domingo, 16 de marzo de 2014

¿Im Your Destiny? - Cap 16

-Eres demasiado….Bipolar. ¿Te lo han dicho?

La oración salió de la boca de Dest en un volumen bajo, apenas audible, pero no podía quejarse, era un milagro que tuviera voz y aliento después de lo que había pasado. El no besaba, lo que aquel malnacido hacía con su boca era algo más, algo mucho mejor.  Cerrando las manos en puños y conteniéndose para no tocarse los labios hinchados, recapitulo el intenso recuerdo que tenía y estaría en su cabeza para siempre.  Recordó como Drew no se había separado de ella en ningún momento, ni siquiera la había dejado tomar aire, había sido maravilloso, completamente maravillo pero a la vez malo.

La larga lista de razones que remarcaba los “por qué” aquello estaba mal estuvo a punto de aplastarla en una avalancha mental pero en ese instante él le alzo el rostro con un suave movimiento. Drew no se miraba arrepentido, más bien era todo lo contrario. Su rostro estaba relajado y sus ojos destellaban con un brillo de satisfacción pura.

-Me han acusado de muchas cosas…-Respondió con una media sonrisa, sin soltarla siquiera un poco-…Pero jamás de ser “bipolar”.
-Pues lo eres…-Espeto Dest inquieta-…En un momento estas aterrado, al otro enojado y después me besas…Es demasiado frustrante.
-Tú me resultas frustrante al igual…-Drew torno su mirada seria al susurrar-…No puedo describir la cantidad de cosas que me haces sentir.
-¿Cosas buenas o cosas malas?
-No lo sé.
-Bueno, al menos tenemos algo en común…-Aseguro irónica y rodando los ojos. Después solo pudo mirarlo con incomodidad-… ¿Por qué me besaste?
-¿A qué te refieres?
-Drew…
-Pensé que no tenía que haber una razón…-Se encogió de hombros con una sonrisa-…Tu lo dijiste.
-Eso solo aplica para los abrazos.
-Bien, entonces toma lo que paso como un abrazo…-Dest lo miro con frialdad. Al notar aquello Drew frunció los labios y sintió como un calor le recorría la espalda. Ella estaba pensando en Robert, ella se sentía culpable-…Sabes, no es necesario que te sientas culpable, tu imbécil novio no lo sabrá.
-¿Disculpa?...-Mascullo en cuanto el la soltó y se alejó. Por alguna razón sintió que la nube en la que flotaba desaparecía y caía de trasero al suelo-… ¡Quién diablos está hablando de Robert!
-No es necesario que lo menciones…-Ataco con la voz igual de amenazante que la de ella-…Tu expresión lo dice todo.
-Mi expresión no dice nada…-Dest lo tomo del brazo y lo obligo a mirarla-…Oh si, tal vez si dice algo…Dice que ¡No soy una maldita put*!, ¿Entiendes?....No soy la clase de chicas que solo besa porque sí, yo no veo los besos como un estúpido abrazo….¡Yo no soy como Suzan Norton!
-Oh, ¿Enserio?... ¿Tengo que recordarte la forma en la que te me lanzaste en la laguna?

Se quedó quieta al escuchar y tras asimilar simplemente le soto la mano, después y con una última mirada se dio vuelta y comenzó a caminar hacia la salida.

Drew no reacciono hasta que la vio desaparecer por las puertas del cine. Al hacerlo el aire abandono sus pulmones cruelmente, tan cruelmente que tuvo que sostenerse de la pared para no caerse. ¡Que rayos había hecho!, se gritó a sí mismo. Cerro los ojos y golpeo el concreto de la pared con el puño lo más fuerte que pudo. Era un imbécil, un maldito idiota que sin duda alguna se estaba volviendo loco. Ella tenía razón, no era como Suzan, no era como ninguna otra chica a la que hubiera conocido, pero no había pensado al hablar y todo por culpa del extraño sentimiento que le oprimía el pecho. Al pensar en Robert y en el chico misterioso que Mandy había mencionado aquella sensación palpitante en su corazón se había intensificado y lo había hecho decir estupideces, estupideces ella no merecía, porque no lo merecía, ella no lo había besado, todo había sido culpa suya.

“¿Por qué lo hiciste?, ¡Por que!” se repitió una y otra vez al echarse a correr hacia la puerta. Sabía que la respuesta no llegaría, pero aun así tenía la esperanza de conseguirla de algún otro lugar. Algo estaba pasando en el, algo que no era bueno. Siempre y durante sus 20 años había tenido el control de sus sentimientos y en ese momento sentía todo lo contrario, sentía que su control, su ira, su felicidad y su paciencia ya no dependían de él. Todo dependía de ella, de la chica que amenazaba con golpearlo a cada oportunidad.

Salió al exterior aun con su lio mental y miro hacia todas las partes posibles con desesperación, ella no estaba. Las manos comenzaron a picarle y un escalofrió retorció su columna vertebral. Sabía que aquella ciudad era tranquila y que Dest sabia cuidarse sola pero aun así…Un alardeo comenzó a escucharse en ese instante y lo hizo ponerse rígido. El sonido provenía de la calle que estaba al doblar la esquina, por un momento pensó en dejarlo pasar, después de todo podía ser cualquier cosa pero todo cambio en cuanto vio como algunos destellos de luz iluminaban la obscuridad de la noche.

Paso una mano por su cabello y gruño antes de echarse a correr. Cuando doblo en la esquina se encontró con la imagen que había esperado. Al menos 5 tipos se movían alrededor de Dest y disparaban fotografías sin piedad. Suspiro profundamente y cerro los puños con fuerza al presenciar por primera vez aquello.  Iba a matar a todos ellos si no se alejaban de ella, juro al comenzar a caminar, iba a quebrarles cada uno de sus huesos si no la dejaban en paz.

-¡Destiny!, ¿Es cierto que tu padre está en la quiebra?
-No tengo la menor idea…-Contesto  a los gritos lo más cortes que pudo sin dejar de caminar-
-¿Iras al evento de recaudación de este año con tus hermanos?
-Aun no hablamos de ello.
-¿Sales con alguien?
-¡No!, ahora por lo que más quieras imbécil, ¡Déjame en paz!

Dest camino mucho más rápido al gritar. Era el colmo encontrarse con esos tipos despreciables después de lo que Drew le había hecho, pensó conteniendo las ganas de llorar. En momentos como ese era cuando se odiaba a sí misma. No podía ser una chica normal que lloraba de regreso a casa, no podía ni siquiera lidiar con su decepción a solas, esos tipos estaban en su camino siempre, ellos y sus malditas cámaras, esos imbéciles y…

El trimulto de hombres la empujo de un momento a otro y la envió directo a la cera. Callo de rodillas he hizo una mueca de dolor al sentir como su carne se rasgaba. Los flashes se intensificaron mucho más después de eso, lo cual no le sorprendió en lo más mínimo. Las lágrimas comenzaron a rodarle por las mejillas por primera quiso desaparecer, quiso jamás haber existido, si vida era una mierd* y siempre seria de aquella manera.

Sorbió por la nariz aun llorando y se preparó para incorporarse y darles su peor cara a las cámaras, pero en eso una serie de gritos exploto entre todos. Alzo la cabeza y fue ahí cuando noto una cosa un tanto peculiar, las cámaras habían dejado de enfocarla a ella para tomar a Drew, a un Drew fuera de control. Las lágrimas se le cortaron y un pánico la invadió al asimilar lo que sus ojos veían. El, el chico que prácticamente la había llamado “Puta*” estaba ahogando a uno de los paparazis con sus manos, lo tenía contra la pared y sostenía su cuello con fuerza, con tanta fuerza que podía jurara que en cualquier momento los huesos se romperían.

No supo como pero se levantó del suelo y se hecho a correo o más bien a cojear hacia el montón de gente. Drew iba a matar a aquel hombre si alguien no interfería y no pensaba dejar que eso pasara, probablemente se merecía más que la cárcel por compararla con Suzan Norton pero lamentablemente no era tan cruel como para cobrárselas.

-Ahora no estás tan feliz, ¿Eh, hijo de put*?

Tras murmurar con la voz fría Drew alzo el cuerpo del hombre con sus manos y lo estampo con fuerza contra la pared. Los huesos crujieron y el tipo gimió de dolor pero no le importo incluso fue mejor, oírlo quejarse intensificaba sus ganas de matarlo, después de todo era lo que merecía. Aquel malnacido había empujado a Dest, la había hecho caer, la había hecho llorar y lo haría pagar, lo haría arrastrarse de dolor. Cerró los ojos y sonrió al sentir los latidos de su propio corazón. La adrenalina y la ira volvían a correr por su cuerpo, volvió a sentirse como en el pasado y eso era gratificante de alguna manera.

Abriendo los ojos y clavándolos en la mirada asustada del hombre que tenía frente a él, Drew tenso sus brazos y se preparó para lo que sea que se avecinara. Apretó sus manos en torno al cuello del tipo y este se retorció como un animal herido, rio roncamente. Quería que sufriera, que bramara como una maldita bestia, que…

-Oye, basta…

El susurro sonó a lo lejos, muy muy a lo lejos y como un pequeño eco. Se dio cuenta de que la voz provenía de uno de sus costados cuando dos pequeños brazos lo envolvieron por la cintura y le propinaron un pequeño jalón. Miro hacia la pequeña persona con ferocidad pero todo odio y cólera se evaporo al verla. Ella estaba ahí, de pie y se miraba bien, aunque….Estaba asustada, sus ojos gritaban miedo, miedo hacia él. Tomando aire y cerrando los ojos brevemente aflojo sus manos y dejo caer al hombre al suelo. Estaba pasando de nuevo, ella lo controlaba con una maldita mirada, ella era capaz de contener  a la maldita bestia que tenía dentro, ¡Como demonios era posible!

-¡Eres un maldito mocoso!...-Escupió el paparazzi con voz entre cortada desde el piso. Drew lo miro con desdén-
-Cierra la boca si no quieres que te deje sin ella…-Amenazado aun con odio-…No vas a volver a acercarte a ella, si lo haces juro por mi madre que te matare.
-Fue un accidente…-Replico el hombre aun jadeante-
-Bueno, yo no creo en ellos.
-¡Voy a hundirte en la cárcel!
-Nada de lo que hagas me tocara un solo pelo…-Drew sonrió y acomodo su camisa con egocentrismo-…Tengo el dinero suficiente para dejarte en la ruina si lo deseo.
-Drew, déjalo ya…-Dest le tomo la mano y como era natural el obedeció de manera instantánea. Pero fue ahí cuando el tipo con la garganta destrozada reacciono-
-Sabía que te conocía de alguna parte…-Grito al verlos darse vuelta-…Tienes su misma mirada y eres una bestia como el… ¡Eres igual que tu maldito y asqueroso padre!

Las palabras fueron un latigazo en la espalda de Drew y sin más soltó la suave mano que sostenía la suya. Se dio vuelta y regreso al hombre a la pared en menos de un parpadeo, luego solo se acercó a él hasta casi rozarle la nariz con la suya.

-Número uno, no insultes a mi padre si aprecias tu miserable vida….-El paparazzi tembló. Drew paso saliva y sonrió con malicia-…Y número dos, te equivocas, no soy como el….Yo soy mucho peor.

El tipo estuvo a punto de replicar pero cayó al suelo inconsciente gracias al puñetazo sé que impacto en su rostro a media palabra. Todos guardaron silencio después de eso y las fotografías cesaron por completo. Al darse vuelta Drew  tomo la mano de Dest con sumo cuidado y comenzó a andar, no sin antes mirar al resto de las personas con desprecio y decir…

-Si vuelven a acercarse a ella terminaran peor que ese hombre…-Sonrió al sentir como ella entrelazaba los dedos con los suyos-…Y por si les queda duda…No soy como mi padre.





****************


-No creo que esto sea necesario tío Justin, he comprendido el mensaje y…
-Se lo que es ser joven, hijo….Así que no voy a arriesgarme.

Justin lanzo la última almohada al sofá tras terminar hablar, momentos después se irguió y observo su creación con aceptación. Wrath por su parte hizo una mueca incomoda y rasco su cabeza unas cuantas veces. ¿En verdad lo iba a obligar a dormir en el sofá?

Suspirando y caminando a la que iba a ser su “cama” por el resto del fin de semana recordó lo loca que había estado su tarde. Aún seguía sin comprender de donde había sacado el valor suficiente para decir la verdad, aquel había sido su mayor secreto durante un año y de un momento a otro, ¡Pum!, salía a flote como si se tratara de cualquier cosa. Aunque tenía que aceptar que no se arrepentía de nada, o eso creía. Sonrió levemente y observo con recelo al hombre que tenía frente a él.

Era difícil no ruborizarse y reír al recordar la larga y bochornosa charla que ambos habían tenido en aquel sucio y pequeño bar. Era increíble la cantidad de cosas que su increíble “tío” había preguntado a lo largo de la tarde, pensó. Había cuestionado cada cosa posible con preguntas básicas como ¿Desde cuándo sientes eso?, ¿Ella siente lo mismo?, ¿Qué ha pasado entre ustedes?. Lo difícil he incomodo había llegado después de eso. Los consejos y las típicas amenazas paternas habían surgido, aquella era la razón por la cual iba a quedarse a dormir en un maldito sofá. Frunció los labios inconscientemente. Todo aquello era estúpido, él no era un maldito depravado como Nicholas, jamás se atrevería a tocar a Mandy, no sin tener una relación sólida, todo ese numerito de “precaución” era completamente innecesario.

-Sé que probablemente este exagerando…-Justin se dejó caer en el extremo libre del sofá al hablar, luego palmeo la espalda de su sobrino-…Pero no puedo evitarlo, lo comprenderás cuando seas padre.
-No me incomoda…-Aseguro Wrath con solemnidad. Luego miro sus manos-…Aunque debo aceptar que me siento ofendido, ¿Parezco un adolecente que no respeta los valores morales de una familia?
-Cuando estás enamorado, no respetas absolutamente nada…-El humor apareció en el rostro de Justin-…Créeme lo viví, te conviertes en otra persona y actúas sin pensar.
-Yo nunca haría algo que denigrara a Amanda.
-Lo sé, es por eso que estoy de tu lado.
-¿Lo estás?...-Los ojos de Wrath destellaron al ver a su tío asentir con una sonrisa-… ¿Eso quiere decir que aceptas todo esto?
-No tengo opción Wrath, nunca la he tenido….He visto a mi hija salir con un imbécil tras otro y no podía hacer nada al respecto, pero aun así no le tomaba tanta importancia y ¿Sabes por qué?
-No.
-Porque al ver los ojos de Mandy sabía que todos aquellos idiotas no pasarían de un momento…-Respondió suavemente-…Esto, esto es diferente, si lo que me has contado es cierto, esto podría funcionarle…Por eso y porque eres un hombrecito genial estoy de tu lado.
-No lo sé tío Justin…-Wrath suspiro y dejo caer la cabeza en el respaldo del sofá-…Ella no quiere escucharme, no soporta que este cerca, no sé qué hacer.
-Te diré un secreto hijo…-Justin se cruzó de brazos y rio roncamente-…Eso significa que te quiere cerca, muy muy cerca.
-¿Cómo lo sabes?
-Porque Sel hacia lo mismo…-Se limitó a contestar-…Y porque es mujer, todas las mujeres son complicadas y contradictorias…Solo tienes que tener paciencia, pero aun así puedes jugar sucio algunas veces.
-Mamá me dijo lo mismo…-Tras hablar suspiro con sentimiento-…Pero lo hice y todo se volvió peor de lo que estaba… ¡Ella comenzó a salir con Eddie!.... ¡Como rayos puedo manejar eso!
-Bueno eso es fácil solo…-Justin frunció el entrecejo, luego solo miro a su sobrino con confusión-…Un minuto, ¿Eddie?, ¿Eddie Sanders?
-Sí.
-Hijo, eso es imposible.
-No trates de hacerme sentir mejor tío Justin…-El adolecente frustrado se puso de pie y negó conforme recordaba la escena-…Yo los vi, ambos estaban besándose…Ella estaba sobre el… ¡Justo en el maldito sofá donde voy a dormir!
 -Wrath cálmate, eso no puede ser.
-¡Sobre el tío Justin!, Ella estaba sobre él y…
-Es gay.
-¿Ah?...-Justin se encogió de hombros con una sonrisa-...Eso no puede ser cierto.
-Pues lo es…-Aseguro mientras trataba de no echarse a reír-… ¿Por qué crees que dejo que pase tiempo con Mandy?...Hijo, si ese chico no fuera gay le patearía el trasero.
-Eso quiere decir que…
-Que su jugada sucia fue mejor que la tuya.
-Santa. Jodida. Mierda…-Wrath paso saliva y se dejó caer en el sillón de nuevo. Momentos después simplemente miro al hombre que tenía a un costado-…Tu hija es malvada.
-No, simplemente estaba celosa…-Hizo una mueca de dolor y se estremeció actuadamente-…Las mujeres celosas son peores que las malvadas.
-Quisiera hacerla pagar por todo lo que sentí…-Justin alzo una ceja tras el susurro. El chico rubio sonrió nerviosamente al notarlo-…Pero no lo hare.
-Más te vale, porque si mi hija derrama una sola lagrima por ti te…
-Déjame adivinar… ¿Me patearas el trasero?
-No. Te matare.
-Oh, mucho mejor…-Ambos se echaron a reír. Justin suspiro y se puso de pie-
-Todo saldrá bien Wrath…-Lo animo con voz cálida-…Solo es cuestión de ser paciente y listo, recuerda todo el que te dije…Ahora, me iré a dormir, todo esto aún me tiene en shock.
-¿Tío Justin?
-¿Hum?
-¿Puedo tomar una ducha antes de dormir?...-El hombre con tatuajes fulmino a su sobrino con la mirada desde las escaleras. Wrath se encogió de hombros-…No puedo dormir sin darme un baño.
-Que lastima, tendrás que hacerlo hoy.
-Vamos tío Justin, es solo un baño…Mi habitación esta al final del pasillo.
-Bien…-Gruño-…Tienes 30 minutos, ningún segundo más…Si no estás en ese sofá en 30 minutos no te gustara lo que hare.

Wrath asintió tímidamente y se movió con agilidad hacia la escalera. Conforme ambos subían no hubo ninguna palabra, todo cambio al llegar al pasillo. Amanda salió de su habitación con unos pantalones de franela purpura y una camisa vieja de base ball. Tenía el cabello mojado y un semblante moribundo y enfadado. Al estar frente a ella los dos hombres se detuvieron en seco y se miraron entre sí sin saber qué hacer. Justin alejo la mirada mientras que Wrath hundió las manos en sus bolsillos y aclaro su garganta.

Mandy simplemente bufo y rodo los ojos. Lo único que le faltaba era aquello. Una bonita reunión familiar en el pasillo.

-Hola…-Saludo con voz pastosa y amarga. Los dos tipos respondieron con la misma palabra al mismo tiempo, cosa que la hizo fruncir el entrecejo-… ¿Están bien?
-Claro, ¿Por qué no deberíamos estarlo?...-Contesto Justin a la defensiva mientras pasaba la mano por su cabello-…Quiero decir, no es como si hubiéramos hecho algo malo o…
-Papá…-Mandy se acercó mucho más y entorno la mirada-… ¿Bebiste?... ¿Quieres que llame a mamá?
-No, estoy bien…Yo solo trato de decir que…
-¿Por qué mejor no duermes un poco, tío Justin?...-Wrath sugirió aquello con fastidio he incomodidad notoria. El hombre con tatuajes gruño como respuesta-…No queremos que comiences a decir cosas sin sentido ¿Verdad?

Justin rodo los ojos infantilmente y mascullo un silencioso “30 minutos” antes de echarse a andar hacia su habitación. Wrath suspiro al estar libre de la mirada de su tío, pero su poca paz se evaporo en cuento regreso la mirada a la chica que tenía frente a él. Ella estaba cruzada de brazos y lo miraba con sus enormes ojos verdes atentamente. Sonrió al notar como lo escaneaba de arriba abajo y se dijo que era cierto, ella se preocupaba por él aunque no lo aceptara, ella también lo amaba.

-¿Qué es lo que  le pasa?...-Mandy rompió el silencio con voz afilada, tratando de no mostrar el pánico que sentía. El olía a alcohol y se miraba increíblemente hermoso ¿Habría salido con Natalie de nuevo?-…. ¿Y bien?
-No tengo la menor idea…-Mintió encogiéndose de hombros-…Acabo de llegar, probablemente solo este estresado o algo así.
-¿Estabas fuera?
-Si, en fin…Hablamos luego, tengo que tomar un baño…Necesito quitarme de encima algunas cosas.
-¿Bebiste?...-No pudo evitar preguntar. Wrath se detuvo frente a su habitación y la miro implacablemente-
-Si…-Volvió a mentir. “Esto es por Eddie”, pensó.-…Si, lo hice.
-Pero tú no bebes.
-Siempre hay una primera vez para todo, eso me ha quedado muy claro este fin de semana.
-Te estas convirtiendo en Nicholas…-Soltó con voz cruda. Las lágrimas estaban comenzando a aparecer-…No lo hagas.
-Pese que eso era lo que querías, dijiste que vivía bajo la sombra de Nick.
-No, no quiero eso.
-Entonces, ¿Qué es lo que quieres?

Mandy pudo haberle contestado, pero aun no tenía una respuesta concreta así que simplemente agacho la cabeza. Todo estaba peor que antes en su cabeza. La revelación de su madre había empeorado mucho más las cosas. La decisión de mantenerse alejada se había manchado de duda gracias a aquella “fabulosa historia de amor”, en ese momento su cabeza estaba dividida en dos partes, la que decía “No seas estúpida y aléjate” y la que simplemente gritaba “Amalo y déjate de estupideces”.

El suspiro de Wrath la hizo regresar, él la miraba con impotencia y el simple hecho estuvo a punto de hacerla llorar ahí mismo. Por un momento pensó en gritarle que lo amaba, que cada minuto del día pensaba en él y que eso nunca cambiaria, pero a cambio de eso simplemente tomo aire y musito…

-No bebas Wrath, no necesitas eso para ser un chico maravilloso.

Después de eso, sonrió y se dio vuelta. Wrath la miro alejarse y no sonrió hasta estar dentro de su habitación. Mientras se desvestía se dijo que en definitiva no todo estaba perdido, lo único que hacía falta era paciencia y él la tendría, por ella, por ambos.




****************


“Debí haberlo matado, debí haberlo hecho”, era lo único que Drew podía pensar mientras limpiaba las heridas de las rodillas de Dest.

Después del incidente la había arrastrado a un pequeño restaurante loca y ya ahí se había dedicado a valorar su estado. Su ira había regresado al sentarla en una silla y mirarla con detalle. Destiny estaba pálida y sus ojos se encontraban enrojecidos he hinchados, sin contar que el hermoso vestido blanco estaba manchado de sangre y sus rodillas prácticamente desechas. 

Frunció los labios con fuerza al cerrar el botiquín que había tomado prestado y trato de convencerse a si mismo de que aquello no era su culpa, pero como lo esperaba fallo en el intento. Él la había orillado a salir corriendo, si no hubiera sido por su estúpida boca ella estaría, feliz y sonriendo como siempre. Tomando aire alzo la vista y se preparó para sufrir con la imagen que lo esperaba. Dest seguía con el semblante sombrío, tenía las manos en su regazo y miraba hacia el vacío.

Maldiciendo se puso de pie y la tomo en brazos para trasladarla a uno de los cajones vacíos del restaurante. Ya ahí, la dejo con cuidado en la superficie acolchonada y trato de encontrar alguna cosa que decir. Lo único que deseaba era que ella hablara, que volviera a reaccionar…Que no lo odiara.

-Yo…Dest, escucha…
-Quiero ir a casa…-Destiny apenas movió los labios al mencionar. Drew suspiro-
-¿Por qué no comemos algo antes?
-No. Solo quiero ir a casa.
-Destiny…
-Solo te estoy haciendo un favor, tu sabes, no querrás que vuelva a lanzarme sobre ti como una maldita perr*

La frialdad y crueldad de las palabras dejaron a  Drew sin aliento, pero lo que termino de desarmarlo fueron las lágrimas que llegaron después. Ella comenzó a llorar, primero con pequeños gemidos, luego con grandes lamentos. La opresión que sintió en el pecho al verla fue tan dolorosa que pensó que lloraría al igual, era la segunda vez que la veía en ese estado, la segunda vez que provocaba su llanto y no podía tolerarlo.

Maldiciéndose a sí mismo se desplazó por el espacio que los separaba y sin pensarlo envolvió sus brazos en torno a ella. Destiny encajo perfectamente en su pecho, justo como en la primera vez que se habían abrazado, era tan perfecto que un jadeo se estancó en su garganta. Tenerla ahí, protegida, lo hacía sentirse fuerte, completo, no podía describirlo y estaba harto de ello. La meció unos momentos y murmuro algunas cosas que suponía que la harían sentí mejor, pero eso solo empeoro el llanto. Cerro los ojos con fuerza y dolor, si ella no paraba de llorar iba a colgarse a si mismo de un maldito árbol.

-Deja de llorar…-Pidió sin dejar de mecerla-…Por lo que más quiera deja de hacerlo….No quería decir esa estupidez, me salí de control, soy un idiota, perdóname, solo deja de llorar.
-Estás, estás haciéndolo de nuevo…-Dest tartamudeo entre las lágrimas. El la apretó mucho más-
-¿Hacer qué?
-Confundirme… ¡Comportarte como un maldito bipolar!

No podía negarlo, era cierto, pero no tenía la menor idea de por qué se comportaba de esa manera, no solía ser tan variable, no solía cambiar de humor tan fácil. Una vocecita le dijo que era la falta de droga y se repudió al considerar la idea, pero tenía sentido, mucho sentido. No se había inyectado, fumado o inalado alguna sustancia en todo el fin de semana y aquello siempre habida sido la solución a la ira y la frustración que solía sentir. Negó con coraje conforme el llanto de Dest cesaba poco a poco. Había sido tan estúpido como para creer que podía estar limpio por un fin de semana, era un monstro y los mostros cargaban con el infierno siempre, no importaba lo fuerte que algunas personas los hicieran sentir en ocasiones.

-Tienes que comer…-Murmuro cuando ella se calmó. Dest negó-
-No tengo hambre.
-Por favor…-Imploro al separarse un poco y mirarla a los ojos-…Por mí.
-No puedo.
-Si lo haces, te contare el por qué me he comportado extraño o al menos el por qué creo que lo hago.
-No quiero saber nada.
-Sabes que eso no es verdad…Por favor Dest.

Ella suspiro con resignación y se separó por completo de él, lo cual Drew tomo como un “si”, así que sin esperar nada más alzo una mano y llamo a uno de los empleados.

10 minutos después ambos estaban comiendo uno frente al otro. La pasta y las verduras se veían apetecibles a simple vista pero ninguno de los dos les presto mucha atención. Destiny estaba a punto de dar su cuarto bocado cuando Drew suspiro.

-Comencé a drogarme poco después de cumplir 15 años…-Soltó con voz monótona. El brócoli con mantequilla de Dest se quedó a medio camino-…Estábamos en prácticas en exteriores, era invierno, estábamos a almenos 15 grados bajo cero y había tormenta…Resbale en un pequeño risco y me rompí la pierna derecha…-Observo la pasta con salsa de tomate de su plato y sonrió-…Estábamos lejos de la academia y no lograríamos regresar hasta el día siguiente por la tormenta, la morfina se nos había terminada así que literalmente bramaba de dolor como una bestia…Me inyectaron heroína para mantenerme calmado, la mierd* me anestesio y calmo el dolor, pude dormir esa noche gracias a ella.
-Entiendo…-Susurro en un hilo de voz-
-La segunda vez fue gracias a una bala…-Drew llevo su mano derecha hasta su hombro izquierdo y bajo la tela de la camisa para dejar al descubierto una cicatriz-…Perforo el tendón, lo cual significa que incluso después de haber cicatrizado y sanado dolía como el infierno….La marihuana es buena para los problemas musculares, así que comencé a fumarla.  
-¿Por qué me dices todo esto?
-Porque quiero que comprendas la situación lo más posible.
-¿Qué tiene que ver esto con tus cambios de humor?
-Mucho en realidad….-Drew llevo se llevó su cerveza a los labios y le dio un gran trago-… La droga para un soldado es un milagro al principio, te hace sentir bien físicamente y al igual te hace olvidar lo miserable que es tu vida, pero nunca te imaginas que las cosas pueden cambiar…-Su mirada se tornó seria-…Para cuando pude reaccionar ya era un adicto, administrarme cualquier tipo de esa mierd* se había convertido en una rutina para mí, ya no podía parar, era un maldito drogadicto.
-No hables así…-Dest frunció los labios y lo miro con comprensión-…No fue tu culpa.
-Sí, si lo fue…Me deje llevar por el dolor que sentía, quería borrar a mis padres y a Mandy de mi cabeza, así que seguí y seguí…-Miro sus manos un instante-…Mi cuerpo se hizo dependiente Dest, al igual que mi cabeza…Eh intentado dejarlo pero no he podido con la etapa de desintoxicación, mi estado de ánimo comienza a cambiar y después llega el dolor físico…Es como regresar al infierno.
-Por esa razón tío Justin encontró la hierba en tu bolsillo…-Dijo sin aliento. El asintió-…No lo haces porque lo desees, lo haces porque lo necesitas.   
-Debo admitir que cuando llegue a aquí era una mescla de “Querer y Necesitar”…-Drew sonrió y negó unas cuantas veces-…Odiaba la idea de regresar, odiaba el hecho de volver a ver a papá…Pero después todo cambio.
-¿Desde cuándo?
-Desde que te golpe en gimnasia…-El recuerdo lo hizo arder por dentro-…Estaba fuera de mi cuando me lance sobre ti, en verdad quería parar pero no podía…Por primera vez sentí miedo.
-Luego te patee el trasero…-La sonrisa apareció de nuevo en el rostro de Dest. Drew la imito inconscientemente-
-Así es, pero después vino la pelea con  papá. Con eso me dije que tenía que parar, que no podía seguir siendo dependiente de una maldita sustancia… Así que trate, pero al final no podía soportarlo, si no me inyectaba o fumaba terminaba siendo estúpido y agresivo…Hacia idioteces.
-¿Cómo cuál?
-Como lanzarme sobre tu novio…-Las palabras fueron difíciles pero logro mencionarlas con mordacidad-…Quería romperle la cara, el insinuó que yo te había puesto una mano en sima.
-¿Estabas limpio en ese momento?...-Dest suspiro al verlo asentir-…Ahora entiendo tu humor.
-El humor solo es el comienzo, luego sigue la agresividad y al final está el retorcerme de dolor y fiebre.
-¿Cuánto llevas limpio en este momento?
- 5 días, contando el de hoy.
-¿Cómo has podido soportarlo?
-¿En verdad quieres saberlo?
-Claro…-Ambos se miraron unos segundos. Drew termino por aclarar su garganta y tomar aire-
-Gracias a ti.

Destiny emitió una risita chillona al escuchar, pero al notar la seriedad y seguridad en el rostro de Drew todo humor se fue. Él hablaba en serio, pero no entendía nada, ¿Qué podía haber hecho ella para ayudarlo?, lo único que había hecho en todo ese tiempo era entrometerse en su vida. ¿Eso era ayuda?
-No logro entender en que pude contribuir.
-Si te soy sincero yo tampoco…-Drew frunció el entrecejo y se concentró en los rombos que estaban dibujados en el mantel-…Todo es extraño, lo único que puedo decirte es que desde que te conocí todo es mucho más fácil.
-¿En qué aspecto?
-En el de controlarme…-El silencio reino unos minutos, luego el siguió con voz temblorosa-…Desde que me llevaste a la finca todo comenzó a tornarse diferente, desde ese día descubrí…Descubrí que tú eres capaz de hacer lo que la droga hace en mi…Tú me controlas como si fueras un mando a distancia.
-Eso no es verdad…-Replico Dest algo impactada. ¿Se había vuelto loco?-…Yo no hago nada, yo…
-Destiny, estuve a punto de matar al fotógrafo…-Ambos se miraron a los ojos con seriedad. El cerro los puños sobre la mesa-…Juro por dios que iba a hacerlo, lo único que quería era romperle el cuello por lo que había hecho, quería verlo sangrar y reírme después de eso…Pero luego tu apareciste y con un simple “Basta” hiciste que parara.
-Eso no significa nada, pudo haber sido cualquiera…
-Cuando el golpe al hijo de put* que trato de abusar de Mandy sentía lo mismo que con ese paparazzi…-Los ojos de Drew se oscurecieron totalmente tras el recuerdo-…Deje en coma al chico Dest, lo hizo aun cuando las personas me dijeron que parara, aun cuando Mandy me grito una y otra vez que lo hiciera…Así que, no es cuestión de cualquier persona, es cuestión tuya.
-No sé cómo sentirme respecto a esto…-Murmuro ella algo incomoda al pensar-…No sé si es un alago o algo así.
-Probablemente pensaras que estoy demente, porque yo lo hago…-El soltó el aire contenido y se llevó las manos a la cabeza-…El punto es que, desde el día de la finca me fue más fácil vivir sin droga, comencé a disminuir las dosis, pensé que las cosas funcionarían bien, pero con lo que paso esta noche veo que estoy a punto de pasar el límite de nuevo.
-¿Eso qué significa?
-Que volveré a mi rutina tradicional…-Drew sonrió con dolor al ver la preocupación en el rostro de Dest, luego solo alargo su mano hasta tomar la suya-…No te preocupes, todo estará bien.
-Creí que yo era de ayuda…-Replico con seguridad-…Hare cualquier cosa, no tienes por qué volver a hacer eso, yo puedo…
-Todo estará bien Dest.
-Pero…
-Oye…-Él se deslizo por el cajón hasta esta junto a ella, ya ahí sonrió-…Ya haces suficiente soportándome, no necesito nada más….Si te soy sincero podría tratar de seguir limpio pero no quiero arriesgarte, ni a ti, ni a Mandy, mucho menos a mamá….Es mejor ser precavido.
-Entonces… ¿Volverás a inyectarte?
-Probablemente, pero reduciré la dosis, tratare de dejarlo poco a poco.
-Y… ¿Volverás a tener sexo con Suzan?


Drew creyó no haber escuchado bien pero al ver el azul oscuro en los ojos de Dest supo que no había ninguna equivocación. Se tensó por completo y se alejó un poco de ella. El sexo siempre había sido una ayuda extra para controlarse pero pensar en tenerlo con Suzan después de todo lo que le había hecho a Destiny resultaba desagradable. Suspirando se dijo que, probablemente tendría que encontrar a alguien más. La idea para sus sorpresa no resultaba agradable como en las otras ocasiones, era como si no deseara a nadie, como si no pudiera considerar estar con una chica, ¿Qué pasaba?, ¿Se estaba volviendo Gay?

Dest bufo sonoramente, lo cual lo hizo mirarla. Ella negaba lentamente con la cabeza conforme engullía un trozo de zanahoria con mantequilla. Sonrió ampliamente. Era un pequeña niña hermosa, incluso estando enfadada he incomoda. El deseo de besarla volvió repentinamente en menos de un parpadeo y tubo que resistirse. Necesitaba llegar a casa he inyectarse lo antes posible. Esa extraña sensación apariencia inesperadamente y se volvía más fuerte. Terminaría haciendo una estupidez si no se apresuraba y si eso pasaba no se lo perdonaría nunca.

-Puedes ir con ella si lo deseas…-La voz de Dest fue desinteresada. Drew parpadeo como si lo hubieran golpeado-
-¿Disculpa?
-Dije, que puedes ir con Suzan, al parecer te deje pensando en ella…-Un trozo más de zanahoria llego a boca de Dest.-…Puedo regresar a casa sola.
-No digas tonterías…-Contesto con algo de enojo e indignación-…Suzan no me interesa.
-Pues antes lo hacía.
-¿Cómo sabes que tenía Sexo con ella?...-Ella se encogió de hombros con el mismo aburrimiento en el rostro lo cual hizo que Drew quisiera maldecir-
-Creo que me quedo muy claro cuando vi su romántica escena en gimnasia…-Se limitó a contestar-…Y bueno, por si eso no fuera poco ella se lo dijo a todo el grupo de porristas lo cual significa que todo el mundo lo sabe…Por cierto, quiere ir contigo al baile.
-Pues se quedara esperando, ella no me interesa.
-Tuvieron Sexo, tiene que interesarte.
-No, en realidad no…-Drew quiso que se lo tragara la tierra cuando ella lo miro sorprendida-…Escucha Dest, esa actividad es irrelevante para mí, si te soy sincero solamente la hago porque me ayuda a mantenerme tranquilo, no es nada más que una acción física, solo eso.
-¿Crees que es un acto vacío?
-Exacto.
-Vaya…

Dest quiso dar su punto de vista respecto al tema, pero lamentablemente no tenía ninguno. Bebió por  la pajita de su bebida y frunció el entrecejo un poco. Lo único que sabía por lo que había leído alguna vez era que había una línea delgada entre tener “Sexo” y “Hacer el amor”. Aunque no lo sabía a ciencia cierta debía aceptar que creía en la teoría, pero aun así medito profundamente la opinión de Drew. ¿Qué pasaba si las palabras de Drew fueran ciertas?, ¿Y si los libros no hacían más que endulzar las cosas a su modo?. Un leve recuerdo llego a su cabeza y  la hizo suspirar. Si tan solo hubiera accedido a continuar, si tan solo hubiera sido valiente aquella noche, sabría lo que en realidad era tener sexo.

-¿Soy demasiado inhumano?...-Las palabras la sacaron del trance. Al parpadear Drew la miraba con tensión acumulada-
-No…-Contesto con simplicidad-…Supongo que estas en lo cierto.
-De cualquier forma, no es lindo, ni siquiera agradable… No al menos conmigo.
-¿Qué quieres decir?
-Nada, olvídalo…-Él sonrió forzadamente y miro hacia los platos de comida-…Termina de comer, es tarde, tengo que llevarte a casa.
-¿Y qué pasa si quiero postre?
-Ammm, bueno…
-Una cena no es una “cena” sin postre…-Dest lo estructuro con la mirada y alejo su plato vacío de vegetales-…Quiero helado de Vainilla con chocolate y nueces encima.
-No creo que sea buena idea…-Opino algo nervioso y serio, luego solo paso saliva y trato de sonar razonable-…Es demasiada azúcar y…
-Escucha, creo que es momento de dejar en claro dos cosas…-Ella levanto la mano y dos de sus dedos-…Numero uno: Como lo que se me da la gana, cuando quiero. Numero dos: No me gusta mencionar ese defecto en mi salud…Así que, quiero helado de vainilla con chocolate y nueces encima…Además, creo que lo merezco después de todo lo que ha pasado.
-Si mueres te dejare en el piso…-Mascullo el entre dientes mientras alzaba la mano hacia para pedir-…Y cuando me pregunten el por qué moriste, diré que resbalaste.
-¡Oye!, soy capaz de morir de una forma más digna que esa.
-Sí, claro.
-Voy a estar bien…-Dest sonrió y le tomo la mano por debajo de la mesa para llamar su atención-…No eres el único que se inyecta mierd* para sobrevivir ¿Recuerdas?

El suave tacto de la mano hizo que Drew se estremeciera y la mirara. Al hacerlo se arrepintió por completo. Ella se miraba cansada, su maquillaje estaba corrido y las marcas de las lágrimas seguían en sus mejillas pero aun así sonreía, sonreía de una forma tan limpia y hermosa que lo hacía querer lanzarse sobre ella. Sus labios volvían a llamarlo tentadoramente, pero no podía caer, no de nuevo.

Para su suerte o desgracia el mesero llego en ese mismo momento, así que no tuvo otra opción más que romper toda conexión entre ambos y deshacerse de la ridícula idea de besarla de nuevo.

Regresaron a casa en taxi después de que Dest terminara su enorme helado. El camino fue silencioso, ninguno de los dos dijo mucho. Cuando entraron al recibidor eran exactamente la 1:54 am, no había sonido alguno, las luces estaban apagadas y….Wrath dormía en el salón. Ambos se miraron entre sí con confusión y tras no encontrar una respuesta lógica comenzaron a caminar hacia la escalera.

Drew subió cada escalón con una sola cosa en la cabeza. Todo se había acabado, el día había llegado a su fin y no podía hacer nada al respecto. Alzo la cabeza y observo a Destiny. Ella cojeaba conforme subía, su cabello estaba alborotado y sus ojos se cerraban por el cansancio. Apretó los dientes sin poder evitarlo. Había arruinado la noche por completo, su padre tenía razón después de todo, nadie podía estar a salvo a su lado, absolutamente nadie, ni siquiera ella.

Cuando estuvieron frente a la habitación de Mandy, Dest junto el valor para mirarlo. Había evitado hacerlo en todo el camino ya que la simple idea de alejarse de él era extrañamente dolorosa. Él estaba a un par de metros con las manos en los bolsillos y el rostro contraído. Tuvo que pasar saliva y tomar aire para soportar el dolor que se clavó en su pecho. ¿Qué diablos le pasaba?, se volverían a ver por la mañana, ¡Por qué rayos no quería dejarlo ir!

-Lamento lo de tu motocicleta…-Dijo con voz suave. Drew alzo la mirada-…No me lo perdonare si algo le sucede.
-Solo es un trozo de metal Dest, no es importante…-Aseguro él aun tenso, luego de algunos minutos suspiro-…Yo lamento absolutamente todo.
-¿Qué quieres decir?
-Arruine las cosas…-El azul y verde de sus miradas se conectaron-…La noche fue una mierd* gracias a mí.
-¿Eso es lo que piensas?
-Destiny, soy un imbécil…Arruine la película con mis malditos traumas, luego te ofendí y ocasione que una bola de malnacidos te acorralaran como un animal y por si eso fuera poco, casi mato a un hombre…Hice que esta noche fuera…
-Intensa…-Dest interrumpió con una sonrisa, luego se encogió de hombros-…Intensa he interesante…Fue genial.
-Sabes que no es así…Te lastimaron, te hice llorar…No te protegí, no puedo cuidar de nadie.
-Basta…

Ella recorrió los pocos metros que los separaba y le coloco las manos en el pecho. Drew contuvo el aliento instantáneamente y se perdió en sus ojos. La temperatura subió y su corazón comenzó a latir desbocando  cuando noto como la pequeña y frágil chiquilla que tenía frente a él entre abría los labios. El deseo volvió a surgir pero como lo temía, lo hizo más intensamente que antes. Tenía que alejarse de ella, por su bien, por el de ambos.

-Golpeaste a un hombre frente a cámaras fotográficas, casi lo asesinas y no te importo nada, ni siquiera lo que pasaría contigo después de eso…-La voz de Dest se entrecorto. Quisiera aceptarlo o no era lo más lindo que alguien había hecho por ella-…Lo hiciste, lo hiciste por mí y ¿Aun piensas que no eres capaz de protegerme?
-Eso no significa nada…-Mascullo con dificultad como respuesta-…Si no hubiera sido por mí, nada de eso hubiera pasado…. ¡Dios!, no debí haberte insultado.
-No lo hiciste, solo dijiste la verdad….Es cierto, no puedo presumir mi “Moralidad” cuando me lance sobre ti aquel día…Supongo que Suzan y yo no somos tan diferentes después de todo.
-¡Y una mierd* si no!...-Espeto el con ira y ojos abrazadores-…Tu eres mejor que ella, mejor que cualquier otra…-Inconscientemente alzo las manos y le enmarco el rostro cuidadosamente-…Eres especial, eres inocente, tan inocente que apenas y puedo tocarte…Eres todo lo contrario a mí y por eso debes de alejarte.
-No puedes decir eso…-Ella susurro las palabras en cuanto lo sintió alejarse-…No después de todo esto…Somos mejores amigos, somos…
-¡No somos nada!...No podemos serlo, conmigo solo estarás en peligro, ¡Mira todo lo que ocasione esta noche!
-Drew no sabes lo que dices.
-Sí, si lo se…-Aseguro con voz cortante antes de alejarse mucho más-…Ahora ve a dormir, lo necesitas.
-¡Tú no sabes lo que necesito!
-Sí, necesitas alejarte de mí.
-¿A sí que es todo?...-Dest alzo la voz al verlo abrir la puerta de su habitación-… ¿Renuncias a mí?, ¿A nuestra amistad?, ¿Al alivio que te hago sentir?.... ¿Prefieres drogarte y tener sexo con unas malditas zorr** en lugar de intentar sobrellevarlo juntos?
-No voy a arriesgarte.
-¡Deja de decidir por mí!
-¡No!, tu deja de ser tan terca…-Drew miro sobre su hombro tan fríamente que Dest se estremeció-…Volveremos a nuestra rutina normal, será mejor de esa manera…Me lo agradecerás algún día, ya lo veras.

La puerta de la habitación de Drew se cerró dejando a Dest con un sinfín de cosas que decir atascadas en la garganta.

Bufo exasperada y paso las manos por su enredado cabello. Él era un maldito bastardo, un hijo de put* que creía que podía darle ordenes, pero estaba equivocado, aquella era la gota que derramaba el vaso. Estaba harta de ser siempre la chica obediente, estaba harta de seguir órdenes estúpidas, de ser ingenua, de ser débil.

Cegada por la ira y esa sensación de rebeldía nueva camino con paso firme hacia la puerta por la cual Drew había desaparecido. Al entrar tubo que parpadear unas para enfocar su visión. La habitación estaba relativamente obscura, solo había una pequeña lámpara encendida a un costado de la cama. Reprimió una mueca de disgusto al ver el interior del lugar. Todo era frio y solitario. Las paredes eran azules, el suelo tenía una alfombra gris. No había ningún rastro de objetos íntimos, ni fotografías, ni trofeos de baseball. Solo era una maldita habitación solitaria con una cama grande de sabanas negras.

La puerta de lo que parecía ser el baño se abrió y dejo al descubierto a un Drew sin camisa y visiblemente nervioso. Dest gimió suavemente al ver la liga que colgaba de su antebrazo y la jeringuilla con líquido cristalino que sostenía. Él se paralizo al escucharla y la miro con ojos desorbitados. La sangre se fue de su cuerpo al notar la expresión aterrada de su rostro. ¡Que mierd*s estaba haciendo ella en su habitación! ¡Por que tenía que ser tan terca!

-¡Deshazte de eso ahora mismo!...-Ordeno Dest lo más fuerte que pudo antes de que el pudiera mencionar alguna blasfemia-… ¡Suelta esa mierda ahora!
-Sal de mi habitación…-Pidió Drew tratando de mantener el control. Estaba hirviendo de ira pero no por ella, sino por el mismo.-…Por favor sal de mi habitación.
-¡No voy a moverme de aquí!, ¡No voy a dejarte solo!
-Solo vete…-Imploro con voz entre cortada a punto de estallar-…Por lo que más quieras Nichol, ¡Solo vete!
-Oblígame.

La mirada retadora y el tono seco de Destiny fueron suficientes para que él se perdiera por completo. Se lanzó literalmente sobre ella y trato alzarla con un solo brazo. La quería fuera de ese maldito lugar, su habitación no era más que la entrada al abismo, ella no podía estar ahí, ella se merecía algo mucho mejor. Forcejeo agiblemente hasta que por fin pudo tomarla de la cintura, pero en ese instante ella actuó.

En un movimiento completamente inesperado Dest lo pateo en el estómago y aprovecho el titubeo para arrebatarle la jeringuilla de la mano, cuando tuvo la maldita mierd* en su poder tomo toda la fuerza que le quedaba y la lanzo lejos.  Drew vio volar la llave que lo llevaba al infierno y se quedó sin aire, necesitaba aquello, iba a enloquecer si no se inyectaba. Sin titubear dejo a Destiny en el suelo y se dio vuelta para recuperar su tan preciado bálsamo, pero ella fue más rápida y se interpuso en su camino con la respiración entre cortada. Le coloco las palmas en el pecho, una en el pectoral derecho la otra en su tatuaje, luego y como último recurso lo miro con decisión he imploración.

-¡Basta!...-Grito ella en un hilo de voz-… ¡Basta con demonio!...Eres mejor que esto, puedes soportarlo, sé que puedes, creo en ti.
-¡Quítate de mi camino!
-¡No!
-¡Aléjate de mí Destiny! … -Drew gruño y entrecerró los puños. Le rezo a dios, solo quería que ella se fuera-….Dest…
-Puedo ayudarte, voy a ayudarte, soy mejor que cualquier droga…Solo mírame, mírame.

Y lo hizo, él lo hizo. La miro, guardo en su memoria cada movimiento que ella realizo, desde el instante en el que sonrió hasta cuando sin previo aviso comenzó a besarle el pecho. La tensión lo golpeo de nuevo al sentir aquello y lo obligo a alejarse, pero no le sirvió de mucho ya que la pared que estaba a su espalda lo detuvo. Cerró los ojos con fuerza y negó frenéticamente, no podía permitir que ella lo tocara una vez más, la falta de sexo y drogas haría efecto si sentía sus manos de nuevo y se convertiría en una bestia. Lagrimas picaron en sus ojos de un instante a otro, luchar contra la necesidad de tenerla era incluso más doloroso que todas la heridas que había recibido en el ejército, pero tenía que hacerlo, no importaba que se volviera loco en el intento.

-No me toques…-Susurro aun con los ojos cerrados. Dest parpadeo impactada-…Por favor no me toques.
-Drew, puedo hacerlo, yo…
-¡No quiero que hagas nada!, ¡Solo vete!
-Bien…-El rechazo se instaló tan dolorosamente en el corazón de Destiny que las lágrimas saltaron de sus ojos sin previo aviso. Había sido una idiota.-…Lo siento, en verdad siento no ser lo que necesitas.

Y fue ahí cuando todo se volvió rojo para Drew, la razón que quedaba en su sistema murió y solo quedo la necesidad, la salvaje necesidad que sentía por ella, porque la necesitaba, ella era lo único que necesitaba en ese momento.

La tomo con brusquedad del brazo y la obligo a regresar frente a él, ya ahí y después de maldecir un “Lo siento” la beso como nunca antes lo había hecho. Ella sabía a vainilla y sal. La combinación de la felicidad y el dolor estaban en su boca y la hacían más deseable de lo que ya era. Dest lanzo un gemido ahogado en cuanto sintió como el profundizaba el beso y la alzaba del piso con rapidez innecesaria. La lista de razones por las cuales tenía que mantenerse alejada resurgió en su cabeza en cuanto sintió las suaves sabanas en su espalda. Su conciencia comenzó a hacer su trabajo y le exigió que se pusiera de pie, pero era imposible, no había vuelta a atrás, iba a pasar, por fin iba a pasar.

Cerró los ojos y disfruto las extrañas sensaciones que comenzaban a surgir dentro de ella. Todo era tan extraño, tenía calor, esa clase de calor que subía por el cuerpo cuando tenías gripe y había humedad en….Los pensamientos se cortaron en seco cuando sintió como una mano fuerte se deslizaba por sus piernas. Jadeo que sorpresa y miedo cuando su ropa interior desapareció con un jalón. ¡Le había arrancado la ropa interior!. Se separó del beso y lo miro. El jadeaba y tenía la mirada desorientada, pensó en preguntarla si estaba bien, pero no se lo permitió, el volvió a besarla y la aplasto contra el colchón incluso más de lo que ya lo había hecho.

Alzo las manos aun aturdida por el agresivo beso y trato de alejarlo, pero el gruño como respuesta y la inmovilizo con suma facilidad. Las alertas se encendieron en todo su ser al verse completamente indefensa, Drew le sostenía las manos por encima de la cabeza y literalmente la ahogaba con su peso. Estaba completamente fuera de control y no sabía si eso era bueno o malo.

-Drew…-Murmuro en cuento el dejo sus labios para concentrase en su cuello-…Drew, despacio…Drew, mírame.

Pero no funciono esa vez, el siguió con su tarea sin importarle absolutamente nada, como si no fuera capaz de escucharla. No quería tener miedo, no quería estar asustada, pero era inevitable cuando él no reaccionaba. Así no eran las historias que había leído, se suponía que él tenía que ser tierno, tenía que ser dulce, tenía que…

-¡Ah!

Exclamo al sentir aquella boca en uno de sus pechos. La sensación era tan carnal y placentera pero aun así intimidante. ¿Así era como se sentía?, ¿De eso se trataba el sexo?.  Se removió y sollozo debajo de él hasta que no le quedaron fuerzas. Todo era tan contradictorio, quería que el siguiera pero a la vez que parara, sentía placer pero también miedo mucho, mucho miedo. Abrió los ojos como platos y contuvo la poca respiración que le quedaba al verlo bajarse los pantalones, con esa simple imagen el miedo se trasformó en terror. Él era imponente y amenazador, él iba a hacerle daño.

-Tienes que parar…-Dest lo miro con imploración-…Por favor.
-No puedo…-Logro responder con dificultad conforme se cernía sobre ella-…Quiero hacerlo pero no puedo, lo necesito, te necesito.

Después de eso el volvió a besarla con necesidad he impulso sus caderas con fuerza. Ambos maldijeron y se tensaron al mismo tiempo, pero cada uno por distintas razones. Drew por placer, Dest por dolor. El dolor que la inundo fue completamente distinto a cualquier otro que hubiera sentido. Era agudo, constante, insoportable y se incrementaba con cada movimiento que el hacía.

Cerro los ojos y dejo escapar algunas lágrimas. ¿Por qué él no se detenía?, Se suponía que tenía que detenerse y preguntarle si estaba bien, pero no lo hacía, el solo se movía cada vez más rápido. Peleo de nuevo y trato de recuperar sus  brazos lo cual milagrosamente funciono. El la dejo libre, al sentir los jaloneos pero aun así siguió embistiendo una y otra vez. Dest sabía que podía deshacerse del el, lo había ensayado miles de veces con su entrenador personal, solo bastaba con darle un golpe en las costillas pero no lo hizo, ni siquiera termino de pensar en la posibilidad y todo gracias a una punzada de placer. La sensación la impacto como una ola inesperadamente y la hizo estremecerse, el dolor desaparecía poco a poco y era sustituido por eso, una sensación indescriptible que la hacía desear más. Jadeo y la encajo las uñas en la espalda en cuanto sintió un espasmo en su interior. El gruño y aumento los balanceos lo cual la hizo arquearse y lloriquear. Era como si necesitara algo y solo pudiera recibirlo del él, del chico que la había tratado como una cualquiera en su primera vez.

Drew abrió los ojos en ese instante y la miro, lo cual termino por deshacerla. El simple color de sus ojos llego a su alma he hizo que todo en ella explotara. Todo su cuerpo se convulsiono y la venda que cubría su corazón cayó. Se abrazó con fuerza a el justo cuando lo sintió convulsionarse justo como ella, luego de eso simplemente se quedó así, con el entre sus brazos y viendo hacia el techo. La cabeza le daba vueltas, era como cuando se inyectaba insulina. No tenía la menor idea de lo que era real o no, solo sabía una cosa o más bien dos. La primera, había perdido la virginidad de una forma completamente inapropiada. La segunda: Estaba perdidamente enamorada del chico que se la había arrebatado.

 --------------------------------------------------------------------------------------------

Si. Lo se, se que soy una desgraciada por dejarlas colgadas, pero mi salud no estaba bien, sufro de migrañas intensas así que estaba indispuesta, lo siento.

Como ven el capitulo fue largo he interesante, se que me odian por dejarlo así pero no me importa jajajaj....Disfrutenlo chicas y déjenme saber lo que piensan.

Las quiero chicas :3




17 comentarios:

  1. Que te pasaaaa, no puedes terminar asi :O
    mal nacida te tardas un siglo y lo dejas asi T.T
    te vas a morirr ya vas a ver
    BUENOOOO pobre dest y que afortunada Dest n.n
    AYYY me encanto ahora toca mandy y wrath
    AHORA POR FAVOR SIGUELA HOY ANDA NO SEAS MALAAA
    QUE ME DEJAS CON UN TRAUMA Y TODA LA COSA T.T

    ResponderEliminar
  2. OMG!! Noooooooooooooooooooooooooooooooo..!! eres muy cruel..lo dejaste en la mejor parteeeeeee!! me quede en shock...la verdad no me imagine que la primera vez de Dest fuera de esa manera :o ...no quiero ni imaginarme lo que va a suceder mas adelanteeee, CONTINUALA PRONTO NOS LA DEBES POR DEMORARTE TANTO :(((

    ResponderEliminar
  3. AHHHHHHH se me olvido decirrrr
    NO USARON PROTECCIÓN :o :/// O.O

    ResponderEliminar
  4. Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!! no puedes dejarlo ahiiiiiiiiiiii....NOOOOOOO...no puedo creer me parecio muy salvaje espero que despues de eso Drew no la evite por sentirse mal porq estoy casi segura que se sentira culpable por no haberse podido "controlar" pero quiero mas partes HOT...!! SIII..CONTINUALA PRONTOOOOO NO DEMORES MUCHOOO

    ResponderEliminar
  5. Siento la necesidad de querer matarte cada vez que subes un capítulo muy bueno. Sube ya.

    ResponderEliminar
  6. AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH

    ResponderEliminar
  7. DEST Y DREW FOREVER
    QUIERO NILEY :C

    ResponderEliminar
  8. yo exijo que sea DEST Y DREW

    ResponderEliminar
  9. Dijiste que no demorarías ¬¬

    ResponderEliminar
  10. Vi ese tweet . QUEDE MAL. SUBE YA

    ResponderEliminar
  11. Mujer que te cuesta subir...

    ResponderEliminar
  12. AHHHHH te cuesta subir.!! !!

    ResponderEliminar
  13. Oye ya no demores :c tu dijiste que no lo harías.

    ResponderEliminar