella lo mantenía a salvo.

-Eso es, respira....-Dest subió su toque hasta hundir los dedos en el cabello del chico que amaba con toda el alma. Estaba aterrada pero tenia que mantenerse fuerte-...Casi termina, tu solo respira.
-Lo siento, yo....
-Shhhh, no gastes aliento en palabras, no ha sido gran cosa. Solo concéntrate en respirar, yo estaré en la camioneta, te daré un poco de espacio y....
-¡No!

Destiny trago saliva en cuanto la fuerte mano de aquel chico apresó su antebrazo. Su plan no había sido abandonarlo, la cosa era que sabia a la perfección lo que se sentía tener ataques de pánico. Por lo regular la "soledad" era lo primero que se ansiaba tras aquellas situaciones, pero tal parecía las cosas con Drew eran completamente diferentes. Él estaba ahí, hincado sobre la hierva verde, con los músculos rígidos como roca, sosteniendo su brazo con necesidad y miedo. Drew no la miraba, no al menos directamente, pero aun así era plenamente cociente de lo que él requería. Ella, él necesitaba de ella. 

-De acuerdo, lo haremos a tu modo. 

Musitando aquello quedamente, se dejo caer de igual forma sobre el césped. Momentos después simplemente espero a que él dictara el camino. 

Suspiró llena de serenidad en cuanto Drew buscó sutilmente consuelo entre sus brazos. ¿Que mierdas le habían hecho en aquel jodido lugar? ¿Por que él seguía atormentándose día con día? No podía soportar verlo sufrir de aquella forma, se rehusaba a seguir pretendiendo que todo estaba bien. Si, él la amaba, él estaba dispuesto a luchar por lo que ambos tenían, pero aun así había algo mas, algo grave, algo oscuro. 

-Mejor ¿Cierto?...-Preguntó poco después, tras sentir como él se relajaba contra su pecho. La oscuridad era densa al rededor, lo único que los iluminaba eran las estrellas-....Lo que necesitas ahora es un poco de agua, déjame ir a la camioneta y...
-Lo único que necesito en este momento es tenerte conmigo...-La declaración de Drew fue ronca y un tanto irritada. ¿Por que ella quería alejarse? ¿Por fin había tomado el valor para dejarlo?-...Por favor quédate conmigo. 
-Estar cerca de la persona o el motivo que causo el ataque no es buena idea. 
-¿Piensas que esto es tu culpa?
-Era la única persona a tu al rededor, cariño. ¿Que mas pudo haber sido?
-Recordé, recordé algo de mi pasado y yo...¡Mierda!
-Solo dilo amor.....-Dest tenso su quijada y aumento la fuerza con la cual lo sostenía. Lo que se avecinaba seria difícil a afrontar, podía sentirlo-.....Solo déjalo ir, te prometo que todo estará bien.
-Me dejarás. 
-No, no lo haré. 
-Ninguna chica desea a un hombre débil a su lado. 
-Tu has estado a punto de matar por mi, eres todo menos débil.
-Nada sera lo mismo después de que lo escuches. 
-Juro por mi vida que lo sera....-Buscó sus manos entre la oscuridad hasta poder entrelazar sus dedos. El aire fresco llenaba sus pulmones y el silencio era tan agobiante que llegaba a ser ensordecedor. Había llegado la hora-....Juro que te seguiré amando justo como lo hago en este momento, juro que seguiré perdiéndome en tus ojos, juro que seguiré anhelando ser tuya por el resto de mis días...Solo dilo cielo, solo dilo y libérate de una maldita vez por todas. 


Ambos se quedaron quietos y en silencio después de eso. Drew fue quien se encargo de acabar con la espera. Él murmuro su mas grande pesadilla en cuanto una estrella fugaz paso sobre sus cabezas. 

Dest por su parte no hizo mas que quedarse quieta, no hizo mas que afrontar cada palabra mencionada por el chico que amaba. Fue ahí cuando lo entendió. Drew había tenido razón, nada seria lo mismo después de aquello y ella misma iba a encargarse de eso.





------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Bueno, bueno, bueno. Se que he demorado mas de lo que suelo hacerlo, pero aquí esta, un capitulo mas. 
Han pasado muchas cosas en el ultimo mes, lo mas relevante e irónico es el regreso de "Jelena". Fue un tanto chistoso para mi ya que en los últimos capítulos he escrito mucha interacción entre ellos.
En fin, espero y disfruten del cap, actualizare lo mas rápido que pueda. 
Mil gracias por seguir leyendo, mil gracias por seguir tomándose el tiempo.
Un beso. 

Emms.