sábado, 11 de noviembre de 2017

¿Im Your Destiny? - Cap 56


-¿Cuándo pensabas decírmelo?

Destiny contrajo cada parte del cuerpo a escuchar la suave pero directa pregunta de Amanda, momentos después y tras meditar los diversos motivos por los cuales su mejor amiga podría estar preguntando aquello, cerro la laptop en la que se encontraba trabajando.

No había necesidad de entrar en pánico, se dijo mentalmente conforme ladeaba su cuerpo un poco sobre la cama y miraba directamente a Mandy. Ella no se miraba enfadada, simplemente estaba ahí, recostada sobre su estomago, garabateando algunas cosas sobre las hojas de su cuaderno. Aquello no debía ser tan grabe, tal vez era solo una simple pregunta.

-¿A que te refieres?
-Lo siento, yo solo....Olvídalo, no importa.

Pero si importaba y lo supo por la expresión impasible que se formo en aquel rostro tan hermosamente familiar. Conocía perfectamente a Amanda Bieber, incluso podía atreverse a decir que era la única que lo hacia. Aquella chica era un misterio de pies a cabeza si llegaba a proponérselo, pero aun con ese tipo de barrera por su parte, podía ser consciente de cada uno de sus secretos. Algo rondaba definitivamente en la cabeza de su mejor amiga y tenia que descubrir lo que era.

Lenta y silenciosamente se arrastro atraves del colchón hasta estar a pocos centímetros de su objetivo, ya ahí solo se volvió a dejar caer contra la cama y espero a que su cercanía hiciera efecto. Amanda alejo la vista de su cuaderno y le presto atención poco tiempo después.

-No es necesario que hagas esto...-La morena negó brevemente para luego regresar la vista a su tarea-...Ya te dije que no importa.
-¿Que es lo que hago?
-Acercarte en exceso y mirarme como si me amaras.
-Te amo, siempre lo he hecho y lo sabes.
-Aja.
-¿Aja?...-Dest parpadeo desconcertada tras aquello-... De acuerdo vas a decirme lo que esta pasando y lo harás ahora mismo.
-No es nada.
-No mientas, sea lo que sea esta haciendo que pongas en duda mi amor por ti.
-Yo no pongo en duda nada, tu eres la que lo haces.

Aquel reproche salio de la boca de Mandy en un susurro, pero aun así fue lo suficientemente audible como para que Destiny lo escuchara a la perfección y se quedara sin aliento en el proceso. Bien, aquello era mucho mas grabe de lo que pensaba, tendría que tomar medidas drásticas.

Aun noqueada por aquella tajante declaración, estiro el brazo hasta tomar una de las muñecas de Amanda. Ella se resistió al principio, pero al final cedió. El azul y el verde de sus miradas se encontraron segundos después

-Acorrucate conmigo un momento, vamos.

La expresión que se dibujo en Mandy tras su modesta orden fue tan cómica que no pudo evitar reírse entre dientes. Ella tenia una mezcla indignante y enfadada en el rostro, y entendía plenamente el por que.

Amanda y Drew compartían miles de similitudes, pero la mas notable era la ponente debilidad que sentían ante su presencia. Ambos eran tercos, peligrosos y de cierta forma orgullosos, pero en cuanto se encontraban frente a ella aquello simplemente desaparecía. No se sentía orgullosa del control que infligía sobre ellos, pero aun así tenia que aceptar que aquello era de gran ayuda en ocasiones.

-Como en los viejos tiempos, anda.

Insisitío una vez mas, para luego simplemente esperar. Antes de que el infierno se desatara solían hacer cosas como aquella, recordó. Tras salir del colegio se dirigían a la casa de alguna, comían, hacían los deberes y al finalizar solo se acorrucaban una contra la otra frente al televisor. Amanda era prácticamente su hermana, lo había sido desde que tenia uso de razón. ¿Que había cambiado? ¿Por que habían dejado aquella rutina? ¿Era su culpa?

Su trance se rompió gracias a un sutil movimiento, Amanda se había rendido por completo. Sonrió torcidamente en cuanto sintió como el cuerpo de su mejor amiga se acomodaba levemente sobre el suyo. Era curioso, en el pasado la que había buscado consuelo en el pecho de Amanda había sido ella, en ese momento la situación era todo lo contrario. Mandy estaba ahi, abrazada por completo a su cuerpo y escondía el rostro en parte su cabello.

Era consiente del grado de intimidad en el acto, pero le importaba una mierda. De eso se trataban las verdaderas amistades. Todo se basaba en amor, cercanía y confianza.

-¿Ahora me dirás lo que pasa?
-Tu eres lo que pasa...-Contraataco Mandy tan pasivamente como pudo-...Tu y tus jodidos secretos.
-Tienes que ser un poco mas especifica si quieres que comprenda...-El nerviosismo ocasiono que Dest se tensara inevitablemente y sobre todo que la culpa comenzara a ser estragos en su cabeza-...¿Que secretos?
-Ese es el problema, ni siquiera debería existir esa palabra entre nosotras....Antes todo era diferente, antes confiabas en mi.
-Confió en ti.
-No mientas.
-No lo hago.
-Si es así ¿Por que no me habías hablado de Zett?

La tensión en el cuerpo de Destinty desapareció, pero la culpa aumento incluso el doble. ¿Que podía decir?, se reprocho conforme cerraba los ojos por un pequeño momento. Aquella situación era una mierda, pero aun así no podía ser honesta. Decir la verdad solo ocasionara problemas y complicaciones, estaba obligada a seguir mintiendo.

-No lo hice porque realmente no es gran cosa.
-¿Por que sigues mintiéndome?....-Conteniendo su enojo, Amanda se incorporo en un codo para así poder mirar directamente a los ojos a su mejor amiga-...Nadie te conoce como yo Dest, se que ese chico es mas de lo que puedes aceptar, la pregunta es, ¿Por que no me hablaste de él?....Tuve que enterarme por Wrath, y ahora que lo pienso...Desde hace un año esa ha sido la situación, tengo que enterarme de tu vida por cualquier otra persona, tu simplemente....Me dejaste fuera.
-Eso no es verdad, esto...
-Me ocultaste lo de Drew, lo cual comprendo porque yo al igual te oculte lo de Wrath...-No pudo evitar lanzar una risa triste. Recapitular aquello dolía como el infierno-...Pero luego te alejaste por completo de mi, lo hiciste porque verme te hacia sentir dolor, después te fuiste a Italia e hiciste toda una vida nueva ahí, vida que por cierto desconozco....Luego vuelves y de alguna forma mi Dest renace, pero aun así sigues haciéndome a un lado...Se que tienes un tatuaje solo porque literalmente te vi desnuda, de haber sido por ti jamas me lo habrías dicho.
-Es solo un maldito tatuaje.
-No se trata del tatuaje, se trata de que hacer eso te hizo feliz y tu solías compartir tu felicidad conmigo...-Se paso una mano por el cabello conforme se encogía impasible-...Tal vez estoy dramatizando, pero es así como me siento....Y ¿Sabes?, esta bien...Puedo aceptar que ya no me quieras en tu vida.
-¡¿Ya no quererte en mi vida?!....-Dest negó con una sonrisa incrédula conforme se incorporaba al igual. Aquello tenia que ser una puta broma-....Como puedes siquiera pensar en esa posibilidad, eres mi mejor amiga, mi hermana, eres mi alma gemela , ¿Que se supondría que haría sin ti?....Somos un equipo en esto, tu iluminas mis inseguridades justo como el sol ilumina el cielo y yo...Yo te doy estabilidad, la misma estabilidad que la luna le brinda al mar...Formamos parte la una de la otra y eso no va a cambiar nunca.
-Destiny no...
-¡Basta!...-El silencio se hizo en cuanto alzo la voz. No podía seguir escuchando toda aquella mierda-...He cometido errores, lo admito, pero eso no tiene nada que ver contigo....¿Quieres saber lo que hice en Italia?, no hice mas que fingir ser alguien que no era, eso y tratar de tener sexo cada jodida noche, pero al final no pude hacerlo y todo gracias al recuerdo de tu hermano....Tienes razón, el tatuaje fue mas que un estúpido acto, fue mi camino a la libertad, fue afrontar mis demonios y lamento no habértelo hecho saber....Zett por su parte es lo que es, un chico, un chico que me esta haciendo sentir cosas que ni yo misma puedo explicar. Es terco, inteligente, ágil, fuerte, peligroso e inseguro, pero es todo lo que quiero, justo al igual que tu, él es como tu....Ahí lo tienes, no mas secretos, no mas vueltas en círculos....Ahora solo deja de hablar como si estuvieras rompiendo conmigo.

Dest termino sin aliento, pero no se arrepintió de ello. Lo había hecho, había sido honesta de cierta forma y esperaba que Amanda fuera lo suficientemente lista como para descubrir aquel discreto jugo de palabras en algún momento.

Se dejo caer nuevamente sobre la cama al no escuchar replica alguna por parte de la persona restante en la habitación, ya ahí simplemente cruzo los brazos por encima de su rostro y suspiro. Sabia que todo llevaba tiempo, sabia que tenia que tomarse las cosas con calma, pero aun así tenia que aceptar que el peso de toda aquella situación se estaba haciendo insoportable. Había perdido a su padre en todo aquel proceso, no podía permitirse perder a Amanda. Tendría que hablar con Drew para así llegar a algún tipo de solución, tendría que...

Dejo de hablar con sigo misma y alejo los brazos de su campo de visión en cuanto sintió de nuevo un leve peso sobre su pecho. Mandy se había acomodado nuevamente sobre ella.

-Eres una idiota....-Aseguro la morena al abrazarse mucho mas contra su mejor amiga-....Eres un puto dolor en el trasero.
-Aun así no puedes vivir sin mi...-Dest escondió una sonrisa y rodeo el cuerpo que estaba sobre el suyo con cierta fuerza-...Acéptalo.
-Lo acepto.
-¿Que habría pasado si hubieras tenido razón? ¿Que habría hecho si en verdad ya no te quisiera en mi vida?
-Probablemente te habría abofeteado para que entraras en razón....-Ambas lanzaron una serie de pequeñas carcajadas-....No pienso permitir que me dejes, no seria nada sin ti.
-Vaya, Amanda Bieber tiene sentimientos.
-Solo hacia ti, hacia tu hermano y hacia nuestras familias....Solo hacia lo mas importante en mi vida.
-Jamas me alejaría de ti Mandy, estaría completamente perdida....-Un suspiro resignado salio de la boca de Dest-....Si te soy sincera, no se como podre manejar todo cuando vayas a la universidad, voy a enloquecer.
-No, no lo harás porque no iré.
-¿Que?

Amanda hizo una mueca desinteresada para luego apoyarse en uno de sus codos y mirar directamente hacia a su mejor amiga. Dest era la primera persona en enterarse de su inesperada decisión  y esperaba su comprensión. Esperaba que ella la alentara a seguir con el nuevo camino que estaba comenzando a trazar con su vida.

-¿Estas hablando enserio?...-Destiny parpadeo aturdida al ver a su amiga asentir. No tenia la menor idea de como sentirse al respecto-...Pero ¿Por que?, quiero decir antes de mi accidente parecías entusiasmada con la idea....Dijiste que querías calificar en Stanford.
-Tu lo has dicho, antes de tu accidente....-Frotándose la mejilla, Amanda asintió. La verdad era que aquella noche la había marcado de una forma considerable-...Toda mi perspectiva cambio en cuanto te tuve sobre mi completamente cubierta de sangre.....Creí que no ibas a sobrevivir Dest, creí que ibas a morir en aquella camilla de hospital, fue entonces cuando entendí que la vida era demasiado corta como para enfocarse en cosas innecesarias.....-Mordiéndose el labio, pensó en silencio por unos escasos segundos-...No necesito la universidad Dest, ademas de cualquier forma ya había retrasado el proceso y lo sabes....Cumpliré veinte en dos semanas, debí de estar ahí desde hace dos años, pero toda la mierda de mi pasado y los problemas en casa me hicieron querer saltarme ese proceso, no me sentía lista o eso era lo que creía, ahora se simplemente se que la universidad no fue hecha para mi....Soy la chica mas lista de toda la escuela Dest, no necesito un papel mas que lo avale, sin contar que tengo millones de dolares que me respaldan.
-¿Piensas seguir los pasaos de tus padres?
-Tal vez, pero no tan literalmente....Me gusta lo que hace mamá en cuestión a asociaciones y caridades, tal vez me centre en eso, o tal vez empiece en el modelaje....No lo se y no me interesa saberlo por el momento, quiero descubrir todo eso sobre la marcha.
-Tengo que decir que cada jodido día estoy mas orgullosa de ti.
-¿Eso quiere decir que apoyas mi decisión?
-Apoyo lo que sea que te haga feliz...-Inesperadamente, Dest se lanzo contra Amanda hasta dejarla contra el colchón, ya ahí solo apoyo la barbilla en su pecho y la miro sonriente-...Ademas, eso significa que te tendré por mucho mas tiempo.
-Seguiré viéndote crecer.
-No hables como si fueras una anciana, que seas casi dos años mayor que yo no significa nada.
-Aun así eres como mi bebe, incluso me das dolores de cabeza como uno.
-¿Se lo has dicho a Wrath?
-No, aun no...-Negando volvió suspirar. Por alguna razón sentía que no era el momento-...No quiero que mi decisión inflija en su futuro, se que él me seguiría hasta el fin del mundo si se lo pidiera, pero aun así tiene derecho a trazar su propio camino si lo desea.
-¿Que hay de tus padres?
-Ninguno de los dos asistió a la universidad ¿Por que me dirían algo al respecto?....-Mandy rio de esa forma especial y tonta que la caracterizaba, arrugando la nariz y mordiendo su lengua por medio segundo-....El punto es que seguiré aquí, junto a ti, iluminando tus inseguridades justo como el sol ilumina el cielo y tu seguirás manteniendo mi calma como la luna con el mar.
-¿Por que no nos tatuamos eso?....-Propuso sonriente, después de todo aquello tenia sentido-...Prometí que nos tatuaríamos por tu cumpleaños, hagamoslo.
-¿Estas hablando enserio?
-Por supuesto, me tatuare un pequeño sol porque eso es lo que eres para mi, tu puedes tatuarte la luna porque eso es lo que soy para ti.
-¡Dios!, esto es tan lesbico.
-Pero te encanta.
-Si me encanta, por lo cual acepto.
-En ese caso El sol y La luna serán.

Amanda sonrió limpiamente, para luego alzar el dedo meñique de su mano izquierda y esperar que su mejor amiga cerrara aquella promesa. Dest lo hizo, entrelazo su pequeño dedo con el de la chica que había sido su hermana durante todo aquel tiempo, después simplemente le enredo los brazos entorno al cuello y la estrecho contra su pecho. Si, Amanda Bieber en definitiva era su sol.

-Pero que....¡Jesus!, aleja tus pequeñas y femeninas manos de mi novia.

Ambas giraron sus cabezas hacia la puerta en cuanto aquellas palabras retumbaron en las cuatro paredes de la habitación. Wrath las miraba fijamente desde el umbral de la entrada, llevaba su mochila colgando del hombro y aunque luchaba por no demostrarlo se encontraba un tanto incomodo e irritado.

Dest solo pudo sonreír juguetonamente como respuesta a aquella patética imagen. Era sumamente increíble que su pequeño hermano sintiera celos de ella.

-Vamos, deja esa cara...-Le indico sin dejar su expresión burlona-...Solo estoy compartiendo un poco de tiempo de calidad con mi mejor amiga, no es gran cosa.
-Lo es cuando estas enredada entorno a ella como un pulpo...-Wrath mascullo aquello entrando a la habitación, luego simplemente lanzo su mochila lejos y volvió a mirarlas-...Hablo enserio, es suficiente.
-Dios, eres un jodido aguafiestas demente.
-No esta demente, simplemente le gusta tener mi  completa atención...-Amanda se alejo del cuerpo de Dest, para luego arrastrarse sobre la cama hasta sentarse en el borde de esta-...¿Cierto amor?
-No se trata de querer tu atención, se trate de que es sumamente extraño cuando ustedes dos hacen ese tipo de cosas y...
-Solo cierra la boca de una vez y acércate para que pueda saludarte como es correcto.

Wrath lanzo un suspiro torturado, pero al fina lo hizo. Hundiendo las manos en sus bolsillos comenzo a caminar hasta estar frente a la chica que amaba, ya ah simplemente se hinco para poder estar a su altura y dejo que ella lo besara de aquella forma tierna y lenta que tanto le gustaba.

-¿Como estuvo tu día?...-Pregunto Mandy separándose apenas lo necesario de sus labios para poder hablar-...¿Terminaste las partituras para el coro del colegio?
-Lo hice, si...-Asintiendo volvió a besarla brevemente. Aquel siempre era el mejor momento del día-...Todo esta listo para el musical de primavera, mi trabajo esta hecho....Esperaba verte en el entrenamiento esta tarde.
-Dest y yo decidimos saltarnos esa parte por hoy...-Explico ella hundiendo sus manos en los rizos del chico que amaba-....Teníamos algunos deberes pendientes, sin contar que llevamos tiempo sin hablar, vinimos directamente a casa después de clases.
-Ya veo, aun así tengo que decir que extrañe verte corriendo por ahí con ese jodido uniforme de animadora.
-¿A si? ¿Entonces te gusta?
-Me cuesta admitirlo, pero si....Me encanta.
-Bien, en ese caso puede y lo utilice en casos mucho mas especiales, tu sabes, cuando nosotr...
-¡Ugh! ¡Ugh! ¡Ugh!, de acuerdo....Es suficiente, yo me largo.

Destiny negó con asco dramatizado conforme se levantaba de la cama de su mejor amiga y comenzaba a recoger sus cosas. No tenia nada en contra del sexo, pero saber que su hermano menor intimaba de aquella forma con una de las mujeres mas importantes de su vida la hacia sentir completamente fuera de lugar. Lo mejor era irse de ahí, después de todo tenia cosas importantes que hacer durante lo que quedaba del día.

-No tienes que irte, juro que me comportare...-Amanda sonó abochornada en cuanto hablo. Le era completamente difícil concentrarse con Wrath cerca-...Vamos Dest, mantendremos nuestras manos quietas.
-Hablas por ti...-Él se encogió de hombros e hizo un ademan desintersado hacia su hermana-....Yo realmente quiero un poco de tiempo contigo ahora mismo, deja que se vaya.
-¡Wrath!
-Esta bien Mandy, de cualquier forma no puedo quedarme...-Quitandole importancia a la impertinencia de su hermano, Dest tomo su bolso y acomodo su ropa-...Tengo algo así como una cita esta noche, tengo que ir a casa y darme un baño.
-¿Saldrás con Zett?
-Si, prácticamente sera nuestra primera cita oficial, así que tengo que dar una perfecta primera impresión.
-De acuerdo solo dos cosas. Numero uno, llámame cuando regreses y cuéntame los detalles....-Tras aquello Amanda se estiro hacia su mesita de noche y rebusco en un cajón. Al tener su objetivo entre las manos, simplemente sonrió y lo lanzo hacia su amiga-....Numero dos, cuídate.

La rubia parpadeo desconcertada al atrapar el pequeño objeto, luego y tras examinarlo simplemente se ruborizo de pies a cabeza y negó conforme contenía una risa nerviosa. Un condón, su mejor amiga le había lanzado un jodido condón. Vaya concejo ironico, pensó.

-¿Segura que no lo necesitas tu mas que yo?
-Oh no te preocupes, tengo toda una caja de ellos lista ahí adentro.
-¡Ugh dios!, ustedes son  realmente asquerosos....Me largo.

Destiny salio de la habitación manteniendo su expresión asqueada, momentos después simplemente cerro la puerta a su espalda y comenzo a caminar con paso lento hacia las escaleras que la llevarían a la primera planta. Observo la pantalla de su teléfono durante la mayor parte del trayecto. Eran casi las seis de la tarde, lo cual significaba que tenia el tiempo suficiente para prepararse.

Lo primero que haría al llegar a casa seria tomar un baño, luego y mientras se dedicaba a elegir el atuendo para aquella noche, planearía la cuartada perfecta. Su padre había elegido aquel día para compartir una cena con unos cuantos amigos y eso solo creaba complicaciones. Necesitaba idear el plan perfecto para salir sin ningún problema durante aquella noche, necesitaba...

Detuvo en seco sus pensamientos y su andar en cuanto paso frente a una de las tantas puertas que tenia aquel corredor. Los recuerdos comenzaron entonces, aquella habitación era la habitación, aquel era el lugar donde había perdido su virginidad meses atrás. Aferrándose a su mochila y mirando un par de veces a su alrededor, se debatió en seguir o no el inesperado instinto que la invadió. Por alguna jodida razón deseaba entrar de nuevo a aquella habitación.

Conteniendo el aliento y maldiciendo por lo bajo, cedió a la petición de su subconsciente y tomo la manija de la puerta, segundos después estuvo nuevamente dentro de aquellas cuatro paredes. No podía decir que todo estaba como lo recordaba, por que la verdad era que recordaba muy poco de aquella noche. La adrenalina del momento y el shock emocional habían ocasionado que aquel "especial" momento se conservara en ella a través de pequeños flashasos.

Recordaba el miedo, se dijo al comenzar a caminar. Recordaba el pánico, el dolor, pero también la pequeña satisfacción al final. Suspiró sonoramente conforme acariciaba las arrugadas sabanas negras de aquella solitaria cama. Era extraño, pensó. El lugar parecía estar abandonado. La cama estaba desecha, como si hubiera sido utilizada aquella mañana, pero aun isa había algo que no lograba cuadrar.

Había polvo por todas partes, el aire al rededor olía a humedad y....Entrecerró los ojos aturdida al notar una pequeña y escalofriante prenda familiar descansando en una esquina. Aquello no podía ser cierto, pensó conforme se acercaba hasta poder tomar entre sus manos aquel pedazo de tela.

-¿Que haces aquí?

Se irguió como un resorte en cuanto aquella ronca voz llego a sus oídos, había sido descubierta y por la persona menos indicada.

Se dio media vuelta lentamente, no sin antes tomar aliento y tragarse el nudo de sentimientos que se había creado en su garganta. Drew estaba ahí en cuanto termino de moverse, a pocos centímetros de la puerta. Él no se miraba enfadado y eso la hizo sentir un poco mas en calma. Lo ultimo que deseaba era arruinar el enorme avance que habían creado en todo aquel tiempo.

-Yo ammm....-Balbuceo torpemente aun con su descubrimiento en la mano. Sabia que debía esconder aquella mierda, pero por alguna puta razón su cuerpo no respondía-....Estuve con Amanda esta tarde, iba a decírtelo pero lo olvide, entonces....Creo que me voy.

Comenzó a caminar si decir nada mas, pero no pudo avanzar mucho y todo gracias a Drew. Él le cerro el paso, para luego cruzarse de brazos y alzar una ceja interrogativamente. Sin duda alguna no se lo pondría fácil, pensó.

-No estoy pidiéndote que te vayas....-Recalco Drew sonriendo lo suficiente como para hacerla sentir segura-...Solo pregunte que haces aquí.
-Me dirigía a las escaleras, pero entonces pase frente a la habitación y no se...-Se encogió de hombros nerviosamente-...Siento haber invadido tu privacidad.
-No has invadido nada Dest...-Él rasco su barbilla suavemente conforme miraba a su alrededor-...Nada en este lugar me importa lo suficiente, incluso puedo decirte que no considero esta habitación como "mía"....Se me asigno esta alcoba en cuanto regrese de Alemania, pero solo es esto, un simple cuarto vació y oscuro.
-¿Es por eso que no duermes aquí?
-¿Como sabes que no lo hago?
-Se identificar el abandono y esta habitación esta mas haya de abandonada.
-Bien, en ese caso supongo que tienes razón....-Ambos cruzaron miradas por un corto periodo de tiempo-...No duermo aquí. No lo he hecho desde la noche de nuestra primera cita, hacerlo me causaba pesadillas.

Drew cerro la puerta de la habitación con un leve titubeo tras hablar, momentos después simplemente comenzo a andar. Observo a su alrededor por un par de segundos y conforme lo hacia se dejo arrastrar por los no muy agradables recuerdos que tenia en ese lugar. Aquella era la primera vez que ponía un pie dentro de aquella habitación desde su partida y por lo que veía todo estaba justo como lo había dejado. La cama estaba desecha, el armario se encontraba abierto y había algunas prendas esparcidas por el suelo.

Sonrió torcidamente conforme acariciaba con la punta de los dedos las arrugadas sabanas negras de la que alguna vez había sido su cama. Era extraño, pensó. En el pasado no había siquiera tolerado estar cerca de la puerta de la habitación  y en ese momento estaba ahí, dentro de ella, afrontando nuevamente uno de sus tantos demonios. Tal vez por fin estaba avanzando, tal vez aquello significaba que estaba un paso mas cerca de la felicidad total.

-No vuelvas ahí, sabes lo que pienso al respecto.
-No lo hacia...-Hundió las manos en sus bolsillo conforme volvía a  prestarle atención a su chica-...Desde nuestra ultima charla en tu casa viajo menos al pasado.
-¿Eso es bueno?
-Es un tanto confuso, no lo se....No estoy orgulloso de lo que hice y jamas podre perdonarme, pero cada vez todo es un poco mas tolerable.
-Tenemos que encontrar la forma de enterrar este jodido tema de una vez por todas....-Dest tomo un largo respiro, luego solo comenzo a caminar hasta poder posar sus manos en el fuerte pecho que la volvía loca-....¿Por que no hablamos de ello?, se que lo hemos hecho pero nunca profundizamos lo suficiente.
-No creo poder soportarlo.
-Sabrías que no fue tan malo si me dejaras explicarlo.
-No trates de hacerme sentir mejor, sabes cuanto lo detesto.
-No lo hago, solo quiero que entiendas que no todo fue desagradable....-Llena de valentía deslizo sus manos hasta poder tomarlo por las mejillas, ya ahí simplemente lo obligo a mirarla a los ojos-...Fue perturbador y de cierta forma violento, después de todo las circunstancias no fueron las correctas, pero ¿Sabes?, hubo un momento dentro de todo aquel infierno en el cual yo...
-¿Tu que?
-Disfrute.

Dest tuvo que hacer un esfuerzo sobre humano para no salir corriendo de la habitación. Jamas había dicho aquello en voz alta, nunca antes lo había siquiera pensado por mas de dos segundos, pero era cierto, había disfrutado de aquel encuentro.

Pasando saliva y evitando mirar hacia los ojos que le daban vida, recordó cada vago y pequeño recuerdo de aquella noche. Al principio todo había sido tan perturbador como el infierno, pero luego y tras acostumbrarse al cuerpo sobre ella,  había llegado a tocar el cielo. Seguía recordando aquella sensación caliente dentro de su vientre, seguía recapitulando el agonizante dolor antes del existas y el delirio.

Su primera vez había culminado de una forma peculiar y maravillosa, justo como la calma que aparecía después de una desastrosa tormenta, y si era sincera consigo misma tenia que aceptar que no se arrepentía de ello.

-¿Puedes dejar de morderte el labio de esa manera?, esto...yo....

Reacciono en cuanto sintió como Drew se alejaba un par de metros de ella, entonces comprendió. Él tenia razón, su labio inferior estaba apresado entre sus dientes y su respiración se había alterado notablemente. Negó para si misma y sin mas trato de controlar el calor que comenzo a teñir sus mejillas. Bien, había desvariado suficiente aquel día.

-Lo siento, solo...-Aclaro su garganta y se cruzo de brazos. Drew seguía ahí, mirándola desde lejos con una expresión incomoda-....Soy patética, lo se.
-No, eres simplemente explendida, pero por alguna razón no te das cuenta de ello...-Tras corregirla llevo una mano a su nuca y se froto un par de veces. Era increíble que ella no pudiera notar cuan sexy e irresistible llegaba  a ser-....Ahora, si no te importa quisiera dejar este tema para otra ocasión, aun no me siento listo para afrontar mis demonios sexuales.
-¿Eso quiere decir que hay mas de uno?
-Créeme cariño, el recuerdo de lo que  te hice en esta cama esta en ultimo lugar de mi lista de mierda.
-De acuerdo, iremos paso a paso...-Conforme se encogía le brindo la mas sincera de las sonrisas. Seria al ritmo que él dictara-...Solo quiero que sepas que no importa lo que sea, te amo y nada me hará cambiar de opinión.
-¿Lo prometes?

Dest estuvo a nada de contestarle verbalmente, pero ¿Por que haría eso cuando podía demostrárselo de una forma mucho mejor?

Sin dejar de mirarlo recorrió la distancia que los separaba, ya frente a él simplemente le enredo los brazos entorno al cuello y lo estrecho mas contra su cuerpo. Drew emitió un suave ronroneo como respuesta y de inmediato la apreso por la cintura, lo cual la obligo a contener un grave y profundo gemido. Amaba cuando él hacia cosas como aquella, amaba ver como se rendía ante ella.

-Lo prometo.

Busco su boca después de eso y tras juntar los labios con los suyos simplemente se dejo llevar. Lo beso suavemente al principio, pero la intensidad subió al poco tiempo. Él movió sus manos conforme tomaba el control de la situación y no paró hasta llegar a su trasero.

Sonrió entre el beso y apreso con mucha mas fuerza la camiseta negra que tenia entre los dedos tras sentir aquel fuerte tacto sobre aquella parte especifica de su cuerpo. Había extrañado tanto aquello, lo había echado jodidamente de menos.

-¿Tuviste un buen día en el colegio?
-Si, nada fuera de lo normal...-Dest contesto a la pregunta aun con su boca ocupada, momentos después simplemente dejo un ultimo beso en los labios que amaba y se alejo lo suficiente para mirarlo a los ojos-...¿Que hay de ti? ¿Hiciste algo productivo?
-La casa del árbol de Ronnie esta casi lista....-Aseguro con aire orgulloso-...Me pasé por tu casa durante la mañana, tu madre estaba empeñada a hacerme regresar ya que es mi día libre, pero no tenia nada mejor que hacer.
-¿Mi padre no te dio problemas?
-Él ni siquiera me mira, solo se queda ahí y trabaja en silencio.
-Bien.
-¿Has hablado con él desde la bofetada?
-No, todo ha sido sumamente silenciosos entre nosotros..-Nego con la cabeza un par de veces para luego hundir las manos en la espesa barba de su chico. Aquel no era un tema que no deseaba tocar-...De cualquier forma no hay mucho que decir, él es consiente del daño que creo.
-Se que ya lo he dicho antes, pero lo siento mucho Dest.
-Shhhh....-Coloco un dedo sobre sus labios e hizo una mueca desinteresada-...No es tu culpa, ahora si no te importa quisiera cambiar de tema....¿Que harás esta noche?
-¿Que haré?, mmmmm....-Él siguió el juego y aparento pensar un momento-....Oh si, saldré con el amor de mi vida.
-Cierto, tu y Clarie.
-Así es, aunque si no tienes nada que hacer puedes unírtenos. A ella no le importaría, ambas son muy parecidas, se que se llevarían bien.
-Es una oferta tentadora, pero no eres el único que tendrá acción esta noche....Yo al igual tengo algunos negocios que atender.
-¿Tu y Zett?
-Sip.
-En verdad espero que él este siendo un buen chico contigo.
-Me da algunos dolores de cabeza de vez en cuando pero no es nada que no pueda tolerar.
-En ese caso, Zett es afortunado.
-Supongo que Clarie lo es al igual.

Ambos trataron de mantenerse serios durante aquel juego lleno de ironía, pero al final no pudieron evitar echarse a reír.

Drew la estrecho contra su cuerpo en cuanto las risas terminaron, ya ahí simplemente deposito un pequeño beso en su cabeza y disfruto de la paz que aquella chiquilla le brindaba con su simple presencia. Ella había hecho desaparecer sus fantasmas, ella lo había vuelto mucho mas indestructible de lo que ya era y estaría eternamente agradecido por ello.

-¿Puedo pedirte un favor antes de que te vayas?
-Por supuesto, lo que sea.

Destiny parpadeo un tanto confusa en cuanto él comenzo a arrastrarla fuera de la habitación, pero aun así lo siguió. Recorrieron el pasillo de la segunda planta en completo silencio y sin bajar la guardia, después de todo cualquier persona podía verlos si se descuidaban.

Estuvieron dentro de una nueva habitación pocos minutos después. Aquella alcoba era mucho mas acogedora y colorida que la anterior, pensó Dest en cuanto la puerta se cerro. Las paredes eran color azul claro y la cama tenia sabanas en un tono verde aqua. Era lo suficientemente lista como para deducir que aquel era el verdadero entorno de Drew, pero ¿Por que él la había llevado ahí?

Su pregunta fue contestada pocos segundos después. Él soltó su mano y comenzo a caminar hasta llegar a lo que paresia ser su armario, ya ahí simplemente abrió la puerta y se perdió dentro por un corto periodo de tiempo.

Drew apareció nuevamente en su campo de visión poco después, sostenía tres camisetas y su expresión era ridículamente seria.

-¿Cual crees que deba llevar esta noche?

La pregunta fue tan inesperada que se quedo sin habla. ¿Aquello en verdad estaba pasando? ¿Su frió y de cierta forma despiadado chico le estaba pidiendo un consejo de moda?

-¿Hablas enserio?
-Créeme, jamas había necesitado tanta  ayuda como en este momento....-Encogiéndose, observo por centésima sus tres posibles camisetas-....No puedo decidirme por alguna, amo el negro, pero suelo llevarlo todo el tiempo....Luego esta el rojo, pero siento que es demasiado para llevarlo de noche....Y por ultimo esta el color azul, jamas he llevado azul.
-¿Por que te preocupa tanto?....-Tratando de controlar la ternura en su voz, camino hacia él. Su corazón se estaba derritiendo dentro de su pecho. Verlo preocupado por su apariencia era sumamente dulce-....Es solo ropa, no me importa lo que lleves.
-Solo quiero que todo sea perfecto...-Drew dejo escapar aquello a través de un suave susurro. Sabia que probablemente se miraba patético, pero en verdad deseaba que aquella noche fuera inolvidable-...Solo quiero verme bien para ti.
-Ante mis ojos ya eres perfecto, no importa lo que lleves....-Aclaró sin dejar de mirarlo con adoración, pero aun así observo brevemente las prendas que él sostenía. Aquello era importante para Drew, podía verlo en sus ojos-.....Eres el chico mas caliente en la faz de la tierra, pero si aun con ello quieres mi opinión tengo que decir que elijo la camiseta azul.
-¿Por que esa eleccion?
-Porque portaras el color de mis ojos.

Ambos sostuvieron el cruce de sus miradas por un largo tiempo, pero al final la tensión del momento fue mucho mas grande que ellos. Terminaron envueltos nuevamente en una larga sesión de dulces e interminables besos.

-¿Porque te importa tanto mi opinión?...-Murmuro Dest rosando tentativamente aquellos apetecibles labios con los suyos-....No me mal entiendas, me siento honrada de que me tomes en cuenta para cosas tan simples como esta, pero...
-Solo quiero complacerte, yo....-Drew cerro los ojos por un par de segundos, luego solo deposito un nuevo y corto beso en la boca que amaba. Era increíble lo jodidamente marica que te volvía el amor, pensó-....No se como explicarlo, lo único que se es que siento la necesidad de brindarte el mundo entero si es necesario, lo cual debo aceptar es un tanto extraño ya que siempre me burle de esta clase de acciones....Jamas entendí el por que los chicos obsequiaban flores y esa clase de mierdas, jamas tuve el impulso de repasar dos veces mi forma de vestir, nunca antes me considere dependiente a alguna persona, pero entonces llegaste tu y toda mi perspectiva cambio....-Suspiró suavemente para luego acariciarle tiernamente las mejillas-....Cuando te conocí supe que eras diferente, pero nunca imagine que causarías todo un impacto en mi...Luego me enamore perdidamente, pero no tenia ni la menor idea de como demostrártelo, siempre lo arruinaba, cada vez me hundía mucho mas en toda mi jodida mierda....Al final los acontecimientos de nuestra primera cita terminaron de matar mis esperanzas, algo dentro de mi me decía que jamas seria el hombre que merecías.....-Negó y la hizo callar con una pequeña mueca al verla a punto de reprochar. Necesitaba terminar, necesitaba ser honesto-....Pero ahora te tengo de nuevo y ¿Sabes?, planeo dar todo de mi....Ahora simplemente tengo una perspectiva nueva, todo es mucho mas fácil, mucho mas natural....Cada vez que estoy por ahí y veo alguna jodida cosa tierna siento la maldita necesita de comprarlo para ti, quiero llenarte de flores, de cartas....Quiero llevar un atuendo que combine con tus ojos, quiero que te sientas orgullosa a mi lado, yo....Yo simplemente quiero pertenecerte.
-Tu ya me perteneces, de eso no hay duda....-Dest controlo su voz al hablar, las lagrimas estaban a punto de romperla. La forma de amar de Drew era simplemente desconcertante-...Lo has hecho desde siempre, desde la primera jodida vez que salvaste mi trasero y mira que eso fue hace mucho....Tu has estado ahí desde que tengo memoria, siempre observando, siempre a mi espalda...Tu eres mio y siempre lo seras, así que te alegrara saber que estoy abierta a ser tu asesora de moda cuantas veces me lo pidas.
-Te amo.
-Yo también y como no tienes una idea.

Tras jurarle  amor esparció unos cuantos besos por aquel perfecto rostro, después y para su desgracia tuvo que retroceder un par de metros. Se hacia tarde y debía volver a casa, aun tenia unas cuantas cosas que resolver antes de concentrarse por completo en su tan ansiada cita.

-Tengo que irme...-Sabia que no tenia sentido entristecerse, después de todo lo volvería a ver en menos de cinco horas, pero aun así fue cociente de como su voz se apago-....Papá cenara con algunos de sus amigos en casa y puedo jurar que querrá mi parecencia ahí....Necesito hablar con él y hacerle saber que no contara conmigo.
-Podemos cancelar la cita si lo deseas....-Drew menciono aquello conforme enredaba sus manos en el espeso cabello rubio de la chica que amaba. Le dolería cancelar los planes, pero nada importaba cuando se trataba de Dest-....No me importaría, podríamos....
-Basta, deja de hacer esto.
-¿Hacer que?
-Ser compasivo con mi padre.
-Yo solo quiero que estés bien y todo este drama con tío Nick no ayuda mucho a ello....Te afecta aunque no quieras aceptarlo.
-Encontrare la forma de hacerlo funcionar, solo confía en mi.
-De acuerdo, lo haré....-Lo sonrió brevemente para luego estrecharla contra su pecho-...Todo mejorara Dest.
-¿Que te hace pensar eso?
-Algo dentro de mi me lo dice, eso y también esta el hecho de que ayer escuche a mi madre hablando con la tuya por teléfono.
-¿Que?...-Aturdida se separo del abrazo y miro directo a los ojos verdes que la hipnotizaban-...¿Estas seguro que hacían eso?
-Escuche a mamá murmurar en su habitación, así que husmee un poco...Lo que sea de lo que hayan hablado las hacia reír, luego mamá menciono algo sobre un anuncio que tenia que hacer en una pequeña reunión que daría una semana antes de mi cumpleaños....¿Sabes algo al respecto?
-Ammm no, creo que no....-Aclarando su garganta, Dest trato de sonar convincente. Aquella noticia tenia que ser el nuevo bebe-....Pero sea lo que sea sera bueno.
-Eso espero.
-Bien chico sexy, fue un gusto compartir tiempo contigo, ahora me voy...-Alzándose de puntillas lo beso brevemente-...Tengo que prepararme para lucir fabulosa esta noche.
-Tu siempre luces fabulosa.
-¿Eso quiere decir que puedo llevar jeans y zapatillas en lugar de vestido y zapatos altos?
-Solo se tu cariño, esa es la versión que mas amo de ti.
-De acuerdo, te veo esta noche.
-Destiny...-La llamo en cuanto ella abrió la puerta, luego y al tener aquellos ojos azules sobre si, solo hablo con el corazón-...Volveré a ti, justo como siempre.
-Lo se, ahora lo se.





**************************



-¿Crees que luzco bien?

Miley miró sobre su hombro en cuanto escucho aquella pregunta, luego y tras terminar de colocarse sus pendientes, encaró por completo al creador de aquella cuestión. Su esposo estaba ahí, a pocos metros del cuarto de baño, portando unos implacables pantalones grises y una camisa negra ajustada de vestir. 

-En mi opinión, luces jodidamente caliente. 

Sonrió para si misma y comenzo a atravesar la habitación  en cuanto noto como sus palabras teñían de rojo las mejillas de Nick. Era sumamente adorable y satisfactorio ver como el amor de su vida seguía ruborizándose de aquella forma después de tantos años. 

-Vaya, sigo poniéndote nervioso....-Musito en cuanto llego a él-....Sigo haciendo que tus mejillas se enciendan. 
-Eres la única que causa ese efecto y lo sabes.....-Nick agravo su voz y tomo la cintura de su mujer con posesión-...Eres la única que puede doblegarme. 
-¿La única?
-Si.
-Demuéstralo entonces. 

Nicholas mantuvo los ojos clavados en Miley por un largo tiempo, pero al final simplemente asintió y lo hizo, se lo demostró. 

Lentamente y sin romper la conexión de sus miradas se dejo caer hasta quedar totalmente hincado ante ella, ya ahí simplemente deslizo sus manos hasta posarlas en el vientre que alguna vez había protegido a su hijos y encarno una expresión llena de orgullo. Aquella mujer era simplemente la mejor decisión de su vida y estaría postrado a sus pies por el resto de sus días. 

-¿Esto es suficiente para ti?
-Ponte de pie....-Miley intento incorporarlo, pero al final no obtuvo ningún resultado. Una oleada de incredulidad corría por su venas.-...Vamos encantador, no tienes por que hacer esto, era solo un juego.
-Claro que tengo que hacerlo, eres mi mujer....-Poco a poco Nick se fue irguiendo-...¿Sabes?, los reyes solo tienen permitido postrarse ante una persona y esa es su reina....Tu eres mi reina, así que mi obligación es estar a tus pies hasta que mi corazón se detenga.
-Nicholas....
-Se que he cometido errores, se que he sido egoísta, pero te amo y amo a mi familia....No pienso perderlos Miley, no voy a hacerlo y eso te lo prometo...Un rey no es nada sin los pilares de su reino y ustedes son eso....Ustedes son los pilares de mi existencia. 

Aquellas palabras tenían mucho mas significado de lo que aparentaban y Miley lo sabia a la perfección. Él por fin se estaba abriendo, él por fin estaba aceptando su erróneo y dañino comportamiento.

Nicholas se había negado rotundamente a hablar del tema durante las semanas que habían trascurrido y de cierta forma había respetado su posición. Conocía al padre de sus hijos, sabia su forma de recapacitar y reaccionar. Él solía perder la cabeza de una forma salvaje e impulsiva, solía abandonar el control gracias a la presión y el miedo, pero al igual tenia la capacidad de saber cuando desistir.

Él estaba arrepentido, podía verlo en sus ojos. Nick era consciente de todo el daño que había causado gracias a su imprudencia y estaba dispuesto a remediarlo, pero lamentablemente el desenlace de aquel drama ya no estaba en sus manos.

-Cruzaste muchos limites Nick, tanto con nosotros como con Justin y Selena....Me gustaría decirte que todo estará bien, pero por primera vez no puedo hacerlo.

Nick asintió y recibió el peso de aquella declaración como un hombre. Lo sabia, era cociente del nivel de traición que les había infligido a sus mejores amigos, pero aun así haría lo imposible por remediar su daño.

El primer paso lo daría con su pequeña. Destiny se había alejado de él de una forma completamente agonizante y no estaba dispuesto a soportarlo mas. Ella era su primogénita, su vida, su todo. La necesitaba a su lado, necesitaba a su hermosa princesa de nuevo entre sus brazos.

-Voy a remediarlo...-Juró extendiendo el brazo y tomando una de las manos de su esposa-...Solo te pido que te mantengas a mi lado en el proceso.
-Estamos juntos en esto desde el comienzo encantador  y así sera siempre.
-¿Crees que Destiny pueda perdonarme?
-Esta herida Nick...-Miley agacho la mirada y se concentro en sus manos unidas-...Tu nunca antes la habías tratado de ese modo, tu....La golpeaste.
-Juro por mi madre que estoy completamente arrepentido de ello....-La voz se le quebró en cuanto las imágenes de aquel día tomaron vida en su cabeza. Había sido un completo hijo de puta-....Yo solo quería protegerla, yo....¡Maldita sea! Justin tenia razón, me convertí en un ser despreciable.
-Ella dejo de ser una niña cariño....-Resignadamente lo miró a los ojos-....Se que es difícil aceptarlo pero ha crecido y ni tu ni yo podemos cambiarlo....Sufrió por amor pero eso se acabo, él ya no esta en su vida.
-Te equivocas....-Nick sonrió torcidamente conforme tomaba una enorme bocanada de aire. ¿Acaso nadie podía ver lo que era tan obvio?-...Ambos siguen amándose, ninguno de los dos ha perdido la esperanza.
-Nick, ellos...
-Drew se lanzo sobre mi como un jodido león embarbecido Miley...-Se hecho a reír entre dientes en cuanto recapitulo la imagen-....Él me dejo en el piso en menos de un parpadeo y todo por Dest.
-Es una reacción normal.
-No, no lo es. Él va a luchar por ella, él no me lo va a poner fácil.
-¿Y que pasará de ser así?
-No lo se y no me siento listo para averiguarlo...-Cerro los ojos al confesar aquello. El que se arrepintiera de sus actos no significaba que aceptara del todo los sentimientos de su ahijado por su pequeña-....Se que él la ama, se que puede mantenerla a salvo, pero al igual se que con esa misma intensidad puede destruirla.
-Los errores solo se cometen una vez en la vida Nicholas...-Suavemente lo tomo por las mejillas y acaricio lentamente su piel-...Drew ama a nuestra hija.
-Lo se.
-Lo hace justo como tu me amas a mi.
-Lo se.
-Por lo cual están destinados a estar juntos.

Nicholas abrió la boca dispuesto a por fin aceptar aquel inhabitable echo, pero en eso la puerta de la habitación se abrió inesperadamente dejándolo así con las palabras atascadas en su garganta.

Destiny estaba ahí y lo miró de aquella forma tan comúnmente desagradable y hostil. Un dolor se clavo en su pecho ante aquella expresión fría y distante. Sin duda alguna ganarse el perdón de su pequeña no sera para nada fácil.

-Solo quería informarles que los invitados comenzaron a llegar y que no estaré presente en la cena.
-Espera ¿Que?...-Inconscientemente Nick se alejo de su esposa y dio un par de pasos hacia su pequeña. Fue entonces cuando noto su atuendo, ella no llevaba vestido ni zapatos altos-...¿Que quieres decir con que no estarás presente?
-Eso mismo, creo que es fácil de comprender....-Dest trato de controlar su tono mordaz pero todo fue en vano-...Tengo cosas importantes que hacer esta noche.
-¿Que clase de cosas?
-No es de tu incumbencia.
-Basta Nichol....-Miley tomo las riendas de la situación conforme observaba con severidad a su primogénita-...No le hables de ese modo a tu padre y lamento decirte pero si es de nuestra incumbencia, así que habla.
-Tengo una cita con Zett.
-¿Y no puedes cancelarla?, esto es importante para tu padre, sus amigos vienen desde lejos y....
-¿Por que me preocuparía por sus intereses si él jamas se preocupo por los míos?.....-Mascullo aquello con una expresión altiva y desafiante en el rostro. Le importaba una mierda si volvía a ganarse una bofetada-...¿Por que tengo que ser considerada cuando él es una bestia con todo mundo?
-Estas cruzando la linea señorita, te recomiendo que cierres la boca y...
-¿Podrías dejarnos solos princesa?

Miley detuvo la reprimenda hacia su hija en cuanto la voz de su esposo cobro vida nuevamente, luego solo observo fijamente hacia él y medito aquella petición. Nicholas se miraba sereno y en calma, aparentaba estar en completo control y racionalidad, pero aun así no podía confiar, no del todo.

Tanto él como Dest compartían el mismo temperamento lo cual significaba que la situación podía terminar en un completo infierno.

-Prometo que no haré nada estúpido amor, solo quiero hablar con mi hija y dejar unas cuantas cosas en claro.....Déjanos solos por favor.

Destiny estuvo a punto de asegurarles que no necesitaba aclara absolutamente nada con nadie, pero su madre no le dejo opción ya que de un segundo a otro simplemente salio de la habitación y cerro la puerta tras de si.

Fue inevitable no pasar saliva y alzar sus muros inexistentes en cuanto se vio a si misma a solas con el hombre que alguna vez había sido su todo. No le temía a su padre, pero si desconfiaba de él. Tenia que ser precavida y sobre todo lista.

Lo mejor era salir de ahí antes de que una posible caja de Pandora se abriera, pensó al comenzar a darse vuelta. Aquella noche no era la indicada para alguna confrontación.

-No puedo hacer esto, no esta noche.
-No tienes opción, ahora deja de darme la espalda.

Mascullo entre dientes y se trago un sin fin de malas palabras ante al mandato de su padre, momentos después simplemente obedeció y volvió a darle la cara. Aquellos ojos severos y familiares la recibieron al instante, pero aun con ello no se inmuto. Iba a defender su posicion sin importar lo que pasara.

-Hablo enserio, no tengo tiempo para esto.
-Lamentablemente no tienes opción Dest...-Nick controló su temperamento frió y brutal. No deseaba hacer mas daño-...El chico no morirá si llegas tarde un par de minutos.
-Esto no se trata de Zett, se trata de que no deseo hablar contigo ni ahora ni nunca.
-Soy tu padre y vives bajo mi techo. No puedes ignorarme, no toda la vida.
-¿Quieres apostar?
-Destiny por favor, solo detente un momento y escúchame. No puedo disculparme si no me das la oportunidad.
-¿Disculparte?...-Inconscientemente lanzo un bufido lleno de ironía y se hecho a reír-...¿A quien engañas papá?, todo mundo sabe que no te arrepientes de tu jodido comportamiento de mierda....Disfrutaste al dañar a lo demás, gozaste al culpar a todos de tus malditos errores.
-Actué mal y lo acepto, pero tenia mis razones...-Las palabras apenas y salieron de la boca de Nick. El odio en la mirada azul de su hija era impresionante-...Yo solo deseaba protegerte.
-Vaya, eso explica el por que estampaste tu mano en mi cara.
-Lo lamento ¿De acuerdo?....Lamento haberte golpeado, lamento haber separado a nuestra familia de los Bieber....Lamento haber tratado a Drew como si fuera...
-¡¿Como si fuera que?!....-No pudo evitar gritar. La simple mención del chico al que amaba altero cada parte de su cuerpo-....¡Lo trataste como un animal, papá! ¡Como aun jodido criminal! ¡Lo hiciste aun cuando gracia a él estoy aquí!
-¡¿Como se suponía que tenia que reaccionar?!....-La habitación comenzo a llenarse de gritos de un segundo a otro-....¡Te vi Destiny! ¡Yo fui quien te encontró desmayada fuera del hospital la noche de tu accidente! ¡Estabas muriéndote y no hacías más que rogar entre balbuceos que él no te dejara!....-Aquella declaración ocasionó que ambos reaccionaran de cierta manera-....Después de eso sufriste el ataque al corazón y tras ello mi Dest simplemente desapareció...-Dejando escapar lágrimas, siguió. Era tiempo de que ella supiera de todo el infierno que había vivido-....Fui testigo de tus pesadillas, de tu perdida de peso, de tu depresión....¡Presencie cómo las ganas de vivir desaparecían de tus ojos aun cuando estabas con vida!....¿Que se suponía que tenía que hacer al verlo regresar? ¿Abrazarlo y aceptarlo con los brazos abiertos?
-Tu y yo no somos las únicas víctima en toda esta historia papá....-Se atrevió a hablar en cuanto contuvo el sentimiento que la atacó inesperadamente-...Drew también sufrió, yo era lo único bueno en su vida y de un momento a otro todo se arruinó...Lo que quiero decir es que hay muchas cosas que desconoces, existe demasiado trasfondo en toda esta situación de mierda y tu...
-¿Lo amas?
-¿Que?
-Dime, ¿Aun lo amas?

Destiny se tenso al instante y sin poder evitarlo se atraganto con su propio respiro. ¿Que mierdas significaba aquello? ¿Era un especie de truco? ¿Su padre le estaba poniendo una trampa?

Miles de preguntas comenzaron a agolparse en su cabeza, lo cual ocasionó que un fuerte mareo la embistiera. La duda comenzo a renacer en lo profundo de su corazón, pero aun así se dijo mentalmente que no podía confiar. Su padre solo estaba pretendiendo ser amable para así poder derumbar sus barreras y por fin poder dar su golpe final.

-Se acabó papá....-Mencionó cada palabra con la mayor frialdad posible. Iba a demostrarle que era inmune a su falso y patético comportamiento arrepentido-...Él y yo estamos en caminos diferentes ahora.
-Puedo notar como ambos se miran Destiny....-Nick hundió las manos en sus bolsillos al confesar. Había sido un observador silencioso durante todo aquel tiempo-....He visto como sus cuerpos se ablandan cuando están cercas el uno del otro, así que deja de mentir.
-No se que problemas tengas en tu cabeza pero te estas imaginando cosas donde no las hay...Lo que Drew y yo compartimos se quedo atras, él esta saliendo con alguien al igual que yo....Ahora, si me disculpas me voy.
-Bien haz lo que quieras, pero solo como dato....No se niega a quien amas bajo ninguna circunstancia.
-En verdad estás enloqueciendo.
-Te quiero en casa más tardar una hora después de la media noche....-Elevo la voz considerablemente en cuanto su princesa abrió la puerta de la habitación-...Oh y dile a Drew que conduzca con cuidado.

La sangre de Dest se congeló en cuanto aquellas palabras llegaron a sus oídos pero aun asi salio de la habitación sin mirar atrás y azoto la puerta tras de sí.

Corrió a través de los pasillos como si su jodida vida dependiera de ello luego y tras bajar las escaleras entre tropezones simplemente se despidió de los pocos invitados con un leve susurro y salió por completo de la casa. Sus sentidos estaban a flor de piel y sentía como el corazón le latía en la garganta. En lo unico que podia pensar era en que su padre había descubierto su secreto, su progenitor sabía absolutamente todo.

Aun con la respiración entrecortada subió a su flamante auto y sin más lo echó a andar. Pisó el acelerador a fondo en cuanto las últimas palabras de su padre comenzaron a reproducirse nuevamente en el fondo de su cabeza. ¿Como era que lo había descubierto? se preguntó aferrando con fuerza el volante, aquello no tenía sentido alguno.

Conteniendo un sollozo lleno de frustración y acelerando mucho mas el auto, estiró el brazo y tocó un par de botones que se encontraban en el tablero del coche. Necesitaba llamar a Drew, necesitaba de su fuerza como nunca antes lo había hecho.

"Hola cariño"

La voz que tanto amaba retumbó en el interior del auto de un momento a otro, lo cual ocasionó que las lágrimas comenzaran a deslizarse por sus mejillas. Lo último que deseaba era sobre actuar, pero tenía que aceptar que el miedo la estaba carcomiendo por dentro. Su padre podía llegar a ser una bestia, ya se lo había demostrado con anterioridad. Había muy pocas cosas buenas que esperar después de aquello.

"¿Estas ahi Destiny?"
-Lo estoy, si...-Trato de controlar la vulnerabilidad en su voz pero al final simplemente no pudo hacerlo. La intranquilidad y el temor sobresalian en cada palabra-...Yo solo...
"¿Qué está pasando? ¿Dónde estás?....Dest responde"
-Est..Estoy conduciendo...-Tartamudeo inevitablemente, luego solo maldijo entre dientes. Odiaba no poder controlar sus emociones-...Voy directo a la finca.
"Pensé que te recogería a unas cuantas manzanas de tu casa....Destiny necesito que me digas que es lo que pasa. ¿Tu padre ha hecho algo? ¿Te encuentras bien?
-Solo ve a la finca, solo....Te necesito, tengo miedo.

La línea murió abruptamente, lo cual solo significaba que Drew había colgado y que iba a su encuentro.

Condujo a través de las calles y senderos sin bajar la velocidad, lo hizo plenamente consciente de que con ello ponía su vida en peligro. Sabía que necesitaba tranquilizarse, sabía que un ataque de pánico no resolvería absolutamente nada, pero era simplemente imposible mitigar su horror ante toda aquella situación.

Le gustara aceptarlo o no, solo había dos caminos a seguir en todo aquel infierno. Quedarse con Drew la haría la mujer mas feliz del mundo pero garantizaría una guerra interminable entre sus dos familias. Renunciar a él por otro lado haría renacer la estabilidad entre ambos bandos pero ¿A qué costo? ¿A el de la agonía y soledad?

No, se dijo a si misma conforme negaba y se adentraba en el sendero que surcaba el camino principal a la finca de sus abuelos. Renunciar  a Drew no era una opción y jamás lo sería.  Pelearia, lucharía por él, por lo que ambos tenían. Sufrir de nuevo no estaba dentro de sus planes así que afrontaría lo que sea que se avecinaba.

Apago el motor del auto en cuanto se estaciono a un costado de la malla de seguridad que protegía su propiedad, luego simplemente se dejo caer en el asiento del auto y cerró los ojos por un par de interminables segundos. Inhalo y exhalo por un tiempo, justo como su terapeuta le había aconsejado hacer en momentos abrumadores. Necesitaba recobrar la cordura, necesitaba esconder el pánico que sentía antes de que Drew llegará, porque de ser así no....

No pudo concretar sus pensamientos y todo gracias al rugido de una carrocería embravecida a la distancia. Él por fin estaba ahí.

Aquella flamante e intimidante camioneta Range Rover negra derrapó en la grava y se detuvo con violencia a unos cuantos metros de distancia, en cuanto abrió los ojos nuevamente. Fue entonces cuando Drew salto fuera del auto y corrió a su encuentro sin siquiera preocuparse en apagar el estruendoso motor.

Su cuerpo reacciono y la obligó a moverse en cuanto pudo notar la preocupación excedida en los ojos verdes que tanto amaba. Lo imito, deshaciéndose del cinturón de seguridad salió del auto y corrió, lo hizo hasta que se estampo contra una fuerte, cálida y maciza torre de carne y hueso.

Un sollozo sobrecargado de paz se escapó de entre sus labios en cuanto aquellos fuertes brazos se cerraron entorno a ella. Drew era su balzamo, su hogar, su roca, él simplemente lo era todo.

-Todo estará bien ¿De acuerdo?, sea lo que sea haré que desaparezca....Estoy aquí para ti y jamás te soltaré.

Drew susurro aquello conforme frotaba sus espalda con suaves y tiernos movimientos, lo cual provocó que su resistencia se quebrara lo suficiente como para tener que esconder el rostro en su cuello y luchar por no estallar en lágrimas.

Deseaba poder creer aquellas palabras pero lamentablemente el destino no estaba en manos de ambos. Cruelmente la realidad estaba a cargo de la injusta y variable suerte.

-Jesus solo, solo dime por favor que él no te golpeo...-Separándose de ella un par de centimetros, comenzo a buscar cualquier signo de agresión en los rasgos que amaba-...Por favor dime que no te puso una mano encima porque de ser así yo....Yo simplemente voy a perder la razón.
-Estoy bien, él no...-Tomó aire un tanto frustrada. Había demasiado corriendo por su cabeza-....No hubo golpes, no al menos físicos....Siento esto, no debí haberte llamado en ese estado, solo hice que te preocuparas y....
-¿Que fue lo que pasó?....-Fue al grano. No iba a permitir que ella comenzara a restarle importancia-...No me hagas preguntarlo de nuevo.
-Lo sabe Drew, mi padre lo sabe.

Los ojos de Drew se ampliaron llenos de sorpresa, pero eso fue todo. No hubo miedo ni inseguridad, no hubo preocupación. Él simplemente parpadeo y asintió.

Bien, aquello en definitiva era algo inesperado pero tenía que aceptar que no era malo, no del todo. El que Nick supiera parte de lo que pasaba le daba la oportunidad de por fin afrontar la situación como era debido.

 Estaba harto de esconderse, estaba cansado de no poder vivir el amor que sentía.  Las cartas finalmente estaban puestas sobre la mesa y no iba a desaprovechar esa oportunidad. Iría ante aquel hombre y le haría saber lo que había dentro de su corazón, le confiaría el amor que sentía por su hija, luego solo esperaría a que él dictará una pauta.

Nicholas tendría el destino de todo en sus manos, pero aún así estaba plenamente seguro de una cosa. Destiny le pertenecía y nadie podría hacer nada al respecto.

-¿Como es que lo supo?.... -Preguntó volviendo en si y viendo directamente a los ojos asustadizos que tanto amaba-.... ¿Tu se lo dijiste?
-¡No!, yo no, yo.... -Se trabo por un segundo gracias a los nervios y la adrenalina. Estaba a nada de volver a perder la cabeza-.... Él simplemente se volvió loco... Me obligó a escucharlo, yo no deseaba hacerlo pero luego comenzó a decir que sentía todo lo que había hecho y con ello explote.... Comencé a alzar la voz y lo acuse de ser un mentiroso, le dije que él y yo no eramos los únicos que habíamos sufrió en todos estos meses, le hice saber que tu también lo habías pasado mal y fue ahí cuando me pregunto si te seguía amando.
-¿Que respondiste?
-Le aseguré que lo que teníamos había terminado, que estábamos siguiendo adelante en caminos separados... Él no me creyó, dijo que podía notar la forma en que nos miramos, dijo que es consciente de cómo nuestros cuerpos se ablandan al estar cerca el uno del otro.
-Vaya y yo que creí que éramos buenos actores.
-¡¿Por qué mierdas estas tan tranquilo?!
-De acuerdo es momento de que te calmes, estas comenzando a desvariar-... -Le colocó un mechón de cabello por detrás de la oreja para luego besar tiernamente su mejilla. Ella estaba más que asustada pero haría desaparecer el miedo como fuera-....No hay razón para entrar en pánico cariño, esto...Esto iba a pasar en algún momento.
-¡Lo se!, creeme lo se....-Se llevó una mano al rostro conforme hacía un puchero. Su cabeza estaba comenzando a retumbar como un tambor-...Soy consciente de que no podíamos vivir una mentira de por vida, pero aun así esto es demencial...¿Como es que lo supo?, hemos tratado de mantener distancia cuando él esta cerca. No logro entenderlo. 
-Tal vez tu padre solo usó esa pregunta como un señuelo....-Le alejó las manos del rostro mientras se encogía de hombros-...Tal vez solo quería estudiar tu reacción. 
-¿Y qué pasa si no es así? ¿Qué haremos si en verdad lo sabe?
-Tu no haras nada, yo por otro lado trataré de hablar nuevamente con él. 
-Drew yo no...
-Todos hemos cometido errores Destiny y aunque no me guste aceptarlo tengo que decir que entiendo su comportamiento. Yo habría reaccionado igual o peor si un jodido mal nacido hubiera destrozado el corazón de mi hija.
-¡No lo justifiques!
-No lo hago, solo digo que tenemos que darle el beneficio de la duda....-Al verla apartar la vista con desagrado no pudo hacer más que volver a estrecharla entre sus brazos y besar su frente un par de veces-....Vamos, no te enfades....Todo estará bien. 

-Él nunca aceptará que estemos juntos.
-Bueno, en ese caso me temo que no me dejará otra opción mas que llevarte lejos de aqui. 
-¿Hablas enserio?
-Seria la unica opcion, no estoy dispuesto a vivir sin ti. 
-¿Huirías conmigo?
-Destiny haría eso y mucho más, incluso puedo asegurarte que me casaría....Cualquier cosa, haría cualquier cosa solo para mantenerte a mi lado para siempre. 

El mar embravecido dentro de Dest se calmó en seco gracias a aquella simple pero intachable confesión. Una vez más él hablaba enserio y eso la dejó sin aliento. Drew la amaba, incluso podría asegurar que lo que él sentía iba mucho más allá de eso. ¿Cómo había podido ser tan cruel? ¿Cómo es que había considerado la patética idea de vivir sin él?

Aún conmovida e impactada, se paró de puntillas y busco tentativamente los labios que amaba. La respuesta de Drew llegó al instante y eso ocasionó que su pecho se inflara lleno de satisfacción. Era afortunada de ser dueña de su amor, pensó mientras elevaba las manos y las enredaba en aquel espeso cabello negro. Era dichosa al pertenecerle. 

-¿Estas mejor?
-Eso creo...-Contestó a la pregunta separándose del beso, pero aun así mantuvo sus frentes juntas. Amaba sentirlo cerca-...Siento no poder ser capaz de controlar mis emociones, es solo que...Tengo miedo de perderte, me aterra la posibilidad de que esto acabe y...

-Shhhh...-La beso una vez más para hacerla callar, luego simplemente hablo con sus labios aun unidos-....Ya te lo dije, no habrá nada que me haga renunciar a ti....Mientras me ames seré ese soldado que deje atrás y lucharé, el cielo es el límite amor y no me rendiré hasta llegar ahí. 
-¿Lo prometes?
-Lo hago....Ahora, ¿Qué te parecería olvidar todo esto por un momento y comenzar con nuestra cita?
-Creo que es una estupenda idea, así que retrocede y dejame verte....Quiero admirar la vista un momento.

Drew obedeció al instante, como un niño pequeño dio un par de pasos atrás e hizo una pose graciosa al parar. Dest por su parte no pudo hacer más que contener un par de carcajadas y escanearlo de arriba a abajo sin ningún tiempo de vergüenza. 

Él se miraba caliente como el infierno. Portaba botas de combate, pantalones oscuros y aquella camiseta azul ajustada. A simple vista era un atuendo simple pero para ella era absolutamente todo lo contrario. Drew era perfecto, tan maravillo que podría incluso verse bien usando solo un jodido saco de patatas. 

-¿Te he dicho alguna vez lo hermoso que eres?
-Ammm, creo que si...-Se frotó la mandíbula mientras pensaba, luego solo se cruzo de brazos-...Pero no pienso permitir que lo hagas esta noche, soy yo quien debe de comenzar a ser el chico en la relación.
-Vaya, eso suena interesante....-Ambos comenzaron a reír sin poder evitarlo. Al final Dest no hizo más que suspirar-...¿Entonces me lo dirás? ¿Crees que me veo bien?
-Te ves preciosa cariño. 
-Solo estoy usando una sudadera y pantalones, ¿Como puede ser eso posible?
-Él mejor accesorio es la seguridad y tu eres segura de ti misma ahora.
-Todo es gracias a ti, tu me haces fuerte. 
-Nos hacemos amor....-Corrigió-...Ambos nos hacemos indestructibles el uno al otro, de esto se trata el amor. 

Fue hasta ella y la estrecho con fuerza entre sus brazos al terminar de hablar, después simplemente la meció como una niña pequeña y descanso su barbilla en su cabeza. Si, sin duda alguna ese era su hogar. 

-¿A dónde iremos esta noche?...-Cuestiono Dest tras besar levemente su pecho-...¿Cena y película?
-No, iremos a Highland Park.
-¿Que?, eso está a cinco kilometros de aqui.
-Lo se, es por eso que tenemos que partir ahora....-Besándola por última vez en los labios se separo por completo y comenzo a caminar-...Vamos, iremos en mi camioneta.

Destiny fue tras él, no sin antes sacar algunas cosas de su auto. Al estar dentro de la Range Rover simplemente se coloco el cinturón de seguridad y se dedicó a mirar a su acompañante por un corto periodo de tiempo. Drew tenía una expresión misteriosa plasmada en su rostro y eso le causaba curiosidad. 

-¿Me dirás lo que planeaste?
-No....-Nego seriamente pero aun asi la miró lleno de amor-...Lo único que puedo asegurarte es que te dare la mejor cita de tu vida. 
-Te creo, créeme estoy completamente segura de ello. 




-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holiiii.
Se que ultimamente he tardado en actualizar y voy a tratar de recompensarlos.
Disfruten de este corto pero no menos importante capítulo.
Gracias chicas, una vez mas gracias por tomarse el tiempo de leer.
Un beso y un abrazo <3

Emms. 


miércoles, 11 de octubre de 2017

¿Im Your Destiny? - Cap 55



-¿Estas enfadada  conmigo?

Destiny dejo de prestarle atención al suelo de su cocina y alzo la mirada hasta el chico que se encontraba sentado a tan solo un metro de ella. No,no estaba enfadada, simplemente tenia miles de pensamientos corriendo por su cabeza.

Las cosas se habían salido de control en menos de un parpadeo y seguía sin poder creerlo. El infierno se había abierto, aquella definición era la única que encajaba con los acontecimientos que habían sucedido en su jardín. Drew había golpeado a su padre, él había estampado su puño en el rostro de su progenitor de una forma tan brutal y despiadada que seguía sin tener palabras.

Era curioso, pensó conforme se movía hasta llegar al congelador de su nevera. Sabia que debería estar molesta, pero la realidad era que no lo estaba. Estaba asustada, tenia que aceptarlo, pero eso era todo. La imagen de su padre siendo golpeado no había removido absolutamente nada en su corazón, era como si aquel hombre no importara mas, como si lo que le pasara fuera completamente irrelevante.

-Solo no me odies ¿Quieres?, por favor no me odies.

Aquellas palabras sonaron tan rotas y suplicantes que algo se rompió dentro de ella, así que simplemente se obligo a actuar. 

Tomando lo que necesitaba de la nevera, se dio vuelta y fue hasta donde el amor de su vida seguía. Drew estaba desecho y sobre todo avergonzado de sus actos, podía verlo en sus ojos. Necesitaba encontrar la forma de hacerlo entrar en razón antes de que él comenzara a odiarse así mismo de nuevo. La única responsable de toda aquella mierda era ella, ella y nadie mas.

-"Odio" es lo ultimo que siento hacia ti en este momento, ahora dame tu mano.

Drew se mantuvo inmóvil por segundos, pero al final obedeció sin decir absolutamente nada. Dest sonrió calidamente como respuesta, para luego elevar la bolsa de verduras congeladas que había tomado de la nevera y colocarla sobre los nudillos hinchados del chico que había robado su corazón.

-¿Como la sientes?...-Pregunto tras varios minutos llenos de silencio. Verlo distante la hacia sentirse en la nada-...Fue la misma con la cual golpeaste mi auto, tal vez deberíamos ir al hospital, una radiografía no estaría de mas.
-¿En verdad te preocupa mi puta mano en este momento?....-Drew alejó su brazo de la chica que amaba y se puso de pie hecho una furia-...Casi rompo la nariz de tu padre Dest, un poco mas de fuerza y el tabique se habría incrustado en su cerebro....Deberías estar con él, no conmigo.
-Estoy con quien mi corazón me dicta estar.
-¿Como puedes decir eso?
-Drew, mi padre se lo merecía....-Conteniendo su frustración, lanzo la bolsa de verduras que sostenía lejos y se paso la mano libre por el cabello. Era momento de sincerarse sobre el tema-...Nuestra relación no ha sido buena.
-Eso lo se y es mi culpa.
-No, no lo es y voy a hacerte saber por que, pero primero....¿Podrías regresar aquí y tomar asiento de nuevo?

Drew volvió a poner resistencia, pero como ya era regular siguió las ordenes que Dest le dictaba sin titubear. Aquella chica era prácticamente su vida, haría cualquier cosa que ella ordenará sin pensarlo siquiera.

-Esto no se trata de ti, no del todo...-Siguió con su explicación en cuanto él volvió a sentarse en uno de los taburetes de la barra del desayuno-...Los problemas han estado sobre mi familia desde mucho antes de que sucediera mi accidente...Mis padres peleaban la mayor parte del tiempo. Que yo terminara prácticamente loca en un hospital solo fue la cereza del pastel....Fue entonces cuando huí como una cobarde, Cameron apareció un día y de la nada me ofreció ir a Italia con él....Deje todo atrás, lo hice sin considerar lo que podía pasar durante mi ausencia.
-De acuerdo, respira un poco...-Drew dejo su mar humor de lado en cuanto percibió como los labios de la chica que amaba temblaban, luego solo la aferro por la cintura y la obligo a posicionarse mucho mas cerca. Algo le decía que ella necesitaría algo de soporte-....Estoy aquí para ti, solo déjalo salir.
-Él engaño a mi madre con otra mujer Drew....-Lagrimas llenas de rencor y odio brotaron de sus azules ojos. Odiaba a su padre-...Y por si eso no fuera poco, trato de golpearla, él estuvo a nada de...
-Shhh, esta bien...-La protegió con su brazos en cuanto vio como ella se quebraba. Aquello era una gran mierda-...Todo esta bien.
-¡No, no lo esta!...-Negando frenéticamente, se alejó el cabello del rostro y limpio los restos de lagrimas con el dorso de su mano-...Mi madre me necesitó, ella pasó por un infierno y no estuve aquí para ayudarla....¡Fui una cobarde!
-Hiciste lo que necesitabas hacer Destiny, nada de lo que pasó es tu culpa....Que te quedaras aquí no habría cambiado nada, no somos responsables de los actos de los demás, tu misma me lo dijiste ¿Recuerdas?
-Amaba a mi padre Drew....-Sonrió tristemente conforme cerraba los ojos y recordaba los mejores momentos que había pasado con su progenitor-....Él era mi todo, mi super héroe, mi confidente y ahora no es nada....¡Ahora ni siquiera puedo verlo a la cara!
-Lo siento Dest, créeme yo...
-No, no lo hagas....-Ambos cruzaron sus miradas y se quedaron un tiempo sin mencionar palabra-...Ese hombre no es mi padre, no merece absolutamente nada de compasión....Así que no te sientas culpable por lo que paso en el jardín, se lo merecía, incluso él mismo lo sabe.
-Aun así no debí hacerlo...-Drew suspiró y froto su barbilla lleno de preocupación. Había cruzado el limite, su bestia interior se había excedido en aquella ocasión-...¡Jesús!, ni siquiera tuve la oportunidad de contenerme....En un segundo estaba frente a ti y al otro sobre tu padre.
-Esta hecho, no importa.
-Claro que importa Dest, yo....-Paso saliva pesadamente y por primera vez en mucho tiempo se sintió vulnerable. ¿Como podía hacerle saber lo que pensaba sin sonar tan afeminado?-...Yo solo tengo miedo ¿De acuerdo?, tengo miedo de que te alejes gracias a mi lado sádico.
-¿Por que me alejaría?, hasta ahora tu brutalidad solo a aparecido para protegerme.
-Soy impulsivo Dest, aun con la rehabilitación lo soy, pero...Jamas te haría daño, físicamente yo jamas...¡Mierda!

Destiny no hizo mas que ir hasta él y enredarle los brazos en el cuello para así poder estrecharlo contra su pecho. Entendía lo que Drew trataba de decir, él quería dejarle en claro que jamas seria capaz de golpearla, quería asegurarle que jamas cometería el error de su padre.

-No me alejaré, jamas lo haré...-Le alzo el rostro con sus pequeñas manos y se perdió en los ojos verdes que tanto amaba-...No necesitas decir nada, estoy completamente segura de que jamas te convertirás en mi padre, tu...Tu me amas.
-Si, lo hago....-Drew dibujo una pequeña sonrisa compresiva en su rostro en cuanto vio como la chica que amaba se mordía el labio con nerviosismo. Sabia que ella luchaba por decir aquellas palabras al igual, pero aun no era momento y lo entendía, así que solo negó y la beso en la barbilla-...No tienes que forzarte Dest, el amor que siento es suficiente por el momento.
-¡Dios!, ahora mismo siento que no te merezco.
-Lo haces, ambos nos merecemos.
-¿Como vamos a reparar todo esto Drew?....-Pregunto completamente mortificada después de tu tiempo. Momentos después simplemente miró hacia el corredor que conducía hacia el estudio de sus padres, ellos llevaban encerrados  ahí desde que la policía se había ido-....He pensado cada noche, pero simplemente no encuentro una solución.
-Lo único que se me ocurre por el momento es seguir con nuestra "Falsa superación"...-Explicó suavemente conforme acariciaba las facciones de aquella chica-...Tenemos que asegurarles que ambos hemos seguido adelante, solo así solucionaremos el problema con nuestras familias...Ya veremos que hacer luego, tal vez ellos comprendan en el futuro. 
-Eso era lo que hacia antes de que papá estampara su mano en mi cara....-Dest hizo una mueca fastidiada y se froto la mejilla por inercia-...Decidí seguir tus pasos y bueno, les dije que había conocido a alguien mas.
-Oh, genial...-Drew parpadeo sorprendido y asintió un par de veces. Era patético, sabia que aquello no era cierto, pero aun así la simple idea lo irritaba-...Espero no tener que preocuparme por ello.
-No seas imbécil...-Le guiño un ojo y sin poder evitarlo pellizco sus mejillas. Él era adorable cuando se molestaba-...Volviste a mi vida Drew y presiento que nadie podrá sacarte de ella.
-Y estas en lo cierto, ningún jodido cabrón será capaz de ocupar mi lugar...-Se encogió de hombros egocentricamente, pero aun así no dejo de mirarla con adoración-...Solo por eso y dadas las circunstancias te permito que salgas con tu novio imaginario.
-Tal vez todos podríamos tener una cita doble un día de estos...-Dest siguió al igual con el juego-...Tu sabes, tu, Clarie, yo y....Zett.
-¿Zett? ¿Que clase de nombre es ese para un novio imaginario?
-¿Que clase de nombre es Clarie para lo mismo?
-Clarie es un gran nombre.
-En ese caso Zett también lo es.

Drew sonrió completamente enamorado al escuchar aquella replica, luego simplemente contuvo el impulso de romper su promesa. Ella estaba ahí, mirándolo altivamente pero sin dejar de sonreírle como una niña pequeña, Destiny era perfecta, tan perfecta que su boca estaba hecha agua. Deseaba besarla, deseaba tomar su boca y dejarla sin ningún rastro de aliento, deseaba tanto sentirla suya de nuevo, pero no podía ceder, no en ese momento.

Las cosas se habían complicado mucho más y era consiente de ello. Golpear a Nicholas solo había empeorado todo, aquel acto los había convertido nuevamente en el centro de atención del todo el jodido drama que los rodeaba. 

Se suponía que tenia que ser indiferente ante Dest y todo lo que tuviera que ver con ella, pero no había podio contenerse. Al ver aquella marca roja sobre la mejilla de la chica que amaba, había enloquecido por completo y eso solo había dejado al descubierto su aun preocupación y de cierta forma “atracción” por ella.

-Drew, creo que tus padres están aquí.

Maldijo entre dientes y se obligo a ponerse de pie, en cuanto la débil voz de Destiny tomo vida. Era cierto, el familiar ronroneo que emitía el Jaguar plateado que conducía su padre se escuchaba atreves de las paredes de la casa. No era bueno, aquello no era para nada bueno.

-El oficial Kant llamó a papá.....-Murmuró al escuchar como las puertas de un auto se abrían y cerraban-...Esto no va a ser lindo Dest, lo mejor es que vayas a tu habitación, yo me haré cargo.
-No voy a dejarte solo con todo esto....-Completamente indignada lo tomo del brazo en cuanto intento salir de la cocina-...Soy parte de esta mierda,  lo resolveremos juntos.
-Nick interpuso una orden de aprensión en mi contra, tu madre intervino por el momento pero aun así las cosas están sobre la mesa, si la orden de arresto no se retira en las próximas horas vendrán por mi....-Recalco mirándola a los ojos-....En cuanto mi padre entre por la puerta principal todo se saldrá de control.
-Nada de lo que digas me hará abandonarte...-Le sostuvo la mirada completamente decidida-...Es momento de apagar todo este incendio y sabes que solo lograras hacerlo conmigo a tu lado.
-¡Joder!, esta bien...-Cerro los ojos agobiantemente conforme cedía. Momentos después solo se acerco a ella y le enmarco el rostro con las manos-...Este es el plan, tienes que ser fríamente cordial ¿Entiendes?, mantente distante, no me mires a los ojos.
-De acuerdo.
-Voy a ser crudo Dest, voy a comportarme como el mayor hijo de puta ahí dentro...-Tras hacerle saber aquello se inclino hasta rosarle la mejilla con los labios, ya ahí simplemente suspiró  y beso la carne aun enrojecida por un par de segundos-...Voy aparentar que era completamente irrelevante en mi vida, pero te amo.....Sabes que te amo.

Destiny no pudo decir nada ya que en ese mimo instante la puerta principal de la casa se abrió, y el infierno comenzó.

La ira acumulada de Justin fue la primera cosa que ambos presenciaron al salir de la cocina y adentrarse al corredor.

Aquel hombre tenía el rostro enrojecido por la rabia, las venas de su cuello estaban a punto de reventarse y sus músculos se encontraban tan  rígidos  que los  tatuajes que marcaban su  piel se veían incluso mucho más amenazantes de lo que ya eran. Lo único que parecía mantener su cordura era Selena, la cual lo sostenía fuertemente por uno de sus brazos.

-¿¡Donde esta ese puto cabron!?

Nadie menciono palabra alguna, lo cual ocasiono que la paciencia de Justin amenazara con desbordarse, pero entonces un leve sonido se escucho al final del pasillo, dejando así descubierta la ubicación de Nicholas.

Todos fueron detrás del hombre embravecido en cuanto este se hecho a andar hacia el que era el estudio principal de la casa de los Jonas. Drew estuvo a nada de detener a su padre, pero todo fue completamente en vano. En cuanto el hombre con tatuajes abrió la puerta de aquella habitación una pelea inminente comenzó.

Justin embistió contra Nicholas en cuanto tuvo un pie dentro del estudio. Sin consideración fue hasta él, lo tomo por su playera ensangrentada y lo alzo momentariamente del suelo para después lanzarlo con brusquedad contra uno de los sofás que adornaban la habitación. Lo que hacia estaba mal, sumamente mal, lo sabia, pero aquel bastardo arrogante se merecía eso y mucho mas. ¿Cómo era posible que después de tantas cosas vividas él fuera lo suficientemente cruel como para querer alejar a su pequeño de nuevo? ¿Cómo podía ser tan jodidamente egoísta y arrogante?

-¡Ponte de pie basura! ¡Arreglemos esto de una puta vez por todas!

Nick lo hizo. Dominado al igual por la rabia, se puso de pie con brusquedad y se lanzo contra el hombre que lo retaba. Para su desgracia Justin fue mucho más rápido y esquivo su ataque, luego solo balanceo su puño y se lo estampo justo sobre el ojo izquierdo.

Selena reacciono tras presenciar como Nicholas caía semi noqueado sobre la alfombra. En cuanto noto como el amor de su vida estaba dispuesto a ir por mas, se trago el miedo que sentía y fue hasta él sin siquiera parpadear. En cuanto estuvo frente a Justin no hizo otra cosa mas que posicionarle las manos en su pecho y rezar por que la cordura regresara a él. La violencia interna de aquel hombre no emergía con regularidad, pero cuando lo hacia era difícil detenerla.

Justin era peligroso, era incluso mucho mas brutal que Drew, solo bastaba  que alguna persona amenazara el bien estar de los seres que amaba para que su temperamento explotara, y lamentablemente Nicholas había tirado de aquel gatillo.

-Basta cariño....-Le susurró Selena conforme trataba de mantener la calma-....Es suficiente, esto no esta bien....No es bueno para mi, no es bueno para el bebe, estoy comenzando a ponerme nerviosa.

Aquellas palabras arrastraron a Justin de nuevo a la realidad. Era un jodido imprudente, un jodido imbécil. Había olivado por completo del embarazo de Selena, se había dejado guiar ciegamente por el odio en sus venas sin importarle absolutamente nada. ¿Pero como contenerse?, pensó cerrando los ojos. Su mejor amigo lo había traicionado de la peor forma posible.

-Vaya, esto demuestra bastante la conducta brutal en tu hijo....De tal palo, tal astilla ¿No?

Nicholas dejo salir aquello en cuanto tuvo la fuerza suficiente para levantarse, momentos después solo acribillo al hombre que tenía a un par de metros de distancia y limpio la sangre que brotaba de su ceja. Estaba cruzando todas las líneas de advertencia con cada palabra que mencionaba, era consiente de ello, pero aun así no podía detenerse. Su hija tenía razón, era una basura, un puto asco de persona.

-No trates de enseñarme valores morales....-Le advirtió Justin con voz amenazante en cuanto se separo del abrazo que había compartido con su esposa-....No cuando eres un jodido imbécil de mierda.
-¿Cómo es que soy el malo de la historia?....-Nicholas lanzo una risa irónica para luego apuntar con desdén hacia Drew-...Nada de esto habría pasado si tu hijo no fuera un puto delincuente.
-Eres un maldito hijo de...
-¡Basta Nick!...-Miley decidió intervenir en cuanto noto como Justin estaba a nada de lanzarse sobre su esposo nuevamente. Era jodidamente increíble toda aquella situación-....Solo deja de decir estupideces y discúlpate.
-¿Por qué soy yo quien tiene que disculparse? ¡Él fue quien irrumpió en propiedad privada! ¡Él fue quien me golpeo en primer lugar!
-¡Estas comportándote como un jodido adolecente!
-Esperen un minuto.... ¿Golpes?

Selena interrumpió la pelea que mantenían sus mejores amigos completamente conmocionada, para luego encarar a su hijo. Él oficial Kant solo les había informado de la invasión a la finca, no había mencionado absolutamente nada sobre golpes. ¿Qué mierdas era todo aquello?

-¿Golpeaste a Nicholas?....-Todo en Selena callo a sus pies al no escuchar respuesta alguna por parte de su pequeño. Él solo estaba ahí, con los brazos a los costados, completamente serio y distante-.... ¡Responde a la pregunta Damon!
-Si....-Drew obedeció sin mirar directamente a su madre. Entre menos afectado aparentara estar, mejor-....Lo hice.
-¿¡Y lo dices solo así!? ¿¡Que mierdas estabas pensando!?
-Sinceramente pensaba en dejarlo inconsciente.
-¿¡Que es lo que pasa contigo!?
-No lo se mamá, pero no voy a disculparme....-Aquella era la verdad, no se arrepentía, no del todo, no después de saber los sucios secretos que guardaba el padre de la chica que amaba-...Fue un jodido impulso ¿De acuerdo?....Él golpeo a Destiny y al descubrirlo simplemente lo hice....Lo habría hecho por cualquier persona,  no soporto a los jodidos cobardes que abusan de las mujeres.
-¿Eso es lo que haces ahora?...-Justin dirigió aquella pregunta llena de incredulidad hacia su mejor amigo. Nicholas jamás había sido agresivo y mucho menos con sus hijos, aquello en verdad era impactante-.... ¿Golpeas a los seres que amas?
-No es de tu incumbencia Justin...-Replico Nick arrastrando cada palabra. Había cometido un imperdonable error, no necesitaba que se lo recordaran-....Es mi familia, son mis hijos, ¡No vas a venir a decirme como educarlos! ¡No es tu jodido problema!
-¿Sabes?, merecías ese puñetazo, mereces mucho mas que eso....Eres un jodido cobarde.
-¡Lárgate de mi puta casa ahora!
 -Retira la orden de aprensión contra mi hijo y lo haré.
-¡Vete a la mierda!
-Nicholas no voy a pedirlo de nuevo....-Ambos hombres se acribillaron con la mirada-....Sabes que fuiste demasiado lejos, pero aun puedes remediarlo....Retira los cargos contra Drew y despareceremos de tu vida.
-Tu hijo tendrá lo que se merece, volverá a ese jodido lugar de donde nunca debió de haber salido.

Aquellas palabras ocasionaron los mismos estragos que una bomba. Aquellas palabras dejaron incertidumbre, dolor y sobre todo conmoción.

Destiny parpadeo un par de veces sin comprender lo que pasaba, luego y sin poder evitarlo se adentro mucho mas a la habitación. Su auto control se estaba hiendo a la mierda y si era honesta consigo misma no le importaba en lo absoluto.

Las palabras de su padre habían sido frías y dañinas, completamente mortales. Negó, lo hizo una y otra vez conforme una pequeña luz comenzaba a abrirse paso atraves de su cabeza. Aquello solo podía significar una cosa pero se negaba a creer que su padre fuera capaz de tal atrocidad. Seria demasiado cruel, demasiado inhumano.

-Sea lo que sea detente, estas cruzando el maldito límite.

Dejo salir aquello sin miedo alguno, logrando así que los ojos de su progenitor se posicionaran en ella al instante. 

Aquella era su última oportunidad de tratar de remediar las cosas, aquel era su último gramo de esperanza. Odiaba al hombre que estaba frente a ella, pero todo seria peor si él se aferraba a su posición. Se conocía así misma lo suficiente como para saber lo que pasaría si su padre de negaba a escuchar. Seria el fin, se acabaría todo lazo, seria como si él estuviera muerto.

-Esto ya no tiene nada que ver con mi seguridad...-Continuo. En verdad esperaba que su padre entrara en razón-...Tu solo estas buscando un escape, una excusa para dejar salir toda la mierda que aun llevas dentro....Desquítate conmigo, grita, golpeame, incluso envíame lejos, pero deja a Drew tranquilo ¿De acuerdo?
-¿Cómo puedes seguir defendiéndolo después de todo?...-Nick negó sin esconder su expresión llena de asombro. Su hija verdaderamente estaba demente-.... ¿Por que sigues exponiéndote por él?
-¡Lo hago porque se acabo papá!...-Fuer inevitable no alzar la voz. No estaba dispuesta a seguir escuchando mas estupideces-....Nos enamoramos y perdimos ¿De acuerdo?, fue un error, todo lo que compartimos fue un error, pero se acabo...Tengo cicatrices, tengo marcas físicas y mentales, pero todos las tenemos....Lo defiendo porque lo he perdonado papá, porque todo el dolor se quedo en el pasado, porque estamos siguiendo adelante y sobre todo porque nadie merece sufrir como él lo hizo en ese puto lugar....No voy a permitir que vuelva ahí, no voy a permitir que lo alejes de su familia de nuevo.
-¿Que es lo que esta pasando? ¿De que habla Dest?

Selena observó hacia su esposo al terminar de articular cada pregunta, pero no recibió respuesta alguna. Justin no hizo más que alejar la vista y frotar su rostro lleno de impaciencia, lo cual solo significaba una cosa. Él le estaba escondiendo algo, algo sumamente importante.

-¡Habla Justin!...-Exigió completamente exasperada. Los latidos de su corazón comenzaban a subir por su garganta-.....¡¿Por que Drew regresaría a Alemania?!
-Amor tranquilízate, esto...-Justin alzo sus manos y se acerco a su esposa lentamente conforme buscaba las palabras correctas. Aquello no seria fácil para Selena, tenia que ser cauteloso-...No gran cosa, buscaré la forma de remediarlo, yo...
-¡Solo dime que mierdas esta pasando!
-El estado creo una clausula al dejarme libre de cargos el año pasado mamá....-Drew decido toma la palabra. Su padre no diría mucho, el pobre hombre se encontraba pálido y rígido-....Tuve derecho a una fianza gracias a la minoría de culpa en el caso, después de todo actué en defensa propia, pero aun así me asignaron un tipo de "Libertad condicional"....-Tomó aliento en cuanto sintió como la mirada de Dest se clavaba en su espalda. Se suponía que aquello seria un secreto, se suponía que esa mierda jamas saldría a la luz, pero el juego había cambiado y no había vuelta atrás-....Sería libre con la condición de no volver a meterme en problemas legales, pero de no cumplir con el trato, ellos....Ellos me enviarían a Alemania de nuevo.
-Estas jodiéndome...-La atención de todos voló hacia Dest, la cual había mencionado aquello de una forma completamente desgarradora. Su actuación fría y desinteresada se poda ir a la mierda, todo estaba mal, todo era mucho peor de lo que se había imaginado-....¡Dime que esto es una puta broma!
-¡No tengo por que darte ninguna jodida explicación!...-Ignorando todo a su alrededor, Drew se dio vuelta y la encaro. Necesitaba que Dest entrara en razón y volviera al plan inicial, necesitaba que ella se centrara y fuera capaz de concentrarse. Las cosas serian mas fáciles de ese modo-...¡No eres nadie en mi vida!, ahora cierra la boca....Gracias a ti es por lo que estoy metido en toda esta mierda.

Destiny retrocedió lentamente al recibir cada una de aquellas palabras y por un instante sintió como todo lo poco que había reconstruido en aquel tiempo se caía en pedazos, pero de un segundo a otro reacciono y todo gracias a aquella mirada esmeralda. Drew suavizo su expresión lo suficiente como para hacerle saber que aquello no era mas que una pobre actuación, él la miró de aquella forma sincera y prometedora, la miró como cada vez que le prometía que "Regresaría a ella" y eso ocasiono que todo en Dest diera una fuerte sacudida.

"Él te ama", se dijo a si misma en cuanto pudo respirar de nuevo. Aquello era por ambos, aquella era la jodida solución para toda esa mierda y tenia que aceptarlo.

-¿Crees que esto es mi culpa?....-Dest utilizo cada pequeña parte del ADN artístico que corría por sus venas gracias a su madre al masculla aquella pregunta. Bien, era tiempo de su mas grande actuación-...Yo no pedí esto imbécil, yo no pedí conocerte....¡Yo no pedí enamorarme de ti!, así que deja de ser un jodido marica de mierda y por primera vez afronta tus actos como un hombre.
-¡Nada de esto habría pasado si fueras lo suficientemente lista como para obedecer cuando se te dice!...-La acuso Drew inflando su pecho en un muy creíble acto de impotencia-...¡Te dije que salieras de ahí! ¡Esa noche te grite una y otra vez que salieras de ahí y no hiciste mas que interponerte en el camino de un jodido cabrón lunático!
-¡Deberías de darme las gracias en lugar de estar lanzándome toda esta mierda!
-¡El que te de las gracias no cambia el echo de que todo esto es culpa de tu puta imprudencia!
-¡Jodete Drew!
-¡Ya estoy mas que jodido cariño!, lo estoy y se que estas disfrutándolo como nunca gracias a ello...-Lanzando una risa irónica se apunto a si mismo para ser énfasis-...Voy a regresar a Alemania, la libertad condicional se rompió gracias a mi nueva orden de aprehensión, por fin tendrás lo que siempre quisiste, por fin me tendrás lo suficientemente lejos de ti.
-¡Nadie va a ir a ninguna parte! ¡Ahora dejen de lanzar culpas y cierren la boca!

El tono autoritario y decidido de Miley tomo a todos por sorpresa, fue tan imprevisto e impactante que al instante de aquella orden todo quedo en silencio. 

Estaba harta, completamente cansada y fastidiada de todo aquel jodido drama innecesario. Tomaría las riendas de la situación, lo haría de una jodida vez por todas y le importaba una mierda si Nick estaba de acuerdo o no.

Él se lo agradecería en el futuro y lo sabia a la perfección. Su amado esposo no era consiente de sus actos en aquel momento. El hombre al que amaba estaba completa y plenamente cegado por la cantidad de problemas que habían enfrentado en el los meses pasados. Nick necesitaba tiempo, tiempo para aclarar su cabeza, tiempo para comprender que su pequeña podía defenderse por su propia cuenta.

Destiny ya no era una niñita indefensa, bastaba con recordar la escena que había presenciado minutos atrás. Su pequeña había desenvainado su espada frente al chico que alguna vez había amado. Su princesa le había hecho frente a sus demonios sin ningún tipo de titubeo y eso solo significaba una cosa. Dest estaba superándolo, ella estaba siguiendo adelante, justo al igual que Drew.

Ambos parecían haber comprendido la situación, ambos parecían haberse resignado a sus actos y eso era mas que suficiente para desencadenar un nuevo comienzo para todos.

-¿Podrías decirme que hacías en la finca Drew ?...-Se atrevió a cuestionar aquello en cuanto salio de su leve trance mental. Muchas preguntas se habían hecho en todo aquel tiempo, menos la mas importante-...¿Y bien?
-Perdí algo...-Él contesto a la pregunta con una pequeña mentira, momentos después solo se encogió con respeto. Su tía Miley merecía eso y mas-....Es algo importante para mi, no e logrado encontrarlo desde el día de la fundación así que pensé....Pensé que pudiera haberlo olvidado en la finca.
-Entiendo...-Una leve sonrisa se dibujo en los labios de la mujer mayor conforme asentía y pasaba una mano por su cabello rubio. Todo un drama por nada, pensó.-....¿Lograste encontrarlo?
-No,no lo hice...-Nego con una falsa pero creíble expresión llena de desilusión-...Aun así juro que fui rápido tía Miley, al no encontrar nada salí de ahí...Fue entonces cuando los oficiales me arrestaron.
-Esta bien, sinceramente no estoy enfadada...-Un bufido exasperado cobro vida a su espalda, pero ignoró toda rabieta por parte del hombre al que amaba y siguió hablando. Alguien tenia que ser la adulta después de todo-...Solo una cosa, no tienes que saltar ningún tipo de malla de seguridad ¿De acuerdo?...Eres parte de mi familia sin importar lo que los demás digan, siempre puedes venir y pedir la llave si lo necesitas.
-Lamento decepcionarte amor, pero esa no es tu decisión...-Nick utilizo todo su autocontrol en cada palabra. Odiaba que Miley se pusiera en su contra de cualquier forma-...Es la casa de mi padres así que....
-Prácticamente es casa de Dest...-Contraataco ella sin dejarlo terminar. Si su esposo quería guerra, guerra tendría-...Las escrituras dejaron de estar a nombre de tus padres en cuanto ellos murieron, la propiedad es de Destiny así que no hay mucho que puedas decidir y lo sabes.
-Ella es mi hija y estoy a cargo de todos sus intereses económicos.
-Después de lo que le hiciste dudo demasiado que sigas siéndolo por mucho tiempo....-La bofetada que él le había propinado a Dest no estaba fuera de su cabeza. Ambos iban a tener una conversación muy larga sobre ello en cuanto estuvieran solos-....Eso es algo que hablaremos luego, por ahora solo me interesa resolver el tema de la orden de aprehensión....Iremos a la comisaria y hablaremos con Kant, no vamos a presentar cargos. Es mi ultima palabra Nick.

Ambos mantuvieron una batalla inminente con sus miradas por un largo tiempo, pero al final Nicholas  cedió.

Miley por su parte no hizo mas que suspirar agradecida en cuanto vio como el amor de su vida se rendía. Aquello era una buena señal, aquello solo demostraba que la parte cuerda y prudente en Nick seguía con vida. El primer paso estaba hecho, había puesto un poco de tierra firme bajo los pies de todos, lo que seguía después de eso era alzar una bandera blanca en son de paz.

-Siento todo esto....-Siendo completamente sincera, miró hacia donde Justin y Selena se encontraban de pie. Esperaba que las palabras sirvieran porque era lo único que tenia en ese momento-...No tengo forma de hacerles saber lo avergonzada que estoy....Hablaremos con la policía, todo estará bien.
-Gracias....-Justin dio un par de pasos al terminar de hablar y abrazo por un par de segundos a la mujer que había sido su amiga durante años. Al igual se encontraba avergonzado, era una lastima terminar de aquella manera-....Se que Drew cometió un error al entrar a la finca de esa forma, pero aun así es mi muchacho Miley, simplemente no puedo evita enloquecer al pensar que algo o alguien puede alejarlo nuevamente
-No tienes que decir nada, te comprendo a la perfección, todo esto ha sido completamente innecesario.
-De cualquier forma, gracias....-Se alejó de ella, no sin antes depositar un pequeño beso en su mejilla, momentos después solo suspiró lleno de cansancio y saco su chequera de uno de los bolsillos de sus pantalones-...¿Hubo algún daño en la propiedad?, espero que esto cubra los gastos.
-Basta Justin...-Negando, alejó el trozo de papel que él le tendía-...Todo esta bien, no quiero tu dinero.
-Tengo que cubrir esta molestia de alguna forma Miley.
-¿Que tal si hacemos un trato?...-Tras hablar fijo la vista en su ahijado. Una idea interesante se había instalado en su mente de un segundo a otro-....Olvidaré todo esto con una simple petición.
-Haré lo que indiques tía Miley....-Drew acepto lo que sea que fuera aquello sin inmutarse-...Soy consiente de mi error, lo remediare a cualquier costo.
-Bien, en ese caso....Tengo un pequeño problema en mi jardín trasero ¿Crees que puedas hacerte cargo?
-¿Que clase de problema?
-¡Ni lo pienses!....-Nick hablo desde la esquina mas alejada de la habitación. Su mujer en verdad estaba demente-...¡Yo haré la casa del árbol!
-Ambos pueden hacerla.
-¡Miley por favor!
-Veras, queremos construir una casa del árbol para Ronnie....-Ignorando por décima vez a Nick, Miley continuo con su explicación hacia su ahijado-...Nicholas estaba en ello pero es un tanto complicado, así que me preguntaba si podrías echarnos una mano.
-¡Por supuesto!, quiero decir....-Drew aclaró su garganta y trato de mantener su felicidad alejada de su expresión. Aquello era mas que perfecto, ayudar en aquel proyecto solo le garantizaba ver a Dest constantemente-...No tengo alguna problema, se un poco de carpintería.
-¡Perfecto!, en ese caso esta todo arreglado....Puedes pasarte por aquí durante las tardes, empezaremos cuando quieras.
-¿Que tal mañana mismo?
-Eso me parece una bue....
-Un momento ¿Eso significa que lo tendremos aquí todos los días?

El reproche de Dest fue digno de un Oscar. Ella arrugo la nariz y aparento completo desagrado al hablar, lo cual logro el resultado esperado.

Todos la miraron al instante llenos de sorpresa, incluso Drew lo hizo y eso ocasiono que una pequeña risa se estancara dentro de su garganta. Tal parecía que era buena actuando porque la realidad era que se encontraba completamente extasiada con aquella proposición. Tendría a Drew a pocos metros de distancia, podría verlo cuantas veces quisiera, las cosas parecían caer en su lugar poco a poco y eso era de cierta forma reconfortante.

Aun así no podían bajar la guardia, se dijo mentalmente conforme endurecía mucho mas sus rasgos y se cruzaba de brazos. Aquello era maravilloso, pero a la vez arriesgado. Ambos tendrían que ser doblemente cuidadosos y precavidos, al menos hasta que la guerra familiar acabara. Luego y con un poco de suerte tal vez podrían hablar con la verdad ante sus padres.

-No te tienes nada de que preocuparte princesa...-Drew se encargo de mencionar aquello con un sutil ronroneo. Estaba enloqueciendo, el ver como aquella chica aparentaba ser un perra estaba comenzando a hacer estragos en cierta parte de su cuerpo-....Me mantendré fuera de tu camino.
-Eso espero.
-Veras que así será...-Guiñándole un ojos descaradamente volvió a prestarle atención a la mujer rubia que tenia a un par de centímetros-....¿Que tal si mejor comenzamos el miércoles tía Miley?, ahora que recuerdo tengo una cita con una amiga y no puedo cancelarla.
-Oh, claro, yo....-Miley asintió un tanto aturdida por aquella declaración. Por alguna razón, el echo de que su ahijado mencionara a una chica nueva frente a su pequeña la hacia sentir un tanto incomoda-...No hay problema hijo, te veré el Miércoles por la tarde....Espero que todo resulte bien en tu cita.
-Si Drew, divierte...-Dest se unió a su madre en cuestión de apoyo. Era patético, sabia que él mentía sobre aquella cita, pero aun así la simple idea la hacia sentir devastada-...Solo no hagas cosas estúpidas como golpear a un fotografo en medio de la cena, tu sabes....Eso arruina el momento.
-Esa clase de errores solo se cometen una vez Destiny, ten por seguro que no lo haré....-Tras perderse en aquellos ojos azules por largos segundos, Drew sonrió torcidamente. Dios lo ayudara, Dest estaba en cada pequeña parte de su corazón-...Nos vemos luego cariño.

Drew le dio la espalda sin mencionar nada mas, para luego salir de la habitación en completo silencio. Dest por su parte aclaro su garganta con algo de nerviosismo al verlo desaparecer por el corredor. Aquel chico era un jodido bastardo, sabia como provocarla con una simple palabra.

-Bien, supongo que eso es todo....-Logro articular tras recuperar su aliento-...Yo también me voy, tengo unos cuantos deberes que hacer, sin contar que tengo que poner un poco de hielo en mi cara antes de que se hinche como un balón....Disfrute como nunca de nuestra grata reunión familiar.

Tras terminar su discurso con un tono completamente irónico y hacer momentáneamente el símbolo de la paz, Dest dejo la habitación al igual. Las cuatro personas restantes en aquel lugar solo pudieron mirarse entre si después de eso.

Justin fue el encargado de romper la tensión. Al notar la incomodidad en el rostro de todos, simplemente le dedico una suave mirada a Miley y tomo la mano de su esposa para emprender así su camino hacia la salida, pero al final solo pudo dar un par de pasos ya que Selena se tenso abruptamente.

-¿Amor?
-Espera en el auto.
-Selena....
-Solo espera en el auto Justin, te alcanzaré en un segundo.

Selena mantuvo firme su decisión de confrontación, lo hizo aun cuando el padre de sus hijos trato de hacerla cambiar de opinión entre suaves susurros. No se iría de aquel lugar sin antes decirle un par de cosas al hombre que se encontraba en una esquina de la habitación. Nick iba a escucharla, vaya que lo haría.

-¿Quieres que los deje solos?
-No....-Selena negó hacia la pregunta de Miley, luego solo se mantuvo en silencio hasta que Justin por fin salio por la puerta. En cuanto el panorama estuvo libre simplemente paso una mano por su oscuro cabello negro y clavo los ojos en el hombre que alguna vez había amado. Lo que se avecinaba no era bueno-....No se que mierdas estas haciendo, pero tienes que detenerte.
-No pienso discutir esto contigo....-La voz de Nicholas fue rasposa y profunda al responder. Lo ultimo que necesitaba era descargar su ira contra Selena, había causado suficientes problemas aquel día-...Se acabo, ve a casa.
-¿Piensas que me iré solo así? ¿Piensas que actuare como si nada de esto hubiera pasado?....¡Por amor de dios Nicholas! ¡Estuviste a punto de separarme de mi hijo!
-Tu muchacho fue quien cruzo la linea en primer lugar.
-Es solo un adolescente.
-Bueno, eso no le impidió casi romperme la nariz....-Nick hizo una mueca adolorida al recordar la agresión que había recibido en su jardín, luego simplemente camino hacia su bar personal. Aquel chiquillo insolente tenia demasiada fuerza y puntería para la edad que tenia-...Tienes que aceptar que Drew sigue teniendo problemas de agresividad.
-¿Agresividad? ¿Enserio?....-Una carcajada irónica por parte de Selena reboto en las paredes del estudio. Era increíble que él hablara de agresividad de aquella manera-...Sabes a la perfección porque reacciono de ese modo, heriste a Dest y lamento decírtelo pero si lastimas a tu hija enfrente de mi pequeño te jodes Nick.
-Lo que haga o no con Dest no es de su incumbencia, ni de la tuya.
-¿Quien demonios eres?....-Al no recibir respuesta alguna, bufo llena de rabia y se acerco lo suficiente como para tomarlo por la camisa. La bebida que él sostenía termino en el suelo momentos después gracias al fuerte impacto entre ambos cuerpos-....Tu no eres esto, te conozco lo suficiente como para saber que algo esta pasando.
-Solo quiero a mi hija a salvo....-Las palabras de Nick fueron apenas audibles. Aquellos ojos negros lo miraban como lo habían hecho veintiocho años atrás. Selena estaba herida, la había lastimado aun cuando se había prometido así mismo jamas volver a hacerlo-...No tengo otra opción Sel.
-El único que esta dañando a Destiny eres tu Nick ¿Acaso no lo ves?....-Sin importarle nada, ni siquiera la presencia de Miley, alzo las manos y le enmarco el rostro con ellas-....Drew y Dest han seguido adelante, nosotros necesitamos hacer lo mismo....Se acabo Nicholas, no están juntos, no mas.
-Drew sigue amándola, eso le dio el valor de golpearme.
-Si, él aun la ama, lo hace justo igual como tu me amas a mi....¿Que habrías hecho tu si Justin me hubiera golpeado?
-Lo habría asesinado con mis propias manos.
-¿Por que harías algo así?, tu y yo no tenemos ningún tipo de lazo romántico.
-Lo haría porque te amo, porque fuiste alguien importante en mi vida.
-Exacto...-Selena se alejo tras verlo parpadear lleno de sorpresa. Él comenzaba a entender-....No se necesita tener un lazo romántico o sexual para velar por el bienestar de alguien Nick....Nos guste o no, tu hija y mi hijo vivieron su primer amor juntos, eso es mas de lo que podremos manejar, tienen una conexión, la tendrán toda la vida, pero eso no es ninguna amenaza te lo aseguro....Solo mírame, yo te ame como nunca y aun así aprendí a verte como lo que eres, o mas bien eras hasta hace una hora. Mi mejor amigo.

El dolor que sintió Nicholas al escuchar cada palabra dicha por la morena fue tan intenso que inconscientemente retrocedió un par de pasos y se llevo una mano al pecho. Lo había arruinado, había lanzado a la mierda años enteros de hermosos recuerdos.

Selena se mantuvo en silencio después de eso, lo hizo incluso cuando Nick salio hecho un desastre del estudio. Sabia que probablemente había herido de muerte a aquel hombre, pero aquella era la única solución que tenían para tratar de volver a ser lo que alguna vez habían sido.

Inesperadamente una fuerte y agobiante punzada atravesó su vientre, lo cual la obligo a maldecir en voz alta. Bien aquella era la señal, había tenido suficientes emociones aquel día. Su pequeño estaba cansado y se lo advertía, lo mejor era volver a casa y simplemente esperar a que todo volviera a la normalidad.

-¿Estas bien?....-Miley se acerco con rapidez al ver a la morena llevarse la mano al estomago, ella había palidecido de un segundo a otro-...¿Quieres que llame a Justin?
-No, estoy bien, no es nada.
-Sel.
-Confía en mi, no es nada....-Selena sonrió apliamente hacia su antigua amiga al asegurar, luego solo se alejo-...Ahora me voy, aun tengo unas cuantas cosas que hablar con Drew.
-Siento todo lo que paso.
-Lo se, yo también lo hago.
-También siento haberme alejado....-El azul y el negro de sus miradas formaron un solo color por un corto plazo de tiempo. Miley la tomo del brazo en cuanto la conexión entre sus ojos se rompió-...Siento haber abandonado las clases de cocina, siento no haber respondido a tus mensajes y llamadas....Yo en verdad lo siento Selena, yo....Te echo de menos, esto es una mierda.
-Vamos a salir de esto, confía en mi....-Selena sonrió divertida en cuanto estudio con atención toda aquella escena. Si alguien le hubiera dicho a los dieseis años que terminaría siendo la mejor amiga de Miley Cyrus vaya que no lo habría creído-....Eres parte de mi familia rubia falsa y eso no cambiara.
-Lo mismo digo reina del playback.
-Te odio.
-Yo también te odio.

Sonrieron como niñas pequeñas al recordar aquel dialogo que alguna vez se habían compartido en un episodio de Hannah Montana. Era impresionante como el tiempo hacia de las suyas, en aquel entonces vaya que habían mencionado aquellas palabras con odio y rencor, pero en ese momento, después de tantos años y cosas vividas la situación era completamente diferente.



*************************************


-¡Lo ves! ¡Flores!....Ahora pagamé. 

Dest tenso sus facciones en cuanto escucho aquella exclamación llena de satisfacción, momentos después simplemente cerro la puerta principal con ayuda de su trasero y alzo el rostro sobre el enorme ramo de rosas que sostenía.

Al notar la presencia de sus hermanos al pie de la escalera no pudo hacer mas que rodar los ojos completamente fastidiada y murmurar un par de malas palabras. Estaba comenzando a cansarse de toda aquella situación y se los dejaría en claro. Ellos dos se ganarían mas que una patada en el trasero si no dejaban de joderla.

Diversos obsequios habían comenzado a parecer repentinamente dentro de su casillero día con día, aquel ramo de flores era el obsequio numero siete, lo cual significaba que llevaba una semana entera soportando las burlas y estupideces de los gemelos. Cada tarde ellos apostaban sobre que seria el nuevo obsequio, luego solo esperaban su llegada con estúpidas sonrisas plasmadas en el rostro.

La mayoría de las veces Wrath ganaba, justo como en aquella ocasión.

-¿Como es que lo haces?...-Cuestiono Nicholas un tanto molesto conforme sacaba un billete de veinte dolares de su bolsillo y se lo entregaba a su gemelo-...Has acertado cinco de siete.
-Es fácil deducir ese tipo de cosas cuando estas en una relación...-Wrath se encogió de hombros con obviedad-...Realmente no es gran cosa, los regalos hasta ahora solo han sido dulces, flores y tarjetas llenas de romanticismo...Es lo básico en la conquista de una chica.
-Créeme hermano, puedes tener a cualquier mujer con menos de eso.....-Una sonrisa engreída nació en los labios de Nick-...Basta con invitarles un trago y mantener una falsa, pero bonita conversación.
-¿Como puedes hablar de ese modo?
-Solo estoy siendo honesto, lo mas romántico que he hecho hasta ahora es pagar la factura del hotel después de una buena noche.
-¡Jesus!, eres asqueroso.

Negó para si misma un tanto asqueada mientras escuchaba la discusión de sus hermanos y dejaba su manojo de llaves sobre la mesita del recibidor. Amaba a Nicholas, sabia que él tenia un buen corazón, pero aun así era cociente de su notoria repulsión por el amor y su gran falta de respeto hacia los sentimientos de las chicas.

Él siempre había sido el clásico rompe corazones irresponsable, pero las cosas habían llegado a niveles extremos de un momento a otro y de cierta forma sabia  por que.

La relación entre Wrath y Amanda había sido el detonante de aquel comportamiento. Nick no solía ser abierto en cuanto sentimientos, pero aun así podía notar el dolor que crecía en los ojos de su hermano cada vez que su mejor amiga se encontraba cerca. El amor era una mierda en ocasiones, pensó.

-¿Cuando lo traerás a cenar?

Aquella pregunta por parte de Wrath la catapulto de regreso a la realidad. Sus hermanos habían dejado de discutir, y no hacían otra cosa mas que mirarla expectantemente.

Considero la idea de echarse a reír, después de todo aquello era gracioso. Ellos estaban ahí, aparentando ser duros e intmidantes, pero no podía culparlos así que simplemente guardo silencio. Sus pequeños hermanos tenían la obligación de protegerla a toda costa, aquello era lo que se les había inculcado desde que prácticamente habían comenzado a caminar.

-¿Por que tendría que hacerlo?...-Contesto a la pregunta manteniendo la calma, luego solo dejo su mochila en el suelo y se concentro plenamente en las flores que sostenía-...Solo es alguien del colegio, nadie importante por ahora.
-De cualquier forma quiero conocerlo...-Nick cruzo una mirada con su gemelo antes de seguir-...No estaría demás darle un vistazo.
-Nicholas ya hemos pasado por esto antes...-Dest hablo conforme trazaba su camino hacia la cocina-...Mi vida amorosa no tiene nada que ver contigo, así que ahórranos todo esto ¿Quieres?
-Soy tu hermano, mi deber como tal es asegurarme de que no salgas con algún jodido pervertido.
-Vaya, lo dice el chico cuyo mayor acto romántico es pagar la factura de los hoteles donde tiene sexo.
-Solo quiero saber su nombre ¿Por qué tanto misterio en ello?
-No hay misterio, ni siquiera deberíamos estar hablando de esto....Solo es un chico.
-Vamos Dest, prometo no hacer nada estúpido.
-Nicholas basta.
-¿Esta en el equipo de futbol?...-Ignorándola por completo siguió su cuestionario incomodo-.... ¿Es Charles Fild?, si lo es juro que lo matare, lo atrape viendo tu trasero la semana pasada y le advertí que...
-¡Su nombre es Zett y no va en nuestro colegio! ¡Ahora solo déjame tranquila!

Nick cerró la boca de golpe  al asimilar las palabras furiosas de su hermana, luego simplemente asintió satisfecho y se preparo para dejar la habitación pero entonces reacciono. Union West High era el único colegio en el pueblo, todo adolecente estaba inscrito ahí, era imposible que aquel chico no fuera parte de la institución, a menos....Amenos que fuera mayor.

-¡¿Estas saliendo con un universitario!?

Dest tenso sus facciones en cuanto el dramático grito de Nick reboto en las paredes de la cocina, momentos después simplemente se preparo para comenzar una de sus muy ya comunes peleas, pero al final no pudo hacerlo y todo gracias a su madre.

Miley se abrió paso atreves de la puerta trasera de la habitación con unas cuantas cosas entre las manos, Drew apareció segundos después al igual. Él cargaba a una activa y juguetona  Ronnie con su brazo izquierdo, mientras que con el derecho sostenía un par de bolsas del súper mercado.

Aquello ultimo atrapo a Destiny con la guardia baja, ocasionándole así que su corazón se detuviera por un par de nano segundos. ¿Qué estaba haciendo él ahí?, se pregunto conforme trataba de controlar sus erráticos latidos. Se suponía que aquel era su día libre, él mismo se lo había hecho saber atreves de un mensaje de texto.

-¿Qué esta pasando aquí?, sus gritos se escuchan hasta el jardín.

Miley lanzo la pregunta al aire en cuanto dejo los diversos comestibles que cargaba sobre la mesa del desayuno, luego y tras no recibir respuesta alguna escaneo a sus pequeños. Nick  estaba visiblemente irritado, mientras que Dest se encontraba completamente pasmada en una esquina. Sin duda alguna jamás podría dejar a sus hijos solos por más de dos horas.

-¿Y bien?
-Pasa que Destiny esta saliendo con un tipo mucho mayor que ella....-Nick menciono cada palabra como si estuviera acusando a su hermana de cometer algún crimen imperdonable-... ¿Puedes creerlo? ese malnacido puede ser un jodido asesino en serie y ella simplemente se digna a decirme que su nombre es “Zett”.
-Creo que estas exagerando amor....-Lanzando una contagiosa risa, Miley ignoro las palabras de su pequeño y comenzó a guardar los víveres que había traído consigo del súper-...Ahora, deja de dramatizar y ayúdame a preparar la cena.
-¿Acaso nadie ve la gravedad en esto?....-Completamente perplejo, Nick volvió a exponer su punto de vista-... ¡Exijo que él venga a cenar el viernes por la noche!

Una serie de constantes y roncos tosidos ocasionaron que todos los ojos en la habitación se clavaran en Drew de un segundo a otro. Él seguía sosteniendo a Ronnie firmemente contra su pecho, pero tal parecía se había atragantado con los resto de una galleta a medio comer.

-De acuerdo, tu ganas....-Dest cedió en cuanto percibió la tensión del hombre al que amaba-....Su nombre es Zett Marshall y no es tan mayor como piensas, tiene la edad de Amanda.
-¿Si eso es cierto por que no va en nuestro instituto?
-Es algo así como un chico prodigio....-La cadena de mentiras seguía y seguía-...Se salto un año por alto coeficiente académico, irá a la universidad el siguiente verano.
-Oh vaya.....-Nick abrió los ojos sorprendido conforme meditaba, momentos después simplemente asintió y dejo salir el aire que había contenido durante todo aquel encuentro-....Eso cambia mucho las cosas, supongo.
-¿Lo hace?
-Si, si es un come libros como dices, no creo que represente ningún tipo de peligro para tu integridad física o moral....Puedo incluso apostar que es virgen.
-¡Dios!, eres un imbécil.
-Nicholas basta....-Miley intervino en la conversación de sus dos hijos con un tono de voz mucho mas serio-....La vida de ese chico no es de nuestra incumbencia, tu hermana es la que tendrá siempre la ultima palabra.....Ahora sube, date un baño y termina tus deberes...La cena estará lista en por lo menos dos horas, oh y me agrada informarte que gracias a tu impertinencia serás el que se encargue de lavar los platos sucios.
-¡Pero mamá!
-No voy a repetirlo dos veces Alexander.

Nicholas paso saliva con dificultad en cuanto escucho a su madre llamarlo por su segundo nombre. La mujer que le había dado la vida no bromeaba, así que lo mejor era obedecer y dejar el tema del nuevo novio de su hermana para otra ocasión.

Los gemelos salieron de la cocina pocos segundos después y solo en ese momento Destiny se permitió a si misma respirar con libertad. Amaba a sus hermanos, pero tenia que aceptar que en momentos como ese deseaba ser hija única.

-¿Rosas blancas?

Dest reacciono en cuanto noto como su madre tomaba aquel olvidado presente entre sus manos y lo miraba como si fuera la cosa más hermosa del mundo. Su reacción había sido las mismas horas atrás, recordó con una sutil sonrisa.

Durante toda su vida había sobrevalorado la rosas, después de todo era un cliché en cuantos obsequios, pero tenia que aceptar que después de aquella mañana su perspectiva había cambiado por completo. Algo había nacido dentro de ella al segundo de haber visto aquel ramo de flores dentro de su casillero. Era una sensación dulzona, era algo reconfortante que no podía describir.

-¿Sabes?, el chico sabe lo que hace.
-¿Qué?...-Saliendo de su trance, observo atentamente a su madre. Aquella mujer había dejado sus flores de lado para volver a la organización de comestibles-.... ¿Que quieres decir con eso?
-Lo que escuchaste...-Miley se encogió de hombros sin ver a su pequeña y siguió apilando latas dentro de la encimera-....Esto no es un juego para ese tal Zett.
-Solo son flores mamá....-Mascullo un tanto incomoda-....Realmente no es gran cosa.
-¿Al tenerlas en tus manos te sentiste como si no fueran gran cosa?....-Al no escuchar respuesta, Miley encaro a su hija. Era increíble la poca observación en los adolescentes, pensó-... ¿Te has detenido a analizar bien el ramo?
-Eso creo.....-Por inercia, Dest posos sus ojos en el grupo de flores unidas por un lazo-....Son veinticuatro rosas blancas.
-No, son veintitrés rosas blancas y una roja.....-Corrigió la mujer mayor señalando la única color sangre-...El blanco en las rosas representa esperanza, serenidad, gratitud e inocencia, mientras que el rojo caracteriza el amor latente hacia una persona....Ese chico trata de decir que esta sumamente loco por ti, pero que aun con ello esta dispuesto a esperar el tiempo que sea necesario para tenerte.....En mi opinión este fue un gesto verdaderamente hermoso de su parte.
-Tal vez fue solo un error del florista.
-Tienes que dejar ese pesimismo a un lado amor...-Negando comprensivamente, Miley se acerco a su pequeña lo suficiente como para poder besar su frente-....Ese chico esta enamorado de ti y esta bien, solo no le des tantas vueltas....Disfruta de lo que tienes, el tiempo será quien decida si es para siempre.

Aquello hizo eco en el interior de la cabeza de Dest por largos segundos. Sabia que las palabras de su madre eran ciertas, pero por desgracia decirlo era mucho mas fácil que llevarlo acabo.

Inconscientemente y sin dejar a un lado el significado de aquellas palabras, tomo valor del fondo de su corazón y clavo sus ojos en la persona que se mantenía en un punto distante de la habitación. Por lo regular evitaba mirar a Drew cuando sus padres estaban cerca, pero en ese momento nada podía detenerla. Él no la miraba, él mantenía sus hermosos ojos verdes en la pequeña que sostenía.

Ronnie, su pequeña hermana de casi dos años, tenía completamente cautivado a Drew. Ella sonreía abiertamente, dejando así al descubierto sus dos diminutos dientes nuevos. La escena era adorable pero aun con ello no pudo evitar sentir algo de celos, lo cual sabia de antemano era completamente ridículo.

Ronnie no tenia la culpa de que ambos fueran tan desdichados como para no poder demostrarse cuanto se querían frente a otros. Los únicos culpables de toda aquella situación eran ellos mismos y tendrían que cargar con las consecuencias el tiempo que hiciera falta.

-Creí que hoy era tu día libre....-Dest mantuvo un tono inexpresivo conforme llamaba la atención del amor de su vida. Estaba comenzando a odiar fingir indiferencia ante los demás-....Lo escuche durante el desayuno.
-Ese era el plan, pero tu madre me llamo hace algunas horas....-La voz de Drew fue firme y un tanto rasposa-....Quería una segunda opinión sobre la madera que usaríamos para la casa del árbol, al final fuimos al pueblo vecino por ella.
-Entiendo.
-Realmente siento haber arruinado tu día hijo....-Miley lanzo aquella disculpa al por fin terminar de ordenar su cocina-....Podría haber recogido el pedido en otra ocasion, pero mi agenda se complica un poco en los próximos días y....
-No tienes nada de que preocuparte tía Miley....-Drew aseguro aquello sin dejar de sonreír hacia la pequeña que se aferraba a sus mejillas cubiertas de vello-....No has arruinado nada, estoy encantado de hacer esto.
-Aun así estoy apenada, se lo que es ser adolescente....De no ser por mi, en este momento probablemente estarías con tu chica.
-Ella no es mi chica, no por ahora....-Aclaró relajado y un tanto divertido hacia la mejor amiga de su madre-.....Aun tenemos camino por recorrer.
-Hablando de Clarie....-Dest trato de morder su lengua pero fue en vano. Le era imposible no hablar cuando su alter ego salía a flote-..... ¿Qué tal te fue en tu cita con ella hace una semana?
-¿Por qué quieres saberlo?
-Simple curiosidad supongo.
-Fue perfecto...-Drew fundió su mirada con la de la chica que amaba, después solo pudo sonreír. Aquel juego era peligroso pero tenia que aceptar que lo disfrutaba-...Ella es simplemente más de lo que merezco.
-Sinceramente me alegra escuchar eso.
-Gracias, yo al igual me alegro por ti....-Haciendo una mueca un tanto indiferente señalo hacia el ramo de rosas que seguía sobre la encimera-....Son lindas.
-Si, lo son.
-Espero que él pueda hacerte feliz.
-Yo también lo espero, creeme.
-Puedo salir un momento si lo desean....-Dest y Drew miraron coordinadamente hacia la mujer que había articulado palabra. Miley solo se encogió de hombros con simpleza, había demasiada tensión en el aire-...Quiero decir, tal vez hablar con un poco mas profundidad les vendría bien.
-No tenemos mas que decirnos mamá, esta hecho y estamos bien.
-Dest tiene razón tía Miley, ambos estamos en paz...-Drew secundo a la chica de ojos azules en completa calma, luego solo se acerco a la mujer mayor y le entrego nuevamente Ronnie-....Ahora creo que me voy, no quiero interrumpir su actividades.
-¿Por que no te quedas a cenar?...-La petición repentina de Miley ocasiono que la cocina se quedara en completo silencio por un tiempo-....Déjame recompensarte por utilizar tu día libre.
-No creo que sea buena idea, tío Nick enloquecerá si me ve sentado en su mesa.
-Nick salio de la ciudad por negocios, no volverá hasta mañana por la tarde.
-En ese caso yo...
-Te quedaras....-Dest no se arrepintió de ordenar aquello. No estaba dispuesta a desperdiciar oportunidades como aquella. Su padre estaba fuera del radar, lo cual les brindaba mucha mas libertad de estar juntos en aquella casa-....Es martes, mamá hace albondigon con papas.
-¿Habrá postre?
-Cuenta con ello.
-Entonces me quedo.
-Perfecto.
-De acuerdo, en ese caso comenzare con la cena...-La incomodad en Miley fue palpable en cuanto articulo palabra. Podria jurar que había percibido cierto doble sentido en las palabras de los adolescentes-....¿Cuidarías a Ron mientras me encargo de todo amor?
-Claro mamá...-Manteniendo su sonrisa triunfante a ralla, la chica rubia tomo a su pequeña hermana y camino hacia la salida de la habitación-....Ambas tomaremos un baño, luego la mantendré ocupada mientras hago mis deberes....Nos vemos en un par de horas.
-Dest, espera....-Madre e hija compartieron miradas antes de que la menor se alejara por completo-...¿Que harás con las rosas?
-Se verán bien en el jarrón que esta sobre mis mesa de noche, regresare por ellas cuando termine con Ronnie.

Destiny subió a su habitación y trato de concentrarse en sus deberes después de aquello, pero para su desgracia sus intentos no dieron resultado alguno. Tras mirar su cuaderno de matemáticas por al menos veinte minutos y no acertar en ninguno de los ejercicios, decidió concentrarse por completo en su pequeña hermana.

Se adentró al cuarto de baño con Ronnie en brazos, tiempo después ambas se encontraron completamente sumergidas dentro de la enorme tina de mármol. La calidez del agua ablando al instante cada uno de sus músculos, lo cual agradeció entre pequeños murmullos. Su día no había sido malo, no del todo, pero aun con ello se sentía completamente exhausta. Mentir constantemente estaba comenzando a dar frutos, pensó conforme tomaba una suave esponja y frotaba la pequeña espalda de su hermana. Aquel secreto estaba comenzando a hacer estragos en ella de una forma considerable.

-¿Sabes Ron?, no se que diablos estoy haciendo con mi vida.

Ronnie dejo de jugar con la espuma que la rodeaba y se concentro en su hermana como si fuera capaz de entender lo que aquellas palabras significaban. Dest no hizo más que reír entre dientes como respuesta. Era bueno tener a alguien con quien desahogarse.

-¿Te cuento un secreto?....-Tomó el bote de Shampoo para bebe que descansaba a un lado de la tina conforme seguía su relatado. Ron por su parte no dejo de mirarla en ningún momento-....Estoy enamorada de Drew y se supone que no debería estarlo, no después de todo lo que ha pasado...No se si fuiste capaz de notarlo pero estuve muy triste hace unos meses, esa fue la razón por la cual deje de pasar tiempo contigo, lo cual lamento por cierto....-Suspiro al ver una pequeña sonrisa por parte de su hermana. Esperaba que aquello significara que estaba perdonada-....Creí que lo había superado Ronnie, creí que él había dejado de ser importante en mi vida, pero me equivoque....Trate de alejarlo, trate de mantenerlo lejos pero todo es en vano....Lo amo, siempre lo he amado, lo hice incluso después de que él rompiera mi corazón.....Ahora lo tengo de nuevo, pero tenemos que mantenerlo en secreto....Papá lo odia, cree que él volverá a  hacerme daño, pero se que esta equivocado....Drew me ama, es capaz de dar su vida por mi, pero aun con todo eso no se que hacer....Siento que me estoy ahogando de nuevo Ron, tengo miedo de que la vida vuelva a separarnos....Él lo es todo para mi, me guste aceptarlo o no....Necesito encontrar la forma de solucionar esto, necesito buscar la manera de hacerle ver a Papá que todo estará bien....No quiero verme obligada a elegir entre mi familia y la persona que amo, porque de ser así lo elegiría a él sin dudarlo.

Y ahí estaba, había dicho todo lo que pensaba en voz alta. Aquello había estado incrustado en su cabeza desde un mes atrás y guardarlo solo había ocasionado que su nivel de ansiedad se elevara por los cielos. Era frustrante tener que guardar silencio, era desgastante no poder gritar hacia los cuatro vientos cuanto amabas a alguien.

-Dlu.

Dest se atraganto con su propia saliva en cuanto escucho el inesperado balbuceo de su pequeña hermana. Ronnie por su parte solo lanzo su ya característica risa de bebe y aplaudió continuamente un par de veces.

-Pero que mierda....-Nunca antes había maldecido frente a Ron, pero aquello se sentía necesario en ese momento. Era increíble que la primera palabra de su hermana fuera el nombre del chico al que amaba-....Dilo de nuevo.
-Dlu.
-Oh mi dios, papá va a matarme cuando te escuche.
-¡Dlu! ¡Dlu! ¡Dlu!
-Bien, suficiente.....Créeme ya has dejado tu punto muy en claro

Estaba jodida, pensó entre risas. Mas que eso tal vez, pero si era sincera consigo misma no le importaba en lo mas mínimo. Como lo había dicho, Ronnie le había dejado claro su punto. Todo se reducía a Drew y estaba completamente de acuerdo con ello. Su pequeña hermana aun no podía expresarse abiertamente, pero estaba completamente segura de aquel  “Dlu” era mucho mas que un simple balbuceo. Ron la estaba motivando a luchar por lo que amaba.

Ambas volvieron a la habitación quince minutos después, ya ahí Dest no hizo mas que colocarle un pañal a Ronnie y concentrarse por completo en los diversos pendientes escolares que tenia. La temporada de exámenes estaba a nada de comenzar, lo cual significaba que los proyectos y tareas abundaban a su alrededor con mayor intensidad.

Alejando la vista por un momento del libro de cálculo que estudiaba, se concentro en su pequeña hermana. Ron se encontraba literalmente noqueada en el extremo opuesto de la cama, lo cual era normal después de un baño. Se veía tan adorable con su barriguita al aire que no pudo evitar arrastrarse hacia ella y acurrucarse a su costado. Amaba a Ronnie, el tiempo que compartía con ella siempre resultaba ser terapéutico y restaurador. Era como si la alegría de aquella pequeña le abriera lo ojos, como si la pureza de su hermana fuera capaz de....

Dejo de pensar e instantáneamente miró hacia la entrada de la habitación, en cuanto capto un movimiento con su vista lateral.

Drew estaba ahí, justo debajo del umbral de la puerta,  y sostenía su ramo de rosas con cierta desconfianza. El poco aliento que le quedaba se atasco inesperadamente en su garganta al asimilar la imagen que tenia a unos cuantos metros de ella. ¿Que estaba hacinado él ahí?, se pregunto mentalmente conforme se incorporaba con lentitud sobre la cama.

Sus encuentros regularmente eran mucho mas sutiles. Todo comenzaba con algunos mensajes de texto, luego y tras asegurarse de que nadie estuviera al rededor, se escabullían entre los corredores y compartían algunos arrumacos. Tenerlo ahí, dentro de su habitación, era de cierta forma nuevo e intimidante.

Habían pasado casi ocho meses desde la ultima vez que Drew había estado dentro de las cuatro paredes purpuras de su mundo. Aquel día le había hecho saber que no estaba embaraza, aquel día había aceptado ser su novia, aquel día había sido el principio del fin.

-Yo solo.....Tu madre prácticamente me obligo a subir, quiere que tome un baño en la habitación de invitados antes de cenar y bueno....Sabes, lo siento...Creo que mejor nos vemos luego.
-Espera.

Lo detuvo en cuanto lo vio darse vuelta aun con el ramo de flores en la mano, luego simplemente ladeo la cabeza y disfruto de la vista. Él portaba la misma ropa de horas atrás, vestía unos simples pantalones negros y una enorme sudadera gris con las palabras "Lake City" grabadas al frente. La única diferencia notable en ese momento era la suciedad en todo su atuendo. Aquello la hizo babear al instante.

Drew estaba ahí, a tan solo un par de metros de ella, completamente sucio y sudado, sosteniendo un enorme ramo de rosas con su mano derecha. ¿Podia haber una imagen mejor que esa?

-Acércate.

Él obedeció al instante, lo cual ocasiono que un hambre voraz se despertara en ella. La sangre comenzó a corroerle con frenesí atraves de las venas y sin saber por que una gran cantidad de saliva se acumulo en su boca. Llevaba tiempo sin sentir algo como aquello. Necesitaba tocarlo, necesitaba besarlo, lo necesitaba consigo de todas las formas posibles.

-Trajiste mis flores...-Susurro aun perdida en el mar de sensaciones que sentía-....¿Por que?
-Dijiste que se verían bien en tu escritorio...-Contesto él lo mas audible posible. Por alguna razón estaba nervioso-...Yo solo quise hacerte un favor.
-Responderme esto, ¿Como es que lo hiciste?
-¿Hacer que?
-¿Como colocaste las flores dentro de mi casillero?
-¿Que te hace pensar que yo lo hice?....-Contraataco un tanto divertido-....Pudo haber sido cualquier otra persona.
-Estarías rabiando de celos de no haber sido tu.
-¿Tu crees?
-¿Por que es tan difícil para ti aceptar que puedes ser increíblemente romántico?
-Tal vez porque jamas lo había sido y no se como sentirme al respecto.

Una potente oleada de ternura atravesó a Dest en cuanto noto como él se ruborizaba y se encogía completamente apenado. 

Drew era perfecto en cada pequeño aspecto. Su forma de pensar, su forma de actuar, su manera de amar, todo en él era único y maravillo. No era tan difícil de aceptar y se lo dejaría en claro a como diera lugar.

-Túmbate conmigo....-Le pidió sin dejarlo de ver a los ojos-...Por favor.
-No creo que sea buena idea, estoy completamente asqueroso y Ronnie...
-No me hagas rogar por lo que ambos queremos.

Drew lucho por mantener su postura, pero al final ella gano, justo como siempre lo hacia.

Subió a la cama con extrema lentitud, no sin antes dejar el enorme ramo de rosas que sostenía sobre una de las mesitas laterales. Ya sobre aquella superficie blanda, simplemente se arrastro hasta quedar completamente recostado. Contuvo la respiración inconscientemente en cuanto Dest se acerco cuidadosamente y se dejo caer contra su cuerpo. Ella le paso un brazo por la cintura y sin perder tiempo enterró el rostro en el hueco de su cuello, lo cual ocasiono que cada fibra de su piel se erizara por completo.

Tenia que mantenerse cuerdo, se dijo conforme cerraba los ojos y espiraba el olor a melocotones que emanaba la piel de Dest. Un paso en falso y todo se arruinaría. El violento deseo que sentía por ella estaba latiendo en ese momento dentro de su pecho y no podía permitirlo. No estaba dispuesto a llevarla al infierno de nuevo. Antes de compartir cualquier tipo de contacto sexual tendrían que hablar y si era sincero consigo mismo tenia que aceptar que aun no estaba listo para ello.

-Gracias por las flores.
-No tienes nada que agradecer....-Inconscientemente comenzó a acariciarle la espalda con lentos y circulares movimientos. Haría eso y mas con tal de demostrarle cuanto la amaba-...Solo son rosas, no es gran cosa.
-Lo fue para mi...-Dest dejo su escondite y alzo el rostro hasta poder hacer contacto con aquellos ojos verdes. ¿Porque él no podía darse un poco de crédito?-...No tienes idea de como me sentí al verlas ahí.
-Pensé que no eras la clase de chica que se emocionaba con flores.
-Yo también lo creí pero supongo que todo cambia cuando el chico correcto esta involucrado en el acto.
-¿En verdad te han gustado?
-Ha sido lo mas hermoso que alguna vez me han obsequiado...-Sin dejar de observarlo alzo una mano y comenzó a acariciarle el rostro. Aquel chico era jodidamente hermoso-....¿Lo que dijo mi madre es cierto? ¿Escogiste los colores de las flores consientemente?
-Cada acción de mi parte esta plenamente calculada, nunca lo olvides...-Drew le guiño un ojo picaramente para luego rodar sobre si mismo y dejarla levemente debajo de si mismo-...Así que si, la teoría de tu madre es cierta.
-Vaya, quien diría que eres experto en la psicología del color.
-Soy bueno para una infinidad de cosas.
-¿A si?
-Por supuesto, esa es la razón por la que no asisto a ningún tipo de colegio.
-Espera un minuto...-Los ojos de Dest se abrieron con sorpresa al no percibir alguna gracia en las palabras de aquel chico-....¿Hablas enserio?
-Claro...-Asintió un tanto incomodo. ¿Por que ella actuaba tan sorprendida? ¿Acaso no tenia derecho a tener un cerebro solo por tener músculos al rededor del cuerpo?-....Por irónico que parezca tengo mucho en común con Zett....Tuve clases avanzadas en la academia, termine la preparatoria antes de cumplir los dieseis...Pude haber cruzado la universidad al igual, pero decidí salir de ese jodido infierno.
-Me estas jodiendo ¿Cierto?
-Bien, tu lo quisiste....-Rodando los ojos se irguió hasta estar sentado en la cama, ya ahí solo tomo el libro semi abierto que ella había estado estudiando y lo examino por un par de segundos-...No estas colocando los signos correctamente, sin contar el mal calculo en la raíz cuadrada....No es tan difícil, puedo darte clases cuando gustes.
-¡Jesus!, Nicholas tenia razón....Estoy jodidamente enamorada de un come libros.

Drew abrió la boca dispuesto a reprocharle un par de cosas pero al final no lo hizo y todo gracias a la revelación que se impacto en su cabeza al asimilar las palabras de aquella chica. ¿Enamorada?

Una flamante y ridícula sonrisa fue formándose en su labios conforme repetía esa simple palabra en su mente una y otra vez. Sabia que Dest lo apreciaba, después de todo ella se lo había hecho saber en repetidas ocasiones, pero estar "enamorada" iba mucho mas haya de eso y era plenamente consciente de ello. Enamorarse era un sinónimo de amar.

Aun aturdido por el impacto de aquel maravilloso descubrimiento, alzo la vista y se atrevió a mirarla a los ojos. Ella al igual se encontraba perpleja. Su mirada reflejaban sorpresa, timidez, ansiedad y sobre todo miedo. Aquel ultimo aspecto hizo que su corazón doliera como el infierno, pero como todo un hombre soporto cada espasmo de agonía. 

No podía culparla, Dest estaba en todo su derecho de sentir desconfianza y temor. La había hecho pasar por tanta mierda, le había ocasionado tanto daño que su aprensión hacia la situación era lo menos que se merecía.

Tenia que ser paciente, tenia que permitir que ella dictara el camino. Esperaría el tiempo que fuera necesario para escuchar aquel tan esperado "Te amo" de su boca, no importaba las circunstancias o cuanto ella pudiera tardar. Estaría ahí, a su lado, siempre. Y se lo demostraría.

-Soy bueno con los numero y la ciencia...-Le hizo saber para romper el silencio. Dest soltó el aire contenido al instante-...La historia y los idiomas también se me dan bien, hablo siete de ellos por cierto.....Se Ingles, Español, Portugués, Francés, Alemán, Hebreo e Italiano, también lenguaje de señas.
-Dios...-Escondiendo una pequeña risa, negó encantada. Vaya caja de sorpresas, pensó-...¿Algo mas que deba saber?
-Soy bueno en la mayoría de los deportes de contacto y supongo que en el ámbito musical también....Toco la guitarra, el piano y la batería, sin contar que....Puedo cantar.
-¿Lo haces?
-Si.
-¿Por que jamas has cantado algo para mi?
-Porque la mitad del tiempo que paso contigo lo arruino....-Ambos sonrieron como niños pequeños. Momentos después él simplemente busco la pequeña mano que estaba a centímetros de la suya-....Un día lo haré, te lo prometo.
-De acuerdo, ahora solo una ultima pregunta.
-Dispara.
-¿Hay algo que no sepas hacer?
-Había algo que en definitiva no sabia llevar acabo...-Tragándose el nerviosismo, la miro de la forma mas honesta posible-...No sabia amar, pero entonces tu llegaste y comenzaste a ayudarme con ello...Aun no soy del todo bueno, ten por seguro que voy a ponértelo difícil un par de veces, pero voy a lograrlo...Eso puedes apostarlo.

Destiny no pudo detenerse, fue a él en cuanto el silencio reino en la habitación. Sin pensarlo se coloco a horcajadas sobre su regazo, luego simplemente se elevo con ayuda de sus rodillas, para así poder mirarlo plenamente. Él era simplemente lo mas maravillo del mundo, pensó conforme se perdía en sus ojos. Drew era un ángel, un ángel que por desgracia había sido enviado al infierno por un jodido error. Él merecía ser amado sobre todas las cosas, él merecía un nuevo comienzo y estaba dispuesta ser la persona que le brindara todo aquello.

Suspirando aun perdida en el mar de emociones que se removían en su pecho, corto el contacto con sus ojos y dejo que su mirada se concentrara en aquella perfecta y apetecible boca. Su pulso se altero al instante y por inercia alzo una mano hasta poder acariciarle lentamente el labio inferior. Drew cerro los ojos con rendición al contacto y eso solo hizo que las cosas mucho mas difíciles de lo que ya eran.

Deseaba besarlo, deseaba perderse en aquella boca y robarle cada rastro de aliento. Su frustración estaba al limente. Llevaba tanto sin sentirlo de aquella forma. El ultimo beso sincero que ambos habían compartido se había llevado acabo el día del accidente, justo antes de que la navaja de caza de Robert terminara en su abdomen. Drew la había apresado entre sus brazos en medio de un improvisado partido de fútbol americano, él la haba mirado con adoración para luego reclamar su boca como nunca antes.

Deseaba sentir aquello de nuevo, necesitaba embriagarse de aquel sentimiento lleno de paz y amor que solo él podía brindarle.

-Quiero besarte.
-Yo también....-Aseguro pastosamente conforme abría sus ojos de nuevo y se concentraba plenamente en ángel sentado en su regazo-...Pero aun así no voy a hacerlo.
-Drew...
-Si estuviera lista simplemente lo hubieras hecho, aun hay algo dentro de ti que te mantiene a la defensiva....No voy a presionarte.
-No estas presionándome, yo solo...-Bufo exasperada y paso repetitivamente una mano por su cabello-...Te necesito.
-Estoy aquí....-Lentamente enredo los brazos entorno a ella y la atrajo mucho mas contra su cuerpo-...Me tienes, no importa si hay besos de por medio o no.
-Lo se, créeme lo se, pero aun así no siento que sea suficiente.
-Tómalo con calma....-Le hablo como si tratara con un niño pequeño, momentos después solo planto un suave beso en una de las paredes de su cuello-...Ademas no tenemos tiempo para eso, ni estamos en el lugar correcto. Ronnie esta dormida justo a mi espalda, sin contar que tendremos que bajar pronto para la cena....Una vez que tome tus labios de nuevo me sera difícil parar, lo mejor es esperar.
-No me importaría perderme la cena...-Dest se mordió el labio inconscientemente. Aquella ultima advertencia por alguna razón le agradaba-...Y créeme, por Ronnie no hay problema...Etaria orgullosa de mi, ella te ama.
-Es una bebe...-Drew miró sobre su hombro y se concentro por un momento en la pequeña que dormía plácidamente en la cama-...Los bebes aman a todo mundo, ese es su trabajo.
-Aun con eso creo que tiene cierto favoritismo hacia ti, después de todo te dedico su primera palabra.
-¿Que?
-La pequeña bribona comenzó a corear una serie de "Dlu´s" mientras le daba un baño...-Aparentando estar ofendida, hizo una cara graciosa-...Tengo que aceptar que sentí algo de celos, quiero decir, soy su hermana mayor y me paso por alto.
-Puedo apostar que te amaba mas que a nadie...-Le sonrió lleno de ternura antes de depositarle un pequeño beso en la nariz-...Te vi con ella cuando entre a la habitación, eres tan protectora y responsable....Seras una buena madre.
-Tal vez, pero para eso aun falta tiempo....Ahora, volvamos al asunto del beso.
-En otra ocasión sera, tu madre me ordeno tomar un baño en la habitación de invitados y eso es lo que haré.
-¿Realmente vas a salir corriendo?

Recibió un beso en lo alto de la cabeza como respuesta, lo cual la obligo a rodar los ojos resignadamente. Momentos después se vio a si misma sola en la cama.

Drew se puso de pie y sin decir alguna otra palabra se dispuso a salir de la habitación, pero entonces algo paso. Él se detuvo abruptamente a medio camino y clavo su vista en una de las tantas repisas de la habitación. Dest supo de lo que se trataba al instante y al hacerlo no pudo hacer mas que maldecir en voz baja. Aquello no seria para nada bueno, pensó.

-¿Enserio?....-Dejo salir la pregunta cortantemente al tomar un oso de felpa entre sus manos. Recordaba a ese jodido bastardo. Aquel muñeco era un obsequio de Robert-...¿Sigues conservando esta mierda aun con lo que paso?
-Es solo un simple oso de felpa...-Sin saber que mas decir se encogió de hombros-...Ni siquiera recordaba que seguía entre mis cosas....De cualquier forma es lindo y no creo que...

Se quedo muda de un momento a otro y todo gracias al chico que amaba. Drew no le permitió terminar de hablar, a cambio de eso simplemente tomo aquel muñeco de dos extremos distintos y sin ninguna consideración lo partió a la mitad.

-¡Pero que mierda!...-Boqueando se puso de pie y fue hasta donde los restos del oso se encontraban-...Asesinaste a Barry.
-Vaya, incluso tenia nombre.
-¡Era solo un juguete!
-¿Quieres un oso de felpa?, bien...-Drew asintió aun alterado por la situación y saco su teléfono del bolsillo. Era consciente de que todo aquello era ridículo, pero no podía evitarlo. No quería nada que tuviera que ver con Robert cerca de ella-....¡Tendrás el puto oso de felpa mas grande de Texas!

Aquel sonoro desacuerdo ocasiono que Ronnie comenzara a llorar frenéticamente de un momento a otro.

Dest fue la primera en moverse. Dejando el coraje y la impotencia aun lado, corrió hacia su pequeña hermana, para luego comenzar a tararearle una canción de cuna. Drew estuvo a su lado pocos segundos después, pero lo ignoró por completo. Era increíble que él hiciera una jodida tormenta en un puto vaso de agua.

-Siento haberla asustado....-Drew se disculpo tartamudeando en el proceso. Ahí estaba, lo había arruinado de nuevo-...Escucha yo...
-Creo que lo mejor es que vayas a tomar tu ansiado baño en la habitación de invitados....-Tras indicarle aquello completamente indiferente, tomo a Ronnie en brazos y camino lentamente hacia la puerta-....Iré a dejarla en su habitación.
-Dest por favor escúchame.
-Lo haré cuando sepas expresarte sin alzar la voz.
-Cariño no te enfades conmigo.
-Lo que hiciste estuvo completamente fuera de lugar.....-Dest decido encararlo al estar a nada de salir-... ¿Sabes? no tenia ningún tipo de lazo sentimental con ese osos de felpa, iba a explicártelo, incluso iba a proponer donarlo a una fundación para niños, pero entonces tu....-Negó para si misma conforme suspiraba con cansancio-...No estoy enfadada, no a un grado preocupante, pero aun así tengo que decir que no me agrada esa clase de actitud en ti....Robert no significo nada, como lo mencione, ni siquiera recordaba que aun conservaba a Barry.....Esa noche me encontré contigo en el jardín y me hiciste perder la cabeza de una forma inimaginable, estaba rabiando, maldiciéndome a mi misma por querer lanzarme encima de ti aun cuando pocas horas atrás había estado en mi primera cita con el que se suponía era “el amor de mi vida”....Entre a mi habitación mascullando tu nombre y sin mas dejé al oso sobre la misma repisa de donde lo tomaste, después de eso no volví a prestarle atención hasta el día de hoy.
-Yo no lo sabia, yo...
-Lo habrías hecho si me hubieras dejado explicarte, pero preferiste comenzar a gritar....Así no llegaremos a ningún lado Drew, espero que lo entiendas....Ahora ve y toma un baño, te veré en la cena.

Destiny salió de la habitación sin decir nada mas y comenzó a recorre el pasillo de la segunda planta hasta adentrarse a la muy rosada alcoba de Ronnie. Ya ahí simplemente se acerco a la ostentosa cuna que descansaba en una esquina de la habitación y coloco a su pequeña hermana sobre la blanda superficie.

Se mantuvo ahí un momento, simplemente velando el profundo sueño de aquella bebita. Necesitaba calmarse, necesitaba aclarar sus ideas. Era irónico, pero estaba comenzando a sentirse una completa perra. Por alguna razón su subconsciente le dictaba que había sido demasiado dura con Drew, estaba enloqueciendo, ahí estaba ese jodida inestabilidad emocional de nuevo.

Conteniendo un sollozo lleno de frustración, se froto la frente con las yemas de los dedos un par de veces. Bien, probablemente lo mejor era regresar y aclarar las cosas, pensó conforme se echaba a andar de nuevo hacia el pasillo.  Drew era demasiado inseguro aunque aparentara lo contrario, sabia que comenzaría a odiarse a si mismo dadas las circunstancias y lo ultimo que deseaba era eso.

Tenían que comenzar a arreglar los problemas sin huir, sin enfadarse, solo así las cosas funcionarían. Solo así podrían convertirse en uno solo.

-¿Drew?

Lo llamó conforme asomaba la cabeza dentro su alcoba, pero no hubo respuesta alguna ya que el lugar estaba completamente vacio. Sin más, siguió andando atreves del corredor. La habitación de invitados estaba al final del pasillo. Seria breve y concisa, se dijo a si misma al llegar a su destino y tomar la manija de la puerta. Solo entraría, le aseguraría que no había nada por que temer y saldría  de ahí de inmediato.

Se adentro a la habitación tras lanzar un suspiro, ya ahí solo cerró la puerta con la ayuda de su espalda y escaneo su entorno. Todo estaba relativamente en silencio, el único sonido que resaltaba provenía del cuarto de baño. Lentamente y con cierta duda comenzó a recorrer la distancia que la separaba de la ducha. Una parte de ella le dictaba que saliera de ahí, pero otra prácticamente la impulsaba a seguir.

Detuvo su recorrido al estar a pocos centímetros de la entrada del baño, la puerta estaba entre abierta, lo cual significaba que él aun no comenzaba con su rutina de aseo. Espiar a alguien era una invasión de privacidad máxima,  lo sabia a la perfección, pero aun así no pudo ignorar el impulso de husmear un poco.

La imagen de Drew la recibió al instante de inclinar su cabeza y mirar por la pequeña rendija de la puerta.

Él seguía vestido y se mantenía simplemente de pie frente a uno de los enormes espejos de cuerpo completo que adornaban la habitación. Un malestar se genero en su estomago en cuanto noto un pequeño detalle gracias al reflejo generado en el espejo. Él tenía los ojos enrojecidos y restos de lágrimas sobre sus mejillas, él había llorado por toda aquella jodida situación.

Su primer impulso fue traspasar la habitación, pero al final término manteniéndose firme en su lugar y todas gracias a él. 

Drew rompió la conexión con su propio reflejo y sin más comenzó a elevar los brazos para así sacarse la sudadera. Su respiración se volvió errática en cuanto aquella piel morena fue lentamente descubierta, pero entonces paso. Su nube de lujuria desapareció y todo por una simple razón.

Su cabeza comenzó a punzar en cuanto sus ojos se posaron en aquella poderosa espalda, el dolor fue tan fuerte que se obligo a si misma a cubrir su boca para no dejar salir ningún gemido. Él tenía cicatrices, enormes y grotescas cicatrices por toda  la piel, pero había algo más desconcertante que eso, él tenía un tatuaje, uno muy familiar.

Inconscientemente y controlado los espasmos nerviosos de su cuerpo, llevo su mano libre hasta su costilla izquierda. Tenía que ser una jodida broma, aquello no podía ser cierto. La tinta en la piel de Drew le daba vida a un Águila. Una embravecida y enorme águila con plumaje negro y marrón. La expresión del animal era furiosa, llevaba las garras por delante y sus alas estaban plenamente extendidas. Aquel jodido diseño era una replica exacta del suyo, la única diferencia era el tamaño. Las alas del Águila de Drew abarcaban por completo sus trapecios, mientras que el cuerpo de animal le llegaba a mitad de la espalda.

Su vista se torno borrosa y sintió como el aire desaparecía de sus pulmones, así que comenzó a retroceder. El impacto de la situación había detonado un ataque de ansiedad, lo cual significaba que tenia que salir de ahí antes de que todo....

Maldijo con el poco aliento que le quedaba en cuanto sus torpes pies la traicionaron haciéndola caer al suelo. No podía permitir que él la viera, necesitaba levantarse, necesitaba correr.

-¡Jesucristo!

Drew no pudo evitar gritar aquello al salir corriendo del baño. Destiny estaba ahí, sobre la alfombra, completamente pálida y temblaba, temblaba violentamente. Sin pensarlo dos veces comenzó a acercarse, pero se detuvo abruptamente en cuanto ella alzo una mano. Aquellos ojos azules lo miraron por escasos segundos, segundos que fueron suficientes para comprender el mensaje. No era su batalla, era la de ella y tenia que dejar que luchara por su cuenta.

Fue difícil mantenerse quieto mientras Dest respiraba con dificultad desde el piso, pero aun así lo hizo. Pasaron minutos y en todos ellos simplemente guardo silencio. ¿Había sido su culpa? ¿Aquel ataque lo habían desencadenado sus actos?

-¿Necitas que llame a tu madre?....-Pregunto en cuanto ella recupero el color-....¿Un poco de agua?
-No...-Dest negó lentamente conforme tomaba pequeños respiros por la boca-...Pasará, solo es cuestión de tiempo.
-¿Puedo acercarme?
-No creo que sea buena idea.
-¿Yo te cause esto?....-Ambos conectaron sus miradas. Al no verla articular palabra, los ojos de Drew se llenaron de lágrimas. No era mas que un puto mal nacido-...Lo siento mucho, no era mi intensión ocasionar toda esta mierda, soy un imbécil inseguro, pero te amo....Juro que te amo.
-¿Cuándo planeabas mostrarme el tatuaje y las cicatrices que llevas en la espalda?

Al principio él no comprendió la pregunta, pero entonces se miro a si mismo. Se odio, lo hizo como nunca en cuanto noto su desnudes. Ella lo sabía, ella por fin había dado un paso dentro del jodido infierno de su pasado.

-¿Y bien?
-No planeaba hacerlo, no por el momento...-Soltó sinceramente sin dejar de mirarla-....Son cosas que no tiene relevancia.
-¡Tu espalda esta marcada como si hubieras recibido el castigo que se le otorgo a Jesús antes de ser crucificado!....-Dominada por la rabia y desesperación se puso de pie. ¿Por qué él no podía abrirse a ella?-...  ¡¿Cómo puedes decir que no tiene relevancia?!
-Hablar de de ello no hará que las cicatrices se vayan....-Drew se concentro en un punto fijo de la habitación. No quería involucrarla en toda aquella mierda, pero ella no le estaba dando opción-... ¡Esta hecho y nada lo va a cambiar!
-Me mentiste....-Negó incrédula conforme viajaba a una de sus primeras noches en la finca-...Cuando  nos conocimos te pregunte si ellos te habían dañado de alguna forma física grave y tu contestaste que no.....Me has mentido desde que nos conocimos, ¡Jamás has confiado en mi!

El corazón de Drew se rompió en miles de pedazos en cuanto vio a la chica que amaba romper en llanto. Seguía dañándola, aun cuando le prometía que las cosas serian diferentes seguía causándole dolor.

-¡No!...-Le advirtió Dest en cuanto lo vio con intensión de abrazarla. Estaba harta de desconocer su pasado, harta de los secretos-....¡Vas a contarmelo! ¡Vas a ser honesto!....¡Y si no puedes serlo simplemente dilo! ¡Dilo y esto se acaba aquí!
-Tu no quieres saber eso Dest...-Nego hacia ella torturado-...Lo mejor para ti es...
-¡Deja de decidir por mi!....-Completamente fuera de si, se acerco a él y lo empujo con fuerza-...¡Solo yo se que es lo mejor para mi vida!, así que habla....¡Habla maldita sea!

Él se quedo muerto en vida por un largo momento, pero al final simplemente asintió. No había escapatoria, correr en círculos ya no tenia ningún sentido.  Destiny quería saber la verdad, así que se la daría, lo haría aunque eso significara perderla para siempre.

-Una alambrada de púas....-Soltó Drew de golpe conforme se alejaba de ella y se sentaba en el borde de la cama que había en la habitación-...El daño en mi espalda lo ocasiono una alambrada de púas.
-Hay mucho mas contexto detrás de ello, así que sigue.
-Mi comienzo en la academia no fue fácil, aunque eso ya lo sabes...-Evito hacer cualquier tipo de contacto con aquellos ojos azul mar. La despedida entre ambos dolería menos de aquella forma-...Tenia casi quince años cuando llegue a ese jodido infierno, no tenia este cuerpo, yo era débil....Fui victima de un sin fin de abusos por parte de los cadetes mayores, básicamente era el saco de box de cada uno de esos jodidos malnacidos, pero todo empeoro en cuanto una chica apareció.
-¿Chica?...-Dest sintió como una onda eléctrica recorría su espalda, pero ignoro la sensación entre parpadeos. No era momento para sus celos-...¿Había chicas en la academia?
-No, Caroline era la hija del director de la academia, el coronel Harrison Kähler....-Guardo silencio durante pocos segundos, llevaba tiempo sin pensar en aquella chica-....Ella era hermosa, era alta, con tes pálida como la luna, cabello negro como la noche y ojos azules como zafiros....Todos estaban enamorados de ella, incluso yo.....Caroline visitaba la academia tres veces por semana, se paseaba por los pasillos con un libro en la mano, ella era todo lo contrario a su padre.
-¿Fue tu primer amor?
-No, tu eres mi primer amor, ella fue mi primera ilusión...-La corrigió tajantemente-....Son cosas completamente distintas.
-¿Que tiene que ver ella en todo esto?
-Un día uno de los tantos imbéciles que me torturaban me reventó el labio, así que me dirigí a la enfermería....Choque con ella al dar vuelta en uno de los corredores y manche su vestido de sangre, pensé que ella enloquecería, pensé que me llamaría "bueno para nada" como lo hacia su padre con regularidad, pero no lo hizo....Ella simplemente me sonrió y sin decir nada mas saco un pañuelo de uno de sus bolsillos y retiro los restos de sangre de mi boca....Caroline hizo que mi corazón volviera a la vida en ese momento.
-Sigo sin entender que tiene que ver ella en todo esto....-Destiny no se molesto en disfrazar su tono mordaz. Le importaba una mierda que no fuera momento para sus celos-...Ve al punto.
-Caroline comenzó a buscarme después de aquel encuentro, eramos amables el uno con el otro, pero todo acabo en cuanto Harrison nos descubrió intercambiando un par de palabras en uno de los corredores....-La ira que trataba de mantener bajo control comenzó a renacer dentro de él. Volver a aquel tiempo era una tortura-...Él me dijo que no era digno de su hija, que Caroline jamas podría estar junto a un chico como yo, me advirtió que me alejara.
-Pero no lo hiciste.
-No, estaba enamorado de ella, la quería conmigo, así que seguí intentando....-Las palabras se quedaron atascadas en su garganta de un momento a otro. Había llegado la parte sádica de la historia-...Harrison envío a mi habitación a dos cadetes del ultimo año días después, ellos me sacaron de la cama tomándome por los brazos y me arrastraron hasta el jardín de entrenamiento....La temperatura era de diecisiete grados bajo cero y llovía, pero eso no les impidió dejarme en calzoncillos y lanzarme al fango....-Sonrió con lleno de rabia conforme negaba-...Ellos me obligaron a entrenar en esas condiciones, todo iba bien hasta que me encontré frente a frente con la enredaderas de púas....Lo hice, aun con la lluvia y el frió, me tire al suelo y comencé a arrastrarme por debajo de la alambrada....Recuerdo el dolor de las púas contra mi piel, honestamente era la clase de dolor tolerable, pero entonces paso....Los malditos hijos de puta enviados por Harrison se acercaron a los soportes de la alambrada y sin consideración se deshicieron de ellos, ocasionando así que la enredadera cayera completamente sobre mi.

Destiny sintió como su mundo se caía en pedazos al escuchar cada palabra de aquel sádico y cruel relato. ¿Cómo podían existir personas tan inhumanas?, se pregunto mentalmente conforme se abrazaba a si misma y trataba de no derrumbarse. Podía imaginarse a Drew dentro de aquel jodido lugar, podía incluso sentir su agonía y eso era mas de lo que podía soportar.

Inconscientemente comenzó a dar pequeños pasos hacia él, pero al final se detuvo justo a medio camino. Deseaba abrazarlo, deseaba besar cada centímetro de su piel lastimada, deseaba asegurarle que todo estaría bien, pero tenía que ser cuidadosa en el proceso y lo sabia a la perfeccion. Drew era un hombre terco y orgulloso, reconfortarlo en aquel momento solo desencadenaría un sentimiento de humillación en él.

Tenia que ser fuerte, tenía que mantenerse cuerda y escucharlo hasta el último minuto, luego y si Drew se lo permitía se encargaría de hacerlo sentir la persona mas amada sobre la jodida faz de la tierra. Aquel hombre era merecedor de todo lo bueno del mundo y estaba dispuesta a ser quien le brindara cada pequeño aspecto de felicidad. No pelearía mas contra lo que sentía, iba a amarlo, lo haría sin medida cada maldito y frustrante día por el resto de su vida.

-Chille como un cerdo a punto de ser asesinado....-Drew rompió el silencio tan repentinamente que Dest dio un leve brinco en su lugar. La voz de aquel chico estaba rota, sin vida-...El dolor era inimaginable, mi cuerpo estaba entumecido por el frió, pero aun así podía sentir como la piel se me desgarraba, como la sangre corría por mi espalda....Les rogué que pararan, implore por ayuda, pero ellos no hicieron mas que reírse y burlarse.....-Cerrando los ojos se preparo para cerrar su relato. Aquella era su parte favorita-....Estuve debajo de la alambrada durante dos horas, lo ultimo que recuerdo es la imagen de Harris y la mirada llena de lastima de Caroline...El jodido hijo de perra la obligo a verme en ese maldito estado, la llevo hasta el jardín y la planto frente a mi para que así pudiera ver lo insignificante que era, luego y tras cumplir su objetivo no dijo mas que un “¿Lo ves?, te dije que no era suficiente, no es nada”.....Me desmaye después de eso.
-Drew...
-¡No!....-Alzo la voz y se puso de pie antes de que ella comenzara con las típicas palabras de aliento. No necesitaba su compasión ni su lastima-....No quiero escucharte, no quiero que digas nada....Quisiste saber la verdad, ahí la tienes.... ¡Ahora solo vete y déjame solo!
-Alejarme de ti no es una opción y jamás lo será....-Dest modero su auto control y lentamente comenzó a andar. No estaba dispuesta a permitir que él pensara cosas equivocadas-....Nada de lo que has dicho a cambiado la imagen que yo tengo de ti, sigues siendo el mismo hombre para mi.
-¡No necesito tu lastima!, así que ahórrate todo esto.
-No hay lastima en mis palabras y eres consiente de ello, solo estas alterado por que tienes miedo....-La respiración de Drew comenzó a alterarse pero aun así siguió andando hasta tenerlo acorralado contra una de las paredes. Lo haría entrar en razón, no importaba lo que pudiera pasar-...Tienes miedo a que te de la espalda como ella lo hizo, porque fue lo que hizo...Ella no volvió a ti, ella opto por obedecer a su papi y no luchar, pero ¿Sabes? yo no soy Caroline Kähler....Yo soy Destiny Jonas, la chica que se interpuso ante un jodido loco solo para salvarte la vida, la chica que le hizo frente a su padre y se llevo una bofetada como recuerdo, la chica que le apuesta a este amor aun cuando hemos pasado por un montón de mierda.....Soy Destiny Nichol Jonas Cyrus, la chica que te ama y que jamás se irá de tu lado. 

Se paro de puntillas tras por fin confesarle su amor en voz alta, luego simplemente se inclino y deposito un pequeño y breve beso en los labios que llevaba tiempo sin tocar. Esperaba que aquello le hiciera abrir los ojos, esperaba que aquella pequeña muestra de afecto fuera suficiente.

-Nada de lo que has dicho a cambiado lo que pienso de ti, nada de lo que hayas vivido en el pasado hará que deje de amarte....Espero que un día puedas entenderlo.

Se dispuso a irse. Besándolo una ultima vez en los labios se dio vuelta y comenzó a caminar, pero al final no pudo llegar muy lejos y todo gracias a él. Drew la retuvo por la muñeca con un poco de violencia, luego solo la atrajo hacia si con fuerza desmedida y tomo su boca sin decir nada mas.

El beso fue hambriento y necesitado, fue un tanto brusco y descuidado, pero aun con ello ninguno de los dos opuso resistencia. Era lo que querían, lo que necesitaban, lo que habían esperado pacientemente durante todo aquel tiempo.

Dest dejo escapar un gemido en cuanto sintió como él la alzaba del suelo y comenzaba a moverse a través de la habitación. Sabia cual era el destino de aquel trayecto y si era sincera consigo misma no le preocupaba en lo mas mínimo. Necesitaba aquella cercanía, ambos ansiaban aquella intimidad y no estaba dispuesta a contenerse mas.

Sintiendo el suave colchón de la cama a su espalda, le enredo los brazos en cuello y lo pego mucho mas contra si. Tener a Drew de aquella forma era completamente embriagante y maravilloso, él estaba ahí, sobre ella, desnudo de la cintura para arriba. 

Habían tenido relaciones en el pasado, pero las cosas habían sido distintas entonces. La noche de su primera vez había sido tan desastrosa que ni siquiera había tenido la oportunidad de disfrutar de la vista. En ese momento era cociente de todo, de su calor, de su olor, de su suavidad, de su fuerza.

Maldijo entre dientes en voz alta al sentir como él dejaba su boca y comenzaba a arrastra los labios por los costados de su cuello. La temperatura en ella estaba subiendo y la humedad surgía al igual en algunas partes de su cuerpo. Era increíble como él podía hacerla perder la razón con un par de besos, era increíble como Drew tenia el total control de su existencia.

-Prométeme que no me dejaras....-Él susurro las palabras regresando a los labios que lo volvían completamente loco. Todo era subreal en ese momento, todo parecía salido de un sueño-...Por favor Dest, no me dejes.
-Jamas amor, nunca mas.

Volvió a besarla, pero fue mucho mas tierno y agradecido en esa ocasión. Destiny lo amaba, ella seguía  ahí después de escuchar gran parte de su mierda y no podía sentirse mas afortunado.  Aquella chica era su posesión mas preciada, porque si, ella le pertenecía, por fin podía reclamarla como "suya".  Contuvo un sollozo de alegría al pensar en aquella simple palabra y sin poder evitarlo esparció una serie de pequeños besos en el rostro que amaba. Se sentía como un niño durante la mañana de Navidad. 

-Estas temblando....-Le hizo saber  al sentir los constantes espasmos. Él simplemente se abrazo mucho más a ella y escondió el rostro en su cuello-..... ¿Estas bien?
-Solo necesito un momento....-Aseguro suavemente antes de besar tiernamente su yugular-....El miedo sigue recorriendo mis venas.
-No tienes nada que temer, nada me hará correr. 
-La cicatrices de mi espalda no son nada Dest....-Cerrando los ojos lucho por mantener sus demonios a ralla. Arruinar el momento era lo ultimo que deseaba-....Mi historia en ese lugar es atroz, he estado involucrado en cosas horribles....Me lastimaron Dest, tanto física como emocionalmente, yo....
-Shhh, basta....-Destiny negó con una pequeña sonrisa y busco el rostro que amaba, luego y tras tener aquellos ojos verdes sobre ella simplemente se inclinó y dejo un pequeño beso en su frente-....No importa que sea Drew, estoy aquí, este es mi lugar.....Pertenezco a tu lado, tu y yo estamos destinados, ahora lo se. 
-¿Cómo puedes estar segura de ello?
-Porque te amo y porque tengo una prueba mas a mi favor.
-Dest que....-Se quedo sin habla en cuanto Dest rodo sobre ambos y lo acorralo contra la cama. Ella tenía un brillo decisivo e incrédulo en la mirada-....Oh Jesús. 

No tuvo otra opción más que aclamar al señor de los cielos y todo gracias a la imagen que comenzaba a desarrollarse frente a sus ojos. La chica que amaba estaba ahí, sentada a horcajadas sobre sus caderas y sin más, estaba comenzando a liberarse de su camiseta. 

Lo primero que noto en cuanto la prenda estuvo fuera, fue la cicatriz que había quedado en Dest después del accidente. Inconscientemente estiro el brazo y acaricio la marca lentamente con la yema de los dedos. Jamás podría perdonarse aquello. 

-No estas observando lo que verdaderamente importa, tienes que aprender a ver mas haya de lo malo. 

Alzo la vista en cuanto la escucho hablar, tratando así de encontrar el significado de aquellas palabras. Todo fue completamente claro segundos después. 

Destiny  esbozo una pequeña sonrisa, luego simplemente ladeo un poco su cuerpo, dejando a así su secreto al descubierto. Drew no hizo gran cosa al principio. Él solo se quedo ahí, observando fijamente el dibujo trazado en la piel que amaba. Fue como detener el tiempo, ninguno movió alguna musculo después de eso.

Todo volvió a la normalidad en cuanto él comenzo a incorporarse hasta estar completamente sentado al filo de la cama. Ya ahí simplemente trazo el contorno del tatuaje con los dedos y paso saliva en seco. La vida vaya que seguía sorprendiéndolo. 

-¿Como es que esto esta en ti?
-Fue mi forma de dejar ir el pasado...-Explico Dest con cautela. Él se miraba sumamente afectado, lo mejor era ser cuidadosa-....Me convertí en un ser despreciable tras tu partida,  lastime a las personas que amaba, comience a mentirme a mi misma....Pensé que viajar a Italia me ayudaría, pero eso solo empeoro las cosas....Descubrí que podía tener lo que quisiera si me lo proponía, descubrí que había mucho mas chicos a mi alrededor....Trate de hacerlo ¿Sabes?, trate de olvidarte y pagarte con la misma moneda, pero no pude hacerlo....Supe que había tocado fondo cuando comencé a actuar como Susan Norton, fue ahí cuando me quebré por completo....Karlie, la novia de Cameron planteo una teoría en mi durante una de las noche en Italia....Ella dijo que tenia que canalizar todo mi dolor y hacerle frente, así que lo hice, agrupe todo mi dolor y encontré la forma de afrontarlo....Terminamos en un estudio de tatuajes, él chico me pregunto que era lo que quería y yo solo, yo solo pude pensar en ti, lo cual supongo era normal ya que tu habías sido el causante de todo mi dolor.....Al final opte por un águila porque si lo piensas tu eres exactamente como una....Eres decidido, fuerte, ágil, valiente, ingenioso y sobre todo libre.....Tatuarme fue resignarme y dejarte ir, pero ¿Sabes? aun con ello jamas perdí la esperanza de que volvieras a mi.....Las Águilas son fieles, ellas siempre regresan a donde pertenecen, justo como tu lo hiciste...Soy tuya y tu eres mio, eso nadie lo cambiara jamas....Tu eres mi águila Drew.
-Eres simplemente el ser mas maravilloso de este asqueroso mundo...-Drew negó entre lagrimas. Había fallado al tratar de contener su jodido sentimentalismo de mierda. Aquello era mas de lo que podía soportar-....Le has dado sentido a cada puto aspecto de mi vida y ni siquiera eres cociente de ello...-Se atraganto con su llanto sin poder evitarlo. Era afortunado, era incluso lo que seguía de eso-...Obtuve el tatuaje al convertirme en líder de mi escuadrón, ellos lo plasmaron en mi espalda como muestra de mi superioridad y poder, pero aun así nunca me sentí digno de portar algo como ello, yo no quería ser reconocido por mi supremacía, yo solo quería demostrar que no era la bestia que todos creían, yo solo quería ser bueno....-Lanzo una risa llena de melancolía conforme sorbía por la nariz. Era gracioso, no podía dejar de hablar-.....Tu llegaste cuando estaba dando mi ultimo aliento, cuando ya no tenia mas lagrimas que llorar, tu me bendeciste con el mejor regalo de todos, tu me diste un propósito....Tu has hecho que vuela a creer, tu me has convertido en la mejor versión de mi mismo, tu....Tu eres simplemente el mayor milagro que esta vida me ha dado.

Y lloraron, ambos lo hicieron, pero no por dolor sino por todo lo contrario. Lloraron porque por fin se sentían completos. 




 (Los Bieber *-* ...Lo siento estoy estoy emocionada, jamas creí ver a Nick y a Camila juntos en una foto) <3<3<3<3<3<3


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holiiiiiiiii.
Cap 55 listo chicas. 
Se que tarde un mes, pero creo que valió la pena. 
Bienvenida a la nueva lectora y a las viejas, no estaría mal que comentaran al menos un "Holi" :ppp 

Las quiero chicas y como repetidamente lo digo, gracias por tomarse el tiempo de leer. 

Ps: Les dejo mi Twitter y mi Facebook personal por si les interesa hacer amigos nuevos. 
Twitter <3
Facebook <3