viernes, 6 de junio de 2014

¿Im Your Destiny? - Cap 22

“Estoy abajo,
¿Cuánto me harás espera esta vez?
Espero que no sea demasiado, estoy hambriento”

La boca de Dest se secó conforme leía cada palabra, luego y con una sonrisa tímida camino hasta estar frente a su ventana. Movió las cortinas, entonces lo vio. Justo ahí, en su jardín, luciendo simplemente perfecto con aquella camiseta azul y una gorra de baseball vieja. Él alzo la vista como si pudiera sentirla y sonrió, le sonrió de aquella maldita forma que la hacía desvariar. Negando y conteniendo las ganas de responder de la misma forma  alzo sus manos y le indico los minutos que tardaría en bajar.

Comenzó su rutina matutina después de eso, aunque debía captar que lo hacía con más rapidez de lo habitual. Era increíble lo que pasaba cuando se estaba enamorada, pensó al tomar un cepillo y peinar su alborotado cabello. Habían pasado dos días desde que ambos se habían “sincerado”, dos días desde que él le había dicho que la quería, tan solo dos días y  eso había sido suficiente, suficiente para terminar amándolo mucho más de lo que ya lo hacía. Él era perfecto y por alguna razón la hacía sentir de igual manera. Aquellos dos días habían sido maravillosos, sin peleas, sin miedo, sin nada, solo habían existido ellos dos, ni siquiera el incidente con Justin los había lastimado, bueno no del todo.

Hizo una mueca desagradable frente al espejo tras el recuerdo. Aquello había sido duro, no podía negarlo, aun tenia presente la ira contenida y la frustración de Drew. No lo culpaba, por primera vez no lo hacía. Si era sincera consigo misma tenía que aceptar que a ella también le había afectado, el hecho de saber que sus tíos no aprobaran la posibilidad de que ambos estuvieran juntos era doloroso y desconcertante. ¿Qué había de malo?. Drew era un buen chico si le dabas la oportunidad, lo había comprobado en todo aquel tiempo y más en los pasados dos días. Él había tomado muy enserio su plan para ser mejor persona, soportaba los repentinos ataques que le proporcionaba la desintoxicación y había cambiado algo de su humor. ¿Por qué Justin lo podía ver aquello?, ¿Por   su propio padre no podía dejar el pasado atrás? 

Negó un par de veces y suspiro antes de correr hacia su armario y tomar una chaqueta. Buscarle alguna respuesta aquello era desgastante, tenía que dejar de hacerlo, Drew la había hecho prometer aquello. Sonrió al recordar a aquel chico y se obligó a sí misma a darse mucha más prisa. Se colocó la chaqueta, los zapatos y cepillo sus dientes en menos de 5 minutos, al finalizar hizo algo que jamás en su vida había hecho y eso era mirarse por segunda vez en el espejo. No supo si sentirse molesta al ver su imagen. Nunca había sentido la necesidad de aprobar su aspecto, nunca había sido vanidosa pero, en ese momento, se sentía necesario.

-Te ves hermosa amor.

Parpadeo, lo hizo un par de veces pero se arrepintió de haberlo hecho en cuanto noto la imagen de su madre en el espejo. Maldijo, lo hizo de mil formas diferentes al notar como la puerta de su habitación se cerraba, estaba acorralada, no había escapatoria, no esa vez.

-Buenos días mamá…-Dijo con una sonrisa fingida al darse vuelta y encararla-…Estaba a punto de bajar.
-Sí, eso parece.
-¿Sabes?, tengo que irme, hay un examen en…
-Deja de evitarme.
-¿Ah?
-Dije que dejes de evitarme…-Miley frunció los labios y trato de mostrarse feliz-…Soy tu madre, no podrás ignorarme toda la vida.

Lo sabía, Dest lo sabía, pero se había negado a considéralo en todo aquel tiempo. Tomo aire, una larga bocanada y trato de no temblar al ver como su madre se sentaba en la orilla de su cama. ¿Qué iba a hacer?, había planeado evadir aquella situación a toda costa, había hecho hasta lo imposible por no encontrarse con su madre en una habitación más de 10 minutos y en ese momento estaba ahí, frente a ella.

-Mamá no te estoy evitando, es solo que he tenido muchas cosas en la cabeza.
-¿Sabes cariño?, creo que es tiempo de que sepas que mientes igual de mal que tu padre…-Él sarcasmo de Miley hizo que la valentía de su hija se encogiera-...Eres mi hija, te conozco perfectamente, sé que algo te está pasando.
-Mírame mamá….-Se apuntó con desesperación-…Estoy bien, estoy entera, ¿Qué podría haberme pasado?
-Hay algo en ti Destiny, algo que ha cambiado, solo necesito saberlo para…
-Termine con Robert…-Miley cerro la boca inmediatamente. Dest por su parte  rogo a los cielos para que su cuartada funcionara-…Eso es lo que pasa, termine con él.
-¿Estas bien?
-¿Por qué no debería estarlo?
-El…El primer rompimiento no es fácil…-Tartamudeo, ella lo sabía más que bien-…Puede llegar a ser insoportable y doloroso. 
-Mamá, no es el fin del mundo….Él es solo un chico y yo soy solo una chica, creo que podremos superarnos…Además, terminamos en buenos términos.
-¿Buenos términos?....-¿Qué clase de primer amor había tenido su hija?, pensó Miley impactada-…Eso quiere decir que…
-Que estoy bien. Si, lo quería debo aceptarlo, pero es pasado y ahí se quedara.

¿Lo quería?, ¿En verdad había dicho eso?, se preguntó conforme contenía el asco que inesperadamente se había acumulado en su boca al decir aquello. No, no había querído a Robert y en ese momento se daba cuenta de ello, lo que había sentido por él había sido una mezcla entre apreciar y admirar. Él querer o incluso el amar era mucho más fuerte que aquellas dos cosas, lo tenía muy claro, lo había descubierto en todo aquel tiempo.

Paso saliva y sostuvo con mucha más fuerza su mochila al ver como su madre se ponía de pie y ajustaba su bata de dormir. ¿En verdad era tan mala mintiendo, ¿Tan importante era para su madre el saber lo que pasa en su vida?

-Estoy aquí para ti si lo necesitas…-Miley se encogió de hombros aun aturdida-…Si llegas a extrañarlo o sientes que te deprimes solo…
-Mamá…-Dest camino hacia su madre y le tomo una de sus manos. Seguía sin entender por qué tanta preocupación-…Simplemente no era el indicado, estoy perfectamente bien y ten por seguro que no me deprimiré.
-Eso espero.
-Solo no te preocupes…Ahora, tengo que irme, Drew esta abajo…Tú solo ve con papá y dale la hermosa noticia de que Robert ha desaparecido de mi vida.
-¿Drew está afuera?....-Pregunto sorprendida. Destiny asintió desde la puerta-… ¿Desde cuándo te lleva al colegio?
-Desde hace un par de días…-La respuesta fue baja y titubeante-…Aun le cuesta trabajo adaptarse, creo que le viene bien mi compañía.
-Entiendo…Solo prométeme que no lo dejaras meterse en problemas.
-Hare todo lo que este en mi manos mamá.

Sonrió forzosamente y abrazo a su madre con rapidez después de eso, luego solo troto escaleras abajo.

El sol brillaba cuando salió al jardín. Iba a ser un día típico de Julio en Texas, un día perfecto para nadar. Sonrió tras la idea sin poder evitarlo, la última vez que había tenido ese plan todo había salido mal, bueno no del todo. Había conseguido un par de besos maravillosos, un par de besos que seguían grabados en su cabeza, sin duda alguna tenían que volver a la laguna.

Una de las puertas de la enorme camioneta negra que estaba aparcada en su jardín se abrió y la saco de sus pensamientos, fue ahí cuando él apareció de nuevo. Drew bajo del auto con agilidad y la digna imagen de una estrella de televisión, luego de eso la observo con su ya típica expresión impaciente y preocupante. No entendía el por qué él hacia eso. Solía mirarla como si no pudiera esperar a verla, como si temiera que algo pudiera pasarle, no importaba donde o con quien estuviera, él siempre la miraba de esa rara y dulce forma.

-Veinticinco minutos…15 más de los que habías prometido, eso es un record.
-No fue mi culpa…-Dest trato de no reír al ver la expresión indignante que el tenia-…Mamá entro a mi habitación y decido que quera momento de mantener una charla “Madre he hija”
-¿Estuvo mal?
-No tienes idea, odio mentirle.
-Dest, podemos decirle la verdad…-Aseguro con voz sedosa y una sonrisa nerviosa-…Yo puedo…
-No se trata de ti Drew se trata de mí, así que olvídalo….Ahora, entremos al auto, llegaremos tarde.

Drew asintió y se dispuso a rodear el auto para abrirle la puerta, pero ella se adelantó y lo hizo por si sola dejándolo como un idiota.

Mascullo una blasfemia y miro al cielo antes de imitarla y encender el auto. ¿Por qué ella tenía que ser tan malditamente frústrate y aun así perfecta a la vez?. Los dos días que habían pasado después de la hermosa noche en el sofá habían sido una completa novedad para él. El querer a alguien desencadenaba cosas que jamás había sentido, cosas como celos, preocupación, cosas de las que se había burlado en el pasado y en ese momento lo tenían dominado. Suspiro levemente y la miro de reojo al salir del jardín de sus tíos y comenzar a tomar el sendero. 

Ambos habían estado demasiado juntos en aquellos dos días y habían compartido algunos contactos íntimos, pero aun así sabía que ella se contenía, lo hacía al igual que él. Los días habían comenzado como aquella mañana, pasaba por ella, llegaban al colegio, se despedían con un abrazo o apretón de manos, almorzaban juntos, iban a comer después de clases y al finalizar cada quien se dirigía  a su respectivo hogar. Era ahí cuando el contacto íntimo aparecía, en ese momento, justo cuando ambos se miraban dentro de la camioneta y sabían que era tiempo de separarse era cuando la brutal necesidad de tenerse los invadía, pero eso no era suficiente no para él.

Paso saliva y aprovecho una luz roja para encender la radio y poder mirarla libremente. Estaba harto de fingir indiferencia, estaba harto de no poder tomarla de la mano abiertamente, incluso estaba harto de no poder sentir celos con libertad. Cada mañana tenía que soportar las miradas que los chicos le lanzaban, miradas de las que ella no era consiente, tenía que soportar verla saludando a los imbéciles del equipo de básquet ball o al pequeño he insignificante tipo del laboratorio de química que le giñaba el ojo cada vez que la veía, tenía que soportarlo y todo ella. Desde la mañana después de dormir juntos aquella pequeña y frustrante chica había mejorado su forma de vestir considerablemente, lo cual le parecía estúpido. Ella era hermosa justo como era, ella lo ponía a mil con sus Jeans y camisetas, ella no necesitaba maquillaje, ni zapatos altos y mucho menos shorts cortos… ¡Como los que llevaba en ese momento!

La respiración se le corto y casi pisa el acelerador al asimilar mucho mejor las prendas que ella portaba. Llevaba una playera sin mangas blanca debajo de una chaqueta de cuero negra, las cuales combinaban con su short negros y sus botas color marrón, se miraba malditamente Sexy, con tan solo verla los vaqueros comenzaron a quedarle pequeños en cierta parte del cuerpo, ¡Pero que rayos estaba pensando aquella imprudente!

Piso el acelerador de nuevo y se obligó a sí mismo a calmarse, tenía que ver el lado bueno, al menos su cabello seguía siendo el mismo, aquellas hondas seguían rebeldes y alteradas. Tubo que contener las ganas de soltar el volante y acariciarla.

-Le dije a mamá que termine con Robert….-Dest soltó aquello de golpe, lo cual ocasiono que el auto se sacudiera por un trastrabille en la velocidad-…Oye, no quiero morir tan joven.
-En ese caso no deberías de soltar esa clase cosas cuando estoy conduciendo…-Se quejó. La mención de aquel nombre lo ponía de mal humor, bueno en realidad la mención de cualquier otro nombre que no fuera el suyo lo hacía-… ¿Por qué lo hiciste?
-Por qué no me iba a dejar en paz hasta que le diera una posible razón por la cual me estoy comportando extraña… ¿Crees que me comporto extraña?
-No.
-¡Ahí esta!...-Exclamo exasperada-…Ella es la única que lo cree… ¡Dios!, insinuó que podría deprimirme por el rompimiento.
-¿Y no lo estás?
-¡Por que debería estarlo!
-Porque  lo querías…-El no pudo evitar apretar el volante con fuerza. No debía de explotar-…Creo que es obvio.
-Yo no lo quería…-Contrataco Dest con el mismo asco de horas atrás-…Yo solo…
-Lo protegías, cuando alguien protege a otra persona es porque la quiero o incluso…Por que la ama.
-Yo nunca lo…
-¿Recuerdas cuando lo encontré encima de ti sobre el capo de su coche?...-La miro con dureza y rabia, sin importarle nada, ni siquiera el hecho de poder matar a alguien mientras conducía-…Te dije que lo asesinaría si volvía  a tocarte de ese modo, ¿Recuerdas que fue lo que dijiste?....Dijiste que era tu novio y que podías hacer lo que quisieras con él, luego cerraste los puños dispuesta a arrancarme la cabeza…Lo hiciste por él, porque lo querías.

Se quedó lívida, se quedó en un punto muerto. Quería contradecirlo, quería gritarle que aquello no era cierto, pero no encontraba la forma de hacerlo. En su interior lo sabía, jamás había querido a Robert, solo había sido un capricho, una terquedad absurda, si era cruel que lo llamara de aquella forma pero era la verdad. Trato de hablar, pero a media palabra el dejo de mirarla y se concentró en conducir. Aquello la acobardo mucho más, lo estaba alejando, él se estaba alejando.

No hubo más que una vieja canción Country en todo el trayecto al colegio. Al llegar la camioneta se apagó y ambos se dedicaron al ver a los alumnos ir y venir. Tenían dos opciones: Afrontarlo o ignorarlo y lo segundo nunca era bueno, no para personas como ellos.

-No lo quería…-Dest miro sus manos, las cuales estaban en su regazo-…No encuentro las palabras para explicarlo, pero sé que no lo quería… ¿Y sabes por qué?...-El no hablo-…Lo sé porque lo que sentí aquella noche en mi jardín no se compara con lo que siento cada vez que alguien intenta dañarte….-Las lágrimas comenzaron a picarle en los ojos-…Aquello no se comparó con lo que sentí cuando tío Justin encontró la hierba en tu bolsillo, o cuando Robert te golpeo en gimnasia, o cuando me entere de toda la mierd* por la que habías pasado en esa put* academia…Quise salandrear a tu padre, quise patear el trasero de Robert y sobre todo quise y quiero asesinar a todos los hijos de put* que te lastimaron en ese maldito lugar….El sueño que tuve hace dos días era sobre ti, soñé que te golpeaban frente a mí, soñé que te trataban como un maldito animal y yo no podía hacer nada….Sé que no quise a Robert, lo sé porque nada que le pasara me haría sentir como lo hice al despertar aquella noche, nada me haría sentir miedo, dolor ni impotencia.

Al terminar tomo una gran bocanada de aire y se limpió las lágrimas. Bien, para no tener ni la menor idea de cómo expresarse había resultado bien. Espero unos segundos, cuando pudo respirar con normalidad, tomo su mochila y abrió la puerta del auto. Drew se movió entonces, en un parpadeo alargo su brazo y cerró la puerta de nuevo, luego de eso solo pudo tocarle el rostro con suavidad, aquello hizo que ella lo mirara y se diera cuenta del sentimiento que había en sus ojos verdes.

-¿Por qué mierd*s siempre te hago llorar?

Dest se encogió de hombros y lanzo una pequeña risita, eso fue suficiente para que él se doblegara por completo. Se inclinó para poder besarla, pero se detuvo a medio camino. No quería arruinar las cosas, no quería orillarla a tomar una decisión en medio un montón de chiquillos, no quería…La sonrisa que ella le brindo lo hizo olvidarse de todo, momentos después sintió un suave beso en los labios que lo hizo perderse  mucho más. Lo había besado, frente a todos, ¡Lo había besado!

-Esperar a que anochezca es demasiado para mi…-Dest suspiro y volvió a besarlo suavemente-…No creo poder soportarlo más.
-En todo este tiempo pensé que yo era el único que se sentí así….-Sonrió tímidamente y le beso la nariz-…. ¿Qué pasa si alguien nos ve?
-Drew son las 8 de la mañana, nadie pone atención a estas horas y si lo hacen no me importa.
-Prácticamente soy tu profesor.
-Lo eras…-Lo corrigió ella burlón, sus clases de gimnasio habían terminado. Drew rodo  los ojos-…Y lo fueras o no, me gusta sentirme mala de vez en cuando. 
-¿Por eso el cambio de ropa?
-¿Ropa?....-Dest se miró. El hizo lo mismo-… ¿Crees que no ponerme vaqueros es un acto de rebeldía?...Solo trataba de verme bien. 
-Te vez bien de ambas formas, pero tus vaqueros son más seguros.
-¿De qué me protegen?
-De golpes, raspaduras…-Aclaro su garganta y trato de sonar desinteresado-…Y de las miradas de algunos idiotas.
-Solo quería captar la atención de una persona.
-¿Se puede saber quién?
-Creo que lo sabes.

Drew parpadeo perplejo y enrojeció de pies a cabeza, ella aprovecho eso para besarlo y poder salir de auto. Ya afuera Dest negó y acomodo su chaqueta. Era nuevo sentirse de aquella forma, era nuevo pero le gustaba.

-¿Crees que podamos ir a la finca después de comer?
-Si es lo que quieres lo haremos….-Drew sintió un golpe de satisfacción al verla sonreí-
-Bien, necesito hablar de algunas cosas y enseñarte otras cuantas, además…-Miro hacia el cielo y rio traviesamente-…Es un día perfecto para nadar.
-Me asegurare de llevar ropa esta vez, no pienso perder mis cigarrillos de nuevo.

Ella rodo los ojos, luego de eso comenzó a caminar. La miro alejarse, lo hizo con una sonrisa en los labios, sonrisa que se borró al notar como todos los chicos volteaban la cabeza para mirarla. Suspiro y salió del auto con la quijada apretada. Iba a ser un día largo.




                                                           *****************


-¿Puedes dejar de hacer eso?

Wrath frunció el entrecejo y alzo la mirada de inmediato, aquella voz lo hacía reaccionar mecánicamente. Mandy estaba al empezar las gradas, vestía su ropa de deporte y pos su expresión estaba disgustada.

Sonrió, lo hizo aun cuando presentía que hacerlo le causaría un problema. Verla enojada, desesperada, frustrada o histérica siempre era entretenido. Se tornó serio al verla bufar, luego solo hizo a un lado la guitarra que había estado tocando. No sabía lo que  pasaba, pero de una cosa estaba seguro. Iba a besarla frente a todo el maldito colegio si no dejaba de hacer puchero.

-¿A qué te refieres?
-A que me…-Mandy tomo aire y cerró los ojos dramáticamente-…Me refiero a eso, a lo que estabas haciendo.
-Solo tocaba la guitarra… ¿Desde cuándo es un delito?
-Desde que lo haces al aire libre y frente a mi escuadrón.

Comprendió perfectamente las palabras al mirar hacia el costado de Amanda. Al menos 12 chicas lo miraba y vaya miradas. No pudo evitar sentirse incómodo y apartar la mirada al notar a una chica en especial. Natalie estaba ahí y literalmente se lo comía con la mirada. Aquella chica era una completa descarada, ¿Por qué diablos se había involucrado con ella?, había sido un completo estúpido. Regreso la vista a Mandy segundos después de ver como Natalie le guiñaba un ojo. Sin duda alguna estaba en aprietos.

-¿Ves lo que has causado?
-Mandy, yo…-¿Qué podía decir?, “Perdón, no tengo la culpa de ser atractivo”-…Yo solo quería verte mientras entrenabas y…
-¿Distraerme con la canción con la cual mi padre se le declaro a mi madre?...-Completo irónica. Amaba aquella canción, amaba la parte de “Solo déjate caer y bla bla bla”, amaba que Wrath la cantara, pero la sonrisa morbosa de Natalie en su cabeza arruinaba todo-….Escucha Wrath, lo aprecio enserio, amo esa canción, amo que la cantes, ¡Dios! casi morí en una de las rutinas porque resbale al escucharte….Pero no soporto que ellas te miren como si fueras un pedazo de carne.
-Oh, así que es eso…-El sonrió con picardía antes de inclinarse y susurrar-….Estas celosa.
-¿Ah?
-Sí, estas celosa.
-No estamos hablando de eso…-Mandy sabía que había enrojecido pero no le importo-…Estamos hablando del hecho de que distraes a mi equipo.
- Y de que preferirías que solo te detrajera a ti.
-¡Wrath!
-Bien, bien, me callare…-Aclaro su garganta y lucho por no echarse a reír-…Hagamos algo, vamos a mi casa después del colegio, te hare de comer y terminare la canción, solo nosotros.
El semblante de Mandy cambio al instante. No podía decirle que no, no cuando él la miraba de aquella forma tan tierna he inocente. Asintió un par de veces como respuesta, luego solo se acercó a él dispuesta a abrazarlo. Si, probablemente no podían besarse ni tomarse de las manos, pero un abrazo era simple y precavido, un abrazo era todo lo que necesitaba en ese momento. Se acercó a él en cuanto Wrath abrió los brazos, pero alguien ocupo su lugar en menos de un parpadeo. Natalie salió de la nada y para cuando pudo reaccionar ella estaba ocupando su lugar.  La sangre se le subió a la cabeza de inmediato, fue como si todo a su alrededor se borrara y solo fuera capaz de pensar en una sola cosa y eso era en asesinar a aquella chica. ¿Quién demonios se creía Natalie Dalton para interponerse en su camino?, ¿Acaso estaba loca?, ¿Sabia ella que se estaba ganando su destrucción total?. “No, probablemente no” se dijo al notar como Wrath se alejaba y a cambio aquella chiquilla le sonreía con insinuación. Pero no le importaba, estaba muerta, Natalie Dalton estaba muerta.


-Llevo tiempo sin verte Wrath… ¿Pensé que saldríamos otra vez?
-Pues supongo que pensaste mal…-Mandy respondió a las palabras antes de que él lo hiciera, luego solo se cruzó de brazos. Natalie se crispo al instante-
-Bien, esto harta…-La voz de la adolecente estaba pintada de falsedad-… ¿Cuál es tu maldito problema?
-Mi maldito problema eres tú.
-¿Y puedo saber por qué?...Dios Amanda, te comportas como su maldita madre.
-Vuelve a decir eso y te mostrare quien será la maldita…-La amenaza de Mandy fue concreta y seca-…No voy a permitir que insultes a mi familia.
-Lo siento, es solo que eres una sobreprotectora de mierd*…Actúas como si él fuera de tu propiedad y no lo es…-Un “¿Quieres apostar?” se dibujó en la sonrisa de Mandy, lo cual termino por hartar a Natalie-…Sé que eres como su prima, pero actúas como si estuvieras enamorada de él, como si fueras una maldita pedófila.

Aquello bloqueo a Amanda, lo hizo al instante. La inseguridad y el asco volvieron a azotarla, volvió a sentirse una mierd*, volvió a odiarse. Dio dos pasos hacia atrás, lo hizo instantáneamente y trato de alejarse. No podía contradecir aquellas palabras, porque eran ciertas. Era un ser despreciable, era una maldita chica trastornada, era una maldita abominación. Wrath la tomo del brazo de un momento a otro y tan solo sentir su tacto la hizo odiarse mucho más. ¿Qué mierd* les estaba haciendo a ese chico?

-Es suficiente…-Los ojos de azules de Wrath destellaron con furia-…Vete de aquí.
-Esto es increíble, no puedo creerlo….-Natalie sonrió sínicamente y parpadeo sorprendida al entender todo-…Eres una maldita pervertida.
-¡Lárgate de aquí!...-Volvió a exigir el, pero como lo esperaba su grito fue en vano-
-¿Qué es lo que pasa contigo?....Eres guapa y popular, ¿Por qué no te basta con los revolcones que tienes cada semana y nos dejas a los chicos de nuestra edad?
-Cállate…-Mandy quiso gritar pero no tenía fuerzas-…Cierra la boca.
-¿Sabes?, no te juzgaba, quiero decir…Acostarse con un chico cada semana debe de ser divertido pero, ¿Un adolecente?, ¿Enserio Mandy?.....Me pregunto si Alexander Torner lo sabía, Por qué así se llama el chico con el que te liaste la semana pasada, ¿No?....-Ella rio, lo hizo tan cruelmente. Estaba disfrutando de todo aquello-….Pero en fin, creo que debo de agradecerte…Por que supongo que gracias a tu experiencia Wrath pudo complacerme en…

Aquella mentira no se completó y todo gracias a Mandy. No pudo contenerse, no pudo siquiera pensar en las consecuencias, aquellas últimas palabras habían matado la vergüenza y el asco hacia sí misma, habían mato todo a excepción de la ira. Se lanzó contra aquella chiquilla, lo hizo hasta dejarla en el suelo, luego de eso solo golpeo una y otra vez. Era consciente de lo que estaba haciendo y sabía que estaba mal por mil razones distintas, pero no podía parar, ni siquiera le importaba el hecho de que Natalie estuviera golpeando al igual, lo único que deseaba era acabar con ella.

Peleo, no paro por ningún motivo, ni siquiera al sentir los brazos de Wrath en su cintura. La vista volvió a ella en cuanto estuvo de pie. El grupo de porristas estaba alrededor de una Natalie desecha y un poco ensangrentada, todas estaban muertas de miedo y parloteaban sin cesar. No había vuelta atrás, había elegido aquello así que iba a afrontarlo. Se separó de Wrath suavemente y camino hacia donde su “victima” se encontraba. Todos se dispersaron al instante dejando completamente desprotegida a la pequeña chiquilla imprudente. Sonrió, nadie la apreciaba tanto como para protegerla.

-Espero que con esto te quede claro que estas fuera del equipo.
-Esto no se quedara así…-Natalie se puso de pie y la encaro sin miedo-…Voy a demostrarle a todos lo trastornada que estas….Voy a asegurarme de que todos sepan que eres una pedófila de mierd*
-Has lo que tengas que hacer, después de todo no estoy en contra de la verdad.

Se alejó, lo hizo con sus últimas palabras en la cabeza. Era cierto, no tenía miedo, no le temía a la verdad y la verdad en aquel momento era esa. Era una pervertida, era una chica asquerosa que había mantenido sus demonios en secreto mucho tiempo, era momento de que todo el mundo supiera la verdad, era momento de recibir lo que merecía.

Llego a las regaderas después de un trastrabillar por todo el campo de futbol. Ya ahí simplemente se encerró en uno de los cubículos y comenzó a abrir los grifos laterales he inferiores. Los chorros de agua fría la impactaron instantáneamente, había demasiada agua aunque no la suficiente para morir ahogada lo cual lamento. Se quedó ahí un tiempo, simplemente de pie, recibiendo el impacto frio del agua, fue ahí cuando las imágenes comenzaron a ir un poco más lento en su interior. Vio el rostro asustado de Natalie, vio como residía cada golpe que le propinaba, oyó los quejidos y volvió a sentir su contraataque. Cerró los ojos con fuerza y jaloneo con desesperación su playera empapada antes de dejarse caer y abrazar sus piernas. ¿Qué demonios había hecho?

-¿Mandy?, ¿Estás ahí?

La voz de Wrath solo la hizo sentir mucho peor. El había estado ahí, el había presenciado su maldito comportamiento. ¿Cómo iba a verlo a la cara después de eso?, ¿Cómo iba a convencerse a si misma que era buena para él?

-Vete…-Logro decir. La puerta del cubículo se estremeció-…Vete Wrath.
-Abre, por favor.
-Solo vete.
-Con una mierd* Amanda… ¡Abre!

No lo hizo, se dedicó a ignorarlo esperando que aquello funcionara y lo hiciera alejarse, pero paso todo lo contrario. Se oyó un estruendo con ello la puerta se abrió con brusquedad. El entro con rapidez sim importarle que su ropa se mojara, al encontrarla en el piso la emitió y se hinco. Mandy escondió mucho más su rostro entre las piernas. No podía soportar siquiera mirarlo.

-Mandy…
-Es la regadera de chicas…-La voz salió extraña debido a la cantidad de agua en su rostro-…Te meterás en problemas.
-No me importa.
-Y te estas empapando.
-Sabes que nada de lo que digas me hará irme de aquí…-Wrath le acaricio con suavidad sabía que lo que había pasado era delicado-… Necesito saber que estas bien, que estamos bien.
-¿Bien?...-Rio un poco, era algo irónico-…Golpeé a una chica, a una chica menor que yo…Perdí mi auto control… ¡Lo perdí!
-Ella se lo busco, ella…
-¡Ella no hizo más que decir la verdad!
-No, lo hizo y lo sabes…Deja de pensar en eso.
-Creo que es momento abrir los ojos y darnos cuenta de la verdad….-Mandy se atrevió a alzar el rostro, al ver la expresión asustada que él tenía su corazón se encogió mucho más-…Esto no es bueno, no es sano…No soy buena para ti.
-¡Y una mierda!...-Espeto frunciendo los labios-…No comiences de nuevo con esto Amanda, no otra vez… ¡Dios, no llevamos ni un put* día!
-Y es mejor así.
-¡Basta!....-El no pudo evitarlo la tomo de las mejillas bruscamente y la obligo a mirarlo-… ¡Deja de ser tan débil!, deja de doblegarte frente a las personas…..Tienes que superar esto, tienes que volver a ser tu… ¿Tienes idea de quién provienes?, ¿Quiénes son tu padres?...Ellos no se hubieran dejado vencer, ellos son fuertes, valientes, justo igual que tu….Puedes hacerlo, solo tienes que creer en ti y dejar de escuchar la mierd* que dicen las personas….Solo tienes que concentrarte en las personas que te aman…Yo te amo.
-Yo también… ¡Joder* yo también te amo!

Mandy grito y golpeo los azulejos del suelo con frustración antes de comenzar a llorar. Era inevitable luchar contra lo que sentía, pero al igual era insoportable luchar contra aquella voz que le decía que no era suficiente. Lloro un tiempo, lo hizo hasta que escucho como los grifos se cerraban y el agua acabo. Los brazos de Wrath la rodearon momentos después y no hizo nada para evitarlo, sentir su tacto en momentos como ese era como estar en el cielo y bajar al infierno en intervalos de tiempo. Era una maldita desquiciada.

-Quiero ir a casa…-Pidió aun entre lloriqueos. El la sostuvo con mucha más fuerza y suspiro-...Necesito a mi madre, necesito mi medicamento.
-Está bien, está bien…-Wrath el tomo en brazos y se irguió con sumo cuidado. Era la primera vez que ella mencionaba que ingería medicamentos, tenía que averiguar cosas sobre ello-…Te llevare a casa y me quedare contigo, ¿entiendes?...Resolveremos esto Mandy, ya verás.



************


-Esto debe de ser una broma.

Dest mascullo las palabras segundos después de entrar al gimnasio.

La instalación estaba llena, algunas porristas parloteaban en una esquina y el equipo de futbol practicaba en otra pero sin duda alguna lo que más le llamaba la atención era la imagen de Drew con su nueva “estudiante. Sara Smith estaba recostada sobre una colchoneta y él, él la tomaba de las piernas para que pudiera hacer un par de flexiones. El calor subió inesperadamente por su cuerpo, pero no era la clase de calor al que estaba acostumbrada. Las olas ardientes eran densas y la hacían querer lanzarse sobre aquella chica aunque fuera inofensiva y dos años menor.

Camino hacia las gradas y se dejó car sobre una de ellas con una sola idea en la cabeza. Era patética, completamente patética. No tenía derecho de enfadarse, no tenía derecho a nada. Ambos seguían sin ser absolutamente nada, no habían hablado sobre el tema y dadas las situaciones no lo harían nunca. Tenía que acostumbrarse a verlo como el posible padre de su posible hijo, después de todo lo más probable era que él pesara lo mismo de ella. Suspiro entrecortadamente y se dijo que había sido una mala idea pasar por el antes de que se terminaran las clases, lo único que había logrado era que la invadiera el mal humor. Lo mejor era irse y esperarlo en la camioneta tal vez con eso su humor se estabilizaría y…

 -Hola Dest.

Robert estaba en su campo de visión al levantar la vista, sudaba y llevaba el torso desnudo. Aún era doloroso verlo y no porque lo extrañara si no porque no podía dejar de sentirse una maldita perr* infeliz y traicionera, había jugado con él y sus sentimientos, lo había dejado sin una buena excusa y aun así él era capaz de saludarla con una sonrisa. Forzadamente le devolvió la sonrisa y suspiro con cansancio, el día se ponía mucho mejor.

-Hola Robert.
-Me alegra verte, ha pasado tiempo desde la última vez…-Se sentó junto a ella y la rozo suavemente con su brazo. Dest sintió asco lo cual era extraño ya que tiempo atrás habría matado por eso-…Te ves diferente.
-Estoy bien…-”Si claro”, pensó-…Solo es el cansancio.
-¿Segura?, tienes ojeras…-Le toco el rostro con las yemas de los dedos, lo cual la dejo helada-…Y estas más delgada.
-Supongo que es una etapa.
-Eso creo….-Paso un tiempo para que Robert pudiera hablar de nuevo-… ¿Iras a la fiesta en mi casa mañana?
-¿Fiesta?...-El nerviosismo le invadió la voz, él estaba cada vez más cerca-… ¿Qué fiesta?
-Mañana es cuatro de julio….Irías conmigo, ¿Recuerdas?
-Oh…-No, no lo recordaba-…Lo siento Rob, no creo que sea correcto.
-Por favor…-Rogó tomándola de la mano-…Lo prometiste, solo será una noche….Te he extrañado.
-Robert…
-Solo di si, dame una oportunidad, por favor solo…

-Ella ya tiene planes…Planes conmigo.

“Oh mierd*”, fue lo único que pudo pensar Dest antes de pararse de un salto he interponerse entre ambos. Drew había parecido de un momento a otro y no se miraba feliz, su clásica mirada oscura estaba ahí y las venas de su cuello se miraban a punto de estallar. ¿Por qué pasaban aquellas cosas cuando menos se lo esperaba?. La tensión aumento en cuanto Robert se irguió al igual, las cosas no iban a salir muy bien de seguir así.

-¿Sabes amigo?...-Robert volvió a ponerse su máscara insolente y sonrió-…Tienes la mala costumbre de querer decidir por ella.
-Bueno, ese no es tu problema…-Contesto Drew interponiéndose entre Dest y dejándola a su espalda-… ¿Por qué no aceptas que te boto y sigues con tu vida?
-Drew, basta.
-¿Por qué no aceptas tu que no te pertenece-….-Las palabras de Dest fueron ignoradas por Robert. La sangre le hervía-….Yo aceptare el rechazo cuando tu aceptes que ella no es tuya.


Drew se quedó paralizado un tiempo, pero como Dest lo presentía eso no duro mucho. Lanzo un chillido al ver como el chico que amaba se lanzaba sobre Robert y lo tomaba del cuello. Aquello era inexcusable, no importaba cuanto odiaba una persona a alguien, tratar de asesinarlo nunca era una opción.

-¡Basta!...-Se interpuso nuevamente entre ambos y con una fuerza inesperada logro separarlos-…¡Esto es estúpido!
-No, lo estúpido es que soportes su maldita compañía…-Robert hablo entre jadeos-…Es un desquiciado Dest, ¡Te dañara tarde o temprano!
-¡Te dañare a ti si no cierras la put* boca!...-La amenaza de Drew fue concreta sin ningún titubeo-…Y lo hare al igual si no te alejas de ella…Te lo advierto.

Destiny abrió la boca dispuesta a hablar, pero de un momento se vio a si misma siendo arrastrada con brusquedad. Peleo y forcejeó contra el brazo de Drew, pero él era más fuerte, siempre lo seria.

La bochornosa escena paro en cuanto entraron a los vestidores del gimnasio. Sobo su brazo con suavidad en cuanto el comenzó a maldecir y a golpear algunas cosas. Era un tanto intimidante verlo no podía negarlo. Tenía tanta fuerza y muy poco auto control. Robert tenia de cierta forma razón, Drew podía dañarla, tal vez no consiente mente pero si en un momento como ese en el cual su razón estaba consumida por la ira.

-Drew basta, vas a hacerte daño.

 El obedeció, se detuvo pero aun así maldijo unas cuantas veces más, luego de eso solo la miro y camino con hacia ella con decisión. Dest titubeo incluso retrocedió dos pasos, pero no le importo, lo único que quería en ese momento era borrar todo tacto que Robert había dejado en ella.

Lo había visto, había presenciado el momento en el que aquel hijo de put* le acariciaba el rostro y la tomaba de las manos. ¿Cómo podía controlarse con eso en la cabeza?, si probablemente era un exagerado de mierd* pero no podía evitarlo. Aquel imbécil no podía volver a tocarla de ningún maldito modo, ella era suya, lo era y estaba harto de aparentar lo contrario.

Aun con su mente rabiando la acorralo contra la pared y le sostuvo el rostro con brusquedad para poder besarla. Lo hizo, la beso, pero fue diferente, había castigo en aquel beso, castigo y reclamación. Ella intento apartarlo al principio pero al final cedió, lo cual hizo que sellara su boca con mucha más necesidad. Cuando se apartó y la miro se estremeció de pies a cabeza. La seriedad y lo que parecía ser humillación estaban plasmadas en las hermosas facciones de Dest, ella no lo miraba, ni siquiera lo tocaba. ¿Qué había hecho mal?

-Dest que…
-Sé que estas enfadado…-Se limpió los labios con un sutil movimiento de su mano y lo miro a los ojos-…Sé que no puedes pensar en este momento….Pero aun así no pienso permitir que vuelvas a besarme de ese modo, nunca ¿entiendes?....-El alma de Drew dio una sacudida.-…No soy un objeto que puedas reclamar, no puedes tratarme así….¡No soy una de las put** con las cuales has estado!...Sé que no me amas y aun dudo en que me quieras, pero creo que merezco un beso con mucho más que odio y castigo….Creo que es mejor que te espere en el auto.


Se fue, salió de los vestidores con la frente en alto, dejando a Drew completamente horrorizado. Ella tenía razón, ¿Qué era lo que había hecho?. Los ojos se le llenaron de lágrimas y la rabia volvió a invadirle la garganta. La había humillado, la había hecho pagar por algo de lo que no era culpable, la había hecho alejarse.

-------------------------------------------------------------------------------------

Esta vez no tarde mucho :3

Chicas, en otras noticias creo que es momento de informarles que mi blog definitivamente esta pasando por momento difíciles. Investigue el problema y descubrí que los capítulos no se actualizan por que la memoria de mi blogger esta sobre cargada. Trate de arreglarlo pero no dio resultado así que solo quedaban dos opciones. La primera hacer otro blog. La segunda, cancelar la novela. No voy a seguir ninguna de ellas, no puedo hacerlo, este blog ha sido mio desde hace casi 4 años, no pienso deshacerme de él.

Así que seguiré subiendo los capítulos aquí, pero como los dije tendrán que ser pacientes y entrar constantemente para verificar si he actualizarlo o no, al igual les pido que si conocen a alguien que lee mi novela les informen el problema. No todos tienen Twitter y no quiero que piensen que he dejado esto, por que no voy a hacerlo, no al menos hasta terminar "Im Your Destiny"

Se que es frustrante, para mi también lo es pero espero que puedan comprender.

Bien, creo que eso es todo.
Muchas gracias por leer y comentar, en verdad son mi motivación para seguir escribiendo.


Ps: Todo dará un giro en el próximo cap. 
Ps de la Ps: Imagínense a Drew como el chico de la foto de su izquierda. :).... Jajaj. 




12 comentarios:

  1. tu nos quieres hacer sufrir!!!! a ese tipo yo si le doy y no son consejos jajajajaja ...
    buu! no! continua :3 este si aparecio en el inicio y siempre entro para ver si publicaste... gracias por no tardar esta vez :3 espero mas!!!

    ResponderEliminar
  2. NOOOO LA DEJASTE JUSTO EN LA MEJOR PARTE MAS COMPLICADA SON LAS RELACIONES EN ESTA NOVELA MI CONSEJO ES QUE HAGAN EL AMOR Y NO LA GUERRA.
    QUE BUENO QUE SUBISTE Y GRACIAS POR LA ACLARACION ESTERE REVISANDO TU BLOG CONTINUAMENTE. Y POR CIERTO EL DREW DE LA IMAGEN ES MUCHISIMO MEJOR QUE EL DE MI IMAGINACION DIVINO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  3. nooooooo...tenias que dejarlo ahiiiii..!! asshhh...no quiero que dest y drew se peleen noooo quiero amoooorr entre ellosss.siiii continuala prontoooo

    ResponderEliminar
  4. Quiero estudiar y veo que subes capi...

    ResponderEliminar
  5. no demores en subir. Un capítulo Niley :( Extraño eso

    ResponderEliminar
  6. Si un acapitulo niley.....

    ResponderEliminar
  7. Que estén juntos por favor. No es mucho pedir

    ResponderEliminar
  8. Hola =) lo que pasa es que en home aparece que subiste un nuevo capi, pero entro a tu blog y esta en el mismo cap 22, ahora no sé si el blog no me muestra lo que subiste o es un error y sigue en el 22 ¿me responderías?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue siendo el 22, al parecer Blogger sigue fallando u.u

      Eliminar
  9. Me encantaria una reunion de Miley, Nick, Selena, Justin,Demi y Joe con sus hijossss..!! ahhhh...jajaja...creo que Joe y Demi ya estan olvidados..pero seria genial..Dest y Drew tienen que estar juntos YAAAAA...y como q estan picarones ambos..pues que ya etngan su momento pero esta vez super romantico..CONTINUALA PRONTOO :)

    ResponderEliminar
  10. MARATON!!!! bueno si quieres :D pero publica porfavor te lo suplico! :(

    ResponderEliminar